Publicaciones / Editoriales

Otro tiro para el lado de la justicia en el orden nacional; y la provincia de Buenos Aires para cuando?

Otro tiro para el lado de la justicia en el orden nacional; y la provincia de Buenos Aires para cuando?

Otro tiro para el lado de la justicia en el orden nacional; y la provincia de Buenos Aires para cuando?

OTRO TIRO PARA EL LADO DE LA JUSTICIA EN EL ORDEN NACIONAL; Y LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES PARA CUANDO?

Los medios de información de la fecha nos han traído una excelente noticia por su apego a la reparación de una injusticia, una injusticia cometida por la administración anterior a la presente que significó la pérdida de la carrera a muchos militares por el solo hecho de estar relacionados familiarmente con algún integrante de la dictadura militar pasada al negársele el ascenso que les correspondía reparándose el agravio mediante la actualización de sus haberes.-

Sin embargo hechos extremadamente mas graves ocurrieron hace ya unos cuantos años en la provincia de Buenos Aires con respecto a los empleados policiales de esa administración cuando durante la gobernación del mal recordado Dr. Eduardo Duhalde éste puso en marcha su nefastas reformas policial y judicial, la primera precisamente que dejó sin derecho algunos a miles de trabajadores policiales, con el agravante que todo conto con el apoyo de los legisladores integrantes de ambas cámaras del Poder Legislativo provincial que pese a ocupar el cargo de representantes del pueblo, de ese mismo pueblo que también es integrado por los policías, los cuales, en concordancia y abrazados y sin importar las bases de los partidos políticos a los que pertenecían, defecaron al unísono y sonrientes sobre los derechos amparados por la Constitución Nacional, la de la propia provincia y todas las leyes habidas y por haber que regulaban la institución policial.-

Derechos básicos como la estabilidad en el cargo, la defensa en juicio, conocer las supuestas causas por los cuales fueron removidos de sus cargos y perdieron su carrera, no observar la necesaria investigación judicial y administrativa para la confirmación o no de las supuestas irregularidades con la posibilidad de un resultado conforme a derecho hizo que miles de policías sufrieran las consecuencias y perdieran sus carreras en algunos casos solamente por la jerarquía que ostentaban en ese momento y la mayoría sin conocer siquiera el motivo por el cual se lo castigaban.-

Hace poco un funcionario nacional y con relación mi comentario al respecto me preguntó, creo inocentemente, si por esos hechos habíamos recurrido a la justicia, lo que por supuesto me hizo sonreír con tristeza, ¿de que justicia podemos estar hablando, si cuando todo esto mencionado anteriormente era de estado público y de grandes titulares en los medios informativos, NI UNO SOLO DE LOS JUECES, FISCALES O DEFENSORES de esos momentos dio inicio a causa alguna ni se interesó para nada?.- Hablamos de delitos concretos a la vista y cometidos por funcionarios públicos.-

Quizás no debamos perder las esperanzas de que algún día la justicia también se haga presente en la provincia de Buenos Aires y al menos se obtenga el reconocimiento público de que todo fue una gran injusticia para tapar otras cuestiones, fomentar una carrera política en decadencia y demás razones por demás oscuras.-

En su momento nuestro camarada GUILLERMO BRITOS, en oportunidad de ocupar la banca de diputado en nuestra legislatura tenía en mente algún proyecto para reparar aunque sea en lo que respecta al buen nombre y honor de todos los que nos vimos perjudicados, pero lamentablemente el cambio en su carrera política nos dejó sin ese resarcimiento.-

APROPOBA, 5 de noviembre de 2018

                    MIGUEL ANGEL REYNOSO

      Secretario General