Publicaciones / Editoriales

La noticia disimulada

La noticia disimulada

La noticia disimulada

Editorial APROPOBA 5 de junio de 2020

LA NOTICIA SIN TRASCENDENCIA; DE COMO CUANDO LA POLICIA ES AJENA CUALQUIER “ERROR” SE DISCIMULA POR LOS MEDIOS INFORMATIVOS.

 No es ajeno a nadie que en cada ciudad las autoridades han dispuesto distintos tipos de controles para evaluar el ingreso de personas según protocolos existentes, como tampoco que dichos controles a pesar de ser llevados a cabo por personal municipal reciben el apoyo de personal policial de nuestra institución a los fines de detener el tránsito, colaborar con el operativo y brindar la seguridad necesaria.-

 Todo medianamente normal hasta allí, salvo alguna que otra medida extrema impuesta en determinados lugares, si no fuera por un hecho que extrañamente parece que no ha llamado demasiado la atención de los medios informativos que dia a dia nos atosigan con la pandemia vigente desde todos los sectores, con especialistas o aficionados, menos por supuesto por ejemplo, con la nota cursada por el Centro de Bioquimicos de la ciudad de Mar del Plata a la opinión publica dando cuenta haber recibido denuncias de que en los controles de acceso a la ciudad se disponía la realización obligatoria de un test para determinar el padecimiento o no de la enfermedad, para lo cual se la hacia acompañar con un efectivo policial hacia un laboratorio privado especifico, donde previo pago por parte del ciudadano, se le efectuaba la prueba, todo esto bajo la condición de que de negarse se le negaba el acceso o debía someterse a una cuarentena.-

 En la misma nota el Centro de Bioquimicos de Mar del Plata aclara haber consultado al municipio local sobre dicha medida el cual informo desconocer la cuestión, y a su vez habiéndolo hecho con el “Coordinador de Retenes”, cuyo nombre no se especifica, el mismo asumió la responsabilidad aduciendo que era una medida que resolvia la situación en pocas horas, aclarando dicho centro consideraba la medida como un aprovechamiento económico y comercial, que violaba la ética con que los profesionales del tema deben manejarse en estas cuestiones, entre otras consideraciones profesionales e institucionales.-

 Por supuesto y considerándose en forma evidente que cuando los “errores” pasan por una responsabilidad política de alguien cuyo nombramiento en el Ministerio de Seguridad de la Provincia, lo era solamente para que se ganara un buen sueldo con poco esfuerzo y no para ingresar en el tenebroso tembladeral de mesclar la función con posibilidades de negocios direccionados, incluso involucrando a personal policial que no tenia otro remedio que acatar las ordenes, no hay prácticamente nada que decir de la clase política por aquello de “que entre bueyes no hay cornadas”, todo habría terminado amigablemente y por supuesto con un periodismo local que, salvo honrosas excepciones, en lo general se adapta a lo que el superior disponga esforzándose en los pocos comentarios publicados en disimular la cuestión con títulos confusos que lejos de aclarar, ocultan lo ocurrido y ……. AQUÍ NO HA PASADO NADA.- Otro seria el cantar de los mismos medios si hubiera existido la minima sospecha de que se encontraba aunque sea solo cercanamente algún uniformado, pero como eso no ocurrio seguramente recurrirán en algún futuro próximo a re-publicar noticias viejas de algún suceso que evidencie la corrupción policial.-

 Que visión la del nunca bien ponderado procer de nuestra independencia y personaje indiscutible de nuestra historia cuando se despidió de la vida con aquella frase que resume en tres palabras sus desencantos con la evolución del nacimiento de nuestro país principalmente, como también ocurre ahora, por los egoísmos e intereses de muchos, que veía mezclados con sus preclaros y honestos pensamientos: “Ay Patria mia”.-

 APROPOBA, 5de junio de 2020.

          MIGUEL ANGEL REYNOSO 

        Comisario Inspector (ra)

        Secretario General APROPOBA