Publicaciones / Editoriales

Editorial APROPOBA, 15-0-20 ... Y LA SANGRE LLEGO AL RIO.

Editorial APROPOBA, 15-0-20 ... Y LA SANGRE LLEGO AL RIO.

Editorial APROPOBA, 15-0-20 ... Y LA SANGRE LLEGO AL RIO.

Editorial APROPOBA 15/9/20

Y LA SANGRE LLEGO AL RIO….

 Días antes de que se visualizara el reclamo de una mayoritaria parte de los efectivos policiales de la Provincia de Buenos Aires en reclamo de mejoras salariales y otras cuestiones incluso más graves olvidadas desde mucho tiempo atrás por las autoridades políticas, APROPOBA editorializo bajo el título de por si ilustrativo, QUE LA SANGRE NO LLEGUE AL RIO, quisimos alertar al gobierno provincial de lo que podría suceder y las que podía acarrear, debido a la falta de atención de la situación del personal policial en especial de las bajas jerarquías.- Los hechos demostraron que como se menciona en estrategia el descuido del llamado “frente interno” por parte de las autoridades gobernantes resultaba mucho más profundo de lo imaginado. Nadie allí sabia de lo que se gestaba dentro de su propia casa y desgraciadamente pasó lo que paso.-

 De la misma forma fue nuestra intención poner en la atención en ese título demasiado enfático de los peligros que un accionar erróneo podía acarrear si el manejo del reclamo equivocara el camino de la legalidad y el profesionalismo que deben adornar las acciones del personal policial.-

 A partir de allí, la inoperancia del gobierno frente al problema que se avecinaba logro que la presión acumulada estallara, era demasiado no recibir ni siquiera una posibilidad de acceder a un dialogo no obstante lo cual al menos desde nuestra entidad y advirtiendo dada la experiencia los peligros que podían cernirse sobre los camaradas en actividad, sobre todo mas jóvenes, llenos de coraje, pero carentes de guía, nos involucramos, juntamente con camaradas pertenecientes al Circulo de Oficiales Retirados, a al Circulo de Oficiales y a la Asociación del Personal Policial no solo en acompañar el reclamo sino en pedirles que se mantuviera la calma, no arriesgaran su trabajo ni cometieran actos reñidos con las leyes, la disciplina y el cumplimiento del deber, obligaciones todas de la función policial.-

 De tal manera con personal retirado se llegó en distintas ciudades sobre todo del interior provincial al apoyo de los reclamantes aconsejando la prudencia para no auto perjudicarse, y ofreciendo la posibilidad de servir de canal para entregar a las autoridades cualquier petitorio que se pretendiera, llegando en varios casos a concretarlo, situación que daba, desde cualquier punto de vista a acceder a una lógica espera para la respuesta que incluso era publico podría llegar con los anuncios del Gobernador del día viernes, lo que fuera por suerte comprendido por muchos.-

 No obstante todos sabemos que en esta situaciones aparecen espontáneamente quienes por un motivo u otro alientan, muchos veces alejados de la institución, y que nada tienen que perder, alientan al desorden y la violación de las normas, como desgraciadamente hemos visto a través de todos los medios, convirtiéndose en lideres sin merito ni razonamiento alguno y a los que poco o nada les importa el futuro de los que dicen son sus compañeros.-

 Un anuncio del Gobernador provincial, por demás confuso y que no evidencia otra cosa que un completo desconocimiento de los temas policiales, confundiendo horas CoReS con Adicionales, incluyendo en el sueldo lo ganado en éstas, y el suplemento por uniforme, arrojando algunas migajas al piso para el picoteo de las gallinas, al remedo de la siempre repetida y vigente parábola DEL AGUILA Y LAS GALLINAS, logró que se olvidaran las otras reivindicaciones tan o mas importantes que los haberes y finalizando el reclamo.-

 Nunca pudo arribarse a una instancia de dialogo porque al salirse de cause el reclamo y actuarse de la forma en que se actuó en algunos lugares, se perdió en primer lugar el apoyo de la ciudadanía que comenzó a temer, de los medios e incluso de la oposición política, huérfanos de todo eso no había otra solución que agachar la cabeza y aceptar la limosna.

 No podemos decir siquiera que se ganó algo, o en todo caso si se ganó fue muy poco y sin esperanzas de que se pueda mejorar a breve plazo, tampoco de un empate, y si muy posiblemente de una pérdida, si tenemos en cuenta que el mal manejo de algunos, llevará irremediablemente a que muchos camaradas, a los que pretendíamos proteger paguen sus errores siendo arrojados fuera de la Institución, quedando el preguntarse si los que los alentaron a violar la ley y la normativa policial con faltas graves, los que en todo momento repudiaron el consejo sano y protector de los mayores con experiencia contribuirán a sostener sus familias cuando ello que se presume inevitable ocurra.-

 Hoy más que nunca es necesario que el trabajador policial comprenda que las épocas de las medidas violentas de hecho o de palabra ya no tienen que tener lugar, razones nos sobran para reclamar, pero también debemos aprender que solo conseguiremos objetivos respondiendo a una organización contemplada por la Constitución Nacional, las leyes y la Constitución de la Provincia, apoyando a la organización sindical legal, más allá de cual de ellas pudiera ser, ya que seguramente a todas las alienta el bienestar general, como lo es una Asociación Profesional, mejor conocida como sindicato, luchando por ese derecho que no esta tan lejano como se puede pensar, votando y participando en la que nos ofrezca mayor seriedad y respaldo dejando de lado los reclamos callejeros que tan poco favor hacen a la imagen de lo que debe ser un policía profesional frente a una sociedad que permanentemente lo juzga, manteniendo vigente aquel pensamiento que esgrime el Consejo Europeo de Sindicatos de Policías, que señala “NADIE PUEDE DEFENDER LOS DERECHOS DE LOS DEMAS SI NO ES CAPAZ DE DEFENDER LOS PROPIOS”

APROPOBA,. 15 de setiembre de 2020 

       MIGUEL ANGEL REYNOSO

             Secretario General