Publicaciones / Editoriales

Las cartas estan echadas

Las cartas estan echadas

Las cartas estan echadas

Editorial APROPOBA, 25 de ocubre de 2019


LAS CARTAS ESTAN ECHADAS,

 La tan ansiada veda pre electoral ha comenzado y con ella un inmenso alivio al menos para mi, y seguramente para muchos otros, porque aunque en esta oportunidad la campaña política haya resultado bastante suave, al final como ocurre con todo lo que sobreabunda, hasta con los bombones, a la larga cansa.-

 Como se diría por ahí, nada demasiado nuevo bajo el sol en lo que respecta a las por demás remanidas promesas electorales comunes y de vuelo demasiado bajo en la mayoría de los casos que no han alcanzado a remontar por mas spots, debates, actos y todo lo que como medio de información tenga cualquier alcance para la divulgación de las ideas de cada candidato, en esto tenemos experiencia no ya no llama la atención.-

 Pero hay algo que, según mi humilde opinión de ciudadano argentino “de medio pelo”, como diría el inolvidable Tato, si constituye lo importante en esta oportunidad como en ninguna anterior de nuestra historia, está en juego la existencia misma de nuestra Nación, como república, en el mas amplio sentido de esa institución tal o parecida al ideal romano en el seno de cuya civilización naciera.- El cuidado de “la cosa pública”, por parte de un gobierno elegido democráticamente, pero antes que nada con las responsabilidades necesarias para lograr a la larga el bienestar al menos de la mayoría, ya que de todos resultaría imposible.- Esto es lo importante, todo lo demás es circunstancias y sujeto a los vaivenes de miles de circunstancias que muchas veces escapan a la propia voluntad de los gobernantes.-

 Y creo sinceramente que precisamente la administración de esa “cosa pública”, no puede estar nunca en manos de quienes han fracasado en repetidas oportunidades en el ejercicio del poder, de quienes no pueden exhibir los títulos de honestidad, capacidad y sobre todo buenas intenciones necesarios, de los que deben cambiar inmediatamente de tema cuando algún desprevenido se le ocurre preguntar sobre hechos de corrupción por demás ventilados y probados, en definitiva tampoco de quienes admiran y lo proclaman, regímenes dictatoriales de países vecinos o lejanos, condenados por el resto del mundo por violaciones de todo tipo de derecho ciudadano en países donde la oportunidad de sus habitantes consiste tristemente en emprender la huida hacia cualquier parte.-

 No es mi fuerte la política y no ahondaré mas en lo positivo nuestra nueva posición en el concierto de las naciones significará para nuestros país, seguramente no mañana ni pasado, pero si tenemos puesto el pensamiento en nuestros hijos y nietos no tenemos otra opción que admitirlo.-

 No he tomado ninguna prevención, para lo que pueda ocurrir con los resultados eleccionarios, no ando desesperado comprando dólares, si el resultado es el peor, ya a mis casi 68 años, he visto y pasado de todo, hiperinflaciones, guerra subversiva, cientos de camaradas asesinados o heridos por aquellos, que ahora, o sus hijos, quieren hacernos creer que asesinaban “con respeto” y que ahora son buenos; persecuciones políticas, inestabilidad en el cargo público; sufrir violaciones a derechos primarios por leyes anticonstitucionales, para colmo “votadas por unanimidad”, en la legislatura de la provincia de Buenos Aires, por aquellos que se proclamaban “representantes del pueblo”, y muchísimas otras cosas.-

 No he emigrado jamas de nuestro país, constituí mi familia y crie mis hijos, aún en la época de mayor peligro y he sobrevivido porque siempre pensé y lo sigo haciendo que la permanencia de aquellos que sin temor preferimos “hacer pata ancha” y seguir dando, en caso de ser necesario el ejemplo claro de que estaremos aferrados a terruño, a pesar de las dificultades que se presenten, y que de ser necesario, al menos en mi caso aún me queda voluntad para enfrentar las adversidades y aún a los enemigos de la Patria, y suficientes fuerzas para ayudar en la reconstrucción, cuando haya pasado el mal gobierno, si es que nos toca, y si Dios así lo dispone.- No está en mi andar llorando por los rincones ni divulgando con prudencia opiniones ajenas, no cambiaré ahora, por suerte aún la vista me ayuda para ver un poco mas lejos del actual aumento de la yerba o los servicios, he aprendido que la historia de los pueblos no se mide por días, semanas o meses.-

 “No me asustan sombras ni bultos que se menean …”, decía Martín Fierro en su memorable payada, no tengo temor, ya estoy viejo para eso, o quizás como comentan que Seneca le dijo a Nerón, "Tu poder radica en mi miedo, ya no te tengo miedo; por tanto, tú ya no tienes poder.", en eso quizás debería fundarse nuestro pensamiento, no asustarse con los malos augurios económicos, ya lo sufrimos y sobrevivimos, lo importante como ya dijera es el futuro, y este desgraciadamente, como todo lo valdero, no se construye en un día.-

       MIGUEL ANGEL REYNOSO