Publicaciones / Editoriales

Y lo hicieron nuevamente...

Y lo hicieron nuevamente...

Y lo hicieron nuevamente...

Editorial APROPOBA 29-4-20

Y lo hicieron nuevamente ........


 Quienes, como es mi caso, peinamos algunas canas de la ya escasa cabellera y conservamos medianamente estable la memoria, no podemos asombrarnos de que lo que ocurre en estos días con la liberación de presos a disposición de la justicia, sin los recaudos legales necesarios ni las consideraciones lógicas a tener en cuenta con la lógica preocupación social.- 

 Hoy desde algunos medios y en principio un poco tímidamente se han comenzado a difundir reclamos de distintos sectores y especialmente de los compuestos por familiares y víctimas del accionar delictivo de los ahora liberados, más algún político aislado, por las numerosas libertades y de los que se descuenta los acompañaran en días mas.-

 Pero, como siempre hay un pero, al parecer nadie recuerda o se ha enterado que un gobierno del mismo signo político del presente lo hizo hace ya unos cuantos años cuando en el aniversario patrio del 25 de mayo del año 1973, sin indulto ni amnistía, cientos de delincuentes terroristas sometidos a la justicia y alojados en penales del estado, autores de aberrantes atentados, con utilización de todo tipo de armas, mediante colocación de bombas y otros medios por el estilo, asesinos de cualquier persona que se interpusiera en su camino o circunstancialmente pasara por el lugar, civiles, militares, policias, jueces, empresarios, vecinos, adultos o niños, acompañados de otra gran cantidad de otros presos que podríamos denominar comunes, entre los que recuerdo especialmente al ladrón y múltiple asesino Robledo Puch, con el solo accionar de la violencia intimidatoria amparada por la presidencia de Hector Campora, a la que inútilmente intentaron resistir camaradas del Servicio Penitenciario, también originariamente y casualmente en el Penal de Devoto, ganaron la calle para continuar en su ataque a la sociedad argentina, sin mencionar la obtención posterior por parte de los que sobrevivieron o de sus familiares cuando cayeron en la lucha de importantes cargos de gobierno y jugosas compensaciones dejándonos la herencia de su descendencia que en muchos casos siguió el equivocado camino de considerar que la democracia de un país se debe basar en la muerte, la mutilación o simplemente la destrucción de quien se cruce.-

 Ahora no existiendo dentro de los penales detenidos terroristas, la carta se jugo en amparo de los imputados de corrupción especialmente y secundariamente de cualquier delincuente mas o menos peligroso, otorgándose, otra vez con el aval presidencial, libertades sin la mínima garantía de respeto hacia las normas que reglamentan estos beneficios, que como sabemos deberían tener carácter excepcional y nunca general.-

 Tampoco se hace mención una circunstancia mas que evidente cuando se habla del hacinamiento en las unidades penales por la cantidad de detenidos, que pone sobre la mesa lo que nadie quiere ver: a) Si hay muchos presos sin condena es porque el Poder Judicial no dicta en tiempo y forma una sentencia, y b) Como los presos no se han presentado solos en las cárceles ni ante la justicia es deducible que EL TRABAJO POLICIAL ES AL MENOS INTENSO Y PRODUCTIVO, de lo contrario no habría presos que soltar.-

 Por último, muy pocos tambien advierten que agregado que al peligro de tanto delincuentes en las calles que, como es lógico preocupa a la ciudadanía, también se ha arrojado a la basura miles y miles de horas de trabajo policial, de riesgo del personal para concretar su tarea y del desanimo que como es lógico afectara a nuestros camaradas en actividad al ver como se va por la cloaca tanto trabajo y sacrificio.-

 Ya no resulta necesario reiterar como poco a poco nuestro sistema de gobierno del cual llegamos a sentirnos orgullosos al compararlo con otros, dividido en tres poderes independientes y con facultades de controlador de los dos restantes, se ha visto reducido solamente a uno, o mejor dicho medio, el Ejecutivo, con tendencias a volcarse a un unicato personal direccionado, mientras el Legislativo y el Judicial, siguen gozando de vacaciones muy bien remuneradas en la tranquilidad de sus casas o donde fuere, sin que les asome el mínimo atisbo de vergüenza.

 Nunca mas oportunas la que según dice la historia fueran las últimas palabras de nuestro incuestionable procer Manuel Belgrano: “Ay Patria mía ……”

 APROPOBA, 29 de abril de 2020.

                                            MIGUEL ANGEL REYNOSO

             Secretario General