Publicaciones / Editoriales

Aniversario reunion en Mar del Plata

Aniversario reunion en Mar del Plata

Aniversario reunion en Mar del Plata

En la fecha se cumplen 16 años en que las entidades representativas de la familia policial bonaerense se reunieran en Mar del Plata para formar un Comite de Crisis, ante la gravedad de la situacion que atravesaban sus integrantes, acordandose varias medidas entre las cuales se contaba una audienca con autoridades gubernamentales.- Demas esta decir que la misma fracaso en sus objetivos por la intervencion de voluntariosos compañeros, (nunca camaradas), que adoptaron una acttud sumisa y no permitieron la asistencia de nuestra entidad.- Se agrega a continuacion texto del discurso de nuestro Secretario General Miguel Angel Reynoso, en oportunidad de la reunion de Mar del Plata


  “La entidad que represento es la Asociación Profesional de la Policía de la Provincia de Buenos, entidad de carácter gremial por la que venimos luchando desde hace algunos años, mas o menos los que me conocen y han sentido nombrar a esta institución ya tendrán un panorama acerca de cual es nuestro pensamiento, así que no se van a extrañar cuando ponga a consideración de ustedes la propuesta que venimos a presentar.   

En esta reunión hemos escuchado hasta ahora varias exposiciones que nos han puesto más o menos con la situación actual de nuestro sistema provisional y nuestra obra social. Esta situación tiene que ver mucho con lo que le pasa a la institución policial, pensamos que la ocasión de reunirnos retirados policiales para tratar sobre temas que conciernen tan de cerca al interés de nuestros bolsillos, es loable, pero quizás sea un poquito mas loable que nos preocupáramos en buscar las causas profundas que nos llevaran a la situación en la que hoy nos encontramos.

Esto no tiene un desencadenante abrupto, circunstancial o sorpresivo. Estas no son las primeras cachetadas que se le pegan a la fuerza ni los primeros peligros que debemos afrontar, esto viene desde hace años y si bien dicen que los pueblos estudian su historia para no volver a cometer los errores del pasado, pienso que nosotros hemos errado, en esta oportunidad y en varias, el camino por el cual debemos conducirnos. Porque a la vista están los resultados obtenidos por los canales de reclamo convencionales, han sido prácticamente nulos, se nos pega la cachetada de derecha y enseguida de revés y no nos alcanzamos a levantar que tenemos otra sorpresa en puerta, y seamos honestos a esta altura también, no tenemos a nuestro alcance los métodos suficientes y acordes para encarar esta verdadera tragedia para la institución Policial, no solo para nosotros los retirados, sino también para el personal en actividad, cuya situación daría para hablar horas y horas y creo que casi todos nosotros conocemos suficiente, y que nuestros afiliados nos plantean constantemente: en concreto, la situación entera de la Institución, mas allá de los hombres, esta disgregación, esta destrucción sistemática y continua, este ataque mediático constante, esta permanente amenaza que sufre nuestra gente, el sometimiento a confusión para mermar su rendimiento, y muchas cosas mas. Estamos inermes para repelerla, esta es la real verdad, no nos podemos engañar, somos todos policías grandes, algunos ya de avanzada edad y gran experiencia, todos tenemos muchos años en esto y no podemos desdibujar esta imagen desprotección.

Nosotros pensamos que realmente para encarar la cuestión como la que venimos a estudiar hoy, primero de todo debemos estar de acuerdo y concientes de que debemos adquirir un compromiso, pero un compromiso de verdad, un compromiso que no tenga un límite después del asado que podamos comer hoy, después del encuentro de amistades, de conocidos. Un compromiso desde lo institución, pero a la vez un compromiso que nos salga de adentro, como los que mencionaba el Sr. Forastiero en su introducción a la esta reunión, de aquellos viejos valores que supimos tener y seguramente aún conservamos, un compromiso que nos lleve a buscar objetivos un poco mas amplios de los que hasta ahora se han mencionado, un compromiso que nos proponga quizás algo hoy hasta parecería inalcanzable, como es VOLVER A PONER A LA INSTITUCION POLICIAL DE PIE.

Hoy estamos de rodillas, mendigando, hoy podemos traer al recuerdo aquella vieja parábola que he citado en algún escrito y que se refería a la esencia natural existente en cada ser y que lo identifica y que así, aunque un águila fuera criada entre las gallinas nunca perderá su esencia y en la primera oportunidad levantará el vuelo a las alturas para mirar desde arriba el territorio, que sabe, podrá dominar, mientras que las gallinas tampoco nunca perderán su esencia y en lugar de levantar la vista a las alturas continuarán escarbando en el suelo y entre los desperdicios las migajas que otros quieran tirarles. Pienso que nosotros estamos un poco más cerca de las gallinas que de las águilas.

Si no tenemos una conciencia suficientemente abierta para entrever el futuro, estudiar de los errores del pasado, ya probamos de todo, ya probamos entrevistas, ya probamos de escritos, de publicaciones, de solicitadas, de pelearnos entre nosotros, de ponerles el pie a las instituciones nuevas que pretenden salir con otras ideas, porque hasta así interfieren muchas veces mezquinos intereses personales que creen ver peligrar los puestos que ocupan en alguna institución, nunca vamos a lograr la verdadera unión y menos resultados.

Nosotros pensamos que desde APROPOBA, que como ustedes saben agrupa a todo el personal policial sin distinción de jerarquías, situación de revista o escalafón, retirados, jubilados y pensionados, contando, podemos arrimar un poquito mas una respuesta a aquellos que nos vienen pinchando desde abajo a quienes hemos llegado a una determinada jerarquía, ¿Qué estamos haciendo?, ¿Qué estamos esperando para iniciar la lucha conforme a lo que marca la Ley?

Cuando mencionamos el compromiso, consideramos que este, por sobre todo debe ser de unidad, y en ese sentido nadie podrá endilgar a APROPOBA que no ha buscado en todo momento la unidad, a pesar de haber sido muchas veces rechazados vergonzosamente por nuestros mismos camaradas, Pero hoy no estamos acá para pedir rendición de cuentas, hoy estamos para sumar y no para restar, lo veo enfrente mío al Comisario Mayor Fernández de Bahía Blanca y recuerdo y quiero hacer público el agradecimiento ya que fue el que, con amplitud de pensamiento, fue el único y primero que nos abriera las puertas de centro y círculo de esa ciudad, para que pudiéramos hablar, fíjense por favor en lo que digo ¡PARA PODER HABLAR!, entre policías que nos hemos considerado siempre manejadores de parte de la justicia, nos dio la oportunidad de ir y hablar, cuando no la tuvimos en nuestro propio suelo.

Pero reitero, no estamos para pasar facturas, estamos acá para arrimar propuestas, propuestas de unidad, propuestas de renunciamientos personales, a las cuales también adherimos y a las también estamos dispuestos y sobre lo cual oportunamente voy a ampliar. Propuestas a la perseverancia, que esto no se agote después del brindis y los saludos de despedida, que tenga una continuidad permanente, que tenga primero y principal un método de realización, ¿Cómo lo vamos a realizar?, ¿Qué es lo que vamos a hacer? Y ¿de que medios nos vamos a valer?.

Nosotros sabemos por la experiencia adquirida a través de estos años, y sobre todo creo que lo que mas hemos ganado en el conocimiento, en aquellas cosas que siempre se nos dijo que eran tabú, que eran prohibidas, que distintos intereses trataron de mantener ocultas para que no surgiera la cabeza de la protesta, y es así como estamos hoy. Entonces nosotros proponemos un método, un canal por el cual, valga la redundancia, canalizar estas inquietudes, porque hasta ahora han sido opiniones sueltas, valederas, algunas de ellas para tener en consideración, pero no hemos elegido el método de trabajo.

Insistimos una vez mas, y aunque resultemos redundantes, que de ninguna manera vamos en contra de ninguna institución ya existente y queremos aclararlo, porque también se dijo que teníamos intereses políticos, que estamos en contra de las instituciones ya existentes, y que tienen una función completamente distinta a la nuestra, que queríamos destruirlas o coparlas, que podemos actuar en conjunto, por supuesto, pero cada uno tiene sus objetivos y carácter que fijan sus estatutos. Nosotros sabemos que los reclamos de tipo gremial, como son los que tratamos hoy, porque es un reclamo gremial y no hay quien pueda negarlo, se lo puede disfrazar de la manera que se quiera pero no podemos negar que es un reclamo netamente gremial, debe dirigirse por la vía que establece la Ley Nacional de Asociaciones Profesionales, cuya autoridad de aplicación es el Ministerio de Trabajo de la Nación. El nivel nacional es donde se manejan las entidades gremiales, precisamente por eso no se encuentra precisamente en esta reunión el Secretario de Organización y el Secretario de Prensa y Difusión, ya que debían cumplir un compromiso adquirido de una reunión con legisladores nacionales en Capital Federal, por lo que expongo sus disculpas por no poder asistir.

Busquemos un camino un poco mas amplio, busquemos un poco mas allá del panorama que nos da la pared próxima, si nosotros somos policías, si nosotros hemos sido investigadores, si nosotros presumimos de adivinar la intención de los delincuentes, y hasta nos anticipamos a ellos, y hoy ¿Por qué?, cuando nos toca defender nuestros derechos, nos apabullamos por creer que va en contra de nuestra vocación, vale ahora la cita de un precepto del Consejo Europeo de Sindicatos de Policía, cuando dice “No puede pretender defender los derechos de los demás quién no es capaz de defender los propios” y nosotros hasta ahora no hemos sabido defender los propios. Porque es así como estamos, porque es así que después de varios años después de la hecatombe que se venía venir después de la reforma del 98 donde el poder político se dio el lujo de rebatir de un solo golpe aquello que nos habían metido tanto en la cabeza y que decía “No señores los políticos con la policía no se meten” y si se metieron y se sigue metiendo ahora que vieron que era fácil, ya ahora ya no queda casi nada para defender.

Insisto una vez mas no queremos imponer nuestro punto de vista, queremos aprovechar esta oportunidad para aportar canal, como es el canal que marca la legislación. Aclarar que la sindicalización policial no es ilegal desde ningún punto de vista, es completamente constitucional, desde el punto de vista de la Constitución Nacional y de la provincia de Buenos Aires, y desde nuestra legislación, y desde los pactos internacionales a los que nuestro país ha adherido. Ninguna ley, decreto o disposición contempla la prohibición de que el personal policial pueda sindicalizarse, todo esto a pesar de lo que se haya dicho, se haya firmado e incluso se haya pagado costosas solicitadas en los diarios nacionales, por parte nuestros propios camaradas tenían para colmo tienen la obligación de conocer un poco sobre nuestra legislación.

Y esto no lo decimos desde el punto de vista de nuestra asociación, porque podrá ser APROPOBA o podrá ser otra entidad gremial, no importa, se puede crear otra entidad, o varias funcionar a un tiempo, la misma Ley de Asociaciones Profesionales prevé esta posibilidad y de última será la que tenga mayor cantidad de afiliados la representativa. Podrá ser en la persona Reynoso y la gente que lo acompaña o no, pero si podemos aportar la experiencia y el conocimiento y todo lo que el trajín que estos dos años de actividad gremial nos ha reportado.

Desgraciadamente tenemos que recordar que todo esto no fue aprovechado a partir de una reunión que APROPOBA, propició hace mas de dos años en la Legislatura Provincial, con la presencia de legisladores interesados y de los representantes máximos del Círculo de Oficiales, Centro de Oficiales Retirados y Circulo de Suboficiales y Agentes, donde se explicaron las posibilidades y todos acordaron en llevar la inquietud a sus estructuras e información a los socios, sin que hasta la fecha se haya explicado cuales fueron los motivos de que esta información de ninguna manera llegara ni a las filiales, ni a los afiliados que hasta hoy desconocen en su generalidad estas cuestiones.

Señores, la sindicalización policial, como ocurre en los principales países del mundo, y en mi caso personal he comprobado personalmente en el curso de capacitación que realizara en la Policía de Nueva York, es un hecho, podrá demorarse mas o menos pero en algún momento llegará pese a la resistencia que pueda oponer el gobierno, y el día que venga si nosotros no estamos atentos y preparados, seguramente la manija quedará en manos de algún oportunista, porque se va ir para el lado de la policía piquetera, porque ya vimos la intención, porque estuvimos a punto de que eso se concretara y todo porque no se quería enfrentar el hecho de que se nos pusiera el rótulo de gremialistas, y conducir una cuestión que tenemos que manejar nosotros, cuando venga estemos prontos para tomarla, porque desde ahí solucionaremos nuestros problemas de tipo gremial, tanto para el personal en actividad, que no se olviden que son la mayoría y para el personal en retiro, que no se olviden somos nosotros.

Dentro de estas cuestiones es que también comprendimos en nuestro estatuto al personal de suboficiales y agentes, porque también la experiencia de lo que hemos visto en el exterior, nos dice que los sindicatos del personal subalterno son los mas poderosos, porque son los mas numerosos, porque es una cuestión lógica. Estamos viendo ya el proyecto de la unificación de los escalafones, es una cosa que estaba cantada desde hace siete u ocho años atrás, y lo alertamos y lo hemos dicho y lo hemos escrito, desgraciadamente no tenemos las posibilidades necesarias para hacerlos llegar a todos, pero como bien decía el señor de Bahía Blanca, hoy Internet nos brinda la posibilidad de anular las distancias a muy bajo costo, que es la posibilidad que utilizamos en APROPOBA, porque como ustedes también saben, no tenemos recursos propios, porque no tenemos cuota social, ni le cobramos a nadie nada y que podríamos ampliar con la colaboración en este caso de las otras entidades

   Nuestra propuesta es en este momento conformar un comité de crisis para enfrentar estos problemas urgentes, con la participación de todos y establecer la metodología de trabajo que como se mencionara por razones de distancia pudiera actuar por intermedio de cada zona provincial, como se sugiriera entrevistando en principio a los legisladores de cada sección electoral. Nosotros estamos haciendo eso, pero a nivel nacional, como explique anteriormente porque tenemos otro panorama de la cuestión, y a partir de ese comité de crisis establecer también la estrategia con lo que nos vamos a manejar en adelante, y para lo cual nuestra entidad prestará el apoyo necesario.

   Señores, no quiero aburrirlos en demasía con mi charla, creo que la exposición estuvo mas o menos orientada a hacerles conocer cual es la realidad desde nuestro punto de vista, solamente quiero recordarles algo que dije en alguna oportunidad y que me permito repetir ahora: “Señores: El tren de la historia está parado en nuestra estación y ya está tocando pito para salir, y ya se va, ¡ya se va! está en nosotros despertarnos y aunque ya haya arrancado colgarnos del último vagón para no perdernos ese viaje”.

Si esta oportunidad de hablar hubiera ocurrido hace dos años atrás es seguro que hubiéramos obtenido otros resultados y otras formas de pelear por nuestros derechos, desde una mesa de diálogo, como lo prevé la Ley, frente a frente, con las autoridades que correspondan y no tratando de averiguar de gauchada que nos digan esto o que nos digan aquello, en una mesa de diálogo como lo hace cualquier sindicato y también podríamos haber explicado que el temor a la corrupción dentro de nuestro agremiación cuando le toque el manejo de fondos, se daría únicamente si las bases lo permiten, por lo que no debemos tener miedo, sino constituir las bases suficientemente sólidas para realizar el control necesario, nuestra institucional policial se caracteriza por tener suficientes recursos humanos capaces y como decimos a cada momento, está en nosotros mismos comprometernos y hacer que las cosas marchen como deben.

   Creo haber dejado mas o menos en clara nuestra posición, nosotros desde APROPOBA estamos dispuestos al renunciamiento verdadero, desde mi posición de Secretario General así me comprometo, tenemos la posibilidad en cualquier momento de abrir una asamblea, aceptar nuevos afiliados y elegir las autoridades que nos merezcan mas confianza y llevar las cosas para adelante, pero siempre dentro del marco de la ley regulatoria, porque la única verdad es que puede realizar actividad gremial, precisamente una entidad gremial, porque así lo marca la Ley, lo demás son asociaciones de tipo social, que solamente pueden apoyar y hacer lo que han hecho hasta ahora, pero abramos los ojos, abramos los ojos a las posibilidades nuevas, a los países del primer mundo. Esto no es una novedad, Europa esta toda sindicalizada, la policía defiende sus intereses, mirando la página web del sindicato español, veo que han obtenido un plus por “nocturnidad laboral” y otro de doble pago por días festivos.

Entonces están a años luz de nosotros, y cuando decimos que la Policía debe en primera instancia ponerse de pié, es porque su función está debidamente encuadrada y porque no debe involucrarse por ejemplo, en los problemas de tipo reclamo social. Precisamente el Consejo Europeo de Sindicatos de Policía, en un congreso realizado en Lisboa en el año 90, estableció “Que ningún gobierno debe utilizar a su policía para la solución de los conflictos sociales, sin que debe arbitrar las medidas para la solución de esos conflictos”. Notemos la diferencia con nuestro país en que todos los días nuestro personal debe enfrentarse a piquetes, marchas, protestas, maestros, ahorristas, etc. Con el consecuente saldo de víctimas hasta fatales, las responsabilidades inherentes, nuestros detenidos y encarcelados, heridos, insultados, escupidos, ensuciados que vemos todos los días.

Nos hemos presentado, como hemos presentado algunas de las ideas que nos agrupan, y que en esencia llevan todas a un mismo camino a partir del cual tenemos todos los demás al alance de la mano, luchemos entre todos y por los métodos convenientes para posibilitar que nuestra querida Institución Policial de la Provincia de Buenos Aires, pueda ponerse nuevamente de pié.

Muchas gracias y disculpas por la extensión de la exposición."