Publicaciones / General

Nota de reclamo por suplementos en los haberes

Nota de reclamo por suplementos en los haberes

Nota de reclamo por suplementos en los haberes

A los fines del conocimiento de nuestros camaradas publicamos a continuacion texto de la nota que ya han comenzado a cursar camaradas en actividad solicitando la  correcta liquidacion de suplementos existentes en los haberes, que de no ser respondida originara un pedido de pronto despacho y de continuar la situacion la iniciacion del correspondiente reclamo judicial.


 Al Sr. Jefe de Dependencia:

Me dirijo al Sr. Jefe, en uso de las facultades conferidas por el art. 10 del Dcto-Ley 7647/70, a los fines tenga a bien elevar el presente reclamo salarial por ante quien corresponda, conforme a los antecedentes de hecho y derecho que seguidamente paso a exponer.

El “substractum” de esta presentación es solicitar que se liquide correctamente el suplemento establecido en el artículo 66 del Dcto. Reglamentario de la Ley 13.982 (del Personal Policial) y se reconozcan e incorporen a mi haber mensual básico las sumas de dinero devengadas y no percibidas, establecidas por los Decretos y/o Resoluciones Ministeriales que reglamentan los ítems 0041, 0059 y 0128 (Dcto. 1650/2004, Dcto. 1014/1997, y sus mod. etc.), que figuran en el recibo de sueldo como bonificaciones, en tanto que dichas normas resultan violatorias de preceptos constitucionales, tratados de internacionales con jerarquía constitucional, leyes nacionales, requiriendo a su vez, el reconocimiento de mi derecho para que se proceda al pago mensual de mis haberes en su totalidad.- 

La ley 13.982, establece en sus arts. 27 y 29 las diferentes categorías de oficiales con sus respectivo subescalafones.

El art. 27 reza: “De acuerdo a las funciones específicas que deba desempeñar el personal policial, el Escalafón de Oficiales estará dividido en los siguientes Subescalafones: Oficiales del Subescalafón General; Oficiales del Subescalafón Comando; Oficiales Profesionales; Oficiales Administrativos; Oficiales Técnicos; Servicios Generales; Personal de Emergencias Telefónicas 911; Personal Civil”.

Y en su art. 29 nos dice: “De conformidad con su jerarquía de revista, el personal de los cuadros de los distintos Subescalafones y personal de alumnos, comprendido en la presente Ley, será dividido en los siguientes grados: a) Personal Subescalafón Comando: 1) Oficiales de Conducción Comisario General Comisario Mayor 2) Oficiales de Supervisión Comisario Inspector 3) Oficiales Jefes Comisario Subcomisario 4) Oficiales Subalternos Oficial Principal Oficial Inspector Oficial Subinspector Oficial Ayudante Oficial Subayudante b) Personal Subescalafón General 1) Oficiales Superiores Mayor Capitán Teniente 1º 2) Oficiales Subalternos Teniente Subteniente Sargento Oficial 3) Personal de Cadetes”.

Es decir que la ley hace una clara distinción entre los diferentes oficiales que componen la fuerza, asignándoles tareas, funciones y responsabilidades de diversa naturaleza. -

Esta distinción es clave para entender el reclamo impetrado por éste suscripto, porque de allí se derivan una serie de irregularidades en el cobro de los haberes, que me ocasionan gran perjuicio económico.-

El art. 45 de la ley 13.982 determina las retribuciones y compensaciones a las que tiene derecho el personal policial, y en este caso me voy a detener en aquellas previstas en el inciso 5) que son, por título: a) secundario o equivalente, b) terciario y c) universitario.

Dichas retribuciones se encuentran reglamentadas en los arts. 66 y s.s. del Dcto. Reglamentario 1050/09, donde se puede vislumbrar el perjuicio que dicha reglamentación produce. Dicha norma establece que el titulo secundario será igual al 5% del sueldo básico de un Oficial de Policía y el título Universitario se liquidará al 30% del sueldo básico de un Oficial de Policía.

De una simple lectura del articulado se advierte como la reglamentación establece las retribuciones y suplementos para todos los oficiales de policiales, sin observar las diferentes categorías y subescalafones que la propia ley 13.982 nos determina.

Es decir que, en mi caso particular, los suplementos por Título Terciario y Secundario, se me liquidan todos los meses en relación un salario ajeno a mi jerarquía, subescalafon y especialidad, y por ende claramente inferior.

Asimismo, conforme surge de mi recibo de sueldo, las bonificaciones identificadas como 0041, 0059 y 0128, descriptas como no remunerativos o no bonificables, resultan ser percibidas en forma normal, habitual y permanente, tal como se pueden acreditar con los recibos de sueldo del suscripto, por lo cual revisten carácter integrante de la remuneración salarial, de carácter alimentario y como tal digna de toda protección y tutela judicial efectiva (art. 15 de la Const. De ña Pcia. de Buenos Aires, art. 14 bis de la Const. Nacional, 6 y 7 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, SCBA causas B. 55.798 “Di Paolo”, sent. Del 18/8/1998 y B. 56.727 “Blasetti”, sent. del 3/9/1998”.)

A modo descriptivo, al ítem 0041 se lo describe como una BONIFICACIÓN REMUNERATIVA NO BONIFICABLE, no formando parte del salario básico. El ítem 0059, se lo describe como BONIFICACION NO REMUNERATIVA NO BONIFICABLE por incentivo policial, esto significa que no solo no es parte del sueldo básico, sino que tampoco posee los descuentos de ley jubilatorios. En el caso del ítem 0128, BONIFICACION REMUNERATIVA NO BONIFICABLE, que tampoco forma parte del salario básico.

De lo expuesto se puede colegir que los ítems mencionados, al ser importes que se perciben en forma normal, habitual y permanente, deberían ser parte integrante del salario básico, y al no figurar de ese modo, se está en presencia de sumas de dinero que el Empleador abona en “negro”.

Como consecuencia de no estar dichas sumas incluidas en el salario básico, el resto de los suplementos como lo son la antigüedad y SAC, se encuentran mal liquidados, generándose un crédito a mi favor.

Dichas bonificaciones definitivamente se encuentran incorporadas al sueldo del personal en actividad. Se debe prescindir de la denominación dogmática atribuida al suplemento y, en función de sus caracteres (habitualidad, periodicidad y generalidad), reconocerse su verdadera naturaleza remunerativa.

Así lo ha entendido nuestra S.C.B.A. en diversas causas que versan en la materia; Fallo B. 60.279 “TERZAGHI NESTOR ROBERTO C/ CAJA DE JUBILACIONES, RETIROS Y PENSIONES DE LA POLICIA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES”, Fallo B. 60.715 “NOCETTI”, B. 61.217 “INSINGER”, etc.

Y no sólo lo ha expresado la S.C.B.A., sino que también la C.S.J.N. ha compartido el mismo criterio en un fallo reciente, causa “BOSSO FABIAN GONZALO C/ EN – M° SEGURIDAD – PFA S/

PERSONAL MILITAR Y CIVIL DE LAS FFAA Y DE SEG”, del 24/9/19, causa CAF 73977/2014/CS1-CA1. Allí se estableció que una asignación reviste carácter general cuando es otorgada al personal en actividad sin que se presente una situación de hecho particular. Esa determinación puede surgir de la propia norma de creación del suplemento en cuestión o bien de la forma en que se liquida entre el personal en actividad.

El salario en todas sus formas goza de la protección del art. 14 bis de la Constitución Nacional, que en su parte pertinente establece que cada trabajador tiene derecho a una retribución justa.

La Constitución de la Pcia. de Buenos Aires en su artículo 39 va más allá con la protección del salario, porque además de establecer una retribución justa, pone en cabeza de la misma Provincia el deber de fiscalizar el cumplimiento de las obligaciones del empleador y de ejercer en forma indelegable el poder de policía en materia laboral.

Asimismo, la Ley 13.236, de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones, en su artículo 26 determina la pauta general salarial y que rubros integran el concepto de retribución o asignación. En su 2da parte reza: “…A los fines de esta Ley se entenderá por remuneración, la retribución mensual fijada en la normativa salarial vigente por todo concepto para cada escalafón, incluidos los suplementos, bonificaciones, adicionales, servicios de extensión profesional, que tengan el carácter de regulares y habituales y sobre los cuales se hagan aportes previsionales, excepto las asignaciones familiares”.

Reitero, más allá de la calificación formal otorgada por la norma de creación, las bonificaciones bajo análisis no son extraordinarias, sino que exhiben el carácter de habitual y regular, por lo que se debe reconocer mi derecho al incremento de mi remuneración.

El mismo fue criterio fue esbozado en un fallo reciente por el máximo tribunal de justicia del país. La C.S.J.N en la causa “BOSSO, FABIAN GONZALO C/ EN – M° SEGURIDAD – PFA S/ PERSONAL MILITAR Y CIVIL DE LAS FFAA Y DE SEG.”, determinó que las asignaciones creadas por el Dcto. 2140/2013, a las que se les asignó carácter remunerativo y no bonificable, deben considerarse como acordadas en concepto de sueldo. Que las remuneraciones concedidas por el Decreto 2140/2013 no son sumas meramente accesorias o adicionales. La magnitud de las remuneraciones concedidas ha sido considerada como relevante para determinar que dichos suplementos constituyen parte del sueldo.

No solo el Poder Judicial a lo largo de innumerables fallos han reconocido la forma errónea de cómo se liquidan los salarios a las fuerzas de seguridad, tanto nacionales como provinciales, sino que también el Poder Ejecutivo, recientemente a través del Presidente Alberto Fernández, han reconocido expresamente dicha situación (https://www.ambito.com/politica/alberto-fernandez/gobierno-anuncio-ordenamiento-salarial-las-ffaa-esperan-blanquear-items-2250-millones-mes-n5119158).

Es por todo lo expuesto, que se formula el presente reclamo solicitando a Ud. que se dé curso al presente por ante quien corresponda.

                                                                                 Firma