Publicaciones / General

Revalindado titulos - Legisladores confirman su calidad de infames traidores a la Patria

Revalindado titulos - Legisladores confirman su calidad de infames traidores a la Patria

Revalindado titulos - Legisladores confirman su calidad de infames traidores a la Patria


Reedicion Editorial APROPOBA del 27 de agosto de 2009, que consideramos apropiado recordar cuando nuevamente se advierten posibilidades de repetirse la figura de "Infames traidores a la Patria"


REVALIDANDO TITULOS – LEGISLADORES CONFIRMAN SU CALIDAD DE INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA.

 La noticia no es nueva por lo repetida, pero vista la alharaca mediática previa al tratamiento de la extensión de la delegación de facultades por parte del poder legislativo al ejecutivo, resulta necesario recordar que nuevamente la mayoría de nuestros legisladores, o sea muchos de quienes tienen el deber y compromiso de representarnos no solo con el mandato de legislar sino también de amparar nuestro derechos y vigilar para que los restantes poderes no los avasallen, alegremente, incluso festejando, reniegan de esta obligación pisoteando los enunciados de nuestra Constitución Nacional.

 Sin duda quienes votaron por la continuidad de esa delegación bien resultan merecedores de la tajante calificación que en su artículo 29 establece nuestra Ley Madre para quienes formulen, consientan o firmen lo que claramente nuestra constitución prohíbe, aunque la gran mayoría de los medios, personajes o comentaristas que se explayan sobre el tema eviten cuidadosamente hacer mención a una definición tan explícita.

 Claro está también que los “representantes del pueblo” actuaron de esa forma en la seguridad que les brinda una impunidad garante de que la pena prevista en el mismo artículo de la Carta Magna, a “los infames traidores a la patria” no les alcanzará en forma ni tiempo alguno.

 Lo que no parece estar tan claro es la actitud pasiva, tanto en éste, como en otros casos de evidente anticonstitucionalidad, del resto de los legisladores integrantes de nuestra Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Nación, que después del voto en negativo parecen perder en la generalidad de los casos el impulso necesario para reaccionar frente a tan graves arbitrariedades contrarias a nuestro derecho de fondo.

 Salvo alguna excepción que podría contarse con menos de la mitad de los dedos de una mano, nuestro centenar de diputados “opositores”, parece haber agotado sus recursos luego del voto negativo en la sesión respectiva, haciéndose sospechosos de que por haber incurrido en lo personal, o por el partido que representan en similares aprobaciones en otrora circunstancia, acarrean culpas suficientes como para no levantar demasiado la voz a riesgo de que alguien desempolve antiguos archivos guardando respetuoso silencio, mas allá de algún esporádico y efímero reclamo, en lugar de inundar los estrados judiciales de todo el país demandando comprometidamente la anticonstitucionalidad de lo votado, en la posibilidad de encontrar algún magistrado suficientemente independiente para llevarla adelante.

 Pero no solo “nuestros” representantes nacionales carecen del valor cívico y político para comprometerse frente a los ciudadanos mas allá del discurso político de circunstancias, en la provincia de Buenos Aires, iguales ejemplos encontramos a legisladores que han dado claro ejemplo de lo poco que le importan los enunciados constitucionales, como bien sabemos los policías de este distrito, que desde hace mucho tiempo y año a año, vemos como nuevamente la mayoría vota la continuidad de la anticonstitucional “ley de prescindibilidad”, y la llamada oposición tranquiliza su conciencia con el voto negativo que de poco o nada ayuda a quienes ven violado sus derechos mas elementales.

 Sin embargo como ciudadanos ansiosos de ver reflejados en la realidad todos y cada uno de los derechos que se encuentran insertos en nuestra Constitución Nacional, continuaremos denunciando mientras nos queden fuerzas a quienes los violan, esperando, quizás ingenuamente que sean una realidad palpable la nulidad insanable de estos actos y la responsabilidad de quienes los posibiliten para que les alcance la “pena de los INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA, entretanto solo se tratará de revalidar sus títulos.

 APROPOBA, 17 de agosto de 2009.

    MIGUEL ANGEL REYNOSO

            Secretario General


CONSTITUCIÓN NACIONAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA:

Articulo 29o.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder publico, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetaran a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria.