OPINIÓN

__________________________________________________________________________________________________________

>>VOLVER a INICIO

“Una concepción arcaica de la función policial, anclada en el pasado y proveniente de regímenes autoritarios, permite reproducir el estancamiento en el proceso de atribución de los policías de los derechos y libertades propias de todos los ciudadanos de los Estados democráticos”

“Solamente aquellos que consideran al policía como la manifestación del poder ante el ciudadano y no como el poder del ciudadano, pueden juzgar al sindicalismo policial como un elemento negativo o perturbador” (del Consejo Europeo de Sindicatos de Policía).

 

13 DE DICIEMBRE - DÍA DE LA POLICÍA DE LA PCIA. DE BUENOS AIRES, por JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

13 DE DICIEMBRE, DÍA DE LA POLICÍA DE LA PCIA. DE BS. AS.!!

 

Tenemos fundadas razones para celebrar!

Si camaradas. Tenemos que celebrar y con la frente bien en alto!

Que a pesar  de la nefasta -además de traidora- política de disolución de la fuerza iniciada por Eduardo Duhalde allá por diciembre 1997, que según declaraciones “se había propuesto sepultar todo vestigio visible de la policía bonaerense...”;

Que a pesar de las malhadadas reformas y contrarreformas encaradas por el aventurero trepador León Arslanián que había encarado “una dura batalla contra la maldita policía bonaerense…”, con el apoyo de los cuatro jefes de bloques de la UCR, más los diputados del ex Frepaso…

Que a pesar de la enorme e inédita campaña de desprestigio, con el único fin de arrinconar a la fuerza, desguazarla y poder pisotear la honra y derechos de las mujeres y hombres policías, sin que nadie los defienda; a pesar del encarcelamiento injusto y arbitrario de cientos de camaradas, por haber combatido contra la guerrilla terrorista que pretendían someter a la patria al yugo marxista-cubano…

Que a pesar que nos han quitado atribuciones, posibilidades de defendernos ante la delincuencia con el retiro de armamento, a pesar de la usina de desprestigio, que sigue funcionando y dando sus resultados, soslayando la larga lista de camaradas que entregan su vida cumpliendo con su deber…

Que a pesar de la indiferencia de toda la clase dirigente y de gran parte de la prensa al justo reclamo de los uniformados, todavía tenemos un buen motivo para celebrar…

Celebremos que a pesar de todo ello y muchos más, LA POLICIA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES sigue su derrotero de gloria que iniciara con los comienzos mismos de la Patria, con sus efectivos en pleno proceso de reencuentro y unión, en sana camaradería, que debemos fomentar aún más….

Hagamos de éste, un día de profunda reflexión, en familia, para homenajear en silencio a todos los héroes caídos y sus familias, sin prensa que los exalte ni sociedad que se preocupe. Su sacrificio es la llama que mantiene viva nuestra institución. A ellos nuestro máximo y sentido homenaje.

También un homenaje a todo el personal en actividad, quienes a pesar de toda la desidia y soberbia y corrupción estatal, son los únicos que con su esfuerzo personal trabajan de verdad, sin discursos, día y noche, por la seguridad de los vecinos bonaerenses aún a riesgo de sus propias vidas. 

Un fraternal abrazo a los camaradas retirados, quienes hemos servido durante treinta o más años, que hemos tenido la fortuna de sobrevivir al último medio siglo, de cuya historia hemos sido testigos privilegiados. Y una oración sentida en memoria de los camaradas que se nos han anticipado en la partida a la casa del Padre.

Un homenaje e infinita gratitud a la familia. Nuestra familia – como la familia de todo policía- que nos acompañó toda nuestra carrera, con tolerancia, con espera, con incertidumbre, con miedos y con mucho amor, sin lo cual todo hubiese sido mucho más difícil.

Finalmente un emocionado y largo abrazo a nuestros queridos presos políticos, camaradas encerrados en las mazmorras montoneras padeciendo el resentimiento y la sed de venganza de quienes de frente no pudieron vencer.

Estos imbéciles violentos, no se dan cuenta que para nuestros hombres, este encarcelamiento no es más que la continuación del sacrificado servicio a la patria, que la historia verdadera finalmente habrá de reconocer…

APROPOBA, 13 de Diciembre de 2014, Día de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

 

Jesús E Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

___________________________________________________________________________________

 

HASTA DONDE LA MENTIRA?, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Hasta donde la mentira?

 

¿Qué tiempo ocupará más la mentira? ¿Cuántas muertes más habrá? A nadie cierra ya toda esta verborragia de los cambios en la política de seguridad. Inexistente en la intención  de este gobierno.

Lo han destrozado todo: vocación, formación, sentir de pertenencia y profesionalidad. Gracias a este “trabajo de demolición “, el narcotráfico se adueñó de nuestra juventud. El despojos lo encontramos en las muertes a diario. En los hechos de violencia de los “barra bravas”, donde los dirigentes poderosos del deporte y la política se culpan  entre ellos y de esas tristes porfías, somos las únicas víctimas.

Hoy en la ciudad de Mar del Plata, donde se vienen gastando millones de pesos en INSEGURIDAD, uno de nuestros muchachos-Sargento WALTER BARREDA-, pagó un alto precio por el falaz discurso de estos embaucadores.

Seguramente, como en todo este tiempo, nadie saldrá a decir nada, todos callarán. Total a quien le importa. Es una vida menos. Es un policía.

Y si además, es cierto que los nuevos policías tienen antecedentes y así saldrán a “protegernos”. Está claro que  los ciudadanos tampoco estamos en el inventarios de estos canallas venidos a dirigentes.

Mercedes, 27 de noviembre de 2014.

                                                               

Carlos R. Massacane

Subolf. Ppal. (rav)

_________________________________________________________________________________

 

FRONTERA, PUERTA DE ENTRADA, nota del Crio. General (ra) NORBERTO LOPEZ CAMELO

 

Frontera: La puerta de entrada

 

Desde hace tiempo, Salta sigue siendo la puerta de entrada de casi la totalidad de la cocaína que pasa por Argentina proveniente de Bolivia. Salvador Mazza, Aguas Blancas y sus inmediaciones constituyen el paso más importante para el ingreso de droga al territorio nacional. Las rutas 9, 34 y la 50 son estratégicas, y si sus controles son sorteados, los cargamentos tienen amplias posibilidades de llegar a destino.

Si bien los grandes volúmenes buscan plataformas de salida hacia Europa, es sabido que el recorrido por el interior del país, es subvencionado con sustancia que se vuelca al consumo interno. La venta doméstica y los problemas generados por el consumo no han escapado a las localidades fronterizas y se ha vuelto pasajero permanente de su paisaje habitual.

Salta no está ajena al crecimiento de esta actividad y decidió adherirse a la “desfederalización” de la ley de drogas, y desde enero de este año la justicia salteña es la encargada de intervenir en las causas por microtráfico en la provincia.

La producción de coca en Bolivia colocó a nuestra frontera en un lugar preponderante en el comercio ilegal de la droga y hasta crímenes mafiosos delatan el incremento de la actividad preocupando seriamente a vecinos de Tartagal, Aguaray y Salvador Mazza. No debemos ser tan ilusos de pensar que Colombia, Perú o Bolivia, producen cocaína para Argentina; pero nuestra ruta de salida al exterior está muy bien “valorada” y genera una acción delictual residual de importancia que afecta dolorosamente de norte a sur.

Por otra parte se van agregando otros componentes, como “la “colombianización” de la frontera norte, que inquieta a la Justicia de Salta. Según el presidente de la Cámara Federal de esa provincia, Dr. Jorge Luis Villada, “los datos que tiene el propio Ministerio de Seguridad de la Nación es que hay aproximadamente 4 mil colombianos en la zona del NOA, y una estimación de unos 3 mil colombianos en el NEA”.

En Orán, ciudad de más de 100 mil habitantes, situada a 50 kilómetros de la frontera con Bolivia, los controles son más exhaustivos que en Salvador Mazza y la población local está más controlada, aunque una importante cantidad de habitantes se dedica, de una o de otra manera, al contrabando. Zapatillas, ropa, juguetes, accesorios, esmaltes, cremas, hebillas, se exhiben en mercado de pulgas.

Sin que signifique una estigmatización a ciudadanos de esa nacionalidad, sino por las actividades desplegadas, desde hace dos o tres años comenzaron a afincarse grupos de colombianos. La gran mayoría de los vecinos los conoció vendiendo muebles. Recorrían la ciudad con carritos ofreciéndolos, y mediante un adelanto y cuotas que todos los lunes pasaban a cobrar, se presentaron en sociedad, para luego pasar a ofrecer a prestar dinero, sin garantías y a cobrar a diario.

El método se da en Orán, Salta, y se repite en otras ciudades. Se estima que allí viven unos 2.000 colombianos. Los vecinos saben que si tienen una necesidad urgente, si se les presenta un negocio o posibilidades de un emprendimiento, los colombianos van a sus casas con el dinero que necesitan. Por otra parte, pequeños traficantes, también son financiados por estos capitales, para adquirir drogas.

Es un hecho natural recurrir a los colombianos, como única forma de obtener efectivo sin requisitos. El préstamo es fácil, pero si no se cumple, el cobro se puede volver muy violento, como cualquier modalidad mafiosa. Prestamistas sin escrúpulos, algunos ya han sido detenidos con visas vencidas, o careciendo de registro de ingreso al país. Esta actividad usuraria requiere tener mucho capital. De dónde viene ese dinero? Nadie se lo pregunta en voz alta, pero todos sospechan su procedencia…

Como vemos, el narcotráfico corre de la mano del contrabando, la inmigración sin control y la usura. La seguridad de las fronteras merece una política de Estado, seria y profunda,  despojada de ideologías y protegida de los cambios de humores políticos, porque la ilegalidad se proyecta por todo el país.

Comprender el narcotráfico como un delito global y transnacional, es indispensable  para erradicar el crimen organizado y la inseguridad. No tiene sentido distraer al país de ese objetivo, cayendo en la paradoja de muy bonitos discursos para la tv, vacíos de contenido real y concreto. Es imprescindible una urgente definición de consenso e implementación de políticas públicas, porque están en juego miles de vidas y la salud de tantos “heridos de adicciones”.

Como leí días pasados en un artículo periodístico, llamar "Salvador Juárez" a Salvador Mazza, no es un juego de palabras, sino una preocupante advertencia sobre una realidad de ilegalidad y violencia que se expande desde la frontera hacia el resto del país.”

         26-11-14.

 

Norberto López Camelo

Crio. Gral. (RA)

________________________________________________________________________________

 

NARCOS, PORQUE ELIGEN LA ARGENTINA, nota del Crio. General (ra) NORBERTO LOPEZ CAMELO

 

Narcos. Porqué eligen la Argentina

 

El narcotraficante colombiano "se siente seguro" en Argentina porque "es un lugar neutral, un refugio donde poder escapar", aseguró el general Luis Alberto Pérez Albarán, ex director de la Policía Antinarcóticos de Colombia. "Suponen que no van a tener mayores contratiempos. Buscan un lugar donde pueden estar tranquilos e incluso desarrollar actividades lícitas", agregó el general Pérez en una entrevista publicada hace un tiempo por el diario Clarín de Buenos Aires.

Frente a los fuertes golpes de las autoridades colombianas contra el narcotráfico, ellos debieron cambiar su modus operandi. Dejaron de funcionar como “carteles” y  se organizaron en estructuras más pequeñas denominadas “bacrim”, comenzando a expandirse buscando nuevas rutas de envío de droga, algunas de las cuales  incluyeron a Argentina.

Nuestro país les ha brindado un lugar sin mayores sobresaltos, con vuelos directos a Bogotá, la posibilidad de sortear los inconvenientes del control migratorio e invertir en inmuebles ubicados en lujosos barrios cerrados donde viven. Ellos consideran  que la legislación argentina es de una laxitud tal, que les permite moverse física, operativa y financieramente con menores riesgos.

Cuando estos personajes del crimen organizado viajan a otros países, es porque necesitan lugares de cierto relax para bajar la presión de la persecución de las autoridades de sus países o de sus enemigos en “el negocio”. También, para establecer lugares de mayor tranquilidad para invertir los recursos económicos producto de los negocios ilegales,  establecer nuevas rutas, y contactos locales.

Otro punto de interés es la ubicación geopolítica de Argentina, en cuanto a  la extensión y permeabilidad de sus fronteras con países productores como Bolivia, donde también tienen presencia. No menos importante es la calidad de la industria química argentina que les permite disponer de precursores y eventualmente cooptar a profesionales del rubro para su “industria”.

Claro que algunas vicisitudes han debido padecer. En los últimos años se han conocido al menos una docena de  crímenes vinculados al “narco sicariato”, relacionados con el poder y  el territorio. De todas formas han llegado y Buenos Aires se ha convertido en lugar de tránsito de sujetos que han pertenecido al antiguo cartel de Medellín (poderosa organización del Pablo Escobar Gavidia), de miembros de nuevas bandas como la oficina de la “Cordillera”, “Los Urabeños”, la gente de “El Loco” Barrera y de “alias” Valenciano, entre otros. La propia DEA ha dejado trascender que personajes de la oficina de “Envigado” se han reunido en la ciudad de Rosario, donde el narcotráfico local ha explotado exponencialmente.

El diario The New York Times, ha advertido que  Argentina se ha convertido en lugar de residencia temporal para narcotraficantes mexicanos y colombianos que buscan un lugar para ocultarse. Muchos de estos fugitivos de la ley, han obtenido un refugio confortable donde pasar desapercibidos temporalmente, mientras se mantienen activos en la industria de la droga.

Agregó que son lugares en donde las probabilidades de que se proceda legalmente son muy bajas, porque las autoridades carecen de las herramientas que les permitan capacidad de investigar delitos complejos, y por lo general no cooperan internacionalmente.

The New York Times citó lo que para nosotros no es novedad: los narcotraficantes colombianos y mexicanos viven con sus familias en algunas de las más exclusivas áreas de Argentina, a las que consideran “más seguras” que sus propios países.

“El cártel de Sinaloa ha infiltrado comunidades pobres en el área tropical limítrofe con Paraguay y Brasil al norte, en donde, en complicidad con autoridades locales, pueden actuar con impunidad”, remarcó el diario.

La presencia de “narcos” elaborando metanfetaminas, ya no es considerada como “un grupo de mexicanos dispersos” como algún funcionario relevante rotuló en aquel 2008, sino que con el tiempo varias fuentes certificaron aquella cabecera de playa como perteneciente al poderoso cartel del “Chapo Guzmán”

Según el Informe Anual de las Drogas de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Argentina es el tercer país más nombrado como lugar de salida de cocaína en las diversas incautaciones realizadas en el exterior. Nuestro país  se ha convertido en una plataforma de tránsito internacional y punto de interés para que sigan intentando elaborar estimulantes sintéticos, triangular drogas, precursores, y/o lavar dinero del narcotráfico.

El Río de la Plata, desde Uruguay hasta la Argentina, ya está en proceso de colonización por parte del crimen transnacional. Es claro que, o no se hacen esfuerzos para evitarlo  o los que se hacen han fallado absolutamente.

26-11-14.

 

Norberto López Camelo

Crio. Gral. (RA)

____________________________________________________________________________________

 

LA POLICÍA  DE LA PROVINCIA DE BS. AS. ANTE UN NUEVO DESAFÍO… por JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

LA POLICÍA  DE LA PROVINCIA DE BS. AS. ANTE UN NUEVO DESAFÍO…

 

Un panorama por demás de incierto se avizora en un cercano futuro político y social de los argentinos; ya nadie puede negar esta realidad que nos preocupa porque es motivo de conversación en todo lugar y momento. Tampoco se puede ocultar que a este punto hemos llegado traídos de la mano, algunos, y otros a los empujones, por un gobierno con dos mandatos casi cumplidos, con logros –hay que reconocerlo- pero que han sido superados holgadamente por los errores. No han desaprovechado un solo día para cometerlos, y de toda clase. Errores pero también otros hechos que no pueden atribuirse a una mala praxis, a descuidos, desconocimientos, ni siquiera a ideologías. Toda la gestión del actual gobierno está teñida de gravísimos episodios de corrupción, de delincuencia, en los que aparecen involucrados altos funcionarios gubernamentales y hasta la propia familia presidencial hoy está bajo sospecha, a partir del desmesurado enriquecimiento de su patrimonio durante su mandato. Para lograr impunidad han tornado inoperante a buena parte del poder judicial, y sometieron y desarticularon gran parte de las fuerzas policiales. Han creado el caldo de cultivo propicio para una corrupción casi generalizada y la proliferación del delito en todas sus variantes. La sociedad y el país han quedado sin defensas, a merced de una delincuencia que se enseñorea en las calles sirviéndose de la vida, honra y bienes de las personas; agrandados por la protección del propio estado, que al mismo tiempo desmantela a las instituciones de seguridad, maltrata y hambrea a sus integrantes empujándolos a desvíos profesionales y en no pocos casos a la ilegalidad.

La delincuencia no es estática, y por distintas razones muda casi permanentemente de barrio o de ciudad, y según la respuesta de la fuerza policial será el tiempo que los malvivientes dedicarán a la zona elegida. Pero también sabemos que los asaltantes con más experiencia eligen la zona para sus fechorías según “el perfil” de los Jueces de la jurisdicción; información ésta que obtienen de sus propias experiencias,  a través de compañeros en la cárcel, o porque a veces les es aportada por sus abogados. Si la respuesta policial es escasa y en el Departamento judicial de la zona hay algún juez de los mal llamado “garantista”, sin duda que vecinos y policías de esos barrios o esas ciudades se verán en serias dificultades.

Lo mismo ocurre a nivel internacional. El contrabando, la trata de personas y el narcotráfico extienden sus fuertes brazos a los países donde la respuesta de las fuerzas de seguridad es escasa o débil, y la Justicia fácil de eludir. Donde hay corrupción. Nuestro país, sin duda alguna, por tales razones es que ha sido elegido por las mafias del narcotráfico y narcoterrorismo. Y ya están acá. La ciudad de Rosario es la cabecera de playa donde han desembarcado ante la mirada complaciente de las autoridades provinciales y nacionales –no se puede calificar de otra manera cuando se liberan las fronteras, a pesar de las advertencias que desde hace años se le hicieron al gobierno- . Desde APROPOBA también lo venimos señalando con suficiente anticipación. Los graves y reiterados hechos cometidos por los Narcos en aquella ciudad santafesina, dan cuenta de una actividad ilícita-criminal inédita y de tal crecimiento que ya hace trastabillar los esfuerzos del conjunto de fuerzas policiales y de seguridad destinados a su persecución.

De ilusos sería esperar que todo quede acotado en Santa Fe. Dijimos que Rosario era la cabecera de playa, pero sin duda que el objetivo de máxima para los narcos es la provincia de Buenos Aires. El conurbano. Y este es el punto que representa un nuevo desafío para los hombres y mujeres de azul. Lo que a los más viejos nos significó la aparición de la guerrilla terrorista marxista en la década de 1970, será para las nuevas generaciones de policías el desembarco de los Carteles de la droga y del narcoterrorismo. Antes movidos por el fanatismo ideológico en busca del poder. Ahora motivados por cantidades extraordinarias de dinero que manejan estos mercaderes de la muerte, que compran el poder y deciden la vida o la muerte de las personas. Nuestros camaradas jóvenes deberán prepararse para afrontar tiempos dramáticos y graves; estar en aptitud policial siempre y prepararse espiritualmente para el buen combate; y quién no se considere apto sería bueno que abandone la fuerza, porque no será tiempo para flojos. El riesgo aumentará exponencialmente, porque el enemigo está integrado por compatriotas que venden su dignidad. El policía debe saber que con la invasión de los narcos no solamente está en juego la seguridad, por cierto ya bastante deteriorada, está en peligro nuestra integridad como país, como sociedad, como familia. Y habrá que frenarlos a como dé lugar, y si es posible encarcelarlos, acosarlos hasta que sus líderes prefieran abandonar el país. Para esta lucha no esperen ayuda o acompañamiento de este gobierno atravesado por la corrupción; es más, probablemente deba ser a pesar de este gobierno  que, de alguna manera, ha creado las condiciones para la proliferación de estas mafias. ¿Cómo se explica sino que en un contexto de emergencia en seguridad decretada en nuestra provincia, la misma autoridad política disponga el  retiro del armamento de todas las dependencias policiales, dejando a sus efectivos y a los vecinos indefensos? Pero a esta lucha hay que librarla de todos modos, por el país que es de todos y por nuestros hijos que están en serio peligro. Sin cometer excesos pero con toda la fuerza que nos da la Constitución y demás leyes, sin caer en acciones marginales -como ocurre en otros países- que terminan siendo causas de consecuencias peores.

Ante la inminencia de estos acontecimientos, los policías deberíamos aguzar nuestra inteligencia para analizar el devenir político y evitar quedar enredados en operaciones, en las que no debe descartarse los millones de los Carteles comprando conciencias para debilitar el sistema. Por ejemplo, se está hablando con sospechosa insistencia de posibles desmanes o saqueos en el mes de diciembre, próximo a las fiestas. Los uniformados, este año más que nunca, debemos abstenernos de exteriorizar nuestros justos reclamos, ni participar, de ninguna manera, de los que efectúen otros sectores. Cualquier demanda policial puede ser utilizada para desencadenar otro hechos políticos de mayor envergadura, donde muchos serían los ganadores y solamente los policías quedaríamos con la factura en la mano, para pagar de por vida.

Si los narcos quieren anticipar su llegada al Gran Buenos Aires, que no sea “aprovechando” un conflicto policial y sus consecuencias. Si alguien del gobierno quiere renunciar que lo haga, pero que no se argumente una “desestabilización golpista” por parte de la policía. Y si algún sector de la población se lanza a saquear comercios, que lo hagan por propia iniciativa y no “imitando” a los uniformados o porque estos no trabajan.

Todos sabemos de la legitimidad de nuestros reclamos. Somos parte de argentina, vivimos y padecemos las mismas necesidades que la mayoría. Además  reclamamos otros derechos que, a diferencia de los demás trabajadores, a los policías nos son negados. La página de nuestra Asociación Profesional (APROPOBA) da cuenta de ello en abundancia. Pero entendemos sinceramente que este no es tiempo de exteriorizaciones; los reclamos deberían canalizarse exclusivamente a través de las entidades en las que el personal confíe. Es tiempo de trabajar a destajo, es tiempo de pedirles a los representantes del pueblo más entrenamiento, más equipamiento y armamento adecuado. Es tiempo de recuperar la calle.

Es un gran desafío el que tienen por delante los policías en actividad. Ojalá que una vez más la fuerza esté en aptitud de afrontarlo.

24 de noviembre de 2014.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

____________________________________________________________________________

 

A VECES PIENSO... Por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

A veces pienso…

 

Que la vida es corta, y otras…, que el infierno este cuesta soportarlo. Que me estoy yendo de esta vida y no resisto no poder haber hecho nada para cambiar esta sociedad.

¡Que lo parió! La violencia nos entró de a poco y creció con fuerza, echó raíces bajo la falsa premisa de los planes sin prestaciones. Toda una cultura de la vagancia a gran escala y de la compra de voluntades. Donde sucumbe la cultura y naufraga el ciudadano.

Se rompen los límites. Se compactan los valores en los camiones recolectores de basura, como si fueran árboles de raíces secas. La droga es el nuevo paradigma y sus soldados de apenas 15 o 16 años mueren como gorriones en las calles de los barrios pobres. 

Ni hablar de los muchachos nuestros, muertos y enterrados sin justicia, sin honores, sin historia! Total, nuestra sangre seca rápido y… A quién le importa?

Todo esto ya no nos asombra. La falta de decisiones políticas, tiene un solo calificativo. La falta de huevos de los dirigentes políticos y ese falso estado mayor que dice conducir la policía.

Agote, 20 de noviembre de 2014.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav) 

________________________________________________________________________

 

SI LES VIENEN GANAS DE VOMITAR, HÁGANLO...! PERO LEAN EL DOCUMENTO JUDICIAL QUE SIGUE A ESTA INTRODUCCIÓN

Publicado en Facebook por JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

SI LES VIENEN GANAS DE VOMITAR, HÁGANLO...! PERO POR FAVOR LEAN EL DOCUMENTO JUDICIAL QUE SIGUE A ESTA INTRODUCCIÓN

 

Nunca creí que personal de la policía de la provincia de Bs. As. estuviese involucrado en el brutal atentado contra la AMIA. Y alce mi voz todo lo que pude para defender, aun sin pruebas que me avalen, a los camaradas encarcelados injustamente. Toda la familia policial hemos sufrido andanadas interminables de insultos por parte de miembros conspicuos de la comunidad judía, tanto a nivel local como del exterior. Hemos sufrido descalificaciones, y hasta persecuciones políticas por parte del entonces gobernador Eduardo Duhalde reafirmando la teoría de la autoría policial en semejante crimen…

Luego de muchos años de encarcelamiento de nuestros camaradas, como así de agresiones y desprestigio a toda la Institución policial, la Justicia absolvió a los policías por “INOCENTES” y comenzó a escribirse la otra historia del atentado a la mutual judía.

Ahora, en el día de hoy, acabamos de enterarnos como fue la confabulación que llevó a los policías Juan José RIBELLI; Diego BARREDA (hijo de un camarada y amigo) Claudio ARAYA y Bautista HUICI a la cárcel por un delito que no cometieron, y quienes fueron los actores de semejante infamia.

A mis amigos civiles y familiares les ruego que lean todo el documento judicial que sigue a continuación, para que comprendan la magnitud de la operación que por aquellos días de Julio de 1994 se inició contra la policía de la provincia, con fines inconfesables, y que luego siguió con el asesinato de José Luis Cabezas, que para mí, sin tener pruebas, puro olfato, falta saber quiénes fueron los verdaderos autores intelectuales.

A mis camaradas les ruego difundan este documento, y si al leerlo les viene ganas de vomitar como me ocurrió a mí, háganlo. No es para menos.

 

Jesús Evaristo Scanavino

 

SOLICITAN SE DICTE PROCESAMIENTO Y SE CITE A INDAGATORIAS.

Sr. Juez Federal:

Alberto NISMAN, Fiscal General, titular de la Unidad Fiscal de Investigación para la Causa AMIA -Resolución M.P. N° 84/04- y Ramiro GONZÁLEZ, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°7 de la Capital Federal, en el marco de la causa N° 2.925/98, caratulada “Vicat, Luis Ernesto y otros s/ amenazas”, del registro del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4, respetuosamente nos presentamos y manifestamos:

I.- OBJETO

Que por medio del presente, venimos a solicitar que disponga el procesamiento de Federico Guillermo José Domínguez, Luis Ernesto Vicat, Aldo Andrés Spicacci Citarella, Miguel Ángel Márquez y Marta Nélida Parascandolo, en orden a los hechos que oportunamente fueran indagados, (ver fs. 1.265/1.275, 1363/1380, 1.122/1.125, 1.127/1. 138, 1.223/1.226, 1.176/1.181, respectivamente) toda vez que, a nuestro criterio, se han reunido en autos elementos de prueba suficientes para fundar el juicio de probabilidad positivo propio del temperamento procesal que se propone adoptar. Según estimamos y sin perjuicio de la calificación legal que en definitiva pudiere recaer, corresponde encuadrar los hechos atribuidos a los imputados en la figura descripta por el art 149 bis -segundo párrafo- del Código Penal.

Asimismo, de conformidad con los fundamentos que se expondrán a continuación, a nuestro juicio, corresponde ampliar la declaración indagatoria de los nombrados en razón de haber conformado una asociación destinada a cometer delitos (art. 210 CP) y, en los mismos términos, citar al ex juez federal Juan José Galeano, quien deberá ser intimado como parte de esa asociación delictiva y de los hechos relativos a las coacciones sufridas por Bautista Alberto Huici, Diego Enrique Barreda y Claudio Walter Araya.

II.- FUNDAMENTOS

Según se desprende de la instrucción de la presente causa, los nombrados fueron indagados en los términos del artículo 294 del Código Procesal Penal por una serie de irregulares sucesos acontecidos durante la primigenia investigación del atentado contra la sede de la AMIA, que tomaron mayor cuerpo y sustancia en el marco del debate celebrado por ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal n° 3, en ocasión de sustanciarse el juicio oral y público en la causa n° 487/00 (ver copia de la sentencia remitida a fs. 262).

Así las cosas, conforme los múltiples elementos de juicio que serán ponderados a lo largo de la presentación, logrará advertirse el mancomunado e ilegal proceder que tuvieron los imputados con el objetivo de aportar elementos tendientes a robustecer la falsa hipótesis de investigación del otrora juez de la causa, Juan José Galeano, utilizando, directa o indirectamente, determinados mecanismos coercitivos sobre quienes se hallaban en inferioridad de condiciones, dada la situación de privación de la libertad en la que por entonces se encontraban.

A nuestro juicio, los elementos probatorios reunidos en autos, permiten afirmar, que Luis Ernesto Vicat, Aldo Spicacci Citarella y Miguel Ángel Márquez -ex funcionarios de la policía bonaerense-, como así también, Marta Nélida Parascandolo -letrada en ejercicio de la profesión- y Federico Domínguez -abogado defensor y luego funcionario del gobierno de la provincia de Buenos Aires- se valieron de sus respectivos roles, funciones y relaciones personales a fin de acercarse o ponerse en contacto con Bautista Alberto Huici, Diego Enrique Barreda y los familiares de Claudio Walter Araya, con el objetivo de intentar quebrantar su voluntad con un destino específico: que modificaran sus declaraciones en el marco de la investigación del atentado a la sede de la AMIA, involucrando en el hecho a Juan José Ribelli a cambio de significativas dádivas de tipo económico o, más directamente, beneficios vinculados con la posibilidad de obtener la libertad y mantener o mejorar sus condiciones de detención.

Pues bien, a la fecha de los hechos Luis Ernesto Vicat, Comisario Inspector de la policía de la provincia de Bs. As., había sido puesto al frente de una “Área Especial” que dependía funcionalmente de la Secretaría de Seguridad de la provincia de Buenos Aires -de la cual era funcionario Domínguez- y, en esa condición, fue convocado por Juan José Galeano para colaborar con la investigación.

El Comisario Vicat, utilizando sus influencias, contactos y relaciones, junto con otros policías -Aldo Spicacci Citarella y Miguel Ángel Márquez- articuló mecanismos tendientes a obtener prueba que comprometiera a Juan José Ribelli en la causa AMIA. Con idéntica finalidad actuaron los abogados Federico Domínguez y Marta Parascandolo, sea en su condición de letrados presentados en la causa o bien, en el caso de Domínguez, en un doble rol de abogado de uno de los detenidos y, a su vez, funcionario de la Secretaría de Seguridad provincial, organismo del que dependía, tal como se adelantó, el “Área Especial” a cargo de Vicat.

Lo dicho se desprende claramente de los elementos probatorios incorporados al expediente. Cada uno de los nombrados asumió un rol determinado según el grado de confianza, cercanía u oportunidad que se les iba presentando con cada uno de los involucrados en la causa AMIA o “Brigadas”, inclusive con sus familiares, de los que se intentaba obtener, particularmente, una declaración que perjudicara la situación de Ribelli en el expediente y así robustecer la hipótesis de investigación falsa que Juan José Galeano apuntalaba respecto de la denominada “conexión local” del atentado del 18 de julio de 1994.

Pasemos revista al caso de Diego Barreda. Las pruebas reunidas demuestran que, tanto el ex Comisario Inspector Vicat como el ex comisario Márquez y el entonces oficial Spicacci Citarella, actuaron de manera solidaria para poner en práctica el plan común, conocido por todos, contribuyendo cada uno de ellos con su respectivo aporte al objetivo de obtener la declaración del nombrado Barreda.

En el caso, la convocatoria fue en primer término para el padre de Diego Barreda, de nombre Alberto, quien también integró la policía bonaerense. En esa oportunidad, Vicat ideó la reunión que se llevaría a cabo en un hotel del centro de la ciudad de Buenos Aires. Para ello, éste último contó con la colaboración de Spicacci Citarella, quien, a su vez, utilizó como nexo a un conocido de la fuerza, el ex Comisario Márquez, para llegar a Alberto Barreda, padre del detenido.

La función de los imputados Márquez y Spicacci Citarella debía ser la generar el contacto entre el padre de Diego y Vicat para que éste último hiciera su parte. Es decir, le comentase la “propuesta” a Alberto para que, a su vez, se la transmitiera a su hijo detenido. De esa manera, se aprovechaba el vínculo de los policías con el padre de Barreda como una herramienta de confianza para aproximarse al objetivo final, que era reunirse con Diego Barreda en su lugar de detención con el fin de proponerle, mediante medios coactivos, que declarara en la causa AMIA para perjudicar a Juan José Ribelli.

Así lo relató en su declaración testimonial Alberto Barreda al señalar con suma claridad que “precisamente cuando íbamos para el encuentro, Márquez y Spicacci me refirieron que el Sr. Vicat me iba a explicar qué había que hacer para que mi hijo salga en libertad…” (fs. 601/604).

De conformidad con la planificado, en el transcurso de los meses de enero y marzo de 1997, se organizaron algunos encuentros en el “Hotel Kempisky”, al cual asistieron Alberto Barreda, Vicat, Spicacci Citarella, Márquez y, en una oportunidad, el abogado de la familia Barreda, el Dr. Miguel Ángel Gargano Mendoza.

Del relato brindado por Alberto Barreda, se desprende que en el marco de dichas reuniones se acordó visitar a su hijo en la unidad carcelaria. El objetivo era convencer a Diego de declarar contra Ribelli. Y de esta manera, lo dijo Vicat: “se tiene que colocar en una situación para imputar al Sr. Ribelli en la causa Amia, porque les interesaba esa declaración a las personas que lo mandaban a él…”. Siempre en referencia a Vicat, Barreda padre comento que éste “se presentó con actitud imperativa, me dijo que era abogado, y me especificó que tenía las directivas del Dr. Galeano y del Gobernador de la P.B.A.”(fs. 601/604).

Pues bien, confirman la existencia de las reuniones los dichos del abogado de Diego Barreda, Gargano Mendoza -que participó en uno de los encuentros- al prestar declaración ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3.

En efecto, en el marco de la causa 487/00, relató que por convocatoria del imputado Vicat, concurrió a una reunión en el Hotel Libertador ubicado en la Avda. Córdoba y Maipú de esta Ciudad. Allí estaban presentes el nombrado Vicat, quien se presentó como Comisario de la Policía de la Provincia de Buenos Aires e integrante de una comisión especial que investigaba el atentado a la AMIA, el Dr. Spicacci y Alberto Barreda, padre de Diego Enrique. En esa oportunidad, comentó el testigo que “este señor Vicat, extendió un ofrecimiento al padre de Barreda y obviamente con destino a Diego Barreda, bueno una serie de beneficios probablemente quedar desligado de la causa, salir del país, obtener una nueva identidad y algún dinero”.

Según comentó el abogado, Vicat consideraba que Barreda no había dicho todo lo que sabía y que si lo llegaba a decir, Ribelli y Telleldín quedarían más comprometidos en la causa. No obstante, el testigo aclaró que no quedaba muy claro qué era lo que tenía que decir, pero “si Barreda acepta esta propuesta con nosotros, le vamos a decir un poco, le vamos a dar la letra correspondiente”. En pocas palabras, parece claro que si Barreda no tenía nada que decir, que era lo más probable pues ya había declarado, el propio Vicat, en realidad “nosotros” según afirmó el testigo, le dirían que era lo que debía declarar.

Continuando con su relato, Gargano Mendoza también refirió: “se positivamente que después lo fue a ver personalmente al lugar de detención” y agregó que su asistido le comentó que esa visita fue “en horas no habituales y que él entendía que tomaba esa visita como una especie de intento de presionarlo, atemorizarlo…” (ver testimonio remitido a fs. 221).

Los dichos de los testigos se corresponden con las constancias documentales agregadas pues, tal como lo relataron, una de esas visitas tuvo lugar a las 22.25 horas del día 3 de marzo de 1.997. Así lo comprueba la copia de la foja 105 del “libro de visitas letrados” de la División Alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal Argentina, de la que surge que Luis Ernesto Vicat y Aldo Spicacci Citarella concurrieron a dicha unidad con el fin de reunirse con Diego Barreda y permanecieron allí por el lapso de media hora (constancia remitida a fs. 221).

En ese sentido, Diego Barreda, en la declaración testimonial brindada a fs. 727/732, describió con detalle los acontecimientos. Y de allí pueden extraerse con claridad las presiones hacia él dirigidas y la razón por la cual quedó constancia de la visita en cuestión en el libro de visitas de los abogados.

Barreda expresó que el 3 de marzo de 1997, en la noche, se presentó Vicat en la Alcaldía del Departamento Central de Policía junto con Spicacci Citarella, manifestando contar con el aval del entonces gobernador Duhalde y del ex juez Juan José Galeano para trabajar en el expediente.

Las pretensiones de los visitantes, ciertamente en horario poco habitual, quedó sumamente clara en la declaración de Barreda. Afirmó que ambos pretendían “que yo cambiara mi declaración indagatoria prestada en el Juzgado del Dr. Galeano, y que en ese cambio debía imputar al Sr. Ribelli o involucrarlo con la causa Amia. Lo que iba a constar en la declaración es que había visto a Ribelli en una camioneta Traffic blanca.”

“…[N]o importa si lo conoce o no a Ribelli, Barreda, la declaración se la van a armar en el juzgado y usted nada más debe firmarla”, dijo Vicat. A cambio de ello, Barreda recibiría dinero, cambio de su situación procesal y la libertad. Además, según relató, contaría con la opción de radicarse en el exterior y un sueldo mensual por un determinado tiempo.

Barreda explico que “la presencia de Spicacci era para romper el hielo, ya que lo conocía, y también me alentaba para aceptar ese ofrecimiento…” y Vicat, por su parte, insistía para que acepte. En este sentido Barreda recordó que Victat le dijo “que si yo no negociaba los candados de la cárcel iban a estar abiertos; ello estaba relacionado a que si yo no negociaba podían trasladarme a otro lugar, ya que en éste lugar donde estaba alojado, estaba cómodo”.

Ante la insistencia de Vicat y Spicacci Citarella, Barreda dijo que lo pensaría, aclarándole Vicat que “Burguette había aceptado la oferta, y ya estaba en libertad, y que Bautista Huici que estaba también detenido en Infantería, estaba por negociar…”. Resta aclarar que, debido al tono de esta reunión, el detenido solicitó, expresamente, que la visita quedara registrada en el libro de letrados de la unidad, como efectivamente sucedió.

Como puede observarse, la metodología, que luego se reiteró en otros casos, era tan ilegal como sencilla. Aprovechar la situación de privación de libertad de una persona para ofrecerle determinados beneficios a cambio de una declaración falsa, haciéndole saber que podía recuperar su libertad -además de los favores de tipo económico- como efectivamente ya había sucedido con uno de sus consortes de causa, pero también se hacía saber que si el detenido no “negociaba”, no solo se mantendría la privación de la libertad, sino que las condiciones de detención podrían empeorar.

Ahora bien, en función de la visita relatada y su contenido intimidante, Barreda, además de poner en conocimiento de la situación al entonces Secretario de Seguridad -ver la misiva de fs. 725/726-, intentó hacer público el hecho. En este sentido, relató que se contactaron con Raúl Kollmann -el entonces periodista del Diario Página/12 que cubría para ese periódico la investigación de la causa AMIA ratificó ese intento al declarar ante el TOF Nº 3, fs. 5552 del expediente 3446/12- para evaluar la posibilidad de registrar el próximo encuentro con Vicat en una cámara oculta, la que se vio obstaculizada, pues, según le indicó el periodista, debía radicar una denuncia previa.

Con la misma finalidad, su esposa Gabriela Schirripa se reunió con Ricardo Ravanelli -productor del programa “Telenoche Investiga”-, sin llegar a concretarse ninguna filmación. Finalmente, la actividad de Vicat se vio interrumpida -a criterio de Barreda-, cuando el entonces Comisario tomó conocimiento del intento del detenido y su familia de darle publicidad a las coacciones.

Por su parte, Gabriela Rosana Schipirra de Barreda -esposa de Diego-, también describió los ofrecimientos realizados por los imputados, tal cual se los habían comentado su esposo y su suegro.

En efecto, reiteró el relato en cuanto a la imputación que debía hacer su marido en contra de Ribelli a cambio de percibir los beneficios indicados -como no continuar privado de la libertad-, y mencionó la intromisión en la investigación de gente del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, de manera tal de poner de manifiesto que quienes llevaban adelante las coacciones contaban con respaldo político.

La Sra. Schirripa también intentó hacer públicos los sucesos. Por intermedio del periodista Horacio Ravenelli, del programa “Telenoche Investiga”, propuso realizar una cámara oculta que reflejara los hechos que estaban padeciendo, pero no fue posible ya que, según indicó, no aceptaron las condiciones que les impuso la producción.

Mientras se producían los contactos para intentar darle publicidad a los sucesos, la esposa del detenido tomó conocimiento que alguno de los involucrados en la maniobra, le habían dicho a su suegro -Alberto Barreda- que sabían de su concurrencia al canal, con quién había ido y como estaba vestida. A partir de esta situación, Vicat “desapareció”, dijo la Sra. Schirrpa y, sorpresivamente, una semana después, quisieron trasladar a Diego a la cárcel de Caseros, considerando la testigo que ello se debía a no “tranzar con Vicat”.

En ese contexto, su marido, a través de un amigo de nombre Hugo Ferrer, vinculado con el canal “Telefé”, logró la emisión de un informe relacionado con el tema. A partir de la transmisión de ese programa, según declaró, recibió una llamada telefónica en donde una voz masculina le decía que iba a aparecer tirada en un zanjón con su suegro.

Por este episodio, el 22 de julio de 1997, radicó la denuncia ante la Justicia Federal de San Martín (causa 1396 “Schirripa de Barreda, Gabriela s/ denuncia de amenazas”, Juzgado Federal Nro. 2), sin obtener de la investigación resultado favorable (fs. 684/689).

Por lo demás, en lo que al caso de Diego Barreda respecta, resta remarcar que los testimonios de los periodistas Ricardo Ravanelli y Eduardo Cura -productores de “telenoche investiga”-, validaron los dichos que anteceden, pues evidencian su conocimiento acerca de la intención que tuvieron Barreda y su esposa, en el mes de julio de 1997, de revelar la ilicitud de la propuesta a través de los medios televisivos, tal como ambos lo mencionaron en su oportunidad (ver fs. 9.719/9.720 y fs 9.721/9.722 de la causa nro. 3446/12).

Ahora bien, de manera casi simultánea a la ocurrencia de los hechos narrados, se comprobó la existencia de otro suceso que deja en evidencia la modalidad recurrente empleada por los imputados con el objeto de obtener declaraciones para apuntalar la hipótesis del ex juez Galeano. Esta vez, el destinatario de las presiones para declarar en el sentido ya propuesto a Barreda, fue Bautista Alberto Huici, otro detenido en el marco de las investigaciones relativas al atentado contra la sede de la AMIA.

En esta ocasión, Vicat actuó de manera conjunta con los Dres. Federico Domínguez -otrora co defensor de Huici- y Marta Parascandolo, abogada de otra persona involucrada en las investigaciones relativas al atentado terrorista, Alejandro Burguette, cuya situación procesal y administrativa tuvo mucha relevancia en la presiones destinadas a quebrar la voluntad de los ex policías bonaerenses detenidos.

A través del testimonio de Huici, pudo establecerse que los nombrados concurrieron a su lugar de detención con el fin de proponerle que declarara contra Ribelli. Si así lo hacía, obtendría beneficios procesales y económicos.

En efecto, en este caso, nuevamente Vicat actuaba como colaborador de la investigación por encomienda de Galeano; Domínguez, oficiaba como nexo para acercarse al imputado ya que lo conocía desde larga data y la Dra. Parascandolo intercedía a fin de garantizar que Galeano “cumplía”, pues su defendido Burguette, tras haber declarado según sus indicaciones, había sido beneficiado con un sobreseimiento en el sumario administrativo policial y con la libertad en lo relativo a las investigaciones de la causa AMIA.

Huici declaró en varias oportunidades respecto de los sucesos. En cada oportunidad en la que fue escuchado, reiteró que entre los meses de febrero y marzo de 1.997, Parascandolo, Vicat y Domínguez se presentaron en la Guardia de Infantería de la P.F.A. con el fin de solicitarle “colaboración” en la investigación, ofreciéndole beneficios a cambio de modificar su declaración en la causa AMIA e involucrar a Ribelli en esa investigación. También hizo referencia de la intromisión de Parascandolo en su declaración indagatoria del 17 de julio de 1.996 y a las amenazas sufridas en la unidad carcelaria en la que se alojaba hacia 25 de noviembre de 1997.

Desde el punto de vista del valor probatorio, no puede pasarse por alto la coincidencia de los testimonios brindados por Huici. Primero ante el ex juez Galeano en los términos del art. 294 del C.P.P.N. (fs. 819/823), y luego ante VS en esta investigación (fs. 14/17, 66 y 767/772). Puede observarse que pese haber transcurrido más de diez años entre los actos procesales, el relato sigue siendo prácticamente idéntico y ello constituye un indicio inequívoco de veracidad. Veamos.

Huici señaló que conoció al Dr. Federico Domínguez en el año 1983, y que -ya encontrándose detenido en el marco de la causa AMIA-, se apersonó en la Guardia de Infantería de la P.F.A. (donde estaba alojado) y le ofreció presentarse en la causa como co defensor, ya que le “podía dar una mano”. Dijo que fue el Dr. Domínguez quien le presentó a Luis Vicat, refiriéndose a este último como integrante de un “grupo de elite” abocado a la investigación de la causa AMIA.

El entonces detenido recordó que en el mes de febrero o marzo de 1997, Vicat, Domínguez y Parascandolo, se presentaron en la Guardia de Infantería a fin de convencerlo para cambiar sus dichos. Concretamente, Parascandolo le manifestó: “fíjate, Alejandro (por Burguette), no sólo está en libertad, sino que está trabajando, ves que Galeano cumple” (fs. 14/17). Nuevamente la nefasta invocación de Burguette como una muestra acerca de la arbitraria posibilidad de disponer respecto de las condiciones laborales y de detención de una persona.

Particularmente, respecto a la abogada Parascandolo, narró el episodio ocurrido el 17 de julio de 1996, oportunidad en la que fue trasladado al Juzgado Federal Nro. 9, a fin de ampliar su declaración indagatoria. Es esa ocasión la abogada le pidió “….hablar mal, que tenía que decir que se juntaba plata en la Brigada, siempre en contra de Ribelli, que había visto una Trafic blanca en la puerta de la Brigada de Lanús, y que me parecía que andaban Ribelli y Leal” y que “esto era a cambio de mejorar mis condiciones de detención y de que me concedieran mi libertad”.

Domínguez también insistía con el mismo pedido. Concretamente Huici manifestó: “con Domínguez tuve muchas entrevistas en el Departamento Central y discusiones porque quería que declarara en contra de parte del gobierno provincial, del Jefe de la Policía y de Ribelli”.

Agregó que, luego de que Domínguez le presentara a Vicat (véase en este sentido la declaración del Dr. Lupiano ante el TOF Nº 3, remitida a fs. 262) hubieron muchas reuniones en su lugar de detención a las cuales concurrían la Dra. Parascandolo y Vicat.

Huici relató que en esas reuniones le insistían para que colaborara con lo que ellos le proponían y que observara los resultados que había tenido Burguette. “Luego también fueron Domínguez y Vicat, y este último me dijo que venía de parte de Juan José; también me trajo una declaración para ver que tenía que decir, y que si yo estaba de acuerdo iba al juzgado declaraba eso y lo firmaba”, apuntó el testigo.

Los tres, en referencia a Vicat, Domínguez y Parascandolo, hablaban de la propuesta, sostuvo Huici, pero “la primera que lo deslizó fue Marta Parascandolo”. Sin embargo, en la oportunidad en que Domínguez lo asistió en su declaración indagatoria, se escribió en el acta cosas que el abogado le indicaba que debía declarar. Precisamente el testigo manifestó: “quedaron asentado cosas que Domínguez mismo dictó a Javier De Gamas, y yo le referí que no se ponga eso, a lo que Domínguez me respondió que ‘esto no va ni a juicio oral’”.

Como colofón, Huici comentó que el día en que era trasladado al juzgado para notificarse de la prisión preventiva, se encontró con Burguete quien le manifestó: “por qué motivo no le había hecho caso a Marta, que después me iba a dar cuenta. Finalmente ese día salió en libertad” (fs. 767/772).

Puntualmente en este caso se torna necesario poner de resalto las situaciones, al menos, llamativas que rodearon la defensa técnica de Bautista Huici y que dan pábulo a las situaciones de coerción sufridas por el imputado.

En la declaración indagatoria que se llevó a cabo 15 de julio de 1996, el nombrado designó para su defensa técnica al Dr. Jorge Daniel Morán (fs. 792/793), letrado que lo acompañó hasta, al menos, el 21 de agosto de 1996 (fs. 812/815).

No obstante, paralelamente y estando vigente la asistencia letrada del Dr. Morán, el 14 de agosto de 1996, asumió el cargo de co defensor Federico Domínguez (fs. 799/811). Esta tarea sólo la desempeño hasta el 21 del mismo mes y año, es decir, una semana, dejando en su reemplazo al Dr. Claudio Gabriel Lupiano (fs. 812/815). Sin embargo, y pese a su apartamiento de la defensa, Domínguez continuaba involucrado en la cuestión, ya que en el transcurso de febrero y marzo de 1997, varios meses después de la renuncia, junto con Vicat y Parascandolo, visitaba a Huici en su lugar de detención. De hecho, el Dr. Lupiano estaba íntimamente vinculado con el estudio jurídico del Dr. Domínguez.

En este contexto, puede sostenerse que Domínguez, sea en su rol de persona de confianza del detenido, sea como abogado presentado en el expediente o como funcionario provincial, no solo seguía en contacto con Huici sino que participaba de su defensa formal a través del Dr. Lupiano, otrora vinculado a su estudio jurídico.

Y no resulta un dato menor que ni siquiera el propio Lupiano, al ser interrogado en el debate oral y público sustanciado por el atentado contra la AMIA, haya podido brindar explicación alguna sobre estas circunstancias (ver declaración testimonial del debate oral y público sustanciado en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Federal n° 3 en el marco de la causa n° 487/00, remitida a fs. 261).

Únicamente en el contexto de las maniobras de presión sobre los detenidos se explica la asistencia de Parascandolo, no solo en el lugar de detención de Huici sino también, en la declaración indagatoria llevada a cabo el 17 de julio de 1996. Su presencia, que no consta en el acta, fue admitida por ambos -más allá de disentir en el motivo de ella- y con el extraño aditamento que también estaba presente el Dr. Morán, efectivamente en ejercicio de la asistencia técnica del imputado. A diferencia de lo sucedido con la aquí imputada, la concurrencia de Morán quedó asentada en el acta respectiva (ver declaración indagatoria de Parascandolo de fs. 1.176/1.181, copia de la declaración indagatoria de Huici en causa “Brigadas” a fs. 794/797).

Obsérvese que ni Huici ni Barreda aceptaron modificar sus declaraciones y en la medida de sus posibilidades soportaron las coacciones. No obstante, las represalias no se hicieron esperar.

Respecto a Barreda, éstas se canalizaron por medio de las amenazas telefónicas denunciadas por su esposa Gabriela Schirripa, cuya presentación, ya se mencionó, tuvo un repentino y sorpresivo sobreseimiento y la denunciante, una extracción de testimonios para ser investigada.

En el segundo caso, el 27 de noviembre de 1.997, Huici recibió una misiva anónima en su lugar de detención, de claro tono intimidante y manifiestamente referida a la postura por él asumida, la cual involucraba la seguridad de ciertos integrantes de su familia. Esta denuncia, obtuvo similar suerte que la anterior pero, esta vez, su final fue la prescripción de la acción penal.

De ello da cuenta el testimonio brindado por el Dr. Marcelo Eduardo García ante el Tribunal Oral Criminal Federal n° 3 (remitido a fs. 221). García, en su carácter de abogado defensor de Huici en el debate oral y público, relató que, según le habría manifestado su defendido, la amenaza recibida en la unidad carcelaria estaba relacionada con su comportamiento en la causa AMIA, ya que le habían ofrecido algo y él no lo había aceptado, y que según su entender, provendría de un jefe de seguridad de la Provincia de Buenos Aires -todo indica que la referencia es a Domínguez en su rol de asesor de la Secretaria de Seguridad- o de parte de Vicat.

Efectivamente, a partir de fs. 1 se encuentra agregada la denuncia efectuada por el Dr. García ante la Seccional 6 de la P.F.A., respecto de la cual, -y sin perjuicio de la prescripción oportunamente declarada-, no podemos dejar de resaltar que, a fs. 2, pueden observarse dos fotografías -una de ellas de los hijos de Huici cruzando la calle-, con una leyenda que dice “te ofrecimos la calle, y te cagaste. Ahora aguantátela sólo. Pensá lo fácil que es esto”.

A esta altura habrá podido observarse que no resulta un dato menor que, tanto en las presiones ejercidas contra Huici como las sufridas por Barreda con el objeto de torcer su voluntad para involucrar en la causa a Ribelli, contenían siempre la referencia respecto de la situación de Alejandro Burguette quien, tras “colaborar” con la investigación, mejoró su situación procesal en la causa, como así también, en el sumario administrativo policial.

Efectivamente, un repaso de lo actuado al respecto en el sumario administrativo n° 281.945 de la Dirección de Sumarios de la Dirección General de Asuntos Judiciales de la Secretaria de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, da cuenta de que Alejandro Burguette fue intempestivamente desvinculado, ordenándose levantar la disponibilidad preventiva oportunamente decretada respecto del nombrado (ver fs. 1133/1135 del expediente administrativo, remitido a fs. 477).

Aquella decisión fue firmada por el entonces jefe de la Policía Bonaerense, Comisario General Adolfo Hugo Vitelli, el 2 de abril de 1.997, a pesar de que el Jefe de la División Dictamen Legal de la Dirección de Asesoría Jurídica de dicha institución, Dr. Enzo Zornetta, emitió con fecha 17 de diciembre de 1.996 -casi cuatro meses antes- un dictamen por medio del cual responsabilizó al Comisario Burguete por los hechos materia de investigación en esas actuaciones administrativas, vinculados con la Brigada de Lanús (fs. 1.130/1.132 del mencionado expediente administrativo).

El dictamen de referencia, desatendido por Vitelli, indicaba que “…el Comisario Burguette se encuentra incurso en la norma que se le imputa “infracción al art. 59 inc. 7 de la ley 9550”; toda vez que…..a la luz de los elementos de convicción aportados y por aplicación del sistema de las libres convicciones razonadas (arg. Art. 66 “1° parte” de la ley 9550), afectó gravemente no sólo el prestigio de la Institución sino también la dignidad de funcionario….”.

Del mismo modo, la situación judicial de Burguette, también había sido mejorada. En la causa n° 1598 -“Brigadas”- con fecha 31 de julio de 1.996, el entonces magistrado Juan José Galeano dispuso “decretar el procesamiento de Alejandro Burguete por encontrarlo responsable del delito de falsedad ideológica en concurso real con asociación ilícita (arts. 45, 210 y 293 del Código Penal) no obstante lo cual se dispuso la inmediata libertad del nombrado (ver la decisión agregada en copias a fs. 465/552 del Sumario Administrativo n° 281.945/96).

La situación judicial y sumarial de Burguette no fue producto de la casualidad.

El testimonio del entonces Jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, es contundente y confirma la intervención directa de Domínguez en la desvinculación de Buerguette del sumario administrativo de referencia. Con ello, podrá advertirse, que la actuación del nombrado trascendió largamente lo relativo a su relación con Huci para, en realidad, proyectarse sobre la maniobra general pues, efectivamente, Burguette era el “botón de muestra” utilizado como ejemplo aleccionador tendiente a quebrantar la voluntad de los entonces detenidos.

En efecto, Adolfo Hugo Vitelli, al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 en el marco del debate oral (ver fs. 444/468), manifestó que tuvo que tomar la decisión de desvincular a Burguette a pedido de Federico Domínguez, ya que la medida, según se le indicó “era beneficiosa para la investigación”. A renglón seguido el firmante de aquella decisión aclaró que, a su juicio, la resolución adoptada había sido prematura, por cuanto debía esperarse la resolución de la causa judicial.

Los dichos de Vitelli son abonados por lo declarado por José Carlos Bretschneider -otrora Director General de Asuntos Judiciales de la Policía Bonaerense-, quien afirmó que la situación de Burguette de permanecer en actividad, pese a estar procesado por falsedad ideológica y asociación ilícita, no era normal y que la explicación debía buscarse en los “estamentos superiores que deciden por sobre la institución policial” (ver declaraciones remitidas a fs. 221).

Estos dichos corroboran que, más allá del estamento que formalmente debía decidir sobre la situación laboral de los policías bonaerenses por entonces involucrados en la investigación el atentado contra la sede de la AMIA, lo cierto es que las decisiones que en ese campo se tomaban, estaban atravesadas por otros intereses. Las decisiones adoptadas respecto de Burgette, estaban guiadas por quienes intentaban incidir sobre la voluntad de aquellos a los que la situación de Burguette se le exhibía como una muestra de los “beneficios” que podían obtener si declaraban falsamente para abonar la hipótesis de investigación que sostenía el juez Galeano.

Finalmente y una muestra más de aquellos episodios que acontecían paralelamente a la investigación del atentado contra la sede de la AMIA, corresponde reparar en las circunstancias irregulares que también rodearon la situación de Claudio Walter Araya. Los sucesos que lo involucraron, revelan, una vez más, la particular modalidad que empleaba este grupo de imputados para acercarse de alguna manera a las víctimas, cuya situación de encierro resultaba ventajosa para poner en práctica las presiones para obtener prueba en un sentido determinado.

En efecto, por aquel entonces, Araya se encontraba atravesando las mismas condiciones que sus pares Huici y Barreda, esto es, era un efectivo de la policía bonaerense detenido por orden del ex juez Galeano en el marco de las investigaciones del atentado terrorista del 18 de julio de 1994.

Lo significativo de este caso fue que la especial condición de salud que atravesaba Araya, colaboró para que su entorno familiar más íntimo resultase víctima nuevamente de las ilícitas maniobras desplegadas por los encausados.

En efecto, el estado de salud del ex policía bonaerense detenido motivó que su hermana, Jaqueline Gisele Araya, y su esposa Alexandra Gabriela De Leone, requirieran asistencia letrada en busca de una solución. En ese marco, volvió a cobrar un rol protagónico Marta Nélida Parascandolo. Los familiares de Araya mantuvieron el primer contacto con la letrada para intentar buscar alguna alternativa.

Los testimonios brindados por la hermana y la esposa de Araya, no sólo confirman las circunstancias mencionadas sino que, además, ratifican la hipótesis de que Parascandolo, sin vacilación alguna, aprovechó nuevamente su estado de necesidad para filtrar a través de ellas la importancia de involucrar a Ribelli en la investigación que llevaba adelante el ex magistrado (cfr. fs. 1021/1.022 y 1.023/1.025).

De sus declaraciones testimoniales surge que se entrevistaron por primera vez con Marta Parascandolo por sugerencia de un amigo y compañero de trabajo de Walter Araya, Javier Smurro, quien se encuentra fallecido. Una de las testigos relató que “estábamos muy preocupadas por el estado de salud de mi hermano y veíamos que el abogado no se preocupaba por esa situación” (cfr. fs. 1.021/1.022). Inclusive, Jaqueline Araya, refirió que tras solicitarle a la letrada que se hiciera cargo de la defensa de aquél, Parascandolo contestó “…que no podía porque se estaba asistiendo a Burguete, nos dijo que lo que podíamos hacer era buscar un defensor oficial y que ella iba a estar por detrás” (cfr. fs. 1.021/1.022 vta.).

Otra de las indicaciones que la aquí imputada aprovechó para introducir en el marco de la consulta técnica y relacionada con la situación de necesidad de Araya fue, según la citada testigo, que “…lo que teníamos que hacer era ir al Juzgado, contar todo sobre el estado de salud de mi hermano y pedir que se lo cambiara de centro de detención. Y también nos dijo que mi hermano tenía que declarar todo lo que sabía sobre Ribelli. (…) la abogada entabló una conversación telefónica y después nos reiteró que fuéramos al Juzgado que teníamos las puertas abiertas.” (cfr. fs. 1.021/1.022). En este sentido, es conteste la declaración de De Leone al sostener que Parascandolo le comentó “…que ya había hablado con el Juzgado y que nos había dejado las puertas abiertas para que vayamos a hablar” (cfr. fs. 1.023/1.025).

Por cierto que la abogada Parascandolo intentó que Araya no tomara conocimiento previo acerca de los lineamientos que ella misma les impartía a sus familiares. En ese sentido, la testigo De Leone expresó “… ella me dijo que no le contáramos nada a mi marido que la habíamos ido a ver a ella, para no alarmarlo o para que no se pusiera mal por su problema de hipertensión” (cfr. fs. 1.023/1.025).

Pues bien, continuando con el relato de los hechos, cuando se presentaron en el juzgado del entonces juez Galeano fueron bien recibidas y escuchadas por el secretario De Gamas quien, según la testigo, “también nos dijo que mi hermano podía declarar en la causa sobre lo que sabía de Ribelli, las estrategias que se planeaban en la cárcel, sobre la causa Wilde, puntualmente nos mencionó eso” (cfr. fs. 1.021/1.022).

En ese contexto, la testigo Jaqueline Araya también sostuvo que, por recomendación de la imputada Parascandolo, le pidieron al Secretario que restringiera las visitas a su hermano afirmando, además, que “la abogada utilizó el término ‘emisarios’, nos dijo que pidiéramos en el Juzgado que no dejaran pasar a emisarios”. Tras ello, De Gamas les dio un papel que no llegó a leer detenidamente y luego firmó junto con su cuñada, Alexandra Gabriela De Leone (cfr. fs. 1.021/1.022 vta.).

Sobre ese punto, no resulta un dato menor la revelación de la testigo De Leone en cuanto aseveró que el contenido del acta -correspondiente a la foja 41.289 de la causa AMIA- que firmó en el juzgado el día 18 de octubre de 1.996, fue sugerido por Parascandolo. Al respecto, expresó que “…la Dra. Parascandolo nos dijo que ella sabía por su asistido, el Sr. Burguete que había un grupo de policías y el Sr. Ribelli que manejaban todo, y que por eso nosotras teníamos que pedir que no lo visitara nadie de policía que pudieran hablar con él” (cfr. fs. 1.023/1.025 vta.).

Así, la pieza procesal citada, no hace otra cosa que revelar la materialización de las indicaciones efectuadas por la imputada Parascandolo en el marco de la consulta que le efectuaron los familiares de Araya. A ello se suma otro de los fragmentos del instrumento que revela el sentido que se le pretendió otorgar al acto procesal. Allí puede leerse la expresa referencia a “las presiones que siente [Walter Araya] por parte de Ribelli en la Unidad 16 del Servicio Penitenciario Federal”. Con ello, los familiares de Araya lograron que se hiciera efectivo el traslado del detenido al Cuerpo de Policía Montada.

Pues bien, el testimonio de Walter Araya es un claro sostén probatorio en torno a las particularidades que rodearon la aludida intervención de Parascandolo en su condición de abogada en la causa, pues, además de haber manifestado que desconocía las circunstancias relatadas por su hermana y su esposa, refirió que “ellas [su hermana y su esposa] me dicen que habían tenido charlas con De Gamas e incluso con Galeano. Que De Gamas les había dicho que yo debía declarar contra Ribelli, que hablara de la causa de Wilde, de la estrategia de los abogados que se tejían en la cárcel.” A lo cual no accedió pues aclaró que no iba a mentir (cfr. fs. 1.026/1.028).

También dijo que cuando declaró en el juzgado de Galeano y relataba todos sus destinos en la policía bonaerense le dijeron que toda esa información no servía, que no era de relevancia para la causa y sintió que en esos momentos esperaban que declarara otra cosa. Que por dichos de su esposa se enteró que Parascandolo le indicó que tenía que ir al juzgado y asimismo “…que ella les había abierto las puertas con el Juzgado y que les dijo que iba a estar atrás de todo lo que fuera mi traslado.”

Seguidamente, cuando tuvo acceso al acta que firmaron su esposa y su hermana, Araya expresó “yo estaba leyendo otras cosas y vi el acta, entonces le pregunté a mi esposa si ellas habían leído lo que decía el acta y mi mujer me dijo que si la había leído, pero no le había dado interés a su contenido, que ella en lo que más había hecho hincapié era en mi enfermedad y que había algunas cosas que las había agregado el Tribunal”.

En el mismo sentido, el declarante sostuvo que tomó conocimiento de lo que se volcó en el acta de fs. 41.289 acerca de Ribelli, por intermedio de su esposa y agregó “…que parte le había dado letra la Dra. Parascandolo y parte lo volcó el Tribunal…”. Finalmente, Araya aclaró que nunca se sintió presionado por Ribelli, y que no tenía contacto con él pues estaba en un sector donde lo tenían aislado.

Con todo lo expuesto, no resulta aventurado afirmar que las evidencias reunidas dejan al descubierto la indebida intromisión de Marta Nélida Parascandolo en cuestiones inherentes a la defensa técnica de los entonces imputados del atentado terrorista, en forma simultánea y paralela a la asistencia que le brindaba a Burguete en el mismo proceso. Las intervenciones de la letrada se dieron en un marco de clandestinidad y siempre con la velada finalidad de dar cumplimiento a la tarea asumida junto con sus consortes de causa, esto es, colectar declaraciones y demás elementos probatorios que pudieran implicar falsamente a Juan José Ribelli en el hecho delictivo.

Al respecto, también es necesario ponderar que el comportamiento demostrado por Marta Nélida Parascandolo y cuya legitimidad se cuestiona, generó la intervención del Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal que, por cierto, dispuso la suspensión del ejercicio de la profesión de la nombrada letrada, por el término de un año, por las presiones realizadas sobre Bautista Huici, Alejandro Burguete y las familiares de Claudio Walter Araya, parar lograr un cambio en sus declaraciones indagatorias con el objetivo de comprometer en la investigación a Juan José Ribelli (cfr. fs. 534/562).

Ahora bien, llegados a este puto, estamos en condiciones de afirmar que la actuación desplegada tanto por Domínguez y Parascandolo como por ex policías Vicat, Spicacci Citarella y Márquez en el marco de los hechos analizados, no hacen más que dejar al descubierto métodos de coerción utilizados para lograr un objetivo determinado, esto es, obtener declaraciones falsas contra persona determinada para perjudicarla en el trámite de un proceso judicial.

Sucede que el objetivo unificado y la metodología utilizada -analizada en extenso por el Sr. Juez federal en el auto de procesamiento del 19 de septiembre de 2006- descarta que se trate de hechos aislados o casuales. Se ha comprobado en la causa que el ex juez federal, Juan José Galeano, articuló una serie de mecanismos tendientes a la construcción de una hipótesis de investigación falsa destinada a involucrar a policías bonaerenses en el atentado contra la sede de la AMIA.

Tal vez el punto máximo de aquel comportamiento sea el pago ilegal a Carlos Alberto Telledín -cuyo juzgamiento en la instancia oral se encuentra próximo- pero en modo alguno, las coacciones relatadas en esta presentación deben quedar al margen de aquella maniobra general pues, como ha quedado demostrado, los aquí imputados contaban con el aval y las directivas del propio juez de la causa.

Y esto sucedía porque, justamente, las maniobras de coerción contra los detenidos, tributaban al mismo objetivo de robustecer la imputación falsa, particularmente contra Ribelli. Que Huici, Barreda o Araya, aun coaccionados, no hayan modificado sus declaraciones no implica que deba excluirse a Galeano de esta porción del expediente. Por el contrario, opinamos que los elementos puestos de manifiesto en esta presentación autorizan la citación en los términos del art. 294 CPPN del ex juez federal.

Más allá de lo escrito en el marco del legajo Nº 148 -también abordado por VS en el procesamiento del año 2006- lo cierto es que Vicat se presentaba como un enviado de “Juan José”, tan cierto como que el propio Domínguez sugirió que Vicat quedó al frente del “Área Especial” dependiente de la Secretaría de Seguridad -en la que él era funcionario- en razón de la intervención de Galeano y Beraja. Lo mismo puede sostenerse respecto de la abogada Parascandolo que transitaba por los lugares de detención y se vinculaba con el Juzgado Federal Nº 9 como si formara parte del equipo de trabajo.

Por estas razones, estimamos oportuna y pertinente la convocatoria del ex juez federal, no solo para que responda respecto de los hechos de coacción, sino también en razón del modo coordinado en que ellos tuvieron lugar.

En efecto, los elementos analizados indican que Luis Ernesto Vicat, Aldo Spicacci Citarella y Miguel Ángel Márquez -ex funcionarios de la policía bonaerense-, como así también, Marta Nélida Parascandolo -letrada en ejercicio de la profesión- y Federico Domínguez -como abogado y paralelamente funcionario del gobierno de la provincia de Buenos Aires- obraron de un modo organizado, con un objetivo común y un modo de operar coincidente.

Se valieron de sus respectivos roles, funciones y relaciones personales a fin coaccionar a Bautista Alberto Huici, a Diego Enrique Barreda y a Claudio Walter Araya -por intermedio de sus familiares-, a fin de intentar quebrantar su voluntad, e intentar conseguir que modificaran sus declaraciones para involucrar a Juan José Ribelli en la investigación del atentado contra la sede de la AMIA. Esas declaraciones que serían “pagadas” con significativas dádivas de tipo económico o, más directamente, beneficios vinculados con la posibilidad de obtener la libertad y mantener o mejorar sus condiciones de detención –o su contracara, continuar privados de la libertad mientras que podría ser excarcelados o empeorar sus condiciones de detención-, se encontraban insertas en la maniobra general del Juez Federal Galeano -que, recordemos fue el que decretó la libertad de Burguette- tendiente a obtener prueba que apuntalara su falsa hipótesis de investigación.

Lo dicho supone que la actividad de los imputados, conocida, avalada y dirigida por Galeano, trascendió el hecho individual, pudiéndose constatar un grado de organización y desarrollo de las maniobras que se corresponde con la figura de la asociación ilícita del art. 210 del Código Penal. Hipótesis, que por cierto, nunca fue ajena a este expediente.

En razón de lo expuesto y encontrándose reunidos los elementos de juicio que comprueban las presiones sufridas por los mencionados Huici, Barreda y Araya, y habiéndose constatado el obrar asociado -y de un modo dotado de cierta organización- de los imputados con el ex Juez Galeano para cometer ilícitos, es que consideramos que corresponde decretar el procesamiento de Federico Guillermo José Domínguez, Luis Ernesto Vicat, Aldo Andrés Spicacci Citarella, Miguel Ángel Márquez y Marta Nélida Parascandolo en orden al delito previsto en el art. 149 bis, segunda parte, del Código Penal, como asimismo, resulta oportuno citar a los nombrados y a Juan José Galeano a los efectos de intimarlos de la asociación conformada en los términos del art. 210 del CP, debiéndose imputar al ex magistrado, también, de los 3 hechos de coacción que hasta aquí se han ventilado en el expediente.

III-. PETITORIO

De conformidad con todo lo expuesto este Ministerio Publio solicita que:

1) Se disponga el procesamiento de Federico Guillermo José Domínguez, Luis Ernesto Vicat, Aldo Andrés Spicacci Citarella, Miguel Ángel Márquez y Marta Nélida Parascandolo en orden al delito de coacción (art. 149, bis segunda parte, CP), conforme la intervención de cada uno de los nombrados en los hechos relativos a Bautista Alberto Huici, Diego Enrique Barreda y Claudio Walter Araya.

2) Se amplíen las declaraciones indagatorias de Federico Guillermo José Domínguez, Luis Ernesto Vicat, Aldo Andrés Spicacci Citarella, Miguel Ángel Márquez y Marta Nélida Parascandolo en orden los hechos enmarcados en el delito de asociación ilícita (art. 210 CP).

3) Se cite a prestar declaración indagatoria a Juan José Galeano en orden a los hechos enmarcados en el delito de asociación ilícita (art. 210 CP) y respecto de las coacciones en perjuicio de Bautista Alberto Huici, Diego Enrique Barreda y Claudio Walter Araya (149 bis, segunda parte, CP)

Buenos Aires, 12 de septiembre de 2014.-

Alberto Nisman Ramiro González

Fiscal General Fiscal Federal

_______________________________________________________________________________

 

La alternancia en el gobierno y administración de nuestras organizaciones representativas

Nota de HUGO ALBERTO VACCAREZZA, Secretario de Relaciones Laborales de APROPOBA

 

LA ALTERNANCIA EN EL GOBIERNO Y ADMINISTRACIÓN DE NUESTRAS ORGANIZACIONES REPRESENTATIVAS

 

Cuando un grupo de personas y sus aplaudidores pretenden enquistarse en la conducción de alguna de nuestras organizaciones, y de hecho lo ha conseguido por muchísimos años, solo nos queda a los afiliados pensar en tres sentidos; veamos:

1.- La vanidad de sentirse con poder a su disposición y de creerse los mejores.

2.- La conducción y administración de los intereses del universo convertidos en negocio de unos pocos.

3.- El temor de que otra comisión descubra cuestiones por las que no puedan dar explicaciones racionales.

A mi no me las pudieron dar cuando recurrí administrativamente, por la cesión inconsulta del predio para fines políticos, en franca transgresión de las normas estatutarias; aún están en deuda y ésta es una buena oportunidad de reivindicar el derecho del socio a ser informado.

Como vera estimado camarada, me estoy refiriendo al Círculo Policial, nuestro círculo y a su C.D.

La alternancia como sistema renovador, fortalece el espíritu dirigente pero fundamentalmente, la unión institucional, la interacción armónica de todos los asociados, el crecimiento exponencial, el prestigio profesional y el estatus que debe exhibir una organización independiente con sus interlocutores políticos y sociales. Esta es la base sobre la que se construye respeto y consideración, propia y ajena y nadie lo puede discutir.

Es impostergable bregar por la renovación de la única corporación que no se ha dado por enterada de los nuevos y bienvenidos aires que soplan gratificantes sobre nuestra Caja de Retiros; Servicios Sociales; Representantes ante el IOMA y el Centro de Oficiales Retirados.

Si sentimos que somos merecedores de un protagonismo diferente, inclusivo, motivador, de sana participación al servicio del universo societario y sin mezquindades subalternas, habrá que adoptar una firmeza ética inusual para que aquella minoría exitista desista del atornillamiento a sus sillones y deje el paso libre a nuevos dirigentes con renovados bríos.

Serán - ellos - los fiscales de una nueva gestión y seguramente no llegarán expresarse en éstos términos, porque la nueva dirigencia tiene otros parámetros de gestión, una concepción moderna fundada en el pluralismo; es decir, tiene en claro por sobre todas las cosas, que es lo que no se debe hacer.

Las próximas elecciones, serán determinantes para saber si estamos a la altura de las circunstancias.

12 de septiembre de 2014.

 

HUGO A. VACCAREZZA

________________________________________________________________________________

 

¿Que pretendemos?

Por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

¿Qué pretendemos?

 

¿Llegar a los hospitales y ser atendidos con una medicina de excelencia? ¿Nuestros hijos formados intelectualmente y profesionalmente en escuelas y universidades estatales?

¿Una justicia y seguridad ecuánimes, garantizadas por un estado creíble?

Como sociedad hemos dejado de acceder a estos derechos fundamentales, que nos aseguraban una condición de ciudadanos. Status este, correspondiente a quienes se dan una REPUBLICA.   

¿Y por qué? Porque dejamos en manos de “los otros” lo que deberíamos hacer ya, pensando en el tiempo de nuestros hijos, nietos y los últimos años que nos restan.  Que a algo tan importante como es la conducción de un Estado, llegaran estos hombres y mujeres a invadir  los espacios que otrora ocuparon nuestros grandes tribunos.- 

Debemos revertir esta situación anómala y no me digan que no se puede, que lleva tiempo! Lo hemos destruído todo en menos de dos generaciones, Y seguro que con el tiempo de una, volverán nuestros muchachos a estar en carrera y soñaran como nosotros que vale la pena “jugarse y vivir”.

Para ello debemos expulsar a las conductas actuales, no más “abogadas exitosas” ejerciendo el poder- sin saber qué se hicieron los fondos de la provincia de Santa Cruz. Sin dar explicaciones de cómo se llega a millonario y acrecentando año tras año esa situación, ejerciendo la primera magistratura.

Los autos flojos de papeles y otros negocios del señor presidente del Senado. Cómo llegaron los ministros, secretarios y aplaudidores a tener una cómoda posición económica y sueldos abultados en ministerios sin servicios al país, ¿y otros nombrados como “ñoquis”?

¿Cómo hablan de haber erradicado la pobreza de nuestra Patria, cuando los condenados a la miseria  están a las puertas de nuestra Catedral a cien metros de la Casa Rosada?

Fuerza che! Debemos intentarlo entre todos, si! entre todos..., sin olvidar !pero juzgando!

Agote, 09 de septiembre de 2014.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

______________________________________________________________________________________

 

1ro. de setiembre

DÍA DEL SISTEMA DACTILOSCÓPICO ARGENTINO

Nota ya editada de JESÚS SCANAVINO que no ha perdido vigencia

 

RECORDANDO AL COMISARIO DON JUAN VUCETICH…

 

Deseo recordar a mis camaradas y amigos y a todos los lectores de APROPOBA, que hoy 1º de septiembre se conmemora el día del SISTEMA DACTILOSCÓPICO ARGENTINO y se rinde homenaje a su creador, el argentino don JUAN VUCETICH. Por ello deseo hacer mi modesto aporte, aunque más no sea difundiendo un resumen de su vida y obra.

Don Juan Vucetich nació un 20 de julio de 1858 en Lesina, ciudad del extinguido imperio Austrohúngaro. Se radica en Buenos Aires donde se nacionaliza argentino y en 1888 se traslada a la recientemente fundada ciudad de La Plata, donde ingresa con el grado de meritorio en el Departamento Central de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

En mérito a su capacidad demostrada, al año siguiente es nombrado Jefe en la Oficina de Estadísticas. Ese mismo año el Jefe de Policía le encomienda la organización del Servicio de Identificación por el Sistema Antropométrico que era ampliamente difundido en Francia. Simultáneamente al entonces Jefe de Policía le llega un ejemplar de la revista “Revue Scientifique” donde se comentaban los estudios que un tal Francis Galton (primo de Charles Darwin) hacía sobre las impresiones digitales. De inmediato Vucetich es llamado y se le encomienda estudiar también la posibilidad de crear un método en base a las citadas impresiones.

Luego de varios meses de intenso trabajo, el genio desarrolla su sistema que en principio denomina Icnofalangometría y crea los elementos necesarios para ponerlo en práctica, la ficha decadactilar y el armario casillero destinado al archivo y búsqueda, sin el cual no podía existir sistema práctico alguno.

El 1º de Septiembre de 1891, se inaugura el Servicio identificando a 23 procesados en la Jefatura de Policía. Ese mismo año, la Suprema Corte de Justicia de la Provincia autoriza la identificación de la población carcelaria. Estableciéndose desde entonces un Servicio de Identificación en todas las cárceles de la Provincia.

Al año siguiente, 1892, sucede un hecho histórico y ocurre en el partido de Necochea. Por primera vez en el país y en el mundo, se descubre un horrendo crimen gracias a la impresión digital y al método de Vucetich. Se evitó el error judicial y se pudo condenar a la verdadera culpable, una tal Francisca Rojas, que por todos los medios pretendía inculpar a otra persona inocente.

En 1894, su método pasa a denominarse Dactiloscopía. En 1896 da por resueltos definitivamente sus estudios sobre los tipos dactiloscópicos, reducidos a solo cuatro fundamentales, que dan origen al Sistema Dactiloscópico Argentino.

En 1899 inventa el Dactilónomo que permite la demostración gráfica de todas las combinaciones posibles en base a los cuatro tipos fundamentales y ese mismo año propone y concreta las primeras Cédulas de Identidad de nuestra provincia, que también son el primer antecedente mundial!!!

En 1901 asiste al II Congreso Científico Latinoamericano de Montevideo, en calidad de Delegado de la Policía de la Provincia, dando a conocer personalmente su sistema dactiloscópico y propone la creación de tres Gabinetes Intercontinentales de Identificación, moción que causa admiración entre los presentes por lo avanzado de su concepción. Al año siguiente la Suprema Corte de Justicia provincial ordena a todos los jueces que pidan informe a la Oficina de Identificación para comprobar la reincidencia. Semilla de lo que hoy es el Registro Nacional de Reincidencia Criminal.

En 1902, el Congreso de la República de Brasil adopta por ley el sistema dactiloscópico de identificación de Vucetich y establece fichas de canje entre Río de Janeiro y La Plata.

En 1903, en Francia, Alfonso Bertillón, creador del sistema de identificación por antropometría, adopta el sistema dactiloscópico de Vucetich.

En 1904, es un año de reconocimiento. Se publica su obra “Dactiloscopía Comparada”; recibe el Gran Premio otorgado por el II Congreso Médico; el profesor Lacassagne de la Universidad de Lyón denomina al sistema “Vucetichismo”;  un alumno de la facultad de medicina de esa ciudad francesa, Alberto Yvert, escribe la primera tesis sobre Dactiloscopía que se tenga conocimiento.. Ottolenghi, director de la Escuela de Policía Científica de Roma, Italia, hace adoptar el sistema de Vucetich, en el Gabinete de Identificación de la Escuela de Policía Italiana.

En 1905, el Congreso Científico realizado en Río de Janeiro, aprueba la propuesta de Vucetich de establecer tres Gabinetes Intercontinentales y nace así la organización que luego pasa a denominarse INTERPOL (Policía Internacional).

En la Provincia de Buenos Aires, en 1906, se dicta el nuevo Código de Procedimientos Penales y se incorpora, por primera vez en el mundo, varias disposiciones sobre identificación dactiloscópicas.

Este mismo año Juan Vucetich es nombrado Miembro Honorario de la Sociedad General de Prisiones de Francia. Y Admón. Locard, célebre criminalista francés, preconiza una ficha de canje universal de acuerdo al sistema de Vucetich. Mientras tanto, Anders Daae en Noruega comienza a aplicar el sistema argentino al que se lo considera infalible.

Otro hecho trascendente ocurre en 1907. La Academia de Ciencias de París, dio preferencia al Sistema Dactiloscópico Argentino y lo proclamaron Sistema Internacional.

En España el Dr. Oloriz Aguilera y los Señores Molins y Bachiller, que habían sido comisionados a Londres para estudiar el Sistema Henry de identificación, lo analizan comparativamente con el de Vucetich y declaran en un acta redactada por ellos, la superioridad del Sistema Argentino y se adopta definitivamente en la madre patria.

El 29 de enero de 1909 la Provincia le otorga el título de Perito Identificador. Al año siguiente también le fue concedido por la Nación.

En el año 1911, el Congreso Nacional, adopta el sistema Vucetich y mediante Ley 8129 se inicia el Enrolamiento de la población y se crea el Régimen Electoral. Asimismo el Ministerio de Guerra, solicita el Gobierno de la Provincia el concurso de Juan Vucetich para organizar el Registro Nacional de las Personas y el Registro Electoral.

En diciembre de ese año, también Cuba adopta el sistema argentino.

Ya en 1912, Juan Vucetich inicia un viaje de estudios alrededor del mundo. Visita Bombay, Delhi, Calcuta, Madrás, Colombo, Pednang, Singapore, Hong Kong, Shangay, Pekín, Seúl, Tokio, San Francisco, Berkeley, Oakland, Chicago, Washington, New Cork, La Habana, Londres, Bruselas, Lieja, Paris, Lyón, Marsella, Berlín, Hamburgo, Leipzig, Viena, Praga, Trieste, Roma, Venecia, Turín, Génova, Lisboa, Barcelona y Madrid.

Como resultado del viaje, comprobó que en Oriente se desconocía el sistema dactiloscópico como tal; en India, origen del sistema Henry (inglés), no pudieron mostrarle antecedente alguno anterior a 1891;  en China Vucetich enseñó, dejó organizado el sistema argentino y crea la primer Cédula de Identidad de aquella nación, mereciendo una condecoración al no aceptar pago alguno por sus servicios; en Japón se entera, con sorpresa, que su obra “Dactiloscopia Comparada” había sido ya traducida al idioma nipón y se había adoptado el sistema argentino; en Europa y América se encontró con los científicos de prestigio con los que mantenía correspondencia y verificó que ya se había adoptado el sistema argentino. Intercambió información y divulgó sus conocimientos. Fue un prestigioso embajador de nuestro país.

A su regreso, el gobierno provincial le encomienda la creación del Registro General de Identificación de las Personas del que fue nombrado su primer director (hoy Registro Provincial de las Personas).

En 1923 dona su Biblioteca y Archivo particular a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de La Plata, dando así origen al “Museo Juan Vucetich”.

En 1924 la Republica de Ecuador crea el Registro de Identificación con el sistema Vucetich y la Republica de Chile hace obligatoria la Cedula de Identidad ideada por el argentino. En diciembre de 1924 se radica en la ciudad de Dolores, donde fallece el 25 de enero de 1925. Sus restos descansan en el Panteón de la Sociedad de Socorros Mutuos de la Policía, en La Plata, de la que también fuera fundador y primer presidente.

Sr. Director, espero haber sorprendido gratamente a nuestra comunidad, en especial a los jóvenes, con esta síntesis de la vida y obra de este verdadero genio que fue Juan Vucetich. Su trabajo es poco valorado; quizás poco comprendido por su escasa divulgación. Pero téngase presente que su creación revolucionó la humanidad. La vida del ser humano en sociedad cambió para siempre. Con la internacionalización del Sistema Dactiloscópico Argentino, es que a las personas, en todo el mundo, se las puede identificar individualmente como un ser único e irrepetible. A partir de la descomunal obra de este sabio es que nace el Derecho de Identidad, que es, nada menos, que el que tiene cada ser humano en sus relaciones con otro, con la familia, con el Estado o nación y con la sociedad, para gozar de sus propios atributos como ser de relación e impedir que las acciones de los demás puedan serle atribuidas. O asegurar a cada hombre el goce de lo que le pertenece, con exclusión del goce de lo que pertenece a otro.

Este hombre, orgullo para nuestra patria, está prácticamente borrado de la memoria colectiva, como tantos hombres ilustres argentinos.

A la identificación humana se le ha sumado el valioso aporte de la tecnología, principalmente la computación. Pero nada nuevo se ha podido agregar al método ideado por Vucetich. Debido a su asombrosa perfección nunca pudo ser mejorado.

“Dios ha marcado con un sello la mano de todos los hombres a fín de que cada uno reconozca sus obras” (Job. Cap. XXXVII, versículo 7). Complejo, misterioso, susceptible de ser interpretado con dos significados diferentes y a la vez complementarios: el de que pueda reconocer cada uno sus propias obras y la de sus semejantes, o el de que pueda reconocer y admirar la obra de Dios, cuya marca llevamos en las manos.

En el año 1996 participé de un Congreso Internacional de Policías que se realizó en la Escuela de Policía “Juan Vucetich” de la Provincia de Buenos Aires. Jamás olvidaré el inmenso orgullo que sentí al comprobar que camaradas de los más remotos países se apretujaban en el hall central de la Escuela de Policía, contemplando las innumerables placas de reconocimiento de distintos países del mundo al sabio argentino, y fotografiándose junto su  busto.

En mi país, en el país de Vucetich, no se lo conoce y casi no existen referencias públicas que lo recuerde. Una plazoleta, una calle, un barrio, como suele haber en otros lugares. Absolutamente nada.  Una verdadera lástima. Y una vergüenza.

Aprovecho para saludar a todos sus discípulos, los peritos de las distintas artes y profesiones aplicadas a la investigación criminal.

Atentamente

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (RA)

Secretario de Organización de Apropoba

___________________________________________________________________________________________

 

EUSEBIO RAMÓN ZUBIELQUI, UN JEFE COMO POCOS.... por JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

EUSEBIO RAMÓN ZUBIELQUI,  UN JEFE COMO POCOS…

 

Ayer 17 de Agosto se cumplieron 20 años del fallecimiento del Sr. Comisario Inspector (ra) EUSEBIO RAMÓN ZUBIELQUI, quien fuera Jefe del Comando Radioeléctrico de Mar del Plata.

Fundamentalmente una persona de bien. Integraba esa clase de hombres –que cada vez hay menos- que mantenían una perfecta coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace. Entre sus virtudes, además de su enorme e intachable decencia, estaban sus condiciones de mando. No necesitaba construir el “personaje” como hacen muchos en estos tiempos, que creen que para conducir alcanza con tener hombreras con un par de soles dorados y que –como nos enseñara el Profesor Hugo Ignacio Silva en su Manual de Conducción Policial- parecen pavos reales, marcando constantemente distancia entre el que manda y el que obedece.

Zubielqui era uno de esos conductores naturales, admirados por los subalternos en general y especialmente por sus subordinados, los que trabajábamos a sus órdenes. Era generoso, se preocupaba y ocupaba personalmente de atender los problemas de su gente, especialmente de los más pobres. He sido testigo de su desvelo por asistir y resolver cuestiones personales, incluso familiares, de los efectivos.

Actuaba con humildad sin ser vulgar; irradiaba optimismo, entusiasmo  y seguridad entre el personal; arriesgaba casi sin límites en todo momento, especialmente cuando debía defender a alguno de sus hombres ante las contrariedades del servicio, que eran muchas en aquellos años de plomo como lo fue la década de 1970, cuando tuve el honor y experiencia inolvidable de servir a sus órdenes en aquel Comando Radioeléctrico.

Ayer, domingo 17 de agosto, al cumplirse el aniversario número veinte de su partida, su señora esposa, compañera perfecta en la difícil vida de un policía, hijos y nietos, le rindieron un sentido homenaje arrojando flores al mar donde fueron depositadas sus cenizas.

Mi modesto y sincero homenaje a este hombre, que con su ejemplo marcaba a fuego el rumbo de los jóvenes oficiales. El recuerdo inolvidable de éste señor Jefe que fue Eusebio Ramón Zubielqui, creí necesario hacerlo público, para la consideración de toda la fuerza y como el  modelo que en los tiempos que corren muchos deberían imitar.

18 de Agosto de 2014.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

________________________________________________________________________________________

 

EL CONTROL SOCIAL Y LA POLICÍA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, por HUGO ALBERTO VACCAREZZA, Secretario de Relaciones Laborales de APROPOBA

 

EL CONTROL SOCIAL Y LA POLICÍA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

Adviértase que hablo en singular: “la Policía de la provincia de Buenos Aires”, porque es la única, más allá de antojadizas definiciones o extensiones que remiten a apéndices o anexos de ésta policía de seguridad.

Pareciera que subliminalmente la cotidianeidad de nuestra interacción social, nos indujera a convivir con el ignominioso escenario de la inseguridad y las muertes violentas de conciudadanos indefensos. Y no hay solución a la vista pese a los experimentos sin solución de continuidad que se vienen realizando desde hace años en el laboratorio político. Todo es experimental, todo es prueba y error. No existe el rigor científico para llegar a la verdad porque se parte de premisas falsas, con lo cual los resultados son falsos. Tradicionalmente la política, ha tratado de explicar todos los fenómenos sociales sobre la tierra, en la soberbia de creer que sus dirigentes lo saben todo. Hay cuestiones multicausales que trascienden el razonamiento político, una de ellas es la Seguridad Ciudadana. Para abordarla, es imprescindible partir desde la complejidad social, económica, psicológica, política, cultural y fundamentalmente desde la honestidad que implica tomar distancia de los prejuicios facilistas, ideológicos o partidistas. Es honesto reconocer que estamos frente a una ciencia nueva, poco conocida y muy manoseada en términos psicosociales, que merece un tratamiento interinstitucional. Por un lado la soberbia política y por otro la suficiencia policial nos han hecho creer que el ejercicio delictivo es de fácil resolución; tan simple como crear nuevas policías, incorporar más patrulleros, o incrementar las penas. Falso.   

Los doctrinarios sociológicos aún no se han puesto de acuerdo para definir el concepto de control social; unos le dan un carácter amplio que en oportunidades encaja perfectamente con la propia organización social y otros le asignan un sentido más limitado, definiendo o asimilando el control social al ejercicio de normas de cuidado y a la gestión de los derechos de libertad, propiedad y ciudadanía, con respeto por lo diverso y el multiculturalismo.

Para los exponentes de la Escuela Americana, Talcott Parsons y Robert Merton entre otros y para la Escuela Continental Europea, Emile Durkheim o Max Weber, el concepto de control social sugería la idea de un estado de cosas que integraba la sociedad, entre las que estaba la disciplina social, la buena administración del castigo, el monopolio de la violencia a cargo de las agencias del Estado debidamente autorizadas y legitimadas para su ejercicio, de acuerdo a normas predeterminadas, como el derecho penal clásico y las garantías constitucionales, el derecho a cobrar y recaudar impuestos y el deber de tributar.

Las agencias oficiales o privadas encargadas del ejercicio del control social formal o informal, son, entre otras, la escuela, la fábrica, el hospital, el club, las asociaciones de fomento, las ONG, la propia familia y LA POLICÍA. Todas éstas agencias, si bien tienen el deber de administrar disciplina, verificar desvíos y sancionarlos, pautar sobre normas y fines perseguidos, establecer límites, bordes y tolerancias en el umbral del desvío, no es menos cierto que la concepción social adiciona alcances de disciplinamiento social, de integración social.

El resultado, en su faz positiva y progresista, fue el ESTADO DE BIENESTAR y en su faz más perversa, el ESTADO TOTALITARIO o DICTADOR, con la eliminación absoluta del estado de derecho durante el siglo XX, al amparo de diversas modalidades que permitían desde el aparato estatal, solo una idea dominante en forma exclusiva, salvaguardando al Estado antes que al ciudadano, y alterando todo el sistema de defensas y garantías de surge desde la CARTA MAGNA.

Nuestro Estado de la modernidad, es un estado disciplinario, que se asegura el cumplimiento efectivo del contrato social con las variables ideológicas impuestas por quien lo gobierna, y que le asigna a cada segmento social su sentido, construyendo valores y desvalores, y no solo monopolizando la fuerza, el poder público y el fiscal, sino consagrándose como fuente de construcción de funcionalidad, a través de los actores sociales que ocupan los cargos dirigentes y hegemonizan las ideas dominantes y las imprimen mediante procesos de propaganda doctrinaria, disfrazadas de acciones de socialización o normalización, solo con fines deliberados de obtener la legitimidad en el ejercicio del poder, y conservarlo a cualquier precio. Es decir, un estado desnaturalizado donde el control social es una válvula que se abre o se cierra según las circunstancias de las dos corporaciones más poderosas del país; el poder político y el poder económico. Uno necesita del otro de modo que el político construye una base económica y la sostiene para financiar el proyecto ideológico, y el económico aspira a la protección política para seguir creciendo que es su naturaleza.

Pareciera que en ese precio, quedan excluidos de cualquier vigilancia, los grupos de choque amparados en las organizaciones barriales de piqueteros, que responden y son funcionales a los lineamientos ideológicos de sus líderes y éstos a las dádivas del gobierno de turno, que en el mejor de los casos reparte, quedándose con la mejor parte; los medios de prensa, cautivos de las pautas oficiales que los convierten en defensores a ultranza del oficialismo gobernante; una oposición contaminada por los vicios del poder, cuanto menos endeble y desarticulada; la presión tributaria oficial, ejercida con libre albedrío sobre el estrato social  que más tributa, la clase media; el IVA y el inmoral impuesto a las ganancias, representan el mayor ingreso en concepto de recaudación netamente fiscalista; los sindicalistas afines y sus métodos coercitivos con la única idea de seguir manejando discrecionalmente las cajas de las obras sociales; los industriales destinatarios de los más importantes contratos de concesión y de obras;  los gobernadores timoratos que incluso son obligados a subir las escalinatas de la rosada de rodillas mendigando una mayor coparticipación;  los intendentes  y así, podríamos seguir la tediosa tarea enumerativa.

El control social entonces, es el conjunto de prácticas, actitudes y valores predeterminados, destinados a mantener el orden establecido en la sociedad; a veces  éste se realiza por medios coactivos o violentos y aquí aparece una de las agencias informales más comprometida con dicha tarea; LA POLICÍA. En ella descansa la competencia de prevención, castigo y represión contra el ciudadano. Su función principal es el mantenimiento del orden público y velar por el cumplimiento de las leyes. Es la encargada de ejercer el poder coactivo en nombre del Estado.

No solo es – la policía -  un instrumento insustituible de la estructura dedicada al control social que sirve a los dictados del poder; a partir de los años 80 aparece la seguridad ciudadana y se añade la función de vigilancia; es decir, roles indelegables de la instancia policial.

¿Por qué entonces ésta agencia, que debería ser cuidada, perfeccionada y enaltecida, es deliberadamente desnaturalizada y sus hombres maltratados?; ¿por qué se la atomiza?; ¿por qué es destinataria de un control diferencial, empecinado y hostil, que persigue el sometimiento y la esclavitud?; ¿por qué se precariza la especificidad de sus hombres y mujeres?; ¿por qué se mantienen en el tiempo normas escritas y no escritas que justifican el ejercicio del poder arbitrario y despótico por parte del superior político?.

La respuesta es: 1.- Que el Estado desconfía de una policía altamente capacitada, apolítica, honesta e incorruptible, prestigiosa y creíble. Una policía de éstas características se volvería peligrosa porque además de contener el crimen organizado, avanzaría en la vigilancia de otros aspectos políticamente blindados que están dentro de su competencia, en la indelegable tarea del control social y nadie se animaría a desvirtuar la investigación de una organización modelo independientemente de la calidad de los incriminados. Pondría al descubierto absolutamente todo lo que se propusiera. 2.- La inseguridad deviene un gran negocio en pocas manos, militares, policías, políticos y civiles. Una especie de estado paralelo gendarme, que incrementa sus ingresos de manera inversamente proporcional al nivel de seguridad ciudadana. 

Hoy, por un lado servimos y por otro lado nos someten para servirse de nosotros.

Es en consecuencia, un Estado expulsor de su propia agencia institucional, a la que debilita en todas sus estructuras en un contexto de falsa democratización, exponiéndola al aniquilamiento social y a la ofensiva letal contra sus recursos humanos por parte de las organizaciones delictivas; que se desinteresa de todos sus problemas y necesidades, que teme, destruye y niega la idea de integración y organización, es decir de la unidad corporativa que construye un nuevo honor fortalecido de cara al futuro; es un estado que produce libertad para algunos y profundo sometimiento para nosotros.

Somos un resto miserable, que no puede gozar de las bondades del sistema de derechos y garantías, solo pensado para los individuos de primera libres, exculpados y amigos del poder, cuando no integrantes del mismo. 

Es cierto que la distribución o sistema de reparto del contrato social implica necesariamente un centro de imposición normativa, de ejercicio del poder, del control y la dominación, y un margen, un borde, donde quedan fuera de sus efectos benéficos buena porción de la población, es decir, la desigualdad de los marginados. La ideal del contrato social argentino lleva impresa en si misma la selectividad social, un régimen de visibilidad, de diferenciación en la calidad de los ciudadanos; unos – como expresáramos -son absolutos de primera, otros relativos de segunda. La consideración social, con la complicidad política ha situado a LA POLICÍA en ésta última categoría. Integramos ese universo miserable en una constante de dominación, servilismo y manipulación.

Por ello no me extraña que a través del tiempo se siga manteniendo el estado de excepcionalidad con la declaración del estado de emergencia de la seguridad, el sostenimiento de la precarización laboral, la miseria en los sueldos, la inestabilidad y la manipulación individual y colectiva como herramientas aptas para el disciplinamiento que conduce al estado de necesidad; por ello no me extraña que nada de lo hecho hasta ahora  por la gestión de Granados haya sido seriamente cuestionado cuando sobran los motivos; por ello no me extraña que el Ejecutivo tenga un interés funcional al Estado Nacional en la creación de las policías comunales, tratando de licuar responsabilidades; por ello no me extraña que el Ministro de Seguridad haya convocado al personal en retiro activo nuevamente a la función en respuesta al humor social, recurso de dudosa efectividad; como tampoco me extraña que algunas actitudes del Gobernador y el Ministro del área nos hayan inducido al error conceptual de hacernos creer que no serían más de lo mismo. 

Lo cierto es que estamos cautivos de los acuerdos de cúpulas políticas partidistas y nada de lo que soñemos, en términos de reconciliación y eficacia  institucional, será posible. No seamos ingenuos, en el ámbito de la política subyacen los acuerdos de gobernabilidad cerrados a espaldas del pueblo y sus instituciones, de modo que así seguiremos estando, a expensas de los berrinches de dinosaurios políticos, porque como todos sabemos, en el ámbito de la política nadie se retira ni se jubila; de la muerte biológica natural no se vuelve, de la muerte política, sí.

Aun así, conscientes o inconscientemente  y ante la indiferencia social, seguiremos dando vidas en la consolidación y perfeccionamiento de ésta bienvenida democracia, cumpliendo lo mejor que podamos nuestra misión específica, aunque estemos rodeados de fósiles dirigentes; y ¿saben por qué?, porque nuestro compromiso social ha sido internalizado por nuestras consciencias en un proceso cognitivo personalísimo, fundado en la ética del interés general y no en los objetivos de poder, en cuya construcción la ética y la moral son incompatibles, salvo raras excepciones que he tenido la suerte de conocer.          

Dos cosas están muy claras, una: la Policía de la Provincia de Buenos Aires, es lo que el Gobernador de turno quiere que sea y segunda, un destino de grandeza excede la transitoriedad del jefe político y su entorno que pasan – ojalá sea por siempre – y se van, pero requiere de una condición “sine quanon”; y es que esa voluntad revolucionaria se instale definitivamente como una especie de ideología rectora de la doctrina policíaca en el honor de las mayorías, como no ha ocurrido hasta ahora. Es hora de entender que el cambio finalmente debe operar desde nosotros hacia el contexto social sin esperar señales del gobierno en éste sentido, y cuando ocurra, es posible que la sociedad deba revisar sus principios ciudadanos para estar a la altura de un modelo de organización ejemplar. 05-08-14.

 

Hugo Alberto Vaccarezza

Crio. Mayor (RA)

___________________________________________________________________________________________

 

DERECHO, por CARLOS ROBERTO MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

DERECHO:

 

Facultad natural del hombre para hacer legítimamente lo que conduce a los fines de vida. Facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establece en nuestro favor. Consecuencia naturales del estado de una persona o de sus relaciones con respecto a otra. Conjunto de principios, preceptos y reglas a que están sometidas las relaciones humanas en toda sociedad civil. 

DERECHOS HUMANOS:

Conjunto de derechos y libertades consideradas inherentes a la naturaleza humana. ¿Qué son los derechos humanos?

Y según LAS NACIONES UNIDADES:

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Los derechos humanos universales están a menudo contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional. El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

Universales e inalienables

El principio de la universalidad de los derechos humanos es la piedra angular del derecho internacional de los derechos humanos. Este principio, tal como se destacara inicialmente en la Declaración Universal de Derechos Humanos, se ha reiterado en numerosos convenios, declaraciones y resoluciones internacionales de derechos humanos. En la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993, por ejemplo, se dispuso que todos los Estados tuvieran el deber, independientemente de sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Todos los Estados han ratificado al menos uno, y el 80 por ciento de ellos cuatro o más, de los principales tratados de derechos humanos, reflejando así el consentimiento de los Estados para establecer obligaciones jurídicas que se comprometen a cumplir, y confiriéndole al concepto de la universalidad una expresión concreta. Algunas normas fundamentales de derechos humanos gozan de protección universal en virtud del derecho internacional consuetudinario a través de todas las fronteras y civilizaciones.

Los derechos humanos son inalienables. No deben suprimirse, salvo en determinadas situaciones y según las debidas garantías procesales. Por ejemplo, se puede restringir el derecho a la libertad si un tribunal de justicia dictamina que una persona es culpable de haber cometido un delito.

Interdependientes e indivisibles

Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, como el derecho a la vida, la igualdad ante la ley y la libertad de expresión; los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la seguridad social y la educación; o los derechos colectivos, como los derechos al desarrollo y la libre determinación, todos son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes. El avance de uno facilita el avance de los demás. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los demás. 

Iguales y no discriminatorios

La no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de derechos humanos. Está presente en todos los principales tratados de derechos humanos y constituye el tema central de algunas convenciones internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El principio se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación sobre la base de una lista no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza, color, y así sucesivamente. El principio de la no discriminación se complementa con el principio de igualdad, como lo estipula el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

Derechos y obligaciones

Los derechos humanos incluyen tanto derechos como obligaciones. Los Estados asumen las obligaciones y los deberes, en virtud del derecho internacional, de respetar, proteger y realizar los derechos humanos. La obligación de respetarlos significa que los Estados deben abstenerse de interferir en el disfrute de los derechos humanos, o de limitarlos. La obligación de protegerlos exige que los Estados impidan los abusos de los derechos humanos contra individuos y grupos. La obligación de realizarlos significa que los Estados deben adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos. En el plano individual, así como debemos hacer respetar nuestros derechos humanos, también debemos respetar los derechos humanos de los demás.

         DERECHO SINDICAL:

Parte muy importante del Derecho del Trabajo moderno, y, dentro de él, del Derecho Colectivo del Trabajo, que es la facultad de toda persona de asociarse, libremente según no pocas legislaciones, obligatoriamente según otras, y con libertad más que ficticia que real en algunas, El Derecho Sindical establece, además, las normas que rigen las atribuciones de los sindicatos, su funcionamiento, la designación de sus dirigentes y delegados, sus relaciones con la autoridad pública, etc. El Derecho Sindical suele referirse asimismo a la intervención de las asociaciones profesionales o sindicatos en la concertación de los contratos colectivos de trabajo.

P.D.: extraído de las siguientes fuentes:

(1) - Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales – Dr. Manuel Ossorio.

(2) - Diccionario  Enciclopédico Ilustrado LESA 1999.-

(3) - Mentor- Enciclopedia de Ciencias Sociales- Océano- Cronológico del Siglo XX.  

-¡Aja!, y para que me meto en estos fandangos? por el solo hecho de preguntarme ¿y los Derechos Humanos, cuando nos llegan? ¡Y qué ensalada hermano! ¿Y por qué nos niegan todo este paquete? ¿Nos creen sin derechos alguno, verdad? ¿Democracia?, ¡no!

A estos caballeros de la política, dirigentes actuales, les cabe perfectamente el calificativo de AUTORITARIOS: que son los que creen resolver el antagonismo entre el Poder y la libertad mediante la instauración de una sociedad unánime en que no admite nada que pueda erosionar ese poder. Se trata de cualquier cosa menos de una DEMOCRACIA.

         Agote, 29 de julio de 2014.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

______________________________________________________________________________                   

 

Confederación de Trabajadores Policiales y Penitenciarios de Latinoamérica (Chile junio 25 y 26 de 2014), por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Confederación  de Trabajadores Policiales y Penitenciarios  de Latinoamérica (Chile junio 25 y 26 de 2014)

 

Qué desinformados que hemos estado y por ello tan lejos de los derechos que nos negaron durante décadas, quienes debían velar por nuestro bienestar callaron.

No menos cierto es que en parte somos culpables nosotros mismos, nuestro ego, nuestros estúpidos e inexistentes posicionamientos y la creencia de que nuestra seguridad  estaba jugada en el capricho de quienes nos gobernaban.

Debemos exigirle al “Patrón Estado” y hacerle saber, que somos una pata intransferible del sistema democrático, que sin nosotros, será imposible restablecer la República. Así lo han demostrado todas las aventuras que intentaron obviar el Congreso, llámense, golpes de estado, guerras, o cambios inconsultos sobre las marchas de las instituciones y sus condiciones de vida y formación.

Agote, 22 de julio de 2014.                                                                                                     

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav) 

 

La Organización Internacional del Trabajo (O.I.T.)

¡De que se trata?

-La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es un organismo especializado de las Naciones Unidas que se ocupa de los asuntos relativos al trabajo y las relaciones laborales. Fue fundada el 11 de abril de 1919, en virtud del Tratado de Versalles. Su Constitución, sancionada en 1919, se complementa con la Declaración de Filadelfia de 1944

-La OIT tiene un gobierno tripartito, integrado por los representantes de los gobiernos, de los sindicatos y de los empleadores. Su órgano supremo es la Conferencia Internacional del Trabajo, que se reúne anualmente en junio. Su órgano ejecutivo es el Consejo de Administración, que se reúne cuatrimestralmente en Ginebra. Toma decisiones sobre políticas de la OIT y establece el programa y presupuesto que posteriormente son presentados a la Conferencia para su aprobación. También elige al Director General. En 2012 fue elegido para el cargo el británico Guy Ryder. La sede central se encuentra en Ginebra (Suiza).

-En 1969 la OIT recibió el Premio Nobel de la Paz. Está integrada por 185 estados nacionales (2012). No tiene potestad para sancionar a los gobiernos.-

Tan cerca nuestro y nosotros tan lejos de ella.

OIT Argentina

Acerca de la Oficina de País de la OIT para la Argentina

Acerca de la Oficina

La Oficina de la OIT en Argentina tiene por finalidad brindar asesoría técnica a los constituyentes tripartitos (gobierno, organizaciones de empleadores y organizaciones de trabajadores). Proporciona apoyo para la promoción del Programa de Trabajo Decente de la OIT como un componente importante de las políticas de desarrollo nacionales.

103.a Conferencia Internacional del Trabajo

Invertir en el empleo de calidad es crucial para revitalizar el crecimiento y promover sociedades más inclusivas

La Comisión tripartita de la CIT considera que el trabajo decente debería ser un objetivo explícito de la agenda de desarrollo post 2015.Comunicado de prensa | 12 de junio de 2014GINEBRA – Los delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores reunidos en la

Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) llegaron a un consenso sobre la necesidad de un marco político exhaustivo y de estrategias de crecimiento inclusivo, activas, centradas en el empleo, tanto a nivel nacional como mundial.

También acordaron promover el trabajo decente como un objetivo explícito de la agenda de desarrollo post 2015 de las Naciones Unidas.

“Lo que dominó esta discusión fue el diálogo social en su mejor expresión”, declaró la representante del Secretario General y Directora General Adjunta de Políticas, Sandra Polaski, después de casi dos semanas de deliberaciones durante la CIT 2014.

Alrededor de 600 millones de nuevos empleos de calidad deben ser creados durante los próximos diez años para absorber las personas actualmente desempleadas.”

Directora del Departamento de Políticas de Empleo de la OIT

La Comisión tripartita para la Discusión Recurrente sobre el Empleo estuvo constituida por 203 delegados de gobiernos, empleadores y sindicatos de todo el mundo. Sus conclusiones fueron adoptadas en la Plenaria de la CIT.

La primera discusión recurrente sobre el empleo tuvo lugar en 2010 para dar seguimiento a la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa de 2008. El empleo es el primero de los cuatro objetivos estratégicos en el marco de la Declaración que fue discutido por segunda vez durante la CIT de este año.

El Presidente de la Comisión, Marhijn Visser, del Gobierno de los Países Bajos, declaró que “la labor ambiciosa y difícil de la Comisión ha sido completada y los resultados superaron las expectativas. Las conclusiones expresan un compromiso por parte de los mandantes de la OIT y ofrecen a la OIT una orientación estratégica para el futuro”.

El vicepresidente del grupo de los empleadores, Alberto Echavarría Saldarriaga (Colombia), agregó que “las políticas que promueven las empresas sostenibles deben formar parte integral de un marco político exhaustivo y la OIT debería utilizar una serie de instrumentos centrados en las políticas de empleo, que abarquen las dimensiones micro y macro de la economía”.

Helen Kelly (Nueva Zelanda), vicepresidenta del grupo de trabajadores felicitó a la Conferencia por las conclusiones y señaló que “los países que han adoptado un conjunto de políticas integrales que se refuerzan mutuamente han logrado abordar con éxito los desafíos del empleo y las desigualdades”. Agregó que las conclusiones “reflejan método, acción, tripartismo y diálogo social y sentarán las bases para el futuro trabajo de la OIT”.

“Alrededor de 600 millones de nuevos empleos de calidad deben ser creados durante los próximos diez años para absorber las personas actualmente desempleadas y las 400 millones de personas que se espera ingresarán al mercado laboral”, declaró Azita Berar, Directora del Departamento de Políticas de Empleo de la OIT.

El marco político exhaustivo acordado, que consiste de una combinación de políticas macroeconómicas, del mercado laboral y sociales, puede guiar a los países a promover el empleo pleno, decente, productivo y libremente elegido.

Los miembros de la comisión establecieron los principios rectores y las 15 políticas que componen el marco exhaustivo, y comprenden políticas macroeconómicas; políticas comerciales, industriales fiscales, de infraestructuras y sectoriales; políticas empresariales; políticas educativas y de desarrollo de competencias; y políticas del mercado laboral.

_______________________________________________________________________________________

 

El terrorismo laboral y nuestro silencio, correo y nota de HUGO ALBERTO VACCAREZZA, Secretario de Relaciones Laborales de APROPOBA

 

A raíz de una muy precisa observación del camarada y amigo JESUS EVARISTO SCANAVINO, respecto de la concejal del Frente Cívico y Social MARIELA CLIMENTI del partido de General Alvarado, que ha declarado públicamente que "no le compete preocuparse por las condiciones laborales en que trabajan los policías", recordé una opinión que emití hace un tiempo ya y que estimo, completa el cuadro decepcionante de la visión que muchos políticos tienen de su Policía.

Las obviedades huelgan con relación a lo que pienso de ésta como de otros dirigentes.

 

CAPITULO IX

EL TERRORISMO LABORAL Y NUESTRO SILENCIO

 

He asistido últimamente, en sitios destinados a difundir los vericuetos de la función policial, a discusiones estériles en torno de temas que se me ocurre menores, como el caso de los escalafones o ascensos, de las que no he querido tomar parte por tratarse de cuestiones de forma, que en alguna medida van camino de saturar éstos espacios de reflexión en detrimento de las cuestiones de fondo jncomprensiblemente postergadas o relegadas en el imaginario de prioridades. Es una verdad de Perogrullo que todos los temas son importantes, pero algunos son más relevantes que otros, a eso me refiero.

Cada uno defiende su teoría particularmente construida, mientras que el todo universal e inclusivo, está más allá de esa visión individual y como tal, parcial; está en esa línea imaginaria que es la horizontalidad de la igualdad, que nos nivela esencialmente como hombres o mujeres primero, y luego como partes integrantes de una misma profesión; la de Policía.

Me refiero especialmente a quienes se encuentran  en actividad; pero no son todos quienes discurren, ni siquiera – aunque en minoría – un porcentaje importante; son una excepción y en la mayoría de los casos, por asuntos en los que se han visto afectados sus intereses individuales directa o indirectamente, como por ejemplo el de los ascensos o el reescalafonamiento, el resto aparece como víctima de una despersonalización o indiferencia propios de una patología. Sumisión, sometimiento y resignación es lo que transmiten en el más profundo de los silencios.  De allí a intuir un futuro con pronóstico desolador y apocalíptico de estos recursos humanos, hay un paso, o quizás medio.

Que un tema tan trascendente como el de nuestra movilidad futura; la aceptación de emolumentos discontinuos que no formarán parte integrante del salario de retirado, jubilado o pensionado; la precarización de las condiciones laborales que generan una suba del umbral del riesgo, un riesgo cierto de vida, no constituyan motivos de movilización, cuanto menos por simple curiosidad,  me sugiere mucha gravedad, ¿qué otro tema puede ser más importante - en términos de nuestra movilidad – que el retiro o la jubilación, o la preservación de la propia vida?.

Creo que el personal superior de la fuerza, no tiene consciencia del peligro potencial al que se ve sometido el rol indelegable que cumple la policía como una agencia más del control social y por ende, su futuro se torna incierto, imprevisible, peligroso en términos de existencia visible; a menos que lo que se pretenda sea precisamente desnaturalizarla definitivamente para convertirla en un cuerpo con figuras decorativas. Las jerarquías intermedias y bajas, lo ven como algo muy lejano y difuso, por lo que no les mueve a preocupación, ahora. Deberían saber – sin embargo - que la movilidad de sus futuras pasividades y el usufructo de ellas, se está definiendo en éstos tiempos, por ejemplo con el aumento de bonificaciones no sujetas a aportes a las que apela con profundo sentido discriminatorio, el superior político.

Deberíamos preguntarnos ¿a qué se debe la ausencia de crítica? y quizás podamos comprender que ésta especie de mansedumbre colectiva; que ésta patología no querida ni buscada, solo impuesta, se enmarca en lo que muchos llaman y yo comparto, EL TERRORISMO LABORAL.

Según la Real Academia Española, en lo que a nosotros nos interesa, terrorismo significa:

1.- Dominación por el terror.

2.- Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

El terrorismo laboral, sintéticamente definido, no es otra cosa que la práctica de la dominación a través del miedo, la angustia y por ende el terror que origina la incertidumbre o la concreción potencial de una amenaza o varias de ellas. Es esa perenne presión psicológica que condiciona la estabilidad del empleado, a mantener una conducta o posicionamiento que satisfaga expresamente las exigencias del ESTADO EXPLOTADOR.

Es el terror de no percibir el salario el próximo mes. El terror de ser discriminado; de ser incapaz de pagar las deudas; de contemplar a los propios hijos y demás afectos destrozados por el hambre. Este es el terror disfrazado que impone silencio, un terror oculto, invisible y sin embargo demasiado real. Es, en definitiva, un terror provocado por quien – paradójicamente - tiene la obligación de velar por la estabilidad y la tranquilidad del agente: EL ESTADO.

Las sucesivas prórrogas de la emergencia policial y la aplicación sistemática de la prescindibilidad, constituyeron sin dudas, formas de terrorismo laboral, ejercidas desde el propio Gobierno al amparo de normas motorizadas desde el propio oficialismo y acompañadas por la oposición, sancionadas para la libre y discrecional imposición de un absolutismo anacrónico concebido en el marco de lo “políticamente correcto” o lo “convenientemente acordado”.

Colisiona y afecta al Estado de Bienestar y desde luego a los más elementales principios, tan hipócritamente defendidos por algunos intelectuales, que han estimado que es necesario someter o aniquilar las conciencias, matar el espíritu, impedir el pensamiento crítico instaurando el pensamiento único, es decir: las formas ideológicas del conformismo social.

En los últimos años se ha trabajado minuciosa, estratégica y demagógicamente en una pretendida transformación del aparato policial, bajo la denominación de “nuevo modelo de policía” basado en la horizontalidad, descentralización y multiplicación de organismos burocráticos; la utópica “policía  comunitaria o de la comunidad”, olvidando al ser humano-policía como el centro de la espiral de cualquier conquista, su espíritu crítico, el pensamiento reflexivo y su trabajo profesional fundado en normas éticas, derivadas del compromiso social y en su inalterable vocación de servicio. Una creación elaborada en los laboratorios ideológicos que solo apunta a salvar la ropa política en lo que cualquier policía ilustrado conoce como la “ley del gallinero”.

Si lo que buscaron fue el pensamiento sistémico, consolidado y legitimado como elemento ideológico sustentador del conformismo social dentro de la fuerza, LO LOGRARON…pero solo por un tiempo.

El sistema en sí mismo, aseguró su propia permanencia y estabilidad; no dejó espacio a los cuestionamientos y – como nos dice Marcos Roitman – rehuye contextualizar los acontecimientos que unen el pasado, presente y futuro en beneficio de una interpretación lineal y monolítica. Para el sistema, el futuro está diseñado, es hoy; y la historia, ya se ha producido.

Naturalmente, la entereza personal de cada persona afectada es un factor muy importante, de allí las voces discordantes, excepcionales, y algunas valientes a pesar de los argumentos de presión traídos a consideración.

Prórroga de la Emergencia Policial y Prescindibilidad fueron formas de hostigamiento permitido; en definitiva violencia legal, porque fue legitimada mediante la sanción oportunista de leyes y disposiciones; la primera encubrió la ineptitud del gobierno en el diseño de políticas de seguridad ciudadana activas, superadoras y estables en el tiempo, otorgándole al mismo prerrogativas o superpoderes especiales para gestionar con libre albedrío; y la segunda, afectó exclusivamente a quienes estaban en actividad. Pero además, son Leyes y normas que no nacieron de una necesidad interna para perfeccionar la prestación del servicio comunitario; por el contrario, fueron concebidas en un contexto de desaciertos políticos para minimizar costos y reprimir adecuadamente y de manera ejemplarizadora, “a los únicos responsables de la debacle”: LOS POLICIAS Y LA INSTITUCION POLICIAL.

Si nuestro Gobernador o nuestro Ministro de Seguridad pensaran diferente, ya se tendrían que haber adelantado a los potenciales cuestionamientos de sectores policiales anónimos – por ahora – que pueden terminar en estallidos de consecuencias impredecibles. No creo oportuno detenerme en tratar de justificar la percepción de un sueldo digno, un sueldo justo y equitativo que reconozca de manera explícita, el sacrificio que hace la fuerza, es decir sus hombres, condenados a vivir por debajo de la línea de pobreza.

Días pasados, el Ministro Granados dijo sin sonrojarse “CADA VEZ ESTOY MAS ORGULLOSO DE MI POLICIA”; palabras vacías, manipulación hipócrita, compromiso afectado, a la medida de una idea de realidad ficticia que ayuda a construir la propia cúpula policíaca en el ejercicio de la obediencia ciega o –pero aún – en la genuflexión.

Si nuestro Gobernador y nuestro Ministro de Seguridad pensaran como lo proclaman, habrían hecho anuncios concretos de incrementos salariales y de la asignación de recursos para mejorar la prestación del servicio, a través de la  optimización de las condiciones laborales en favor del hombre, tan castigado desde afuera como desde adentro. ¿O es que imprudentemente quieren poner a prueba hasta donde llega la sumisión?.

Fuimos artífices de nuestros destinos y aquí sí estamos hablando del todo, del universo policial, de los laureles que supimos conseguir y solo la lejana posibilidad de perder parte de las conquistas logradas con sangre sudor y lágrimas, debería ser el objeto de una actitud diferente de nuestra parte en ésta hora; activos y retirados en una estrategia común seria, legítima y democráticamente elemental, como sería la de peticionar a las autoridades frente al potencial conflicto, fundada en la razón, la ética, el compromiso y el sentido de pertenencia.

Todas las vertientes sintomáticas nos indican que para superar el ostracismo y la postergación en la que nos encontramos, deberemos enfrentar un difícil tiempo de reflexión y acción, de teoría y praxis; de confrontación con el pensamiento sistémico y el conformismo resignante, y de elaboración de propuestas afincadas en la recuperación de la consciencia de las grandes empresas y de la sencilla dignidad de sabernos seres moldeados en el barro de aquí, de éste lugar concreto y de este preciso momento histórico.

Diciembre de 2012

 

Hugo Alberto Vaccarezza

Crio. Mayor (RA)

Srio. Asuntos Laborales de APROPOBA

18-07-14.

____________________________________________________________________________________

 

Reeditamos como nota de interés

LA MUERTE DEL POLICÍA, nota de HUGO ALBERTO VACCAREZZA, Secretario de Relaciones Laborales de APROPOBA

 

Así como las guerras las hacen los capitanes, que son quienes tienen mando directo sobre la tropa, las gestas épicas en las policías de la Provincia de Buenos Aires, las hicieron - mayoritariamente - los subalternos; vigilantes y suboficiales que yacen por doquier y con cuya sangre se escribieron las páginas más violentas y dolorosas de la historia institucional.

No es fácil hablar de la muerte, no de cualquier muerte, sino de la muerte de un policía en cumplimiento del deber; y no es sencillo porque ésta va acompañada de un profundo sentido filosófico que muchos niegan desde la miserabilidad y otros ignoran, pero que yo reivindico como una de las pocas muertes auténticamente ética, porque nace expontáneamente de una acción regida por la concepción moral, que lleva al individuo a olvidarse del ser, su ser.

La moral o las costumbres, son adquiridas por hábitos antes que por educación, lo que nos induce a obrar de una manera determinada; correlato que responde a una particular concepción y a una irresistible decisión personalísima.

Históricamente y aún hoy, el policía tiene problemas limitativos para superar con discernimiento los interrogantes concernientes a la relación que guarda la libertad de acción con la moral; la diferencia que existe entre el aspecto normativo - la Ley - y el fáctico. El deber moral -como sostiene Kant - proviene de su propia voluntad y en éste sentido, la responsabilidad moral se sitúa en la conciencia del sujeto por encima de todo, quien se da a si mismo la Ley moral que debe cumplir con negación absoluta de riesgos.

La instrucción, capacitación y perfeccionamiento de los policías, nunca han alcanzado niveles de excelencia que los ayuden a pensar, al como pensar o en que pensar o a preguntarse:

¿qué debo hacer?

¿qué no debo hacer?

¿qué puedo hacer o dejar de hacer?

Entonces sabría que con su conducta se está jugando su libertad, la responsabilidad y la consciencia moral, o como hemos visto, su propia vida.

Esta sublimación épica es la cuna de la dignidad inherente al ser humano, que ha optado por lo trascendente, es decir, ser una persona moral con la cualidad de policía; se ha formado y ha internalizado el concepto de lo bueno y lo malo que demuestra en la capacidad de actuar, pero fundamentalmente, en las formas. En esto reside la consciencia ética que los hace merecedores del respeto social, de la dignidad tantas veces negada por todos, que en definitiva es la base de los tan declamados, discutidos y discriminatorios DD.HH.

El adoctrinamiento del policía es sistemáticamente vertical, el de arriba adoctrina al de abajo y el resultado obtenido generalmente es el buscado. La técnica es básica y elemental; un fuerte y sostenido paroxismo en las pasiones más susceptibles del entramado intelectual del subalterno; el hombre cree en su superior y en consecuencia en las enseñanzas de él; es la verdad contra la mentira de los demás. Luego, en el largo camino estrictamente policial irá comprendiendo la relatividad de lo internalizado o peor aún, la estafa moral de la que fue víctima; otros mueren antes de la revelación y a éstos inocentes mártires es a quienes centralmente me refiero.

Los superiores y el poder político administrador, deberían reflexionar sobre la responsabilidad subsidiaria que les cabe en cada una de las muertes de policías, ciertamente evitables si fueran capaces de superar la mediocridad del comando, entendido éste en el contexto de un colonialismo mental que rige conductas y decisiones, y profundizaran en las cuestiones como la libertad de elección, sobre el correcto e incorrecto uso de la libertad de acción o de ejercicio, sobre la relación que guarda la voluntad y la inteligencia, así como sobre la necesidad de integrar y ordenar las pasiones o el ímpetu profesional de los subordinados.

Lo cierto es que hay impedimentos que afectan a la inteligencia de los dirigentes:

LA IGNORANCIA, que es la falta de conocimiento debido, acerca del hombre y la cuestión moral; una ignorancia de tal entidad, cuya teoría niega la autocrítica sana y reveladora por debajo de la soberbia inmoral que no admite exámenes o claudicaciones de conciencia preconcebida.

         Al sistema de conducción centralizada, se le requiere la necesidad de eliminar la mediocridad de la sobrevivencia a la que somete al de abajo e inspirar la voluntad creadora del mismo.

Decimos esto, porque el que manda y comanda adolece de una necia inspiración; creerse con una consciencia superior; a la que deberán adecuarse la de sus subordinados, hecho que lo induce al error de universalizar en vez de particularizar, aplicando soluciones generales a problemas particulares. Es compleja en su estructura; una parte interna mediante la cual interioriza y se apropia de las normas y valores que rigen su vida social y una parte externa independiente de su voluntad, que engloba contenidos morales diferentes que en algún punto colisionan. El materialismo elitista que exultante se alza frente a ellos - los de abajo - se torna odiosa, silenciosa y contenida en la consideración de quienes se asumen como pertenecientes a otra clase social obediente y cumplidora, tal vez por un espíritu de acatamiento intrínseco. No son de una clase inferior o subclase, son simplemente diferentes.

La muerte de un policía hoy, se ha tornado una contingencia apta para la manipulación según el humor social, una variable. A contrario sensu una estúpida muerte más, seguida de la indiferencia más lacerante, hacia los deudos y hacia nosotros, sus camaradas. Mientras tanto es una constante la victimización hipócrita de la corporación política cada vez que ve amenazado el poder por la voz soberana del pueblo; sin embargo, a pesar de las demandas, no hará nada para evitar otras futuras y finalmente será como que nada ha pasado quedando todo en el olvido, un olvido para todos.

LA CONVENIENCIA FUNCIONAL, que es mantener una fuerza policial con proclamas vacuas, ilusorias, divisorias, desintegradoras que desnaturalizan el sentido de pertenencia individual y colectivo y precarizan la labor. Es una tendencia sostenida que apunta a la disgregación del capital de trabajo porque unido, pensante e inteligente, lo convierte en peligroso para los planes de esa minoría corporativa. Una policía honesta, independiente, profesional y altamente eficiente, no le conviene a nadie de la corporación gobernante, pondría al desnudo las falsedades del relato.

LA MANIPULACIÓN SOEZ Y ARTERA, que significa el sometimiento de los agentes a los antojos políticos con la complacencia de quienes tienen la obligación de velar por la seguridad jurídica de los mismos y la estabilidad laboral, los jefes tribales que han convertido a la institución en una tribu gigantesca. Desprecian la posibilidad de que se les endilgue algún tipo de responsabilidad y como decía un viejo sargento "...se limpian el miembro con los de abajo...".

Son llevados como ganado cuando de neutralizar una manifestación inoportuna se trata, solo el casco y el escudo protector; las otras armas que la democracia les ha confiado para el cumplimiento de la misión específica, han sido prohibidas cuasi de facto con lo que colocan al agente en inferioridad de condiciones para que deliberadamente sea humillado por la orda, en su dignidad de funcionario público y en su fuero íntimo de humano.

Han eliminado la obligatoriedad de portar el arma provista franco de servicio y con ello la de intervenir ante el delito flagrante, de modo que aquello de que "el policía está de servicio las 24 horas, es una falacia".

El policía representa al estado, ergo la muerte de un policía, es un atentado contra el estado.

Las muertes de policías en distintas épocas siempre fueron iguales, lo distinto fueron las connotaciones en las sociedades que contemporáneamente debieron asumirlas. La progresiva vulgarización de los valores y especialmente de la vida, han llevado a la indolencia social, a la indiferencia en una idea de realidad relativizada, donde la ofrenda, es parte del precio que éste debe pagar en la protección de otras vidas y de bienes también ajenos. Sin embargo es oportuno recordar, que no hay norma alguna ni reglamento que los obligue a entregar sus propias vidas, de modo que si lo hacen, es en un contexto moral de excelsa sublimación, al que no tienen acceso los timoratos e inmorales, porque está reservado solo a los que con honor han decidido trascender la vida terrenal para instalarse en nuestros corazones y vivir en el recuerdo eterno; ciertamente con el dolor de saberlos únicos e irrepetibles.

La policía que yo viví me compelía a usar el arma provista siempre y por ende, a intervenir en cuanto delito llegara a mi conocimiento. No hacerlo era una especie de traición a la entrega del resto; sujeta a exoneración por "debilidad moral". Las muertes eran fatalmente excepcionales y factor de unidad, especialmente en la búsqueda de los asesinos; pero además, generaban un reconocimiento social ante semejante acto y un acompañamiento incondicional que reparaba cualquier grieta que hubiera entre la institución y el conglomerado social. Podríamos decir que el sacrificio no era en vano y hasta imaginábamos la fantasía de morir en acto de servicio para darle sentido a la vocación de servir al otro.

Vaya paradoja, hoy con una policía pretendidamente horizontalizada, civilizada, democratizada, sin el régimen disciplinario de otrora, sin obligación de portar armas, ni de intervenir en cuestiones delictivas que se le presenten, sin la estricta recurrencia a la superioridad jerárquica, sin la formación verticalista que ha sido desterrada de los institutos de formación, los que a su vez han desarrollado y profundizado contenidos referidos a los DDHH, hay muchísimas más muertes de policías, que se incrementan año tras año y hasta diría, que nos estamos acostumbrando a vivir con ésta ignominia sin solución de continuidad.

En éste contexto pienso que es imprescindible reivindicar el valor de la vida como el bien supremo, empezando por la propia para valorar la ajena. Me pregunto si hay dirigentes con la aptitud necesaria para encarar el desafío de preservar lo más sagrado de sus hombres, porque para ello habrá que romper con lo políticamente correcto y materializar un curso de acción crítico, que implicará resignar mitos y creencias, poner en duda la legitimidad ética de la muerte por acto de servicio y tantas otras cuestiones subjetivas que se han sostenido en el tiempo como reglas no escritas, o peor aún, como verdades absolutas hábilmente manipuladas.

La concepción policíaca moderna en otras latitudes, tiende - como primera medida - a resguardar la seguridad del agente, a no exponerlo innecesariamente porque no hay nada que lo justifique; es el centro de la espiral que constituye el sistema de seguridad ciudadana y cuando se extralimita en su voluntad de intervenir y ha elevado el umbral del riesgo para sí o para un tercero, es interpelado y sancionado con una suspensión. La regla general es que no existen las decisiones unipersonales, ni el suicidio épico; todo se hace en equipo por más urgencia que tenga el asunto y, finalizado el operativo, vendrá la autocrítica que tiende a la superación, a la excelencia en el respeto de los DDHH.

La cotidianeidad nos indica que la muerte de un policía no le interesa ni le sirve a nadie, mucho menos a la institución, porque la misión misma está en crisis, asociada a excesos, a la corrupción como medio de enriquecimiento, a las sociedades ilícitas, a la impunidad, a la mentira, a la ineficacia, etc.etc. Está estrepitosamente devaluada, al extremo de haber leído innumerables grafitis que dicen que "el mejor policía, es el policía muerto", en el vocabulario anónimo, rebelde y confrontativo de una franja social que nos odia.

Para finalizar, ¿qué sentido tiene arriesgar la vida donde el único perjudicado será el núcleo familiar?; ninguno.

Podrán elaborar ésta visión crítica si comienzan a ejercitar el pensamiento lateral, sobre todo de aquellas cuestiones referidas al mérito, al acto de servicio o al cumplimiento del deber, mandamientos de dudosa legitimidad como ya lo he expresado; el conocimiento empírico nos ha revelado lo estéril y dañino de éstas creencias, en nombre de las cuales se han perdido vidas grandiosas, por el solo hecho de pertenecer a seres humanos independientemente de la condición de policías. La entrega póstuma de una bandera y la gorra del uniforme a la viuda, al padre o al hijo o a nadie en definitiva, es una afrenta que nada tiene que ver con el bien, con la ética y la moral. El control social y sus circunstancias no justifica quedarse solos con una lápida por toda compañía

 

Hugo Alberto Vaccarezza

_____________________________________________________________________

 

De México a Argentina - Unidad y Sindicalización Latinoamericana;  nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

UNIDAD Y SINDICALIZACIÓN LATINOAMERICANA

 

Desde México a Argentina, los países latinoamericanos forman una comunidad de naciones por un mismo idioma, por sus tradiciones culturales y una evolución  histórica a menudo idéntica.

La necesaria  interrelación entre los pueblos y naciones se hace cada día más concluyente ante las diferencias abismales de riquezas y nivel de vida y derechos ciudadanos, que separan a los países.

El verdadero civismo es el que reconoce  y acepta los derechos de todos los hombres y mujeres. Cualquiera sea su ubicación en el Universo, su lengua, su tradición cultural, su religión o su raza. Todo buen ciudadano debe comprometer su trabajo y convicciones en la defensa de los principios de igualdad y justicia para todos.

El complejo fenomenal de la globalización comenzó en la Era de los Descubrimientos y se trasmitió a través de la Revolución Industrial. Con la aparición de las nuevas tecnologías en las áreas de las comunicaciones, especialmente Internet, las que jugaron un papel decisivo en la construcción de un mundo globalizado.

El impacto producido por la globalización en el mercado laboral, en el comercio internacional, en la libertad de circulación y en la calidad de vida de la población, que varía  en destino del nivel de desarrollo  de cada una de las  naciones. Este  fenómeno político puede –como en nuestro caso- devaluar la cultura nacional de un país cuando los gobiernos se trasforman en deformaciones del sistema democrático y las instituciones son avasallados y con ellas los derechos constitucionales negados.

FIN DE CICLO O NUEVA ERA

Este ENCUENTRO DE LA CONFEDERACIÓN DE TRABAJADORES POLICIALES Y PENITENCIARIOS DE LATINOAMÉRICA, ocurrido en la Ciudad de Santiago, República de Chile el 25 y 26 de Julio ppdo., nos ha dejado una imagen patética de nuestra realidad. Conforme a los derechos ganados por nuestros hermanos y la libertad de conducirse en el campo sindical, con una responsabilidad que contrasta con la forma de pensar egoísta y/o por lo menos poco inteligente y generosa de quienes ostentando las responsabilidades de representarnos, no salen de sus internas de “poder”.

PASO HISTÓRICO O ATREVIDOS A PENSAR

Se hace necesario terminar con este viejo ciclo y es en el destino de una nueva era, que nos llama a despertar con compromiso social y entrar en la lucha sindical en defensa de nuestros derechos.

Mercedes (b) 06 de julio de 2014.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_________________________________________________________________________

 

GRAVÍSIMA DENUNCIA QUE AMERITA UNA REACCIÓN DE LA FAMILIA POLICIAL, Nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

GRAVÍSIMA DENUNCIA QUE AMERITA UNA REACCIÓN DE LA FAMILIA POLICIAL…

 

Con fecha 18 de abril del corriente año, desde este mangrullo que es APROPOBA, que nada tiene que ver con la gastronomía política sino con la atalaya desde donde los policías observamos constantemente los movimientos de nuestros detractores y enemigos varios, de afuera y de adentro, dimos la voz de alerta por la inesperada y sospechosa Resolución 519 dictada por el Ministerio de Seguridad con fecha 09/04/14, mediante la cual se dispuso la “transferencia orgánico-funcional de la Superintendencia de Servicios Sociales al ámbito de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, a cargo del Sr. Edgardo Amarilla.

Ante tan intrigante medida que podría afectar los intereses de todos los afiliados de dicha Superintendencia, exhortamos a todo el personal a estar en estado de alerta; a la vez solicitamos a nuestras organizaciones representativas con obligación de velar por nuestros intereses, a interiorizarse acabadamente de los alcances de la resolución nº 519, y vigilar que no se modifique ni altere de ninguna manera, la aplicación del decreto normativo vigente, ni el funcionamiento pleno y autárquico del Consejo Ejecutivo. En otras palabras, verificar que nadie se robe nuestros aportes. No tuvimos respuestas.

Hoy mismo encontramos en las redes sociales la retrasmisión de información muy grave por parte del camarada José Luis Bertini –sin aclararse el origen- y que dice textualmente lo siguiente: “…Estimados: En las redes sociales anda circulando un mensaje acerca de hechos de corrupción en nuestros servicios sociales. Quería saber si Uds. estaban al tanto. Se los transcribo: "HOLA....LES TRANSCRIBO ALGO GRAVISIMO QUE ESTA PASANDO EN NUESTRO "SERVICIOS SOCIALES"...DIFUNDAN, PENSEMOS EN HACER ALGO.... NOS ESTAN ROBANDO SERVICIOS SOCIALES ESTOS POLITICOS CORRUPTOS, CON LA ANUENCIA DE ALGUNOS POLICIAS CORRUPTOS... "Estos son los nombres de quienes saquean la obra social" DARIO ANTONIO DONOLO: (civil), enviado del Subsecretario Amarilla, contratado por la Obra Social con un sueldo de $ 18.000, para convocar proveedores y extorsionarlos- CLAUDIO IGLESIAS: Jefe de finanzas, colaborador de DONOLO, retiene los pagos para reclamar comisiones- LAURA CIPITELI: Secretaria de la directora, amante del Subsecretario Amarilla, filtra los exptes. que debe ver Donolo, maneja la agenda de la directora y responde por ella- ERMELINDA SOTO: Directora "amiga" del Ministro Granados, RESPONSABLE POR PERMITIR TODO LO QUE SUCEDE!!! SUBSECRETARIO AMARILLA: (Civil) concejal de Ezeiza, decide, digita desde el Ministerio el destino de nuestros aportes, entre otras cosas, la construccion de un Hptal. en Ezeiza que no pertenecera a Sociales sino al Municipio!! CAMARADAS, VIENEN POR TODO, NO DEBEMOS PERMITIR QUE SE ROBEN NUESTRO DINERO IMPUNEMENTE, ACERQUEMONOS A SOCIALES!!!, DEFENDAMOS LO NUESTRO!!!"Saludos. Lic. José Luis Bertini - Crio Insp (R.A)

Obviamente que no hemos podido hasta este momento comprobar la veracidad de esta información. De lo que ya no quedan dudas, es de la urgente movilización que se impone de nuestros dirigentes para encarar todas las acciones que fueren menester, a efectos de desmentir o confirmar lo denunciado, y en tal caso liderar las medidas pertinentes para abortar cualquier actividad política que pueda perjudicar los intereses de la familia policial.

En el mismo sentido –y acertadamente- se ha expresado en estas horas el Sr. Crio. Gral. (ra) Guillermo Adrover, en su nota dirigida al Sr. Presidente del C.O.R. a quién le requiere ir a fondo en el esclarecimiento de esta situación en relación a la resolución ministerial. Iniciativa que desde APROPOBA apoyamos decididamente y esperamos la rápida averiguación y respuesta de nuestra Comisión Directiva Central.

También exhortamos a toda la familia policial a mantenerse en estado de alerta, y prestos a movilizarnos de ser necesario, en defensa una vez más de nuestros intereses amenazados.

21 de junio de 2014.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (RA)

Secretario de Organización de APROPOBA

______________________________________________________________________________________

 

HÉROES DE MALVINAS - Homenaje a un valiente, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Homenaje a un valiente

 

Solo imagino…, los arrancadores listo, viento frio y el último chequeo por el Jefe de Grupo de mecánicos. Listo para el vuelo el A4, el Súper Étendard o “La Chancha”. ¡Cualquiera da igual!

Un día como hoy cuando el cielo  estaba cubierto y solo en algunos lados se habría y cesaban los chubascos.  Aparecieron a ras del  bravo oleaje del Atlántico Sur, los otros valientes, lo que a  poncho y tacuara, - esta vez  dejando estelas de jp/jet-, recuperaban el honor y la dignidad de los viejos Granaderos, volvían a llenarse de gloria  las Armas de la Patria.

Que pronto que olvidamos! Otra vez. ¿Otros tiempos, sin fe, sin honor?

Agote, 01 de mayo de 2014.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

PPA. 59010

______________________________________________________________________________

 

RECONCILIARNOS CON LA SOCIEDAD, nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Reconciliarnos con la sociedad!

 

Solamente a quien ignora su trayectoria o quiere ignorarla, se le puede ocurrir  semejante acusación.

Señor Ministro: la sociedad toda sabe y sufre las falencias de décadas de falta de seguridad, exactamente desde que  su Gobernador asumió la conducción de la provincia de Buenos Aires.

Desde ese entonces, los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires nos hemos visto sepultados en la peor violencia que jamás hubiéremos imaginado.-

Ciudadanos comunes todos los días siendo víctimas de los indeseables. En haber de muertos y heridos, familias enteras en el gran Bs. As. y en el interior  que no volverán  a  ser feliz  nunca más.

Y esto, señor Ministro, es la falta de una política coherente de seguridad y justicia de la que solo su gobierno es culpable.

Quienes deben reconciliares con la sociedad son los dirigentes políticos, no los POLICÍAS.

Agote, 29 de abril de 2014.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

________________________________________________________________________________

 

SEÑOR MINISTRO DE SEGURIDAD, EMPEZAMOS MAL...!, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

  

SEÑOR MINISTRO DE SEGURIDAD, EMPEZAMOS MAL…!

 

“…La Policía tiene una última oportunidad para reconciliarse con los vecinos…” (Ministro Alejandro Granados-Clarín- 24/04/14)

Es realmente preocupante y desesperanzador comprobar la superficialidad con que la máxima autoridad del área de seguridad, trata de encarar esta verdadera cruzada, que será devolver la tranquilidad al pueblo bonaerense. Parece olvidarse que el éxito de su misión dependerá, no solo de los buenos medios logísticos que aporte el estado, sino también, y en mayor medida, de la fortaleza de ánimo, de la autoestima del personal, que lo predispone a trabajar con entusiasmo, haciendo propios los planes del Ministerio.  

En  principio, me permito advertirle que los planes a ejecutar valiéndose del personal de la policía provincial, ya comenzaron mal. Ahora solo opinaremos del estado de ánimo y la predisposición que el uniformado tiene hoy para esta actividad. En breve, desde APROPOBA, nos ocuparemos de opinar sobre el CPC, su modalidad operativa y los sueldos de los uniformados.

Respecto de sus declaraciones públicas, motivo de la presente, debo decirle que los miembros de las policías de la provincia de Buenos Aires no tienen más nada que demostrar acerca de la lealtad con el compromiso asumido y la buena predisposición para el trabajo en beneficio de sus conciudadanos, como de la tolerancia demostrada ante la injusta adversidad del contexto político actual. Han hecho y hacen diariamente méritos suficientes para merecer el respeto de vecinos y dirigentes, como así la atención de sus necesidades por parte de las autoridades. ¿Acaso la interminable lista de policías masacrados por la delincuencia no sirve de nada para la consideración pública y de las autoridades? ¿Solo cuentan los pocos malos policías, y nada los más de cincuenta mil que trabajan decentemente?

Diría sin soberbia y con todo respeto, que ahora son ustedes, los políticos, quienes deben hacer, y mucho, para merecer la confianza de los vecinos, y de los vecinos policías que también somos ciudadanos y votamos. Lamentablemente les hemos perdido la confianza a la mayoría, porque muchos han mentido reiteradamente y siguen mintiendo.

Por lo tanto, debe saber el señor Ministro que la infeliz declaración a la prensa acerca de que esta era la “última oportunidad que tenía la policía para reconciliarse con los vecinos” ha caído como un balde de agua helada en la fuerza. Así nos lo hacen saber a nuestra Asociación APROPOBA. Ha causado indignación y desazón en las mujeres y hombres, especialmente en el nivel jerárquico medio hacia abajo, a quienes simultáneamente se les pide que salgan a la calle a poner el pecho. Gravísimo error del señor Ministro. La fuerza que necesita para esta misión tiene que estar rearmada moralmente y no menoscabada. Necesita del apoyo expreso y publico de gobierno y pueblo. La institución necesita que alguna vez empiecen a reconocer y valorar el buen trabajo que a diario hacen casi 60.000 efectivos, y no que se gasten toda la saliva y toda la tinta en los pocos desleales o delincuentes infiltrados en la fuerza, en los malos que siempre hubo, hay y seguirá habiendo, y que solamente sirve para desanimar a los buenos.

Además ya reaparecieron los tilingos de siempre, creadores de cortinas de humo, que haciendo pie en tal infortunada manifestación, lanzan sus difamaciones al voleo, con acusaciones generalizadas de corrupción, pidiendo depuraciones policiales, reforma, etc.,  que nunca formalizan ante la justicia ni aportan pruebas concretas. Pretenden hacer creer a la población que la crisis pasa por el componente humano policial. La policía no gobierna. Y desde hace quince años, que en la elaboración de planes estratégicos de seguridad, los policías son convidados de piedra.

No es tarea fácil salir a la calle dispuesto a batirse a balazos con los delincuentes. Menos fácil es en estos tiempos en que el policía –como es sabido-  se encuentra en inferioridad de condiciones (tipo y calidad de armamento, falta de prácticas de tiro, etc.). También tiene ahora una tercer alternativa a la de morir o matar. ¡Ir a la cárcel ante el mínimo error humano!

En síntesis. Si todo el esfuerzo que las autoridades están dispuestas a hacer como devolución al alto riesgo que asumen habitualmente los uniformados, se va a limitar a hacer y decir siempre lo que se conoce como “políticamente correcto”, endulzándole el oído a ciertos sectores, a hacer de los malos policías una telenovela permanente, en vez de dejar que de ellos se ocupe la justicia; y no se van a ocupar de hacer cosas concretas en defensa de los buenos servidores, más allá de los elogios en privado, difícilmente se logre el éxito que todos ansiamos. Y una vez más el pueblo bonaerense pagará las consecuencias.

28 de abril de 2014.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (RA)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

_____________________________________________________________________________________

 

OTRA VEZ SERVICIOS SOCIALES EN PELIGRO...?, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

OTRA VEZ SERVICIOS SOCIALES EN PELIGRO…?

 

Con la velocidad y nerviosismo de una trágica noticia, se está propagando la novedad de la intrigante Resolución nº 519 de fecha 9 del actual mes de abril, por el cual el Sr. Ministro de Seguridad ha dispuesto la transferencia orgánico –funcional de la  Superintendencia de Servicios Sociales, al ámbito de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad. 

Si no fuera que en más de una vez hemos visto amenazada la autonomía de nuestra obra social, como de la Caja de Retiros y el Fondo de Ayuda Financiera, que es patrimonio – recordémoslo- de los afiliados, toda vez que sus recursos están integrados exclusivamente con nuestros aportes, podría verse con normalidad como un acto administrativo más de la autoridad ministerial. Pero lamentablemente la experiencia nos ha vuelto desconfiados.

Lo que ha despertado la preocupación de toda la familia policial -y así es receptado en APROPOBA-, es que dicha resolución no haya sido precedida de una divulgación previa a los afiliados y que además, en el texto de la resolución, no se haya hecho mención a los fundamentos de peso y/o conveniencias para los uniformados que justificaron la medida, teniendo en cuenta –como se dijera anteriormente- que la Superintendencia de Servicios Sociales es de los afiliados y que todos vivimos en un estado de expectación permanente por la suerte de este organismo, que es de capital importancia para la calidad de vida de los policías y sus respectivas familias.

Todos los bienes de Servicios Sociales, los edificios, hoteles, la flota automotor, los plazos fijos por más de CINCUENTA MILLONES de pesos que hay a la fecha, más una recaudación mensual y constante de aproximadamente NUEVE MILLONES de pesos en concepto de aportes, son propiedad de los afiliados. Esperamos que nada sufra modificación alguna, excepto aquellas que tengan como finalidad real, concreta y comprobable, ampliar beneficios para la familia policial, única y exclusivamente.

Durante la gestión del Gobernador Scioli, la Superintendencia paso de depender del Jefe de Policía al Jefe de Gabinete, luego otra vez paso a la órbita del Jefe de Policía y nunca se dio explicación alguna. Ahora, finalmente, se transfiere a la Subsecretaría de Relaciones Institucionales, que actualmente está a cargo del Sr. Edgardo Amarilla.

¿Podremos esta vez los afiliados conocer el propósito de esta transferencia?

Desde APROPOBA, una vez más, invitamos a la totalidad del personal afiliado a mantenernos en estado de alerta; a la vez exhortamos a todas las entidades representativas a interiorizarse acabadamente de los alcances de la resolución nº 519, y vigilar que no se modifique ni altere de ninguna manera, la aplicación del decreto normativo vigente, ni el funcionamiento pleno y autárquico del Consejo Ejecutivo.

El 28 de mayo de 2012, desde APROPOBA, mediante la nota titulada “Servicios Sociales, una reforma que no puede esperar más…” hemos dicho que “LOS POLICÍAS QUEREMOS ADMINISTRAR NUESTRO PROPIO SISTEMA DE ASISTENCIA SOCIAL…”. Nota cuya publicación reiteraremos. 

Hace ya muchos años que desde esta Asociación Profesional, haciéndonos eco del reclamo permanente de nuestros camaradas, venimos pidiendo a las autoridades un cambio sustancial en nuestra obra social. Y lo hemos fundamentado sin que fuéramos escuchados. Sin embargo, en el mismo año de nuestro reclamo -2012- el gobierno provincial creó el instituto de servicios sociales para el Servicio Penitenciario, y atendiendo la misma línea argumental expuesta por los policías, a ellos sí se les otorgó el pleno gobierno y administración por medio de un directorio compuesto exclusivamente por afiliados, en actividad y retirados.

Sería bueno que las autoridades del gobierno nos dispensaran el mismo trato y cedieran a los afiliados el pleno gobierno y administración de la obra social, obviamente bajo la supervisión de los Organismos de Control que prevé la Constitución. Y mientras tanto sería tranquilizador que el Ministerio hiciera público, de manera clara, las razones de la Resolución nº 519.

21 de Abril de 2014.

                  

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (RA)

Secretario de Organización de Apropoba

jescanav@hotmail.com

__________________________________________________________________________

 

ASÍ NO SEÑOR GOBERNADOR...!, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

ASÍ NO SEÑOR GOBERNADOR…!

 

Luego de apreciar a través de los medios de prensa y del aluvión de comunicaciones por distintos medios que camaradas hacen llegar a APROPOBA, en relación al llamado de presentación obligatoria que el gobierno hace a personal retirado, una vez más nos preguntamos si será verdad que están preocupados por esta inseguridad que ha convertido en un verdadero infierno la vida de los bonaerenses, en especial en el conurbano.

Es que quienes tienen el poder para producir cambios, pretenden tener éxito manteniendo la misma actitud negativa, casi perversa, para con el componente humano de toda la fuerza policial. Pretender triunfar sin remover una de las causas principales por las que vienen fracasando hace años. Si, como se vislumbra, se insiste en seguir cometiendo los mismos errores, todo emprendimiento será una ilusión que profundizará aún más la crisis.

Ya es archiconocida la dantesca destrucción que la nefasta gestión del ex Gobernador Felipe Sola y su ministro de seguridad León Arslanián produjeron en la fuerza policial, y el daño infligido a sus integrantes.

Cuando el Sr. Daniel Scioli asumió la gobernación prometió castigar con todo el peso de la ley a los malos policías, y respaldar y reconocer a los buenos. Desde APROPOBA  hemos aplaudido el anuncio; ningún policía que se precie de tal quiere a un delincuente en sus filas. Toda la fuerza acompañó y colaboró lealmente para separar a los malos. Pero resulta que el respaldo y reconocimiento prometido a los buenos nunca llegó. A las mujeres y hombres que día y noche patrullan las calles y se juegan la vida de verdad por la comunidad, no hubo ni hay respaldo para su difícil misión, ni medios logísticos adecuados para la seguridad de sus propias vidas, ni comprensión a sus problemas y tampoco reconocimiento; a los retirados se les  niega la provisión del arma que les corresponde tener para su defensa o una eventual intervención. Por el contrario, todos fueron puestos en un estado de sospecha permanente, bajo la lupa de los organismos de DDHH de su propio gobierno, a quienes les preocupa solamente los derechos y el bienestar de los delincuentes.

En esas condiciones de maltrato y ninguneo permanente, el personal policial se pasó la última década marcando el almanaque como los condenados, contando los días para el anhelado retiro, para reencontrarse con el calor de la familia. Como corolario, en diciembre ppdo. a raíz de la crisis policial en todo el país, el gobernador asumió el compromiso de aumentar los sueldos a los policías activos de nuestra provincia. A los retirados, una vez más, los discriminó.

¿Cree el Sr. Gobernador que ante su llamado al servicio, sin previa remoción de una de las causas principales de la debacle, sin corregir estos errores, sin modificar esta actitud de malquerencia injustificada hacia el personal, sin un cambio en el trato con los policías, los retirados iban a responder positivamente y en masa? 

Seguramente aquellos que no pueden sobrellevar la crisis económica y que no estén enterados del descuento por ganancias, que les llevará gran parte de lo que le paguen como adicional, más el 10% de su sueldo de retirado, se presentarán si, pero por un tiempo….

El Señor Gobernador sabe que el policía, cualquiera sea su grado, para acceder al Retiro Activo es previamente investigado y debe estar libre de cualquier sospecha o imputación penal o administrativa. De lo contrario no se le otorga tal condición. Por lo tanto es una persona de conducta inobjetable; y la verdad pocos son los funcionarios de otras áreas de la administración pública que pueden exhibir tales títulos.

Por lo expuesto es claramente un abuso de poder someter a los policías, por la simple condición de tal, ignorando sus derechos y garantías constitucionales, a un humillante análisis político –porque no es otra cosa que eso- por parte de organismos integrados por personas de reconocida animadversión hacia los uniformados, como es de público conocimiento.

Los miembros de las policías de la provincia de Buenos Aires no tienen más nada que demostrar acerca de la lealtad con el compromiso asumido y la buena predisposición para el trabajo en beneficio de sus conciudadanos, como de la tolerancia demostrada ante la injusticia. Han hecho y hacen diariamente méritos suficientes para merecer el respeto de vecinos y gobernantes.

No obstante a días de decretarse la emergencia, se publica una encuesta con una opinión adversa de la sociedad hacia los policías; y en las horas previas de la convocatoria a los retirados, el Sr. Gobernador anuncia públicamente la creación de otro organismo –uno más- que tendrá como fin monitorear posibles abusos policiales. Y simultáneamente reaparecen los “expertos” de siempre con el gastado verso de que “hay que reformular la policía de la provincia”.  No a la educación, ni a la economía, ni a la justicia, ni a la política. ¡A la policía!

A pesar de los palos en las ruedas que ponen las leyes permisivas y jueces abolicionistas, el gobierno, los organismos e instituciones públicas de DDHH, la violencia de la delincuencia, la falta de elementos, los sueldos de hambre y falta de apoyo oficial, los policías siguen siendo, junto a los Fiscales, los únicos que trabajan de verdad tratando, como pueden, de dar seguridad a los vecinos; sin embargo a pesar de ello, y a pesar de la lista de policías muertos cumpliendo con su deber, la población sigue teniendo una opinión negativa…?

Como conclusión, las mujeres y hombres de uniforme se preguntan hoy: ¿Vale la pena esmerarse en ser buen policía, asumir todos los riesgos de tan difícil misión? ¿Para qué? ¿En beneficio de quién?

La recreación de los Comandos Radioeléctricos será una medida más que acertada y que aplaudiremos si se implementa con la modalidad operativa policial y con los especiales recaudos que se debe tomar con respecto a la asignación de personal. De lo contrario será otro fracaso y un descomunal derroche de dinero público. Pero esto no será suficiente si en la emergencia no se incluyen otras áreas. El plan debe ser integral.

En la inteligencia que la seguridad es una cuestión multisectorial, el Señor Gobernador a poco de asumir su cargo en el 2007, también prometió un abordaje integral de ésta problemática. Desde APROPOBA le recordamos que a seis años de aquel compromiso aún no se ha tomado ninguna medida en el área de la cultura y la educación, punto de partida de cualquier plan integral de seguridad. En las aulas de la provincia de Bs As desde hace muchos años rige la ley de la selva. Se vive un clima de libertinaje, con docentes despojados de atribuciones, imposibilitados de imponer el necesario orden. Los adolescentes salen a la calle recibidos de transgresores, insolentes, desobedientes a toda norma legal. Con excepción de aquellos con padres o familias contenedoras, y que harán las correcciones a tiempo, el resto estará listo para ser arrastrado al mundo de la delincuencia.

Y no hablemos de políticas reales y efectivas para la reinserción de presos a la vida social, ni de rehabilitación eficiente para adictos. No existen. Y no preguntemos acerca de las previsiones o planes para enfrentar la llegada a nuestro país y avance de las organizaciones del narcotráfico internacional, porque la respuesta podría helarnos la sangre…

Esperemos que las autoridades provinciales asuman de una vez sus responsabilidades y hagan uso del poder que les ha conferido el pueblo bonaerense para su beneficio y no para satisfacer intereses de sectores minoritarios, a los que solo les interesa la ideología; porque de continuar en estas condiciones, el gobierno lo único que podrá prometer y asegurar, es INSEGURIDAD Y VIOLENCIA POR MUCHO TIEMPO...!

15 de Abril de 2014.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (RA)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

______________________________________________________________________

 

RETIRADOS, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

RETIRADOS

 

         Al igual que las águilas, que se toman un respiro, así es para nosotros el  retiro. Apenas un descanso. Para ver desde otro lugar, qué podemos mejorar para los que están en SERVICIO y para los que vendrán a través del tiempo a surcar con el mismo valor pero con otras improntas, las calles y caminos, por donde otras generaciones harán la sociedad que esta Patria merece.

                  No hay sombras ni tinieblas en nuestras vidas, ni se ha opacado la mirada. Ni nuestra vejez nos ha quitado inteligencia. El tiempo nos ha trasmitido sabiduría y descarnados de todas ambiciones  luchamos sin temores, por los derechos que estos mercaderes rifaron en los kioscos de sus tiempos.

                   El Domingo 13 ppdo., nos encontramos nuevamente -en el Círculo de Oficiales de Mercedes-, convocados por el C.O.R. Deleg. Mercedes. Aquellos, los que dimos la batalla de otros tiempos, volvimos a mirarnos de frente, sin nada que esconder. Como los hombres, como CAMARADAS, unidos para siempre, por el azul, por la vocación, por la amistad, tan solo hasta la muerte.

Agote, 14 de Abril de 2014.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)                      

______________________________________________________________________________________

 

TODAVÍA NO SE SIENTE OLOR A OVEJA, nota de opinión de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

TODAVÍA NO SE SIENTE OLOR A OVEJA…!

 

En estas últimas horas hemos podido leer en la prensa gráfica, que un alto representante de nuestra Iglesia Católica, el Presidente de la Pastoral Social, Monseñor Jorge Lozano, en una nota periodística en relación con el linchamiento de personas sospechosas de delincuentes, ha manifestado que “hay cansancio en la población por inoperancia en las fuerzas de seguridad”… y que “los hechos se deben a una especie de contagio…”

En primer lugar advertimos claramente que el prelado ha justificado el linchamiento público que la gente hace de otras personas, lo cual es un grave delito aun tratándose de delincuentes.

Pero no es esto lo que nos debe sorprender. Mucha gente harta de vivir bajo el imperio de la ley de la selva, librados a su suerte por el gobierno de turno, que desde hace más de una década da prioridad a velar por los derechos de los delincuentes en desmedro de los derechos de los ciudadanos, está decidiendo hacerse cargo en forma personal de defenderse y defender a su familia y vecinos del acoso de los marginales. De la manera que puede.

Lo que sorprende y mucho, es que tan alto dignatario de mi Iglesia, diga públicamente que la actual crisis se deba a la “inoperancia de las fuerzas de seguridad”.

Semejante afirmación cuando la policía de la provincia de Bs As registra 30 efectivos muertos en cumplimiento del deber durante el año 2012 y 2013 y 2 uniformados más en lo que va del presente año, es cuanto menos una ofensa. Una bofetada inmerecida a toda la familia policial, especialmente a las viudas y huérfanos de los 32 compañeros que cayeron precisamente operando en contra de la delincuencia, defendiendo la vida, bienes y honra de los vecinos. En definitiva cumpliendo con la palabra empeñada, como lo hacen pocos en este bendito país.

En el transcurso de los primeros años del presente siglo y cuando más arreciaban las violaciones a los derechos constitucionales de los trabajadores policiales en la provincia de Buenos Aires; cuando las famosas “purgas” de trabajadores policías fueron ignominiosamente legalizadas a contramano de la Constitución, los camaradas miembros de la flamante Delegación APROPOBA de Mar del Plata, como todas las Delegaciones, inspirada por la urgente necesidad de defender los derechos conculcados de los uniformados, visitaron al máximo representante de la Iglesia Católica en aquella ciudad balnearia, el Obispo Diocesano que por entonces era Monseñor JOSÉ MARÍA ARANCEDO, actual Arzobispo de Santa Fe y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina. Se le anotició de la nueva entidad y de los motivos de la iniciativa, encuadrados principalmente en el atropello a los derechos ciudadanos y laborales de los integrantes de las fuerzas policiales, recibiendo del prelado un alentador empuje espiritual para seguir adelante y lograr los objetivos perseguidos.

Por lo tanto resulta una obviedad que el principal instituto colegiado de nuestra Iglesia Católica tuvo una clara exposición de las pésimas condiciones laborales de los trabajadores policías y la incidencia de ello en la difícil misión de brindar seguridad.

No obstante es evidente que Monseñor Lozano, a pesar de que la Comisión de Pastoral Social que preside forma parte de la Conferencia Episcopal Argentina, cuyo titular es casualmente el Obispo José María Arancedo, no cuenta con toda la información de la realidad en su área. Debe ser que las mujeres y hombres policías, trabajadores como el que más, no están entre sus preocupaciones. Claro, nunca lo vimos a Monseñor Lozano, ni a ningún otro sacerdote, visitando las dependencias policiales, donde transcurre la vida una parte de su rebaño, con toda la problemática social que afecta al resto de los argentinos. Y la verdad es que, al menos en los últimos veinte años, no hemos comprobado que se interesaran por nuestros problemas, que son muchos y variados; no los hemos visto acompañar a las familias de nuestros caídos, o asistiendo espiritualmente a quienes todos los días y todas las noches salen a la calle a arriesgar realmente la vida, o a quienes regresan con la terrible y pesada carga de haber cobrado una vida para defender la propia. Parece que a estas ovejas han decidido abandonarlas a su suerte!

Su Santidad el Papa Francisco, nuestro líder espiritual, hace ya un año ha dicho que quiere pastores con olor a ovejas. Sería bueno entonces que hagan algo más, porque por aquí todavía no se huele nada...

07 de Abril de 2014.

 

Comisario (RA) Jesús Evaristo Scanavino

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

__________________________________________________________________________

 

Viaje a Florida, crónica de un pasajero, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Viaje a Florida (República Oriental del Uruguay)

 

¡Acepte la invitación de tres púas calaveras para un viaje “de placer”! Me pasaron a buscar al mediodía de ese miércoles 29. Con Jorge al volante, con Miguel de navegante y Arturito de fotógrafo, emprendimos el recorrido.

En el trayecto recibíamos los apoyos de distintos camaradas, y llegamos al imponente puente de Internacional Fray Bentos, magnífica obra de ingeniería, sobre el Río Uruguay, donde nada nos separa de la Banda Oriental.

¡Y ahí nomás nos emplomaron con un cambio de novela! ¡Mama mía!,! como se va la moneda!

“...Heroico Paysandú yo te saludo, hermano de la patria en que nací; tus hechos y tus glorias esplendentes se cantan en mi patria como aquí”

Y al viajar por varias horas, llegamos a la Ciudad de Florida, Departamento del mismo nombre lugar donde se declara la Independencia del País hermano. Fuimos allí recibidos por la gente del SUPU (Sindicato Único de Policías del Uruguay). Su alma mater don LUIS ÁNGEL CLAVIJO, Roberto Cardozo, Alejandro Álvarez y un grupo de colaboradores maravillosos que hicieron que nos sintiéramos como en casa.

         Ejemplo de hombres humildes, de lucha firme y constante. ¡Sangre Charrúa corre por sus venas! En el brillo de sus ojos el permanente ejemplo de libertad del General don José Gervasio Artigas.

“Los bardos que tenemos en el Plata, que escalan el Olimpo en su canción, dedican a este pueblo de valientes su grande y más sublime inspiración”

Así fueron llegando otros, Venezuela, Bolivia, Chile y Adhesión formal pero ausentes Brasil, Perú, Paraguay y Colombia, y quienes componen la Federación Argentina de Sindicatos Policiales y Penitenciarios (FASIPP), Santa Fe (APROPOL), Entre Ríos, Chubut, etc. etc. Y claro URUGUAY país anfitrión.

Fue Secretario de Base, el señor Gregorio Arias Añez. Un venezolano que se ganó la simpatía de todos por la forma de ser, con una personalidad muy especial y de profundo conocimientos. Alberto Martínez, nuestro presidente de FASIPP. Nos obsequió con sus brillantes intervenciones.

La mesa de discusión quedo integrada de la siguiente forma por Bolivia Edgar Marcial Crespín Huaraschi Coordinador Nacional y Javier Quispe Quispe Presidente ANSSCLAPOL. Venezuela Gregorio Arias Añez Presidente Nacional, Carlos Raúl Michia, Chubut Secretario Gral. Sindicato Policial Chubut. Oscar Martínez Fredes de Chile, Direccional General  ANFUP, Pedro Hernández Pérez, Chile, Gendarmería Nacional. Alberto Rubén Martínez, Argentina, Secretario General FASIPP. Miguel Ángel Reynoso, Carlos Massacane, Jorge Costa y Arturo Liboratti por APROPOBA. Por Uruguay lo hicieron: Alejandro Álvarez, Secretario Gral. de Paysandú; Rooney Zurbano por el Dep. Paysandú. Por el Departamento de Florida Jorge Clavijo Scabino y Adrian Silvera Mechaca. Roberto Cardozo Presidente SUPU Uruguay. Eduardo Quiben del Departamento Montevideo. Jorge María por el Departamento de Tacuarembó. Por el Departamento de Rivera los señores José Heber Olivera y Edmundo Muñiz, y don Luis Ángel Clavijo Dos Santos Secretario General del Sindicato Único de Policías del Uruguay.

La aprobación de los documentos y actas de este congreso fueron de un trabajo responsable que incluyo horas de búsqueda y permanente asesoramiento por parte de profesionales del derecho y escribanos, ya que se tuvo que tener presente las leyes que rigen en la República Oriental del Uruguay y a su vez compatibilizarlas con las distintas situaciones de los países intervinientes.

A decir verdad las jornadas fueron extenuantes algunas de ellas llegaron a las 10 horas de duración, lo que nos trajo un profundo desgaste que pudimos recuperar al regreso en nuestros hogares.

Tal vez por desconocimiento que tenemos del país hermano de Bolivia, a pesar de la gran comunidad que se afinco acá, el asombro fue mayor a la llegada de estos dos suboficiales de la policía. La humildad natural de estos hombres nos conmovió, pues era real y no de falsa postura. Pero al intimar nos fuimos asombrando mucho más, pues la militancia de ellos en defensas de sus derechos lleva una historia ininterrumpida de 47 años, sus orígenes se remontan a 1967.

Su entidad ANSSCLAPOL –Asociación Nacional de Suboficiales, Clases y Policías-, nos regaló el decir claro y seguro de sus delegados. Quienes al concluir el Congreso, distinguieron con la condecoración del Botón de Oro y Pergamino a nuestro Secretario General Crio. Insp. (ra) Don Miguel Reynoso. Reconociéndolo en su trayectoria y por considerarlo el iniciador de la Confederación Latinoamericana de Policías. La que quedó constituida en este evento. Distinguiendo a  Nuestro Secretario en el acta fundacional formal de la Confederación como PRESIDENTE HONORARIO VITALICIO, fundamentado en reconocérselo como "organizador y motorizador" de la nueva entidad según el acta acuerdo de Mar del Plata del 2010.

Merece una atención especial los talleres de salud que nos fueron dados por cuatro profesionales; un médico cardiólogo, dos psicólogas y una licenciada en seguridad de trabajo. Todos ellos hicieron hincapié en la forma primaria y de total abandono, ante la falta de un seguimiento serio sobre las cuestiones de profilaxis laboral en que se desempeñan los policías. Esto ya lo había manifestado en su exposición del Dr. Ganen en el congreso de Mar del Plata del año 2010. Esta situación no se ha corregido y los suicidios y otros desequilibrios emocionales hacen vulnerable al personal en su tarea diaria, la que de por sí resulta de alto riesgo.

El mate y su concubina la yerba, ocuparon un espacio importantísimo, se consumieron cantidad difícil de calcular. Los bolivianos, chilenos y venezolano que no conocían de esta infusión, se fueron cada uno con su equipo de termo y mate. Manifestando que habían conocido a un compañero ideal para las horas de vigilia.

En junio del corriente año, Dios mediante el chileno don Pedro Hernández Pérez, asumirá la presidencia de esta entidad que los policías de Latinoamérica nos atrevimos a parir, ante tantas injusticias y olvidos adrede. Ya nada será igual. El señor Alberto Martínez lo hará como vicepresidente.

Siendo aproximadamente las 2200 horas, finalizo el Congreso y nos propusimos hacer honor a unos corderos que nuestros generosos hermanos nos ofrecían en la  despedida, por supuesto bien regados.

El día 23, domingo por la mañana emprendíamos el regreso a nuestros domicilios. Comentábamos animados las vivencias que la experiencia no vía dejado. Luego de un tiempo generoso de viajar, note que Jorge se mantenía en silencio, como preocupado. Paramos a cargar combustible mientras no dejaba de observarlo, cuando quedamos solos – Miguel y Arturo habían partido raudamente para los sanitarios-, me comenta muy serio; “CHE TARTA, ¿EL BOTÓN DE MIGUEL SERÁ DE ORO EN SERIO?

Se lo quería empeñar! no puede con el genio!!!

Mercedes, 29 de marzo de 2014.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_______________________________________________________________________________________

 

NO ESTAMOS CONFORMES, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

NO ESTAMOS CONFORMES NI RESIGNADOS. ESTAMOS ESPERANDO…

 

Todas las huelgas, aun siendo legítimas y legales, son perjudiciales para la sociedad. Toda medida de fuerza que haga un sector para obtener respuesta de sus gobernantes, lleva aparejado trastornos para los demás, a veces graves como fue el caso del reclamo policial, que fue aprovechado por elementos marginales para cometer sus fechorías. O como es ahora, que nuestros chicos están perdiendo días que son preciosos para su aprendizaje, difícil de recuperar, a raíz de la justa demanda de los docentes. Siempre fue así en nuestro país. Los gobiernos llevan las negociaciones a límites exasperantes para los necesitados, casi como una provocación, desencadenan la reacción de los trabajadores hasta que se debilitan por el rechazo de la opinión pública, y finalmente les dan las migajas que se les antojan. Y es oportuno aclarar que estas exteriorizaciones, policiales y ahora docentes, no tienen como consigna las demandas de derechos. Son principalmente reclamos de alimentos, de necesidades básicas insatisfechas, consecuencia del empobrecimiento ilícito causado por la propia administración.

El conflicto policial de diciembre próximo pasado, puso en evidencia la desidia de las autoridades y políticos en general para ocuparse de un tema tan sensible y elemental para la convivencia social como es la seguridad. Una oración describe la trascendencia del asunto: “Los policías, como encargados de hacer cumplir la ley, son los funcionarios públicos más expuestos a los embates de la corrupción en sus distintas modalidades”. Va de suyo entonces que son, junto a jueces y fiscales, a quienes el Estado debe blindar con sueldos adecuados y protegerlos de los traficantes de influencias, que pululan en todas las reparticiones públicas, que casi siempre son los que producen las rendijas en la organización por donde se fuga la lealtad e imparcialidad de los policías en su accionar y se filtra la corrupción que corroe absolutamente todo.

Esto es sabido, no obstante, inexplicablemente, los gobiernos maltratan y abandonan a su policía. Años, muchos años que los policías del país, por todos los medios posibles, vienen reclamando a los gobiernos más y mejores medios logísticos, mejores condiciones de trabajo, respaldo del poder para esta difícil misión en tiempos tan complicados, y mejores salarios. Nunca fueron escuchados. Y cuando sus organizaciones, como APROPOBA en la provincia de Bs As, intentaron aproximarse a un diálogo civilizado y respetuoso, todas las puertas le fueron cerradas. Siempre miraron a la policía a través del lente ideológico, sin reparar que estaban abandonando a la población a su suerte. El ninguneo fue insoportable. Sin embargo cuando los uniformados finalmente deciden hacerse oír, aparecen las acusaciones de golpistas y desestabilizadores. ¡No es la forma de reclamar! dijeron muchos con un descaro sin par… 

En la provincia de Buenos Aires hace ya 27 años ininterrumpidos que gobierna  el mismo partido político. Y en la Nación están transcurriendo 10 años de gobierno del mismo signo que la provincia. Es inadmisible que después de tantos años de haber manejado la hacienda pública como les vino en ganas, con un presupuesto que contó con 300 mil millones de pesos más que los gobiernos de la década anterior, vengan a imponernos ahora esfuerzos para salir de la crisis, mientras el poder sigue dilapidando dinero a manos llenas. Nos piden que tomemos sopa mientras ellos se dan el gran banquete. Tenemos que conformarnos vivir en el patio trasero del tercer mundo, para que los dirigentes vivan con los placeres del primer mundo…

Gobernar se supone que es una cosa muy seria, y no es cuestión de hacer cualquier tropelía con la administración de nuestros bienes, de manera gratuita, sin pagar ni siquiera costos políticos. Y encima pretender, con total desparpajo, que los ciudadanos los banquemos con el padecimiento de nuestras familias, nada más para que sigan sus carreras cómodamente. Tan inmoral como si un jefe de familia, para seguir yendo al bingo pretendiera que sus hijos coman menos o salgan a mendigar.

La solución que dio el gobierno provincial al conflicto policial de diciembre, fue un fraude grosero, mediante un decreto tramposo concediendo un aumento ficticio y además discriminatorio porque excluyó a gran parte de los uniformados, entre ellos a los retirados, lo que pone de relieve la ignorancia de los funcionarios, que desconocen la trascendencia de los sueldos del personal retirado como elemento desalentador de la corrupción en la fuerza.

Para descomprimir el descontento, a fines de febrero, en una actitud que valoramos por cierto después de tanto ninguneo, las autoridades de gobierno provincial recibieron por fin, a las organizaciones representativas de nuestra policía, entre ellos APROPOBA, y por primera vez, con muy buena predisposición al diálogo, fueron oídos nuestros reclamos.

Que los miembros de la policía estén hoy cada uno en sus puestos trabajando, no significa que estén conformes o resignados a seguir siendo ignorados. Toda la familia policial está en una tensa calma, expectante al resultado de las gestiones que nuestras organizaciones representativas llevan a cabo y a la consideración con la que va a ser tratada las justas demandas. Mientras tanto, rumores que nos llegan hablan de contactos que se estarían haciendo entre policías y gremialistas de otros sectores para unificar el reclamo. Sería inédito por cierto, pero no debería extrañarnos que eso ocurra.

No obstante todos abrigamos la esperanza de una solución verdadera. No es deseo de los policías salir nuevamente a las calles; pero tampoco están dispuestos a seguir siendo los eternos relegados a recoger las migajas en los banquetes de otros gremios.

25 de marzo de 2014.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (RA)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

_______________________________________________________________________

  

¿QUIÉNES SOMOS?, ¿A DÓNDE VAMOS?, ¿DÓNDE QUEREMOS ESTAR?, nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿Dónde queremos estar?

 

Este crisol de razas, que ya no es tal... ha perdido su capacidad de temple! Perdimos el ser y él querer ser, cambiándolo por el ser individualista. “¡Le pasa al otro, a mí no!”

Y allí perdimos el rumbo, que es muy distinto “que equivocar el rumbo”. Cuando se pierde, no hay oportunidad de corregir. ¡Hay que empezar de nuevo!

Volver al principio; ¿quiénes somos? Volver a identificarnos. ¿Con qué? ¿O con quién? Volver a conocernos y reconocernos. Con nuestros principios filosóficos, históricos y aceptarnos tal cual somos y aceptar al otro en la discusión inteligente, constructiva.

¿A dónde vamos?

¿Quién no se ha hecho esta pregunta en estos últimos años? Si a lo largo de la historia el hombre buscó respuesta en todas las culturas, filosofías, religiones. ¿Cómo no deberíamos hacernos esta pregunta nosotros como pueblo, con trayectoria histórica tan rica en acontecimientos heroicos? Con todo nuestro pasado de cultura hispana, religiosa,  inmigración europea, etc., etc.

         Verónica Franco Lic. En Comunicación, Opinión Pública y Publicidad – UBA. Nos dice: “Así, la sociedad actual está caracterizada por varios fenómenos como ser: diferencias socioeconómicas, polarización social, individualismo, superficialidad en el contacto con el otro, sobreabundancia de la información pero una pobre comunicación. No es un tema menor, cuando la introducción de la tecnología implica una diferenciación social y económica, y más en los países en desarrollo como el nuestro, donde la mayoría de la población no tiene cubiertas sus necesidades básicas (alimentación, vestimenta, vivienda), no puede acceder a una educación de calidad, y donde la voluntad política de cada gobierno parece estar enfocada en otros temas y no en acabar con las desigualdades socioeconómicas.”

Y esto que nos comenta la Licenciada no es producto de la casualidad, sino de las causalidades de la inmigración sin control de los países hermanos como Bolivia, Paraguay, Perú, Centroamérica, Asia y Europa oriental, a partir de la década de 1980 y 1990.

Se ha visto en las últimas “tomas” de terrenos flamear banderas de otros países, y ese proceder indica en forma inequívoca que se trata de un posicionamiento de territorio por parte de esos ciudadanos. Por lo que exterioriza la pérdida por nuestra parte de la identidad que nos caracterizó a los Argentinos, “defender el territorio hasta PERDER LA VIDA”.

¿Dónde queremos estar?

La respuesta no se encontrará hasta la próxima década. Pues no veo voluntad de que esto ocurra en los políticos que se harán cargo de los destino del País en tiempos inmediatos.

Para que esto ocurra, será necesario un verdadero relevo de ciudadanos empujados por las circunstancias. Que ya se están viviendo: violencia descontrolada, pérdida de la seriedad y confianza en la justicia. Corrupción en los gobiernos, narcotráfico “conquistando territorios”. Un treinta por ciento de la población en la miseria y sin posibilidad de formación primaria.

La ausencia de la autoridad traerá un gran desorden en la sociedad: la tan temida anarquía! 

¿Es aquí donde verdaderamente  queremos estar?

Mercedes, 13 de marzo de 2014.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_______________________________________________________________________________________

 

PARODIA DEL ESTADO AUSENTE, por CARLOS ROBERTO MASSACANE

 

PARODIA DEL ESTADO AUSENTE

 

Y caminando Febrero, transito en mi soledad la tarde de este domingo. ¡Mate amargo y tortas fritas! Bajo este viejo castaño, cuyos frutos alimentan a las ardillas.

Busco explicarme a mí  mismo, para qué sirve este rebaño que ayer sentado en sus bancas, parecían, unos, obedientes alumnos y otros niños rebeldes. Ante la señora directora, quien rígida y autoritaria repetía sin convencimiento una historia inexistente.

Percibo aquellas montoneras por los montes tucumanos, lanza y facón, coraje  y amor al suelo que se convertía en Patria. Abonado por la sangre de la raza humana.

         Los supongo ahora... defraudados ante esta corriente de farsantes y ladrones. Sus rostros desencajados, sus cabalgaduras viejas en el tiempo y un grito de ¡Patria! ¡Que nadie responde!!

¿Se  quebró la Tacuara? ¿Cayó la Bandera?... Respondan carajo! ¿Qué hicieron del pueblo?

Cambiamos el sueño sudamericano, por el narcotráfico, la trata de personas, el refugio de la casa paterna por la escolaridad de jornada completa. Compartimos el tiempo de estar con nuestros hijos (mal), de siete días lo reducimos a dos. La sociedad actual es extremadamente exigente. Y en esta carrera lo perdemos todo.

Los hechos históricos que marca  el nacimiento de la Patria, son cambiados adrede, convertidos en feriados largos, vacíos de contenidos y alegremente no se guarda respeto para los hechos desgraciados ocurridos y sufridos por nuestro pueblo. Pero eso sí, rendimos homenaje a los ridículos amigos, utilizando el culto que ayer nomás rechazábamos porque nos criticaba.

No sé si falta poco para terminar con este drama. O si solo cambiaremos los actores!

Mercedes, 7 de marzo de 2014.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

____________________________________________________________________________________________

 

NO QUIERO SER PROCAZ, correo de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

No quiero ser procaz

 

Llegamos simples, sin grandes fantasías ni anuncios rimbombantes. Veníamos a un desafío difícil, pero sin falsas expectativas. Sabíamos que la lucha sería en caminos difíciles de transitar. Era el mundo de la política que afrontábamos. Debimos posponer nuestras “broncas”, nuestras impaciencias, y fuimos aprendiendo a dar la lucha franca, explicando nuestras verdades, sin ofensas, sin gritos, sin embanderarnos.

Convencidos que la mejor arma era la palabra en la rectitud del diálogo. Jamás cortamos una calle, nunca causamos molestia alguna a nuestros conciudadanos. Y donde hubo problemas llevamos nuestra voz, apoyando y otras veces, llamando a la calma.

Esta situación que trato de describir ha resultado. El jueves estaremos allí, convocados por las autoridades. Nuestra seriedad y nuestro compromiso fueron reconocidos.

Mercedes (B) 24 de febrero de 2014.

                                                                                                          

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_____________________________________________________________________________________________

 

Sgto. BARBARA SOLEDAD PRIETO, Q.E.P.D. por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Sgto. Barbara Soledad Prieto

                 Q. P. D.

 

Galopan por las tierras de mi Patria los Jinetes del Apocalipsis, Mi barco es La Argentina y navega en la peor de las tormentas: le llaman corrupción. La sociedad quebrada y ejecutada por los falsos garantismos.

         Una parte importante de sus habitantes están en la miseria de todas las necesidades. Sin posibilidad de recuperar la dignidad perdida. Son generaciones llevadas al máximo del abandono social haciéndoles creer que se los protegía con falsos planes sociales –sin devolver prestaciones-, y así los hundieron en el mar de las miserias del alcohol y las drogas.

Quitándoles valores tales como la libertad individual, educación, salud, formación práctica, técnica y profesional, aún cuando inventaron los secundarios acelerados e inundaron el Gran Buenos Aires con facultades de dudoso nivel universitario. Haciendo un grupo importante de analfabetos estructurales. También las Instituciones, como la nuestra terminaron de la misma manera.

Los héroes ya no se velan en los edificios oficiales, son despedidos en los clubes de Barrio, por sus familiares, amigos, compañeros… Los Jinetes están ausentes!

02/02/2014.

                                                                        

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_______________________________________________________________________

   

Los rostros de La Tablada, nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

LOS ROSTROS DE LA TABLADA

 

Se cumplen veinticinco años de aquellos fatídicos días -23 y 24-, de enero de 1989. En mucho tiempo, me encontraba disfrutando de mi licencia anual en la localidad de Santa Teresita con mi familia. Cuando regresando al lugar en el cual pernoctábamos, la noticia de aquella locura escuchada por radio nos conmovió a todos los vecinos.-

La esquizofrenia de la muerte en la voluntad de unos desequilibrados, nos teñía de sangre la Democracia incipiente... A la distancia observo la galería de fotografías de aquél horror y repaso mentalmente en el recuerdo, los flashes de los canales de televisión, pasando en vivo los momentos de la acción de recuperación del Cuartel de Infantería 3, General Belgrano de La Tablada.

Veo los rostros de los caídos en aquella gesta, mis camaradas y los hombres del Ejército Argentino y me pregunto por los otros. Sí por los otros, por los olvidados, por los que nadie recuerda y tampoco conoció. Por tantos CAMARADAS que hoy caminarán entre los ciudadanos, con sus años vencidos y defraudados. Defraudados porque lo dieron todo por esa Democracia que hoy aún sigue siendo una cuenta pendiente para la República.

Mercedes, 24 de enero de 2014.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

___________________________________________________________________________

 

LA UNIDAD BIEN ENTENDIDA, nota de HUGO VACCAREZZA, Secretario de Relaciones Laborales de APROPOBA

 

LA UNIDAD BIEN ENTENDIDA

 

He dejado pasar algún tiempo para que las pasiones decanten y poder construir racionalmente un ensayo libre de impulsos contaminantes. Con la última movilización policial, se ha pretendido poner en duda la aptitud dirigente de una Asociación que construye no necesariamente para ella, sino para beneficiarios potenciales a muchos de los cuales ni siquiera conocerá. Hace para el futuro de las generaciones, que vendrán a ocupar nuestros lugares junto a muchos que creemos que las utopías pueden transformarse en saludable realidad. No sé si lo veremos, pero en mi condición de Secretario de Relaciones Laborales de APROPOBA, me adelanto a dejar en claro que:

La unidad confiere fortaleza y poder. Crece y se perfecciona con la suma de nuevos adherentes.

Desde ésta lógica decimos que los retirados que no han accedido o no se han acercado a los grupos representativos, es porque sencillamente no les interesa; de modo que para engrosar el abanico de asociados, afiliados y/o adherentes, habrá que buscarlos en quienes hoy están en actividad y mañana serán pasivos.

Hecha la introducción, empecemos por definir qué significa UNIDAD en términos policiales; según la RAE, entre ocho acepciones elegimos la tercera que reza; “unión o conformidad”.

Con respecto a UNION, entre catorce definiciones a la que dice; “alianza, confederación, compañía”.

En cuanto a CAMARADERIA la que la define como la “amistad o relación cordial que mantienen los buenos camaradas”.

Si descomponemos la estructura de la sintaxis etimológica para buscar una aproximación al concepto de unidad, entendida como la virtud tantas veces declamada entre los agentes de la institución, coincidiremos que ésta tiene otra connotación, otro alcance, otra trascendencia y otra significación que exceden largamente las definiciones enunciadas.

Colegimos entonces que cuando hablamos de unidad policial, estamos partiendo de una premisa falsa con lo que irremediablemente llegamos a un resultado o conclusión falsa porque ninguna organización, grupo o comunidad que pretenda representar intereses comunes, puede estar fundada en la antinomia “unión o conformidad” ya que implica una flagrante contradicción entre dos principios racionales.

De aquí se desprende que es posible que haya unión con disconformidad o que haya conformidad con desunión.

La concepción clásica que reina en nuestros reductos asociativos es simplista: unión y conformidad es una misma cosa, de modo que quien se une está conforme o está conforme con la unión. Parece un juego de palabras, pero no lo es.

La prédica por la unidad debe estar sujeta a ponencias más solventes con contenidos sociológicos totalizadores que superen la media de expectativa en una oferta convincente.

Alianza, confederación y compañía es un status ajeno, o por lo menos extraño en la preexistencia de nuestras organizaciones representativas, que se rigen únicamente por un estatuto que desconoce éste estadio y un reglamento interno acotado y burocrático. Por lo menos etimológicamente, alianza y confederación, exceden largamente los límites estatutarios establecidos ex profeso, a la medida de éstas agrupaciones, devenidas obsoletas e incontinentes a pesar de algunos esfuerzos por revitalizarlas.

La idea de camaradería está fuertemente ligada a actos sociales determinados, como por ejemplo la cena anual de una promoción de egresados; pero en una corporación multifacética donde no siempre coinciden los intereses, “la amistad o relación cordial que mantienen los buenos camaradas” es celular; algunas son afines entre sí, otras no tanto y otras aparecen abiertamente enfrentadas, pues no todos sus componentes son buenos camaradas, amigos y cordiales.

Tal vez deberíamos dejar de hablar de unidad para comenzar a exaltar el COMPAÑERISMO que representa el vínculo, la armonía y la buena correspondencia entre ellos, o la SOLIDARIDAD que es la adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros, aunque en éste caso el éxito en la gestión de los dirigentes estará sometido a la auditoría permanente de los representados, pues el acompañamiento será perentorio en la medida que existan causas nobles y justas, susceptibles de ser defendidas, o emprendimientos destinados al bien común. Por ello el compromiso de los directivos deberá ser mayor y el ingenio agudo para mantener viva la expectativa y la adhesión y sinceramente no sé si hay candidatos dispuestos a asumir semejante responsabilidad, es más, intuyo que no hay aptitud.

Al autismo de estas instituciones de naturaleza social, y la correlativa ausencia en las discusiones de los grandes temas que hacen a la calidad de vida de sus representados, le sigue el desengaño, el alejamiento y la falta de interés de éstos. 

Dijimos que la construcción, el funcionamiento y la estabilidad de nuestras organizaciones es precaria en términos de capacidad, representación y trascendencia institucional, sin que esto implique restar méritos a los honrosos fundadores; entre otras cosas porque no hemos sido capaces de individualizar y eliminar componentes exclusivos que han conspirado contra el crecimiento y fortalecimiento de las mismas; o por el contrario, habiéndolos advertido los toleramos en beneficio propio o de nuestra gestión.

Entre quienes compartimos el conocimiento empírico, adquirido en décadas de práctica, no nos puede pasar desapercibido que la unidad nunca fue ni es una característica en la génesis policial, porque nunca nos dedicamos a la tarea de construirla e instalarla como un valor irrenunciable. Por acción, por omisión, por ignorancia de hecho o por conveniencia, lo cierto es que desaprovechamos las oportunidades y desde nuestras posiciones actuales solo nos queda admitir las egoístas marginalidades intelectuales que caracterizaron nuestra gestión, deficitaria en éste sentido, como en otros. No estuvimos a la altura de las circunstancias, mucho menos a la altura de los supremos intereses de la institución, sobre todo de los más necesitados; los subalternos.

Construir unidad hubiera significado quizás, una hazaña transformadora, magnífica, un valor inmanente transmisible a las generaciones descendientes de policías, herederas naturales de la virtud.

Aún hoy seguimos inmersos en una gran confusión mental cuando declamamos, casi ordenando unidad, en una mixtura engañosa de compañerismo, camaradería o simplemente amistad.

En la interna policial contemporánea no existe nada de lo expresado, solo acompañamiento circunstancial, a veces forzado a bordo de algún patrullero en una emergencia; el resto se remite a la actividad unipersonal muchas veces subrepticia, siguiendo el ejemplo del personalismo que impera en la cadena de mandos. Lo que otrora fuera pura vocación allende el vil metal, mutó en interés material, siendo internalizado como el único camino por el que se alcanza la plenitud. El dinero como elemento primordial de ascenso y consagración en todos los actos de la interacción social, salvo en los hechos imprevistos que tienen un contenido espontáneamente diferente, porque no son calculados.

El sujeto Estoico del pasado vencido por el sujeto Epicúreo del momento.

La unidad es una utopía no resuelta además, por causas concurrentes que solo a título enunciativo traemos a colación:

La empecinada permanencia de algunos que han agotado su capacidad de gestión y liderazgo. El fin justifica los medios, de modo que cualquier acción es válida con tal de ser reelectos.

Las escalas jerárquicas que muchos actores se encargan de anteponer en las relaciones interinstitucionales, en la necedad de creer que así se gestiona mejor o que la unidad es tan simple como un pacto entre superiores, ignorando el concepto moderno de igualdad y horizontalidad del que surgen  nuevos y fortalecidos dirigentes.

La discriminación que deviene de lo anterior.

La conducción corporativamente centralizada, dueña del poder absoluto con el que legitima decisiones unilaterales.

La ausencia, casi patológica, de políticas asociativas en proyectos comunes, totalizadores.

La diferencia cultural y generacional con sus diversas percepciones de la realidad. Esta policía de hoy rechaza y rehúye de la de ayer y sus capitostes, a quienes consideran objeto de vergüenza y sinónimo de corrupción. 

Las reiteradas frustraciones a la fe en la carrera policial que nos ha hecho descreer de la capacidad de respaldo cierto, y lo que es peor, la sospecha de connivencia entre la organización pseudo representativa y el poder político.

La administración de la crisis con sus parches en la que se destaca el “sálvese quien pueda”, base ideal para la construcción del individualismo opuesto por antonomasia al pluralismo. En éste bastardeo se esfuma la autoridad moral, si es que en algún momento la hubo, de modo que la motivación, la ambición y los objetivos comunes serán irremediablemente incompatibles.

Construir unidad desarticulando éstas bases de impedimento es una asignatura pendiente, por ello no hemos podido superar el triste papel de socios “part time”, un nivel más próximo a la camarilla que a la camaradería y no lo digo en sentido peyorativo, lo digo en sentido literal, pues la subrepción ha estado presente en más de una ocasión con negociaciones o manipulaciones reservadas o por lo menos no debatidas suficientemente en la mesa de los consensos que no es otra que la masa societaria.

De manera inversamente proporcional al lugar que se resigna, aparecen organizaciones nunca antes imaginadas y objetivamente presentes, que aspiran a una especie de representación en la consecución de derechos negados, tal el caso de la libre agremiación. Cada una de estas empresas, lo hace a su manera y así podemos hablar de quien dio el primero paso en esa dirección, la ASOCIACION PROFESIONAL DE POLICIAS DE BUENOS AIRES (Apropoba) y más recientemente, SIPOBA y SINPOPE.  

Cabe preguntarse sin falsa modestia, sobre el fenomenal crecimiento de Apropoba:

¿Por qué tiene tantos seguidores y adherentes?

Porque es una organización de hecho multipropósito, que aún sin personería gremial puede exhibir orgullosa su independencia económica, su autonomía política, su capacidad de crítica contestataria, su concepto, ejercicio y perfeccionamiento de la democracia institucional; abierta a todas las expresiones, ámbito en el que todos se sienten iguales compartiendo una certeza unificadora; todos son o fueron policías y una verdad revelada que nadie desconoce; no administra caja alguna, no tiene asignada subvención ni acepta prebendas, se sostiene – como lo expresaran otros camaradas – con el aporte personal y voluntario de muchos socios y simpatizantes.

Solo por ello, sinónimo de honestidad, es la organización potencialmente más creíble y representativa del futuro, mientras las demás se irán extinguiendo encerradas en sus propios límites ideológicos, mezquinos y elitistas porque no han aceptado hasta ahora, que la unión más genuina y duradera es aquella que se construye de abajo hacia arriba, desde la necesidad del otro, sobre cimientos de excelsa igualdad entre el vigilante de mi época y el comisario general.

La esperanza se fortalece con la acción; la Asociación Profesional de Policías de Buenos Aires es la que finalmente capitalizará los desencuentros y las críticas malintencionadas de integrantes de otras organizaciones;  más temprano que tarde se constituirá en una corporación única de unidad y conformismo, absorbiendo de hecho a las demás, cuyos responsables se verán compelidos a consensuar en bien del interés general so riesgo de una desolada desnaturalización y la abstracción final. Y ésta diáspora se producirá de manera progresiva y sin solución de continuidad, independientemente del otorgamiento o no de la personería gremial, que – en última instancia - será solo un detalle.

Un párrafo aparte merecen personajes, improvisados mediadores, que suplicaban por un poco, solo un poco de protagonismo frente a las cámaras televisivas de noticieros que solo querían vender. Triste espectáculo circense de pseudos dirigentes sindicales que solo buscaban la foto en el tumulto ensordecedor  de los medios porque de otra manera no califican. No me refiero particularmente a los uniformados que intentaban imponer su voz, es más, los justifico; estoy hablando de la disputa por el protagonismo  de Sipoba, Sinpope y algún otro conglomerado de aventureros que – como el resto - ninguno puede  seriamente,  atribuirse representación alguna, ni siquiera en los términos de la vulgaridad con que consideran al otro y que hipócritamente dicen representar. La primera de las organizaciones enrolada en la CTA, es lo que es el Sr. Massi y la segunda en la CGT paralela de Hugo Moyano, es lo que es el Sr. Baratta. 

Apropoba, en el contexto institucional,  mantuvo un silencio prudente, equidistante inteligente y si se quiere oportunista porque supo regular los tiempos. Pudo aparecer como tibia, endeble, ausente y hasta traicionando su propia naturaleza, y en particular, tengo algunas objeciones que hacer hacia adentro; pero el escenario actual nos muestra que la asociación priorizó el profesionalismo; un profesionalismo que no abunda en otros grupos. Cuando hablamos de profesionalismo nos estamos refiriendo a la capacidad intelectual que debe primar en el profesional primero, y en el dirigente después; inteligencia que aplicada corporativamente, conduce a la ejecución de una estrategia superadora, excepcional.

En el medio un reclamo justo, legítimo y largamente postergado por la complacencia del superior, la subestimación y la miopía política hasta que la demanda estalló en sus propias narices.

Somos conscientes de nuestros límites y los primeros en respetarlos; Apropoba tampoco tiene personería gremial, solo un trámite de inscripción, de modo que si hablamos de representatividad, para la aludida también es relativa; la diferencia está en que nosotros tenemos miles de seguidores de hecho, que no andamos disputando espacios de poder ni clamando por protagonismo mediático, y lo más importante, no tenemos compromisos con nadie, solo con los policías que con el tiempo nos confíen su representación. La consagración de Apropoba se dará por simple decantación y cada vez falta menos. 

Los personalismos conducen irremediablemente a la anarquía…

8 de Enero de 2014.

 

Hugo Alberto Vaccarezza

Crio. Mayor (RA)

_____________________________________________________________________________________

 

METAS PARA EL FUTURO, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Metas para el futuro 

 

Cuando recién tomábamos la responsabilidad de conducir los destinos de APROPOBA, había por delante una lucha a seguir, afianzada por quienes antecedíamos. Es decir existíamos!

Con la inteligencia, coherencia y conducta que nos ha caracterizado, fuimos enfrentando cada uno de los problemas que fueron aquejando a la familia policial. Y el éxito coronó la mayoría de nuestras gestiones. Además marcamos una línea de conducción, que el patrón  gobierno no pudo ignorar.

Y es en esta línea de trabajo en que nos ganamos el respeto – ¿y por qué no?-, la admiración de quienes no nos habían tenido en cuenta nunca. Más aún, nos desatendían. Hoy, ellos nos han puesto en el presente de la política.

Saben cuánto valemos y ya no desconocen nuestra capacidad gremial, sin abandonar lo sensible de nuestro servicio a la sociedad. ¡NO PUEDEN REPETIRSE LOS SUCESOS PASADOS!

Nos debemos para este año mucho por hacer. Debemos constituirnos en la mesa de negociación salarial. ¿De qué forma seremos convocados? ¿Qué hacer con nuestros SERVICIO SOCIALES?  ¿IOMA? ¡Esa gran caja negra! Que nos roba desde hace años.

Recomponer la destruida carrera de los policías en actividad, darles la seguridad de una actividad profesional y técnica con futuro cierto y no a los antojos de las componendas “políticas” de los “manda más”. Recuperar la dignidad y el prestigio social de una Institución nacida con la patria misma.

La tarea no es fácil, tampoco será para quienes nos releven en un futuro. Pero no habremos pasado en vano ayudando a construir una sociedad segura con una Policía cuidada para cuidar.

¡Sin  seguridad no habrá democracia posible!

1 de Enero de 2014.

                                                                                      

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_______________________________________________________________________________________

 

 SALUDO NAVIDEÑO de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

Ante el advenimiento de las tradicionales fiestas Cristianas, siento la necesidad de hacer llegar a todos los amigos de la vida, camaradas en general, familiares, mi más fervientes deseos de una hermosa NOCHE BUENA en paz y una alegre y muy feliz NAVIDAD. Invito a todos a que en esta conmemoración eminentemente religiosa, dediquemos un tiempo para la reflexión y la oración. Para que los días por venir nos encuentren más unidos como familia y como sociedad. Que los diversos problemas sociales que nos afligen, individualmente o del grupo, no nos hagan perder el rumbo como país, ni la amistad entre los argentinos. Es mi más sincero anhelo de que todos tengan en el año que se inicia, un tiempo de prosperidad y realizaciones que traiga alivio y gozo en los corazones.

A mis camaradas policías, les imploro el mayor esfuerzo posible para resignar legítimas aspiraciones personales en beneficio del conjunto; que nos aglutinemos todos, retirados y activos, en torno al Centro de Oficiales Retirados (COR), entidad legal y legítimamente representativa, y reconocida por la autoridad de gobierno, cuya nueva CD está haciendo ingentes esfuerzos para lograr beneficios para toda la familia policial. Nada podremos obtener sectorizados o separados. Nada podrán lograr quienes se arroguen una representatividad improvisada. Solo conseguiremos rechazo social siguiendo a quienes pretenden erigirse en líderes a los gritos, con actitudes de patoteros, violando leyes y derechos de los ciudadanos.

Hoy es el momento y la oportunidad de actuar con mucha inteligencia, prudencia, sana camaradería y vocación de servir a la comunidad. Quizás sea la última.

23 de diciembre de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

_______________________________________________________________________

 

¿Qué festejamos en el infierno?, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

¿Qué festejamos en el infierno?

 

¡Mezclando las llamas y las burbujas de champañas! ¡Bailando sobre las carroñas de las pobres e inocentes víctimas!

 ¿Qué es el mismo infierno que nos pintara el Dante? ¡Este, nuestro drama cotidiano! Cuando amanece, es un momento, crece el día al instante. Luego, más tarde, languidece un atardecer!

La democracia no es la interpretación de una persona o grupo que ejerce el poder en un tiempo. Es el trabajo sacrificado de una colmena en el presente, en  beneficio del futuro.-

¡Es forjar la razón a fuerza de fuego y fragua!  ¡Es barrer hacia afuera toda la escoria! Esa escoria que hoy carcome a los pobres sostenedores de esta ficción! Que  deja de ser mentira y da paso a la más cruda verdad. Cuando contemos las víctimas, no tendrá consuelo nuestro dolor, ni perdón nuestra cobardía.

Mercedes, 11 de diciembre de 2013.

 

Carlos R. Massacane

Subofl .Ppal. (rav)

 ______________________________________________________________________________

 

ESTO QUEDO,  nota de opinión de Carlos Massacane, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Esto quedó

 

La insoportable liviandad de la dirigencia política, en creerse únicos en el derecho y en las obligaciones de tener cubiertas sus satisfacciones, que por derecho constitucional tenemos todos! Siendo de responsabilidad inexcusable de estos proveer a las políticas racionales para que no se produzcan  estos desbordes.

Son los únicos responsables de haber sembrado la despersonalización, hundiendo en el vacío de la pertenencia a las instituciones policiales. Tomándolas como víctimas pertinentes de los enfrentamientos políticos, totalmente ajenos al bienestar del pueblo.

Llevándolas a comportarse como “individuos” descartables que obran por instinto y no por formación académica. Mostrándolas como si fueran solamente un bien de uso ante la vista de los ciudadanos.

De estas inconductas son responsables Uds. Señores gobernadores, legisladores, intendentes y todos los funcionarios que solo han pensado en sus posicionamientos.

Han fracasado como dirigentes, son desleales con el mandato que obtuvieron de vuestro pueblo a través del voto. ¿Quién pagará por las muertes de estos jóvenes engañados y llevados al extremo de la violencia? Por el solo hecho de no haberse ocupado de ellos en su momento. ¿Quién devolverá las ganas de tantos esfuerzos destruidos de comerciantes violentados, y los miedos y angustias de tantos ciudadanos?

Treinta años de DEMOCRACIA, PARA NO TENER NADA QUE FESTEJAR.

Mercedes, 10 de diciembre de 2013.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

________________________________________________________________________________________

 

CON UN POCO DE HUMILDAD ESTA CRISIS SE HUBIERA EVITADO, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

CON UN POCO DE HUMILDAD ESTA CRISIS SE HUBIERA EVITADO…!

 

En primer lugar quiero expresar mi más absoluta solidaridad con todos los reclamos que el personal policial está realizando en estas horas.

Luego exhortarlos a que mantengan la serenidad necesaria para los momentos críticos, como lo hemos aprendido en nuestra vida policial. El respeto por las instituciones y las autoridades elegidas por el pueblo es esencial.

Es excelente, a mi criterio, la metodología elegida. Reunirse a reclamar sin interrumpir el servicio. 

Los policías somos depositarios de la seguridad pública y no debemos, por ningún motivo, dejar las ciudades y los pueblos librados al accionar de los vandálicos de siempre; ni de los oportunistas que infiltrarán agitadores para potenciar el caos y obtener réditos políticos; y también de algunos que aprovecharan estos lamentables episodios para afirmar sus teorías de más reformas policiales o la creación de policías municipales. Para los mentores de estos proyectos he aquí una muestra de lo que les espera a la mayoría de los Municipios, que se verán en dificultades para financiar el costoso servicio policial propio. Si con la actual estructura los policías con mucha dificultad logran semejante movilización, con una organización municipal bastaran un par de llamadas telefónicas para dejar a una ciudad a merced de la delincuencia.

Pero los policías también somos ciudadanos y somos padre o madre de familia, con necesidades como todo trabajador. Y el nudo del problema radica –principalmente- en que las autoridades de los distintos gobiernos parecen haberse puesto de acuerdo en negar los derechos de los policías y en no escuchar sus reclamos, absolutamente legítimos y razonables para un país como es el nuestro. Y cuando se ven apremiados por alguna razón, se avienen a ofrecer lo que ellos llaman “mejoras”, que no es más que una ridícula oferta de baratijas menoscabando la inteligencia de los uniformados.

Saben perfectamente, están minuciosamente informados, y además les consta porque lo comprueban o lo ven personalmente, que el sueldo actual de los policías es inaceptable por donde se lo mire y que ello es objeto de reclamo desde hace años. Nada de baratijas como son las bonificaciones no remunerables, que son pan para hoy y hambre para mañana. Aumento genuino del sueldo básico es lo que se reclama, porque las bonificaciones no remunerativas si el efectivo se enferma, es herido o se jubila las pierde, igual que pierde las Co.r.es o las Pol.ad.

Que el personal policial herido en actos de servicio y sin poder trabajar, debe reclamar haciendo campamento o encadenándose en el edificio del Ministerio para que le paguen. Desde hace años ven estos reclamos por la ventana de sus despachos en el ministerio y les responden con baratijas o promesas. Generalmente con silencio.

Más de un policía asesinado por mes en lo que va de este año, sin embargo el gobierno no les da practica de tiro, y además les retiró todas las armas largas y dejaron algunas escopetas que deben usar con postas de goma; mientras tanto los delincuentes tiran con armas cada vez más modernas y potentes. Demuestran un profundo desprecio, o por lo menos desinterés, por la vida de los uniformados.

El uniforme policial es un producto muy costoso. Lo tiene que adquirir el policía de su propio bolsillo. A cambio les dan baratijas: unas monedas para mantenimiento del mismo y lo hacen figurar como “mejora salarial”.

Miles de policías quejándose durante años de las injusticias sufridas por los reescalafonamientos, efectos colaterales de las nefastas reformas arslanianas, y de otras barbaridades mayores aún, como son los ascensos mal administrados, que ocasionan una injusticia descalificante para quienes se esmeran profesionalmente para estar en aptitud de ascender, y ven que promueven a los acomodados con los Jefes o con políticos “amigos”.

El trabajo policial es excepcionalmente peligroso para la vida del trabajador, es excepcionalmente insalubre y es excepcionalmente estresante, diferente a los demás trabajos de la administración pública. Inclusive de la actividad privada. En consecuencias el sueldo básico del policía debe ser considerado excepcional por ser incomparable con los demás empleos de la administración provincial; y sus respectivos sindicatos deberían aceptarlo así. De lo contrario jamás tendremos un buen servicio de seguridad.

¿Cuánto tiempo hace que desde APROPOBA venimos llamando la atención de las autoridades para la solución de estos problemas?

MUCHOS AÑOS. OBVIAMENTE SIN RESPUESTA.

Resulta que ahora, cuando los seres humanos policías, cansados, asqueados hasta el hartazgo de elevar disciplinadamente sus reclamos por las vías que corresponden sin ser atendidos, o a través de los distintos organismos representativos de los uniformados, deciden hacerse oír de manera directa, salen al cruce autoridades de los más altos niveles del gobierno provincial y municipal rasgándose las vestiduras argumentando que la policía esta extorsionando al poder o que es desestabilizadora del sistema democrático. El calibre o tamaño de estas acusaciones es proporcional a la desvergüenza de quienes las profieren.

Los miembros de las fuerzas policiales son esencialmente democráticos. La vocación de velar por la vida, los bienes y los derechos de las personas aún con riesgo de perder la vida, es propia de mujeres y hombres comprometidos como nadie con la democracia. La policía es a la democracia y al estado de derecho, como la rama al árbol.

Es por ello que cuando los políticos lanzan al voleo este tipo de acusaciones infamantes, demuestran palmariamente falta de capacidad para gobernar, y que les importa nada la democracia por la que gastan litros de saliva; solo les interesa conservar el puesto de poder alcanzado, es el temor a perder la carrera política que han elegido como medio de vida con privilegios, lo que realmente les quita el sueño  y los enfurece.

Las fuerzas policiales, como queda demostrado diariamente, son sostenedoras del sistema democrático. Irresponsables  y  faltos de visión política, o criminales, son aquellos dirigentes que abandonan a su suerte a estas instituciones y a sus integrantes, o pretenden debilitarlas, atomizándolas con el único y mezquino interés de silenciarlas o reducirlas a la incapacidad de reaccionar, llegado el caso, en defensa del orden constitucional.

Lo que desoyeron y negaron durante años, ahora lo tienen que oír y ver todo junto y en público. Es el precio que se paga por la desidia o la falta de capacidad.

Ahora, ante el estallido de la crisis, tienen la posibilidad de aportar soluciones verdaderas, no baratijas. Y sin odiosas represalias que solo agravarían el conflicto.

9 de Diciembre de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

_____________________________________________________________________________________

 

EL TERRORISMO LABORAL Y NUESTRA CAJA DE RETIROS, nota de HUGO ALBERTO VACCAREZZA, Secretario de Relaciones Laborales de APROPOBA

 

CAPITULO IX

EL TERRORISMO LABORAL Y NUESTRO SILENCIO

 

SEÑOR SECRETARIO GENERAL:

He asistido últimamente en nuestra página a discusiones estériles, en torno de temas que se me ocurre menores, como el caso de los escalafones, de las que no he querido tomar parte por tratarse de cuestiones de forma, que en alguna medida, van camino de saturar los espacios de reflexión en detrimento de las cuestiones de fondo, incomprensiblemente postergadas o relegadas en el imaginario de prioridades. Es verdad que todos los temas son importantes, pero algunos son más relevantes que otros, a eso me refiero.

Cada uno defiende su teoría particularmente construida, mientras que el todo universal e inclusivo, está más allá de esa visión interesada y parcial; está en la horizontalidad de la igualdad; la que nos nivela esencialmente como hombres o mujeres primero, y luego como partes integrantes de una misma profesión; la de Policía.

Me refiero especialmente a quienes se encuentran en actividad; pero no son todos quienes discurren, ni siquiera –aunque en minoría– un porcentaje importante; son una excepción y en la mayoría de los casos, por asuntos en los que se han visto afectados sus intereses individuales directa o indirectamente, como por ejemplo el de los ascensos; el resto aparece como víctima de una despersonalización o indiferencia propios de una patología. Sumisión, sometimiento y resignación es lo que transmiten en el más profundo de los silencios.

De allí a intuir un futuro con pronóstico desolador y apocalíptico de estos recursos humanos, hay un paso, o quizás medio.

Que un tema tan trascendente como el de nuestra movilidad futura; la aceptación de emolumentos discontinuos que no formarán parte integrante del salario de retirado, jubilado o pensionado; la precarización de las condiciones laborales que generan una suba del umbral del riesgo, un riesgo cierto de vida, no constituyan motivos de movilización, cuanto menos por simple curiosidad,  me sugiere mucha gravedad, ¿qué otro tema puede ser más importante -en términos de nuestra movilidad– que el retiro o la jubilación, o la preservación de la propia vida?

Creo que el personal superior de la fuerza, no tiene conciencia del potencial peligro al que se ve sometido el rol de la policía como una agencia más del control social y por ende su futuro se torna incierto, a menos que lo que se pretenda sea precisamente desnaturalizarla definitivamente para convertirla en un cuerpo con figuras decorativas. Las jerarquías intermedias y bajas, lo ven como algo muy lejano y difuso, por lo que no les merece preocuparse ahora. Deberían saber que la movilidad de la futura pasividad, se está definiendo en estos tiempos, por ejemplo con el aumento de bonificaciones no sujetas a aportes que está pergeñando el superior político.

Pero ¿a qué se debe la ausencia de crítica?, quizás podamos comprender que ésta especie de mansedumbre colectiva, que ésta patología no querida ni buscada, solo impuesta; se enmarca en lo que otros llaman y yo comparto, EL TERRORISMO LABORAL.

Según la Real Academia Española, en lo que a nosotros nos interesa, terrorismo significa:

1.- Dominación por el terror.

2.- Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

El terrorismo laboral, sintéticamente definido, no es otra cosa que la práctica de la dominación a través del miedo, la angustia y por ende el terror que origina la incertidumbre o la concreción potencial de una amenaza o varias de ellas. Es esa perenne presión psicológica que condiciona la estabilidad del empleado, a mantener una conducta o posicionamiento que satisfaga expresamente las exigencias del ESTADO EXPLOTADOR.

Es el terror de no percibir el salario el próximo mes. El terror de ser discriminado; de ser incapaz de pagar las deudas; de contemplar a los propios hijos y demás afectos destrozados por el hambre. Este es el terror silencioso que impone silencio, un terror oculto, invisible y sin embargo demasiado real. Es, en definitiva, un terror provocado por quien –paradójicamente- tiene la obligación de velar por la estabilidad y la tranquilidad del agente: EL ESTADO.

Las sucesivas prórrogas de la emergencia policial y la aplicación sistemática de la prescindibilidad, constituyeron sin dudas, formas de terrorismo laboral, ejercidas desde el propio Gobierno al amparo de normas oficialistas, sancionadas para la libre y discrecional imposición de un absolutismo anacrónico, concebido en el marco de lo “políticamente correcto”.

Colisiona y afecta al Estado de Bienestar Social y desde luego a los más elementales principios tan hipócritamente defendido por algunos intelectuales, que han estimado que es necesario someter o aniquilar las conciencias, matar el espíritu, impedir el pensamiento crítico, instaurando el pensamiento único, es decir: las formas ideológicas del conformismo social.

En los últimos años se ha trabajado minuciosa, estratégica y demagógicamente en una pretendida transformación del aparato policial, bajo la denominación de “nuevo modelo de policía” basado en la horizontalidad, descentralización y multiplicación de organismos burocráticos; la utópica “policía  comunitaria o de la comunidad”, olvidando al ser humano-policía como el centro de la espiral de cualquier conquista, su espíritu crítico, el pensamiento reflexivo y su trabajo profesional fundado en normas éticas, derivadas del compromiso social y en su inalterable vocación de servicio.

Si lo que buscaron fue el pensamiento sistémico, consolidado y legitimado como elemento ideológico sustentador del conformismo social dentro de la fuerza, LO LOGRARON…solo por un tiempo.

El sistema en sí mismo, aseguró su propia permanencia y estabilidad; no dejó espacio a los cuestionamientos y – como nos dice Marcos Roitman – rehúye contextualizar los acontecimientos que unen el pasado, presente y futuro en beneficio de una interpretación lineal y monolítica. Para el sistema, el futuro está diseñado y la historia ya se ha producido.

Naturalmente, la entereza personal de cada persona afectada es un factor muy importante, de allí las voces discordantes, excepcionales, y algunas valientes a pesar de los argumentos traídos a consideración.

Prórroga de la Emergencia Policial y Prescindibilidad fueron formas de hostigamiento en éste caso permitido; en definitiva violencia legal, porque fue legitimada mediante la sanción oportunista de Leyes y disposiciones; la primera encubrió la ineptitud del gobierno en el diseño de políticas de seguridad ciudadana activas, superadoras y estables en el tiempo, otorgándole al mismo, prerrogativas o superpoderes especiales para gestionar con libre albedrío; y la segunda, afectó exclusivamente a quienes están en actividad. Pero además, son Leyes y normas que no nacieron de una necesidad interna para perfeccionar la prestación del servicio comunitario; por el contrario, fueron concebidas en un contexto de desaciertos políticos para minimizar costos y reprimir adecuadamente y de manera ejemplarizadora, “a los únicos responsables de la debacle”: LOS POLICÍAS Y LA INSTITUCIÓN POLICIAL.

Si nuestro Gobernador o nuestro Ministro de Seguridad pensaran diferente, ya se tendrían que haber adelantado a los potenciales cuestionamientos de sectores policiales anónimos – por ahora – que pueden terminar en estallidos de consecuencias impredecibles. No creo oportuno detenerme en tratar de justificar la asignación de un sueldo digno, un sueldo justo y equitativo que reconozca de manera explícita, el sacrificio que hace la fuerza, es decir sus hombres, condenados a vivir por debajo de la línea de pobreza.

Días pasados, el Ministro Granados dijo sin sonrojarse “CADA VEZ ESTOY MAS ORGULLOSO DE MI POLICÍA”; palabras vacías, manipulación hipócrita, compromiso afectado, a la medida de una idea de realidad ficticia que ayuda a construir la propia cúpula policíaca en el ejercicio de la obediencia ciega o –pero aún – en la genuflexión.

Si nuestro Gobernador y nuestro Ministro de Seguridad pensaran como lo proclaman, habrían hecho anuncios concretos de incrementos salariales y de la asignación de recursos para mejorar la prestación del servicio, a través de la  optimización de las condiciones laborales en favor del hombre, tan castigado desde afuera como desde adentro. ¿O es que imprudentemente quieren poner a prueba hasta donde llega la sumisión?

Fuimos artífices de nuestros destinos y aquí sí estamos hablando del todo, del universo policial, de los laureles que supimos conseguir y solo la lejana posibilidad de perder parte de las conquistas logradas con sangre sudor y lágrimas, debería ser el objeto de una actitud diferente de nuestra parte en ésta hora; activos y retirados en una estrategia común seria, legítima y democráticamente elemental, como sería la de peticionar a las autoridades frente al potencial conflicto, fundada en la razón, la ética, el compromiso y el sentido de pertenencia.

Todas las vertientes sintomáticas nos indican que para superar el ostracismo y la postergación en la que nos encontramos, deberemos enfrentar un difícil tiempo de reflexión y acción, de teoría y praxis; de confrontación con el pensamiento sistémico y el conformismo resignante, y de elaboración de propuestas afincadas en la recuperación de la conciencia de las grandes empresas y de la sencilla dignidad de sabernos seres moldeados en el barro de aquí, de éste lugar concreto y de este preciso momento histórico.

7 de Diciembre de 2012.

 

Hugo Alberto Vaccarezza

Crio. Mayor (RA)

Srio. Asuntos Laborales

APROPOBA

___________________________________________________________________________

 

EL PRESIDENTE DE LA CAJA NO ACOMPAÑA EL RECLAMO DEL PAGO DEL PRESENTISMO A LOS PASIVOS POR CUANTO COMO ENTIDAD AUTÓNOMA NIEGA SU DERECHO A SABIENDAS DE QUE SE TRATA DE UN AUMENTO DE SUELDO PAGADO EN NEGRO - Nota de LUIS COLANTONI, presidente de la Delegación Bernal de APROPOBA

 

EL PRESIDENTE DE LA CAJA NO ACOMPAÑA EL RECLAMO DEL PAGO DEL PRESENTISMO A LOS PASIVOS POR CUANTO COMO ENTIDAD AUTÓNOMA NIEGA SU DERECHO A SABIENDAS DE QUE SE TRATA DE UN AUMENTO DE SUELDO PAGADO EN NEGRO:

 

6) DE LA SÍNTESIS DE LOS HECHOS Y LOS FUNDAMENTOS DEL DERECHO:

6.1) Que la SCJBA, en causa 61.217 "insinger" Sen 11/08/10, entre otras muchas estableció que para determinar si una asignación que creó un decreto por aplicación de la garantía de movilidad se debe computar en los haberes de retiro se deberá acudir en primer término a la ley aplicable a los fines previsionales que constituye la fuente directa de solución dentro del marco regulatorio de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de las Policías de la Provincia de Buenos Aires y que los derogados Arts. 27, 29 y 30 del Dto. Ley 9538/80, en esencia reproducen  los vigentes Arts. 26, 27 y 28 de la Ley 13.236/05.

I) Que el Art 26, Ap 2 de la Ley 13.236/05, refiere que "la remuneración, es la retribución mensual fijada en la normativa salarial vigente por todo concepto para cada escalafón, incluidos los suplementos, bonificaciones, adicionales, servicios de extensión profesional que tengan el carácter de regulares y habituales y sobre los cuales se hagan aportes previsionales"           

A) Que el Juzgado Contencioso Administrativo 1 a cargo del Dr. Luis Federico Arias del Departamento Judicial de La Plata, en causa 13.765 "Cardenas" Sen 10/02/12, interpreto "que a los fines de determinar la aplicación de la garantía de movilidad previsional es menester establecer la naturaleza de las sumas otorgadas al personal en actividad, de acuerdo con los requisitos exigidos por la ley previsional vigente al momento de su otorgamiento y conforme al principio de la primacía de la realidad"

Que "el concepto remuneración comprende todo aquel que cumpla con los requisitos a) "Que tenga carácter de regular y habitual".-b) "Que sobre ellos se hagan obligatoriamente aportes previsionales"

a) Que habiendo sido prorrogado el derecho mediante Decreto 41/12 de la Ley Pcial. 14.331 que imputo el gasto demandado a la partida presupuestaria del ejercicio 2.012, es que en relación a ello en su parte pertinente declaro sucintamente que "la continuidad del derecho sin interrupción de tiempo, una vez concluida la vigencia legal del decreto de creación...conduce a la conclusión que el fundamento del incremento no reside en una prestación excepcional de tareas sino en las que normalmente desarrolla dicho personal con regularidad y habitualidad"

Que la asignación percibida de manera ininterrumpida por el personal que revista en la misma categoría que el accionante sin que le fuera exigido...el cumplimiento de requisitos especiales respecto de los que prestaba con anterioridad al dictado de la norma cuestionada, siendo que por el rubro se paga como contraprestación un monto uniforme a todos los agentes que revisten en igual categoría, es que la retribución en análisis no resulta extraordinaria sino que exhibe el carácter de regular y habitual.

b) Que basado en la declaración de la SCBA, respecto que la normativa derogada en esencia reproduce la vigente Ley de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de las Policías de la Provincia de Buenos Aires, es que fundado en lo dispuesto en el Arts. 27, Ap 1, In Fine del Dto. Ley 9538/80, que establece que "sobre ellos se harán obligatoriamente aportes previsionales" en concordancia con lo normado en el Art 18, Inc. "c" de la Ley 13.236/05, sobre los fondos de la Caja que se componen por "los aportes del descuento obligatorio del 18 % de los haberes que perciben los afiliados en actividad, retirados, jubilados y pensionados por todo concepto en forma regular y habitual..." concluyo que "sobre ellos se deben hacer obligatoriamente aportes previsionales"

Que al no realizar los debidos descuentos previsionales, la administración se coloco en un supuesto de ilegalidad omisiva cuyas consecuencias dañosas no tiene obligación de soportar los administrados, y que la naturaleza sustitutiva que ostenta la jubilación respecto del haber de actividad constituye un verdadero límite para la administración al momento de calificar la naturaleza de los aumentos salariales por lo que la exigencia de realizar o no, los pertinentes descuentos previsionales no pueden quedar a su mero arbitrio, toda vez, que como se advierte ello no se concilia ni con la ley de aplicación, ni con los principios del derecho previsional ni con la hermenéutica que sobre ellos delinearon los tribunales supremos.

Que remitió a la SCJB, en causa 20.279 "Terzaghi" Sen 19/03/09, y concluyo: "Desde la citada perspectiva, la falta de aportes sobre la retribución no puede ser imputable al agente retirado sino que más bien transmitió una defectuosa técnica legislativa del decreto de creación al exceptuar de aportes a una retribución que detento las referidas calidades.-Ello por cuanto si bien existe una discordancia entre la realidad y la normativa jurídica, la constitución nacional impone otorgar preponderancia a la primera de ellas por aplicación del principio de la primacía de la realidad"

B) Que la SCBA, en caso Colofon, declaro que "la Provincia de Buenos Aires, al otorgar prestaciones no remunerativas y la Caja de Previsión al negarse a trasladar la misma al haber de pasividad, violan el principio de movilidad previsional" y en causa B-63.094 "Fuentes" Sen 13/05/09, entre otras muchas, declaro que "mas allá de las particularidades de cada caso concreto, incluyendo las disparidades de las situaciones fáticas y normativas, el máximo tribunal provincial, siempre honró los principios de la primacía de la realidad y de la movilidad previsional"

C) Que la SCBA, en causa L 36.173 "Mas" Sen 03/06/88 y B-49.908 "Aguerre" Sen 25/10/88, resolvió que "el sueldo incluye a la totalidad de los ingresos remunerativos cualquiera sea su modalidad, los que forman parte integrante del mismo para los efectos legales pertinentes" y la CSJN, en causa P 136 XXII "Puricilli, Ricardo-C/Estado Nacional" en fallo 312: 287 del 15/03/89, coincidiendo con tal criterio resolvió "incluir dentro del concepto remuneración a todas las sumas que percibe el trabajador en forma habitual y regular por la mera idea de que una asignación remunerativa, resulta poco afortunada, carente de contenido y evidencia un contrasentido"

D) Que la CSJN, en casos "Superreguay" Sen 06/06/89; "Carvallo" Sen 28/03/96; "Machado" Sen 05/09/02, establecieron el carácter remunerativo de la retribución, cuando la asignación se hace extensiva a la totalidad del personal de igual grado en actividad por revestir carácter general y consecuentemente computable a los efectos del cálculo del haber previsional sin perjuicio de la calificación de no remunerativa otorgada por el decreto de creación, la rectificación del presupuesto y las razones tenidas en cuenta para su concesión, ya que por la naturaleza de los derechos no se puede desconocer lo previsto en normas superiores no solo el concepto por el cual se debe acordar el aumento a los activos sino también el derecho de los pasivos a incrementar su haber mensual y por tratar de normas poco afortunadas, carente de contenido que evidencian un contrasentido en cuanto pretenden negar lo que la realidad de las cosas marcan, o sea, que frente al carácter general del adicional su condición remunerativa no se puede negar, esta es doctrina de este tribunal.

E) Que la CSJN, convalidando fallo de la Sala II de la Cámara Nacional de Seguridad Social del 29/08/08, recaída en Expte. Nro. 45.543, sobre autos caratulados "Rapisardi, José Carlos y Otro-C/Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones del Personal Civil y Militar de las Fuerzas Armadas y de Seguridad-S/Reajuste de Haberes Previsionales" se expidió respecto de los incrementos de sueldos dispuestos para el personal en actividad con carácter de "no remunerables no bonificables" y fundado en que conculcan normas superiores y derechos constitucionales de jerarquía normativa, retribución justa y los beneficios de la seguridad social es que las asignaciones otorgadas por decreto deben ser incorporadas al sueldo base para la liquidación de las  prestaciones que corresponden cobrar porque de lo contrario el Poder Ejecutivo Nacional, incrementa el ingreso de los trabajadores mediante un aumento encubierto que no garantiza una retribución legal que conlleve en el futuro al pago del haber jubilatorio y coloca al empleado público en una situación de indefensión o precariedad salarial puesto que la mayor parte de sus retribuciones se encuentran en negro en vez de estar bajo el código sueldo y siendo para el personal en actividad un derecho adquirido por aplicación del principio de igualdad se debe trasladar al personal en pasividad, dando lugar al reclamo de los retirados, reconoció el carácter remunerable y bonificable de las retribuciones y dispuso su incorporación al haber previsional desde la entrada en vigencia del decreto de creación.

II) Que los Art 27 y 28 de la Ley 13.236/05, en sus partes pertinentes refiere "los importes de los beneficios establecidos en esta Ley son móviles en el marco del escalafón perteneciente al momento del cese y deben ser actualizados de oficio por el Directorio de la Caja dentro de los 60 días de sancionada la norma legal que haya dispuesto las modificaciones de los sueldos del personal en actividad de las Policías de la Provincia de Buenos Aires..." y "el retiro o jubilación móviles ordinarios serán igual al 100 %, de la remuneración o asignación mensual, mas las bonificaciones y otros suplementos sujetos a descuentos previsionales..." 

A) Que al respecto la SCJBS, en causa 61.217 "Insinger" Sent 11/08/10, interpreto que disponen la actualización de oficio de los beneficios previsionales de acuerdo a las modificaciones de sueldo del personal en actividad, la garantía de la movilidad previsional prevista en el Art 14 Bis CN y el principio de proporcionalidad.

Que remitió a la CSJN, en autos "Sánchez, María del Carmen-C/Anses-S/Reajuste Varios" Sen 17/05/05, y afirmo que en una inteligencia sistemática de las clausulas constitucionales acorde con los grandes objetivos de la justicia social que persigue el Art 14 Bis CN, obsta a una conclusión que a la postre, conlleva un despojo a los pasivos, privando al haber previsional de la naturaleza esencialmente sustitutiva de las remuneraciones que percibió el trabajador durante su actividad laboral.

Que ratificó los principios básicos de interpretación sentados acerca de la naturaleza sustitutiva que tienen las prestaciones previsionales y rechazo toda inteligencia restrictiva de la obligación que impone otorgar jubilaciones y pensiones móviles, según el Art 14 Bis CN, así como los fines tuitivos que persiguen las leyes reglamentarias en la materia.

Que remitió a la SCBA, causas B-50.349 "Bracuto" Sen 07/06/88 y B-52.311 "Eyenrabide de Rifourcat" Sen 30/03/93, entre otras muchas y declaro que el principio de movilidad se debe traducir en una razonable proporcionalidad entre la situación del jubilado y la que resultaría de continuar el afiliado en actividad, proporción que dejaría de existir de no ser trasladado al haber de pasividad, el aumento de sueldo derivado de la incorporación de las adicionales de evidente carácter remunerativo, resultando irrelevante que el jubilado haya efectivamente percibido la bonificación cuya incorporación pretende, pues lo que interesa es determinar si hubiera sido acreedor a la misma de continuar en actividad.

Que remitió a la SCBA, causa B-53.568 "Suarez" Sen 17/02/98; B-57.719 "Cichini" Sen 05/04/00 y B-61.210 "Cardillo" Sen 01/03/04, entre otras y estableció que los haberes previsionales de ben guardar una adecuada proporcionalidad con la remuneración del agente en actividad y sentó que la movilidad de los haberes previsionales reciben sustento en el principio de proporcionalidad que debe existir entre la situación patrimonial del jubilado y la que le correspondería de continuar en el desempeño del cargo, tenido en cuenta para la determinación del haber.

Que remitió a la SCBA, causas B-48.886 "Balbi" Sen 11/12/86; B-53.507 "Bianchi" Sen 06/10/98 y B-56.660 "Ratto" Sen 22/03/00, entre otras, y estableció que el derecho a una jubilación móvil adquirida, conforme a la categoría jerárquica alcanzada en actividad y sobre cuya base se otorgar el beneficio queda ligada a las variaciones que experimente las remuneraciones del propio cargo otrora desempeñado de forma de mantener una situación equilibrada al conservar  el beneficio previsional una naturaleza sustitutiva.

Que concluyo en que la necesidad de mantener la proporcionalidad entre el haber pasivo y el salario activo es un principio básico de la seguridad social que radica en garantizar al beneficiario el mantenimiento del nivel de vida alcanzado durante la etapa laboral y llevar los haberes a una desproporción de naturaleza arbitraria y confiscatoria de la propiedad, no resguarda el derecho de carácter alimentario especialmente amparado por los Arts. 3, 39 y 40 CPBA.

B) Que el Art 60 de la Ley 13.982, establece que "el personal en retiro activo tiene los deberes y derechos propios del personal en servicio activo".-Ello expreso la voluntad del legislador de hacer una excepción al principio de irretroactividad legal para ratificar el principio de movilidad previsional de que los derechos otorgados por la ley vigente del personal policial bonaerense en actividad se deben trasladar a su personal en pasividad.

6.2) Que la Cámara Nacional Federal Contenciosa Administrativa, Sala II, en autos "Martínez López, María T-C/Estado Nacional" Revista-Diario La Ley 199 del 16/10/02, Pág. 9/10, estableció que "la naturaleza jurídica de las retribuciones se determinan objetivamente de acuerdo a la contraprestación que retribuye, la finalidad que persigue y el modo de implementación"

I) Que la contraprestación que retribuye la asignación es "el cumplimiento de servicios extraordinarios" y al respecto la CSBA (Voto Dr. Pettigiani) declaro que "la percepción de la bonificación por presentismo está condicionada a la contraprestación adicional por parte de los agentes de asistencial puntual" y por lo tanto la causa fuente origen de la obligación de pago importa el deber jurídico de presentación y puntualidad como condición sine quanon para ser abonado por lo cual la administración es responsable de la imprevisión legal de sanción que conllevo a la falta de práctica de los debidos descuentos o perdida del beneficio por retraso o inasistencia injustificada a los servicios adicionales de recargos (horas extras) en inobservancia a la composición de la estructura normativa fundada en el sistema jurídico de premios y castigos por el cual no se debe otorgar un premio como derecho sin haber previsto su correlativo castigo como obligación y en virtud a que la omisión del estado provincial de imponer efectos jurídicos dio lugar a la impunidad de los beneficiarios con quedar exentos de responsabilidad por el incumplimiento de la obligación a su cargo, a la cual debieron que dar sujetos para poder valorar su merecimiento y resolver su reconocimiento como acreedores del derecho cuya prescindencia del deber de jurídico rompió con el nexo causal que debe guardar la causa (presentismo y puntualidad al servicio extraordinario) con el efecto (reducción o perdida del derecho a su percepción) y la carencia de consecuencia legal demostró que no se trato de un premio por no existir un sujeto pasivo de ganar el mismo y en violación al principio de interdicción de la arbitrariedad es que la falta de sinceridad manifestó la arbitrariedad constitucionalmente prohibida por carecer su decisión de fundamento objetivo.                                                                                       

A) Que resulta injusto o inequitativo el pago del incentivo al personal policial bonaerense en actividad sin su traslado al personal en pasividad por ser notorio no hace falta demostrar que los mismos durante sus años de servicio activo prestados a la institución sufrieron innumerables recargos de servicios extraordinarios con horas trabajadas en exceso, sin que por eso hayan percibido ninguna compensación a su mayor esfuerzo (horas extras) y menos un incentivo a  la voluntad de cumplimiento (bonificación por presentismo) como en la actualidad y lo que ahora es reconocido como premio es similar a lo que con anterioridad realizaron los retirados con la salvedad que en su momento no se pagaba por ello.

I) Que la finalidad que persiguió la retribución conforme al considerando del decreto de creación "es el sostenimiento de la seguridad pública, con el fin de brindar a los habitantes de la Provincia de Buenos Aires, el pleno goce y ejercicio de sus derechos, libertades y garantías constitucionales"

A) Que ello infiere que se debió destinar exclusivamente al personal policial bonaerense de Seguridad en los Subescalafones General y Comando, por su función especifica que hace a la misión de la institución previsto en el Art 30 de la Ley 13.982 de "proceder a la prevención y represión de delitos y contravenciones y de promover el mantenimiento del orden público en general" y en violación al principio de la buena fe en la actuación, contrario su propio acto anterior, cuando después decreto comprender a la totalidad de los agentes de la fuerza de seguridad en actividad y vulnerando el principio de especialidad se aparto del objetivo propio de la organización de la prestación del servicio esencial de seguridad a la sociedad con el irrazonable otorgamiento al resto del personal que hace a su pago indebido por lo injustificado ya que no representaba una necesidad de servicio, siendo que al respecto la doctrina indico que "solo los locos obran contra sus propios intereses" y ello conduce a la conclusión que la prestación se trato de un aumento de sueldo encubierto.                                                                                                                                                            

B) Que mediante declaraciones contradictorias transformo la realidad de percepción de la bonificación especial en universal, lo cual determino la ausencia de la causa fin orientada a incentivar la voluntad del personal de seguridad en actividad al cumplimiento de los servicios extraordinarios en la especialidad para otorgar a todos los agentes de la fuerza de seguridad sin distinción de función siendo que por aplicación del principio de la primacía de la realidad deberá prevalecer la verdad objetiva sobre la formal y ello demuestro que no se                trato de un incentivo por haber sido reconocido a quienes no son sujetos pasivos de estimulación, sino de un aumento de sueldo encubierto puesto que la contradicción con la realidad en que se debe basar su decisión como ajena a la razón capaz de dar explicación, manifiesta la arbitrariedad constitucionalmente prohibida por carecer de fundamento objetivo.

III) Que la retribución se implemento para "la totalidad de los agentes de la fuerza de seguridad provincial bonaerense que a la fecha se encuentre en actividad y cumpliendo con la efectiva prestación del servicio" y al respecto la CSJN, en caso "Torres" Sen 17/03/90 "prohibió el otorgamiento de prestaciones generalizadas por situación de revista, en virtud a  desnaturalizar el salario"

A) Que el modo de implementación de la retribución se compatibilizo con la caracterización del haber previsional de habitual por la periodicidad de su pago mensual y de regular por la permanencia derecho con su prorrogación que prolongo la continuidad de la vigencia legal del decreto de creación sin interrupción de tiempo cuya falta de sinceridad con el cambio de parecer posterior excluyo la buena fe en la actuación por contrariar su propio acto anterior lo cual transformo la realidad de la percepción de transitorio en permanente además de contener el rasgo de universal por percibir la totalidad del personal en actividad, lo cual le confirió a la prestación naturaleza salarial y por ende es que necesariamente debe comprender el concepto remuneración y no reconocer como tal importa aceptar el otorgamiento de un aumento de sueldo encubierto por desnaturalizar su concepción.                                                                                             

B) Que el Poder Ejecutivo Provincial otorgo un aumento de sueldo encubierto pagado en negro mediante la calificación administrativa ilegal de "no remunerable y no bonificable" que aparento una norma contractual que faculto a la autoridad a omitir practicar las retenciones que la ley obligatoriamente estableció sobre los aportes previsionales es un hecho de la administración como agente de retención que por imposibilidad material no se le puede imputar a los administrados, dando lugar a que su pago no sea computado en los haberes del jubilado, cuya imprevisión de la consecuente producción de daño salarial a sus dependientes genero su responsabilidad patrimonial y determino la ilicitud de la causa eficiente de la obligación que motivo la falta de pago con el ahorro del estado provincial en la reducción de costos de la seguridad social, en perjuicio del personal de la policía provincial en pasividad al no garantizar que la retribución pueda ser percibidas en retiro, precarizando su haber mensual con la disminución de sus ingresos en relación al personal en actividad, en violación a principios de retribución justa, propiedad e indemnidad salarial, movilidad y proporcionalidad automática previsional de carácter sustitutivo e integral, en desamparo de la naturaleza alimentaria que tiene el salario como derecho humano destinado a satisfacer la subsistencia de las personas y dignidad de vida decorosa, configurando un fraude a la ley previsional, desde que el acto jurídico fraudulento "es cuando sus otorgantes amparados formalmente en la ley lo que en realidad persiguen es eludir otra norma que le impide obtener el resultado o fin propuesto". Zannoni, Eduardo A "Código Civil y Leyes Complementarias" Ed. Astrada, Bs. As 1998, tomo IV, pág. 429.   

06 de diciembre de 2013.                                                            

 

LUIS ALBERTO COLANTONI

COMISARIO (RA)

PRESIDENTE DELEGACIÓN BERNAL

_______________________________________________________________________________

 

¡¡¡BASTA!!!, nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

¡¡¡BASTA!!!

 

No sé cómo empezar; quiero frenar esta bronca y tratar de llamar a la reflexión a  ésta manga de infructíferos  políticos y uniformados vueltos a “comandantes”, de la nada.

Hace unos pocos días atrás vimos como la falta de conducción hacia que todos los organismos de la Constitución  Provincial, quedaban expuestos y ultrajados, ante los delirios de dos desgraciados que no merecen vivir en libertad.  Uno de ellos fugado y nadie se había enterado.

Hoy matan a otro camarada e hieren a dos más.  Estamos observando impávidos el fracaso de las Organizaciones gubernamentales  que otrora supimos darnos, usurpándose el verso  de los llamados “garantimos”, léase “nuevos  tratamientos de  políticas carcelarias” y “limitaciones al accionar policial”.¡ Y al carajo con todos los procedimientos preventivos!.

Fomentando con esto, un terrible circo de domadores y fieras, cuyas víctimas somos los ciudadanos que regamos la arena de estos fantoches con nuestra propia sangre. Para mentirnos descaradamente: “¡El operativo  fue un éxitos!”, ¿de quién?  Si no pueden controlar la población carcelaria ni los delincuentes que se mueven en la calle armados hasta los dientes.

Qué caro estamos pagando esta aniquilación. Otro POLICIA más CAÍDO EN CUMPLIMIENO DEL DEBER. Y van más de quince! Como simples fichas apostadas de nuestra sonada existencia. Somos el festín de esta “gilada”, que baila sobre las tumbas de nuestros muchachos.

Además nos quieren imponer la policía municipal, cuando los intendentes no pueden prestar los servicios más elementales, como agua corriente, salud, vivienda, etc... ¿Van a poder prestar seguridad? ¿Con el narcotráfico metido hasta las narices?

Por favor si aún les queda un poco de sensatez lean al Comisario General (r)  Lopez Camelo, quien trata desde hace tiempo de alertar sobre esta epidemia, al igual que el Comisario Mayor (r) Hugo Vaccarezza y el Comisario (r) Jesús Scanavino. Y a propósito de esto les transcribo declaraciones de AMBITO FINANCIERO del viernes 22 ppdo. Que dice así: “Rechazo a Policia vecinal. Raúl Othacehé, intendente de Merlo y uno de los principales caciques del PJ, se manifestó ayer en contra de instaurar un sistema de policías vecinales, idea reclamada por Sergio Massa. “Los municipios, aun los más grandes, no son entidades suficientemente solidas para organizar, conducir y solventar una policía armada municipal”, dijo el Jefe comunal y agrego “A su vez atraviesan graves dificultades de financiamiento y de ninguna manera se hallan preparadas para cumplir la función policial”. Othacehé sostuvo; además, que “se debería conocer la experiencia mexicana en este tipo de policías, las cuales vienen sufriendo la peor violencia en muchos años y advertir como allí están retrocediendo hacia el mando único policial y a la concentración de fuerzas  en los Estados”.

En fin, la racionalidad y la sensatez brillan por su ausencia en esta dirigencia, ¿O no?

26 de noviembre de 2013.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_______________________________________________________________________________

 

TRADICIÓN, nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Tradición:

Dice el diccionario que la tradición se nutre de los usos y costumbres de los pueblos. Que estos conocimientos son nada más y nada menos, que la historia transmitida sobre los valores y acertadas conductas de los hombres y mujeres que dan forma a un Estado.

En nuestro país se celebra el 10 de noviembre de cada año, en conmemoración del nacimiento del poeta José Hernández (1834/1886). Autor del Martin Fierro, también llamado  la “Biblia Gaucha”. Que no es un simple relato en verso, sino una denuncia de las injusticias políticas y sociales, cometidas desde siempre por los dueños de los gobiernos de turno, mal que  tiene plena vigencia.

“Sí la historia fuera como muchos creen, nada más que el relato de una serie de sucesos del pasado desaparecidos en el tiempo sin dejar rastros, la tarea del historiador y la de aquellos que nos empeñamos en la revisión de nuestra historia, podría considerarse con fundamento, un trabajo inútil” (Salvador Schillace).

 Y para que esto no ocurra, no se olviden del Crio. Mayor Eduardo Quintela.

10/11/2013.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_____________________________________________________________________________________

 

IOMA: "NUESTRA OBRA SOCIAL", Por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA   

 

IOMA. “NUESTRA OBRA SOCIAL”

 

Hace unos seis meses atrás, comentaba en este espacio la situación de nuestra obra social. La que ultrajada, robada por cuanto gobierno de turno hubo, botín de cuanto cachafaz llegó a su administración –son cuantiosas en número de veces y cantidad de capital defraudada, por estafas, etc., etc., estaría llegando a su fin.

         Los médicos de esta localidad –Mercedes- están dejando de atender y comunican de tal decisión a sus pacientes. “El doctor no atiende más por IOMA”. ¡Y me parece bárbaro! Porque así se transparenta la situación. Y tendrá el gobierno que dejarnos libre del “yugo legal” de la afiliación obligatoria a una “caja negra”.

Y vuelvo a insistir nuestra GRAN OBRA SOCIAL DEBE SER SERVICIOS SOCIALES DE POLICÍA. Conducida políticamente por personas elegidas en forma democrática, por todo el personal sin distinción de escalafón. Y auditada por reconocidos estamentos médicos de excelencia, como por ejemplo, la Fundación Favaloro, el Hospital Universitario Austral.

Pero a esto debemos ganarlo, y para ello debemos comenzar ya! Exigiendo las prestaciones que nos ganamos por derecho propio a través de años de aporte.

Los que están en actividad que piensen como los trata la ART que le supo conseguir la dirigencia política y ningún jefe de la “plana mayor” se preocupó en defender.

Mercedes, 30 de octubre de 2013.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Pal. (rav)

__________________________________________________________________________________

                                                                

El trabajo profesional o el profesional de su trabajo - Nota de CARLOS MASSACANE, Secretario de Organización de APROPOBA

 

El Trabajo profesional ó el profesional  en su trabajo

 

    Creo haber hablado de la calidad de vida que se les otorga a los obreros de las terminales de automotores en nuestro país. Pero para mi asombro, hoy platiqué un rato con mi vecino Juan Carlos, conductor de las locomotoras diesel del ferrocarril Sarmiento.

Juan Carlos vino a comentarme y enterarse de cómo son los exámenes psicofísicos en el Instituto de Medicina Aeronáutica y Espacial, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina, ya que según lo informado por el Ministro Randazzo, los conductores de esos medios deberán someterse a dicho examen médico para continuar con su trabajo.

Luego de reconocer que había muchos conductores que no daban con el patrón, me comentó que los gremios en su mayoría no tienen representantes que se jueguen por las condiciones mínimas de bienestar que deberían tener en el trabajo (lugares de descansos, baños, etc.).

¡Aquí arrancó mi “tanada”! y me puse a pensar: cómo carajo pueden vivir aceptando la degradación hombres y mujeres, llevados por la indiferencia de jefes y conductores políticos, a la virtual y real esclavitud. Ya que entrar en las comisarías, estaciones, distritales, etc., o como quieran llamarlas estos inventores de fracasos y de compras exponenciales de cámaras, patrulleros, drones y cuanto “chiche” existe, produce sensación de repulsión, de lo abandonadas que están en su mantenimiento y carecen de lugares adecuados para convivir con respetabilidad, durante interminables horas de servicio.

Olvidándose de lo más preciado que es el HOMBRE, SU VOCACION y el respeto incondicional a la dignidad del efectivo, que guarda todo lo anterior comentado.

Cuando se pierde la pertenencia, se pierde el orgullo de pertenecer y tras esto se pierde también el honor y con ello la vocación. Tres valores esenciales para ser POLICIA.

         Desde el lugar de siempre, 28 de octubre de 2013.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

__________________________________________________________________________

 

TRISTE REALIDAD - por Carlos Massacane, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Triste realidad

 

En realidad estas elecciones serán de lo más ilustradas para el pueblo argentino. Y no me cabe duda alguna, que tendrán para los ciudadanos la posibilidad de avergonzarse de los cuadros políticos que supimos conseguir.

Jamás había escuchado tantas mentiras juntas y a la vez, no imaginaba que esta “gilada” tocara de oído en todos los temas tan caros a la sociedad: delincuencia, transporte, salud, educación. Todos temas sensibles a la condición de una República –si es que vamos queriendo buscar esa meta.

Los reiterados hechos de violencia que han enlutado a todo el país, imposibles de controlar por estos mamarrachos puestos a “vigilantes” -y todo indica que así continuará– sin que nadie se haga cargo, nos exterioriza que los próximos años serán muy duros. Las barras bravas, el narcotráfico y los delitos conexos nos llevarán a padecer grandes disgustos y también al gran fracaso de las realizaciones que nos merecíamos.

No me voy a extender en ejemplos para lo manifestado, sobran; legisladores prepotentes, soeces, acusados de narcotraficantes, etc., etc. Y como si fuera poco, Juan Gelman Burichson -(Buenos Aires, 3 de mayo de 1930). Poeta, traductor y periodista argentino, está considerado como el poeta más importante de su generación, dice que el término de “boludos” nos identifica plenamente.

Que lo pario... es jodido recular en chancletas!!!

Desde el lugar de siempre, 23 de octubre de 2013.

                                                                                                     

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_____________________________________________________________________

 

EL DEBER Y LA CUESTIÓN MORAL, nota de Hugo Alberto Vaccarezza, Secretario de Asuntos Laborales de APROPOBA

 

EL DEBER Y LA CUESTIÓN MORAL

 

La primera noción de DEBER la percibí un 8 de Marzo del año 1962, frente a aquel imponente puesto n° 1, parado sobre el Camino Centenario con mis valijas a cuesta, mientras miraba fijamente la barrera que debía franquear para acceder a un nuevo ámbito de socialización en la Escuela de Policía Juan Vucetich.

Tenía por entonces 15 años, pero la edad no obstaba para sentir la carga de la obligación en mi conciencia; sentía que debía corresponder moralmente a mi familia, que se había privado de muchas cosas para posibilitarme estar ahí.

Fueron 3 años de pupilaje en los que internalizamos el cumplimiento del DEBER; la ÉTICA PROFESIONAL que regiría nuestra conducta; la VIRTUD fundada en el principio MORAL de la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza; el SERVICIO entendido como la prestación humana para satisfacer la necesidad social; la SUBORDINACIÓN  y la sujeción a la orden; la ADVOCACIÓN como la decisión trascendente de haber optado, en absoluta libertad de conciencia, comprometer hasta nuestra propia vida en la carrera policial y fundamentalmente, el fortalecimiento de la CONCIENCIA en el reconocimiento de los atributos esenciales que nos debe compeler a hacer el bien.  

Fueron muchas las generaciones de servidores públicos formados en éstos principios; artífices de una policía de excelencia en una época naturalmente distinta, pero no exenta de demandas sociales que obligaban a la organización a mantener un gran nivel en los índices de productividad. Tenía respuesta para todo; sus hombres una solvencia notable, aunque como tales, no eran perfectos.

Con absoluta convicción sostengo que ese proceso de creciente perfeccionamiento individual y colectivo, fundado en valores irrenunciables, disparó el alerta de otros sectores corporativos – muy particularmente el político - a los que no les convenía una organización policíaca honesta y eficiente, porque junto a una justicia calificada, podría haberse convertido en un obstáculo insalvable en la práctica de conductas corruptas de sus propios gobernantes y administradores; de hecho terminaron siendo institucionalizadas.

A la decisión encubierta de los gobiernos de turno de limitar el poder de la convicciones, de manera hipócrita y criminal le siguió un período de disciplinamiento por medio del sometimiento salarial; sueldos paupérrimos, sin uniformes ni equipos, endeudados, infinidad de servidores públicos se suicidaban sin solución de continuidad; fui testigo del dolor en la cola de un banco, cuando se ofrecían créditos personales a cualquier trabajador del estado excepto para los policías que, con remiendos en sus pantalones color arena, clamaban por ayuda para darle una vida digna a su entorno familiar.

La consecuencia inmediata fue la renuncia gradual a aquellos mandatos superiores del espíritu y el inicio de una escalada de inmoralidad que llegará hasta nuestros días. La búsqueda en la calle del autofinanciamiento fue la regla; la necesidad de los suyos no podía ser saciada con lecciones de MORAL porque era una necesidad material, y en el mundo materialista uno vale por lo que tiene en el bolsillo.

Fueron males menores socialmente aceptados por todos; si no era el quinielero, era la cooperadora policial quienes asistían al personal de menores recursos. Pero debo advertir, ese era el límite; la acción de quien se extralimitaba era considerada un acto de traición contra el resto, mayoritariamente empeñado en honrar el honor. La autodepuración implicaba una especie de retroalimentación positiva en la consideración social.

Pero un 24 de marzo del año 1976 se precipitó todo; fuimos invadidos por los parásitos de la descomposición, que ocuparon nuestros espacios y nos coartaron la libertad.

Conminados y víctimas de una coacción irresistible nos arrastraron a la orgía donde la inmoralidad y la soberbia eran las estrellas, y el deber solo una palabra reducida a los intereses facciosos. En el concepto del dictador, el cumplimiento o no del deber significaba el límite entre la vida y la muerte, entre el destierro o el entierro. Condicionados por el terror muchos libramos una batalla interior entre la inteligencia que nos inducía a crear las condiciones de falsedad para proyectar mansa adhesión y el SER ÉTICO por el que la CONCIENCIA nos remordía, nos pesaba. Desnaturalizados, muchos policías terminaron en el suicidio, otros en la locura, y el resto en las cárceles pagando culpas ajenas. Y no estoy haciendo un juicio de valor sobre lo oportuno o inoportuno de la intervención de las FFAA en cuestiones de seguridad interna, ni de la razonabilidad o irracionalidad de la acción de grupos guerrilleros; rechazo visceralmente la metodología compulsiva que nos instaló en una guerra por nosotros no buscada ni querida, nuestra misión descansaba en otras motivaciones, en otras normas que fueron suprimidas de facto. Policías obligados a convertirse en guerreros soldados que por ignorancia de la especificidad  y de la naturaleza de aquella confrontación, dieron sus vidas creyendo en el relato ideológico dominante de los que los empujaron a semejante entrega.

Si verdaderamente fue una guerra – yo no lo creo así - debieron librarla ellos.

Nunca sabrán que aquel sacrificio supremo solo les dio un lugar en una lista del obituario, que la historia escrita por los vencedores políticos, no los tendrá en cuenta, que solo serán recordados por sus familias y algunos de sus camaradas. Fueron vidas criminalmente manipuladas por aquellos usurpadores – hoy inofensivos soldaditos de plomo como los de Víctor Heredia - que necesitaban de eslogan como “Los Argentinos somos Derechos y Humanos” o “Ellos murieron para que la Patria Viva”; en todo caso si de morir se trataba, debieron morir en cumplimiento del DEBER, del deber específico por el que habían elegido ser policías, en ejercicio de la profesión y nunca por un deber foráneo, extraño a su conciencia, impuesto. Ergo, la gloria del heroico les fue negada.

Este hecho fue la mayor tragedia que institucionalmente nos tocó vivir; dejamos de SER para pasar a NO SER con el envilecimiento colectivo, la disgregación moral, la pérdida del sentimiento de pertenencia, el individualismo errante y paranoico, una mutación de la que no nos hemos podido reponer porque fundamentalmente, no hubo decisión política. Y no ha habido una decisión por tres motivos: 1.- implicaría una justificación al rol de la policía en su labor bajo control operacional de las FFAA; 2.- se necesitan muchos condenados para llenar las celdas de las cárceles, un simple argumento políticamente correcto y estadístico para exhibir y 3.- ningún sector de la política argentina quiere pagar el costo que implicaría la reivindicación de una institución que va camino del ostracismo final, más cerca de la violación a los DDHH que respetuosa de los mismos.

Así, disiento con aquellos camaradas que detienen su crítica solo en un ex ministro de seguridad como el único responsable de éste presente penoso; es cierto, cometió muchos errores administrativos, injustas purgas motorizadas desde adentro por las que truncó la carrera de cientos de camaradas para favorecer a otros, descentralizó el mando y convirtió a las policías en células independientes entre sí; una gestión fundada en el prejuicio y en la soberbia de creerse imprescindible. Banalizó el deber, injurió y fue un notable injusto, la antítesis de lo justo. En todo caso vino a cerrar la etapa más cruel de nuestra historia, iniciada paradójicamente por quienes luego juzgó. Debería saber que el destino lo ubicó como el personaje que concluyó la obra iniciada por la dictadura; epilogó la desnaturalización terminal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y mal que le pese, será un estigma en su vida.

En la inseguridad de la que hoy todos nos lamentamos, el nivel de inserción y compromiso policial, es fundamental; no se puede aspirar a la reconstrucción de la paz con uniformes que remedan cáscaras vacías, sin mística, sin doctrina, desnaturalizados, con una conciencia diferente, con motivaciones distintas o con urgencias que no pueden disimular. Carecen de estabilidad laboral, asumen la interacción virtual cibernética como algo cool que les da las respuestas que quieren escuchar, en detrimento de la interacción con la sociedad real que les impone normas de conducta en una escala de valores con premios y castigos. No hay lugar ni tiempo para el fortalecimiento MORAL. Las variaciones estratégicas obedecen solo a las necesidades políticas del momento, en la teoría de la frazada corta.

Insisto, si lo que se pretende es recrear la tranquilidad perdida, habrá que comenzar por la institución que tiene la responsabilidad primaria, la Policía. En un proceso de largo plazo cuyo eje central será la refundación moral y ética, se deberán profesionalizar a los dirigentes del futuro con nuevos paradigmas en la concepción del bien general, alto el umbral de la auto estima y profundo sentido del deber, en términos de la necesidad moral de cumplir – ante todo – las obligaciones de la conciencia.

¿Qué no hay tiempo?

Ya lo sé, como sé también que hablar de MORAL y ÉTICA, del DEBER, de la VIRTUD y de los demás valores que sostienen las convicciones, en ámbitos del Ministerio de Seguridad, causa el mismo efecto que un Crucifijo al diablo.

Finalmente, como sostiene nuestro Secretario General de Apropoba, MIGUEL ÁNGEL REYNOSO, la gravedad de la enfermedad no es solo de la Institución Policial, también está enferma la Institución Política, que en un rapto de humor negro, imagino como dos internos del Borda, donde uno quiere curar al otro.

¿De qué habrán hablado en la reunión del Consejo de Seguridad?, se preguntaba recientemente mi camarada y amigo JESÚS SCANAVINO.

¿De qué pueden hablar entre sí, dos instituciones gravemente enfermas si no de sus patologías? Una organización enferma – la que fuere – no puede ni debe planificar su futuro y menos el de los demás ciudadanos y si lo hace en un conciliábulo es solo una muestra más del delirio que les provoca la fiebre. Ni la Institución policial de hoy, como la política, tienen la capacidad y la idoneidad moral para prometer nada y muchos menos si la cuestión está referida a la seguridad de las personas. Primero deben salvar lo que queda de la organización, sanearla y comenzar de nuevo. Para enfrentar a una delincuencia dura y violenta, se necesitan de grupos sanos, fuertes, con inalterables convicciones, estoicos ante la desgracia, decididos en la acción y respetuosos en el reconocimiento de los derechos del otro.

Virtud que viene a ser la luz de un nuevo amanecer o el día diáfano después de la tempestad, que nos propone metafóricamente, el Secretario General Adjunto, CARLOS ALBERTO MASSACANE; es decir comenzar a percibir la alegría del alma que implica abandonar el cautiverio auto impuesto.

Echarlos a andar para que progresivamente vayan instalando en la sociedad, la idea de una nueva concepción preventiva eficiente, dinámica e inflexible, destinadas a crear nuevos hábitos que obliguen al delincuente a replegarse en sí mismo, en su espacio geográfico y en su idiosincrasia; la estrategia de la pinza. Que sienta que cada vez tiene menos espacio para sus fechorías y cada vez más cerca al policía. Llevarlo con ingenio contra una pared imaginaria que no le permite seguir escapando, que deberá optar; entre las ofertas de inclusión social que las otras áreas del gobierno le han preparado o, de persistir, la muy escasa posibilidad de que siga con vida y en libertad. 

Muestras de la profundidad de la crisis moral la tenemos a diario; comisarios presos, otros prófugos, narco policías, piratas del asfalto, homicidas, pedófilos, violadores, tratantes de blancas, secuestradores, etc. etc. etc., todo un abanico delictivo administrado por los propios policías. Esta es la consecuencia lamentable de la degradación moral de la que hablaba antes, es la triste realidad del hoy, del presente. ¿Qué les podemos exigir en medio de éste trance? ¿Cómo podemos imaginar que resolverán todo de la noche a la mañana, con un nuevo Ministro que ha encontrado la panacea? En el fondo ni ellos se pueden cuidar, enfermos son bastante audaces en la parodia.

¿Y qué se puede decir de la salud y la calidad institucional de la Política?    

Todo el esnobismo restante, es solo un maquillaje en el circo de las falsas representaciones; hace falta algo más que la voluntad de un ministro, sus acólitos y los parches para acometer una empresa, una empresa de ésta magnitud. Hace falta grandeza, primero para reconocer la profundidad de la crisis, segundo para asumir el costo político allende las urgencias electoralistas y tercero para dejar sentadas las bases de una verdadera revolución moral por medio de la cual se recupere el prestigio perdido y devuelva al hombre, el alto honor de ser policía… o político.

08-10-13.

 

Hugo Alberto Vaccarezza

Crio. Mayor (ra)

Secretario de Asuntos Laborales de APROPOBA

__________________________________________________________________________

 

¿DE QUE SE HABLA EN EL CONSEJO PROVINCIAL DE SEGURIDAD? - Nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

¿DE QUE SE HABLA EN EL CONSEJO PROVINCIAL DE SEGURIDAD?

 

En los medios de prensa han trascendido algunos datos interesantes que se ventilaron en la reunión del Consejo Provincial de Seguridad, por ejemplo la cantidad de efectivos que cuenta la fuerza, los que cumplen tareas administrativas, la cantidad de personal con licencia médica y finalmente el número de efectivos disponibles para cumplir con las tareas operativas. Es decir los afectados realmente a la seguridad, que dicho sea de paso, no es lo mismo que decir “afectados a la prevención del delito”.

También se volvió sobre el asunto de la creación de policías municipales a como dé lugar. Como si la crisis de seguridad –o de inseguridad- fuera consecuencia del tipo de organización policial. No es serio ni acertado fundar los proyectos de policías municipales en la ineficacia de la policía provincial de los últimos 15 años, sin reconocer como diagnóstico que tal insuficiencia fue provocada por las nefastas y fracasadas reformas introducidas por el ex Ministro León Arslanián. Por lo tanto es un fundamento intencionalmente parcializado que persigue fines perversos.

Parece que entre los políticos existen algunas personas que creen que la delincuencia, la criminalidad, la violencia inusitada de los malvivientes, el tráfico de drogas, las violaciones, etc., se terminará como por arte de magia creando urgentemente policías municipales. Si ese es el pensamiento que predomina entre los miembros del Consejo para abordar tan sensible problemática de hoy, debemos pensar con justa razón que tendremos inseguridad para rato, además de un colosal gasto innecesario de dinero público. Con mucho menos inversión, con un poco más de sentido común y menos ideología, se podría devolver a la policía provincial, que ya cuenta con más de un siglo de experiencia, la eficiencia y prestigio que supo tener cuando muchas provincias y países hermanos mandaban a sus policías a capacitarse en las aulas policiales de nuestra provincia. 

Como conocemos el sentir de la fuerza policial desde bien adentro, estamos minuciosamente informados de las vicisitudes negativas, penosas y hasta degradantes, que deben sortear nuestros camaradas en el intento por cumplir eficientemente la misión, y por supuesto tenemos conocimientos y experiencia en esta materia, es que en nuestra Asociación Profesional (APROPOBA) nos preguntamos, y preguntamos: ¿De qué más se habla en el Consejo Provincial de Seguridad?

¿Se habla con seriedad de la corrupción que existe en los distintos estamentos del estado, que incluye a la policía, y en progresivo aumento?

A diario leemos y escuchamos a distintos líderes político que centran a la corrupción como causa principal de la inseguridad. Son ingenuos o mal intencionados. La corrupción no es causa, la corrupción es efecto. La causa es la falta total de políticas serias de protección a la fuerza policial y fundamentalmente a sus integrantes; un blindaje jurídico y social que no permita grietas por donde se filtre la putrefacción de distintos orígenes, como ocurre en la actualidad. Ese blindaje no es más ni menos que buenos salarios, buen entrenamiento, equipamiento moderno, condiciones laborales dignas, respeto y reconocimiento al buen policía por su sacrificada labor.

A quienes esgrimen la corrupción  policial como causa de inseguridad, les decimos que paren de guitarrear. Que no mientan más. Que digan de una vez si están dispuestos a erradicar la corrupción o si prefieren encubrirla. Si están realmente decididos a sanear la fuerza, sepan que a los malos policías, a los corruptos, acá y en todos los países del mundo, se los combate con los buenos policías y con la Justicia. Los uniformados esperan que se los considere y trate como tales. No que los metan en la misma bolsa. Cualquier otro camino será pura cháchara.

¿Se habló en la reunión del Consejo de los salarios de los policías?

         Los policías hoy trabajan tiempo en exceso por hacer horas extras o adicionales para intentar llegar a fin de mes sin dudas. No están prácticamente en sus hogares, no descansan, están en los patrulleros estresados y permanentemente con sueño. Aún así no llegan a aportar las necesidades básicas a la familia.

Mientras que la policía Metropolitana, de la que nos separa una calle, por el mismo trabajo y menos horas de servicio mensual, percibe un haber que excede al doble (más del 100%) al de la policía de la provincia.

¿Se reflexiono acerca del valor de las horas extras de los policías, que con todo lo sacrificado y riesgoso de su labor, es mucho menor que la hora de trabajo doméstico?

¿Se habló del éxodo en cantidad alarmante y permanente de nuestros policías hacia la Policía Metropolitana, atraídos por el sueldo ($12.000 inicial), las óptimas condiciones laborales más el respeto y buen trato de las autoridades del gobierno de la CABA; y que en este mismo momento hay 6.000 solicitudes de baja de nuestra fuerza para pasarse a la Metropolitana?

¿Alguien expuso ante los asistentes a esa reunión que los policías bonaerenses están desarmados?

Si, desarmados. El gobierno retiró todas las pistolas ametralladoras de las dependencias policiales y en consecuencia de los patrulleros. Solamente cuentan con algunas escopetas que están obligados a utilizar con CARTUCHOS DE GOMA! Mientras los delincuentes a los que hay que reducir y arrestar portan armas sofisticadas como ametralladoras y hasta fusiles FAL. Los policías tienen vocación de servir (todavía) a riesgo de sus vidas, pero no son suicidas.

Y también están desarmados moralmente. Fue tan siniestra y letal la fenomenal campaña de desprestigio lanzada contra la fuerza policial y sus integrantes, con el fin de lograr consensos para la destrucción de la centenaria institución policial, nada más que por razones ideológicas, que hoy día el uniformado es maltratado por todos los sectores. Debe lidiar con lo peor de la sociedad y vivir en permanente riesgo sin obtener nunca el reconocimiento de nadie. El desaliento es generalizado.

¿Se trató el tema del entrenamiento policial?

Los policías bonaerenses, en el mejor de los casos, reciben como entrenamiento en el manejo del armamento provisto, una práctica de tiro ANUAL consistente en aproximadamente 15 a 20 disparos. Por lo tanto no están en aptitud de defenderse de los delincuentes sin riesgo inminente de perder la vida o de herir a personas ajenas al conflicto. El policía que pretenda más prácticas debe pagar las municiones que utilice. Si comete un error en el manejo de su arma, en el mejor de los casos va a la cárcel por “gatillo fácil”. Sino al cementerio.

¿Algunos de los concurrentes planteó el recorte de atribuciones que se aplicó a los policías para llevar a cabo la difícil misión de hacer cumplir la Ley?

Los policías bonaerenses fueron encorsetados por normas legales que los coloca en inferioridad de condiciones frente a los delincuentes. Los policías no pueden ya actuar por iniciativa propia en la aplicación de la ley. O les está vedado o son desalentados. Todo se encuentra reglado por una maraña de disposiciones que los paraliza, porque en la calle siempre están expuestos a trasgredir una norma.

¿Algunos de los consejeros expuso acerca del pésimo trato y hasta abandono que sufre el personal herido en servicio o de los familiares de los fallecidos?

Es pública la pésima asistencia que este personal y sus familiares reciben de la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART). Es público el incumplimiento de Estado con los heridos y/o discapacitados por causa de actos de servicio. Los vemos periódicamente reclamando en la puerta del Ministerio.

¿Alguien explicó en esa mesa que de los 32.000 policías bonaerenses disponibles para tareas operativas, descontados los que revistan en dependencias descentralizadas y los licenciados por enfermedad, de las 19 departamentales, quedan aproximadamente nada más que 20.000 efectivos que, repartidos en algo más de 500 Comisarías de toda la provincia, da como cifra final y real unos 35 a 38 policías por Comisaría, que a su vez deben ser divididos en CUATRO CUARTOS (tres turnos de trabajo y uno más que comprende a enfermos, en uso de licencia, permisos, y demás)?

¿Alguien explicó en esa importante reunión que de los 8.000 mil policías con licencias médicas, la mayoría son psiquiátricas, justificadas por el estrés, frustración o depresión que sufren los efectivos por las causas apuntadas precedentemente?

¿Se enteraron los consejeros que al día de hoy existen 2.000 solicitudes de pase a Retiro frenadas por el Ministerio, que incluye personal que no alcanzó aún el tiempo máximo de servicio, acobardados por el panorama expuesto?

¿En el seno de ese Consejo, se plantearon el interrogante de porque la inmensa mayoría de los policías de la provincia, muertos por delincuentes, fue en ocasión de ser víctimas de un robo, o por una acción represiva ocasional para evitar un robo a terceros, o en cumplimiento de un operativo puntual como pude ser un allanamiento?

No existen policías caídos ni heridos en enfrentamientos por encuentro con delincuentes, producto de tareas de rutina como patrullajes, control de vehículos sospechosos y otras acciones propias de prevención, nacidas de la iniciativa de los uniformados. Ello nos demuestra que el personal policial, por alguna razón, no está desarrollando a pleno su actividad específica.

La Asociación Profesional de Policías de la Provincia de Buenos Aires (APROPOBA), ante la crisis de inseguridad que nos afecta a todos, reclamamos ser escuchados, llevar la voz y la preocupación de las mujeres y hombres pertenecientes a los estamentos medios e inferiores de la fuerza, los que más trabajan y a los que menos escuchan, por estar restringidos en su libertad de expresión. Por ello consideramos que sería sumamente constructivo que se nos invite a participar en las próximas reuniones del Consejo a efectos de tratar estos temas y otros de igual importancia, que por razones de seguridad no pueden ser públicos.

3 de octubre de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA 

___________________________________________________________________________

 

Cada vez que te pienso vestida de uniforme... Carlos Massacane, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

CADA VEZ QUE TE PIENSO VESTIDA DE UNIFORME…, ME DAN GANAS DE GRITARTE ¡“ARACA LA CANA”!

 

Cada vez que te pienso vestida de uniforme, te siento tan mía! En ese universo, tan desprotegida!

Surgen por sí solos, los nombres de aquéllas  que hoy son estrellas: Oficial Subinspector Maria Julia Alzoragay, Ofl. Ayte. Erica Bercich, Sgto. Karen Krog, Cap. Alicia Gonzales  y muchas otras que han regado con su sangre la libertad y la seguridad de la sociedad en general.

Estoy seguro, que no hay un día  para vos mujer policía! Son todos los días!

En ese mundo dinámico, al que con tu versatilidad tratas de poner dulzura; donde la violencia echa sus reales.

Un abrazo fuerte, que Dios te proteja!

Agote 27 de septiembre de 2013.

 

Carlos Roberto Massacane

Srio. Adjunto APROPOBA

 

La Ofl. Ayte. Erica Bercich: perteneció a la policía de Mendoza, siendo la primer mujer policía que falleció en servicio en la Republica Argentina.

___________________________________________________________________________________________-

 

EL “RELATO BONAERENSE” SOBRE LA INSEGURIDAD, Y SUS RELATORES… nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

EL “RELATO BONAERENSE” SOBRE LA INSEGURIDAD, Y SUS RELATORES…

 

Hace unos días nomás, por la noche, pudimos ver en uno de los programas de televisión donde diariamente desfilan políticos y personas vinculadas a esta actividad. De los periodistas no vale la pena ni opinar. Pero sí debemos referirnos a la sorpresa desagradable que causó ver en ese programa a dos dirigentes políticos importantes que en estos días se ofrecen para que la gente los elija, divulgando una versión trucha, o un relato como se dice ahora, acerca de la inseguridad. Me refiero a la Señora  Margarita Stolbizer y al plurisectorial, multipartidario, polirrubro u overo Señor Felipe Solá.

Fue tal el despliegue de hipocresía de estos personajes, tratando de vendernos un relato ajustado a sus conveniencias, que además de indignación causan asombro. ¡Si pudieran volcar ese enorme talento que tienen para mentir, en cosas buenas y productivas, que distinto sería nuestro país!

Como era de esperar, en estos días, algunos políticos, repentinamente se sensibilizaron por la inseguridad de los ciudadanos. Tan es así que hoy gastan litros de saliva exponiendo acerca de la seguridad. Todos tienen su diagnóstico. La mayoría basados en datos irreales; unos por mala información y otros directamente porque mienten, se ven compelidos a construir también “su propio relato”. Y prometen soluciones que de antemano saben muy bien que no las tienen, no porque no existan soluciones, sino porque son conscientes que los análisis fueron elaborados con información tergiversada para no afrontar responsabilidades ante la sociedad diezmada por el crimen.

Es el caso del ingeniero Felipe Solá. Fue tres años Vicegobernador de la Provincia de Bs As, un año gobernador por renuncia de Carlos Ruckauf y luego un periodo de 4 años más como gobernador electo hasta diciembre de 2007. En total ocho años tuvo el poder máximo de la provincia. Lo que este buen hombre debió decir –de haber habido algún periodista que se lo pregunte- es porque motivo en esos años no solucionó él mismo la problemática de inseguridad en nuestra provincia, que venimos padeciendo desde los tiempos de Eduardo Duhalde, aquel que por despecho disolvió la centenaria policía de la provincia; el mismo que fuera el autor del nefasto Polimodal que produjo generaciones de semianalfabetos, entre otros de sus “aciertos”. Al contrario, hizo todo lo que había que hacer para que la situación se agravara. Los hechos demuestran que si en algo se caracterizó el periodo de gobierno de Solá, fue precisamente por la inseguridad incontrolable; por la cantidad de personas, particulares y policías, masacrados por la delincuencia durante su mandato. Por eso es que su “relato “sobre el tema irrita, solo hay que asomarse a las redes sociales para comprobar el estado de ánimo, el humor, de los policías en estos días, quienes, dicho sea de paso, son los único que ponen el pecho y el lomo.

Todos sabemos que la causa principal del estado de desastre que los bonaerenses estamos padeciendo en asuntos de seguridad, es el experimento nefasto que desarrolló en su totalidad León Arslanián durante la gestión del ex gobernador Solá, quién a su vez lo adoptó como propio y lo defendió a capa y espada, y lo sigue defendiendo aún hoy cuando ya es público y notorio el fracaso y la tragedia en la que nos sumergió a todos los bonaerenses. Y no solamente desde APROPOBA hemos denunciado y anunciado aquellas causas y estas consecuencias que aun hoy perduran. El portal de noticias Infocielo.com, -por citar solo un ejemplo- reporteó al reconocido y prestigioso Fiscal platense, el Dr. Marcelo Romero, el 25/11/2009 y produjo la siguiente nota:

“…La Plata, 25 de nov/09.- (Infocielo) - El fiscal penal platense, Marcelo Romero, cuestionó hoy en durísimos términos la “burbuja-progre-abolicionista”, a la que apuntó como responsable de haber hecho “fracasar” la materia Seguridad en la Provincia de Buenos Aires, al destruir –dijo- “los cimientos de las instituciones como la Policía y el Servicio Penitenciario”. En obvia -aunque implícita- referencia a las políticas públicas de Seguridad aplicadas durante la gestión Arslanián, el integrante del Ministerio Público reprochó mediante un comunicado oficial la “ciega ‘obsesión’ de ‘desmilitarizar’ las fuerzas de Seguridad, y de coquetear con posturas ideológicas foráneas, que también fracasaron en sus países de origen…”.

La señora Margarita Stolbizer, que también en este programa televisivo desplegó todo su arte para apoyar el “relato” de Solá y hacernos creer que tiene la solución del problema, pretende que nos olvidemos que fue ella misma quién respaldó personalmente y a través de su agrupación GEN, de manera incondicional, todas y cada una de las medidas erradas, absurdas y hasta malvadas que Arslanián y Solá tomaban desde el ejecutivo provincial, a pesar que día a día las crónicas policiales daban cuenta de la otra realidad absolutamente negativa.

“La policía no es la solución, es parte el problema”, argumentan los hipócritas que llevaron deliberadamente a la fuerza policial al lugar de desprestigio donde se encuentra. Es hora de que se vayan haciendo cargo!

Desde APROPOBA también recordamos aquel documento multipartidario y público, elaborado en una reunión, también pública, en el pasaje Dardo Rocha en diciembre de 2009 (que Apropoba publicó bajo el título “Reunión de Zorros, Gallina muerta”) que insólitamente denominaron “Acuerdo para una Seguridad Democrática” donde se pregonaba la misma cantinela que hoy expresan en televisión Solá y Stolbizer: “poner a la policía bajo el control de particulares”. Como si algo en nuestro país democrático no estuviese bajo control civil. Ningún organismo del Estado está hoy más controlado por civiles que la fuerza policial. Y nadie, en ninguna institución pública, su personal denuncia, investiga y pone a disposición de la justicia a miembros de su propio organismo como lo hace la policía. ¿No será que no se animan a confesar que lo que ellos quieren para comandar la policía son civiles abolicionistas y contemplativos con la delincuencia?.

Lo del Pasaje Dardo Rocha fue una reunión en la que se antepuso la maldita ideología al bien común. Como viene siendo costumbre en la última década. A esta mentada reunión concurrieron, entre otras personalidades, Martin Sabatella, Margarita Stolbizer, Felipe Solá, Marcelo Saín, Diputados opositores y kirchneristas, entidades de Derechos Humanos, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, ex ministros y funcionarios del área de seguridad, Jueces y Fiscales enrolados en la línea de pensamiento de Zaffaroni. Y como no podía ser de otra manera, contaron con la participación central en las disertaciones, del Dr. León Carlos Arslanián. Si, Arslanián, el mismo al que hoy, como una burla hacia toda la familia policial y a las familias bonaerenses que han perdido algún ser querido a manos de la delincuencia, el gobierno lo convoca a inmiscuirse, de a poco, en las cuestiones de seguridad de nuestra provincia, como es la elección de autoridades de la futura Policía Judicial.

Estos mismos personajes  firmantes del acta “Acuerdo para una Seguridad Democrática” fueron quienes se opusieron tenazmente a la reedición del Código Contravencional, instrumento de gran utilidad para tomar e identificar al delincuente en el estado pre delictual; y son los que se opusieron y se oponen hoy a cualquier medida que le sea de utilidad a los uniformados para defender su vida y la de los vecinos, todo bajo el pretexto de posibles violaciones a los derechos humanos. Pero también frenaron en la Justicia el proyecto del ejecutivo provincial para limitar las excarcelaciones y salidas anticipadas de los delincuentes condenados.

¿Hasta cuándo vamos a seguir soportando en silencio “el relato bonaerense” sobre la inseguridad? Es hora que todos nos hagamos oír.

La inseguridad que hoy padecemos los bonaerenses y otras provincias donde compraron el experimento de Arslanián, lo debemos a estos personajes nefastos que destruyeron el aparato de seguridad publica provincial, encorsetaron a los uniformados hasta prácticamente anularlos, a la vez que dictaron leyes que beneficiaron a los criminales; Y ahora, para lavar sus propias culpas de esta tragedia, argumentan que todo es responsabilidad de la policía que se maneja libremente a su antojo, sin el control del Estado. Una infamia insoportable que forma parte del relato!!

No pretendemos señalar a quién hay que votar. Todos somos libres de elegir, pero sí tenemos muy bien en claro, y lo decimos, a quiénes jamás votaremos. Cualquiera sea el partido o agrupación en la que se incluyan. Ya sabemos de sobra que todas sus iniciativas en materia de seguridad estarán condicionadas por sus obsesiones de carácter ideológico y la evidente aversión que profesan hacia toda persona que viste uniforme, que los llevó a que practicaran con nosotros todo tipo de malos tratos, persecuciones, discriminaciones y hasta el despojo de nuestros dineros de carácter alimentario, por lo que hay miles de demandas judiciales iniciadas por las mujeres y hombres policías, a la espera de una justicia independiente.

23 de septiembre de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

__________________________________________________________________________

 

BUENAS NOTICIAS DE SERVICIOS SOCIALES - Modificación de normativa vigente que amplía beneficios

 

BUENAS NOTICIAS DE SERVICIOS SOCIALES…

 

“Por intermedio de la presente se hace saber a la totalidad del personal, en actividad, incluidos retirados y jubilados, que la Superintendencia de Servicios Sociales, mediante resolución de su Consejo Ejecutivo, ha introducido modificación en su normativa vigente, de manera tal que también podrán acceder a sus beneficios y prestaciones las parejas convivientes en aparente matrimonio con el afiliado o afiliada quienes podrán ser incorporados como familiar a cargo.

Las Delegaciones de toda la provincia ya se encuentran habilitadas para dar curso a las solicitudes que se presenten.”

De esta manera la Superintendencia de Servicios Sociales ha puesto fin a una vieja injusticia y discriminación, dando respuesta favorable a un esperado anhelo de no pocos efectivos.

Así como hemos expresado críticas, también debemos reconocer y saludar las buenas medidas tomadas por la Sra. Superintendente Comisaria General Regina Graciela ZONTA y restantes miembros que componen el Consejo Ejecutivo, que en esta cuestión han puesto a nuestra obra social a la altura de los tiempos que corren.

13 de septiembre de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

__________________________________________________________________________________

 

Estuve visitando amigos y camaradas en el Penal de Marcos Paz - CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Meditando  al regreso

 

Estuve  visitando amigos y camaradas en el Penal de Marcos Paz. Ya no es un lugar de detención  el pabellón en donde purgan sus “culpas políticas”.-

Se va asemejando a un geriátrico. Los que allí están promedian los 75 años ó más  de edad.

¡Han pasado treinta años! ¿Los Derechos Humanos  no son  para todos iguales?

Urge una solución política, y si no se encuentra es porque no se quiere! Ahí se entra en la arbitrariedad. En la negación a la franqueza y al compromiso de la  verdad histórica.-

Argentina debe cerrar heridas, no capítulos! Quienes me han leído desde siempre, saben de sobra, que jamás acepté la tortura y mucho menos la degradación del ser humano. En mis escritos he contado del valor de aquella juventud- de ambos lados-, que equivocada ó no, ofrendó su mayor tesoro, su vida por sus ideales.

Pero tampoco me caben dudas  que se “fogonea”, de forma interesada y mediática esta realidad. Y esto no nos permite  encarar la reconstrucción, que nos están pidiendo miles de jóvenes a quienes les adeudamos salud, educación, justicia, formación técnica y profesional.

Para que nunca más nuestra bendita tierra se manche con la sangre de un solo argentino.

No habrá paz, ni se tranquilizarán los espíritus si se sigue alimentando el odio.

Agote, 12/09/2013.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

Srio. Adj. APROPOBA

__________________________________________________________________________

                                                                                                       

SEÑOR MINISTRO DE SEGURIDAD: NO DESPERDICIEN LA OPORTUNIDAD… nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

SEÑOR MINISTRO DE SEGURIDAD: NO DESPERDICIEN LA OPORTUNIDAD…

 

Nadie pone en dudas la honestidad y buena voluntad del Sr. Ministro para intentar poner freno a esta verdadera orgía de robos y asesinatos que padecemos los bonaerenses a manos de una delincuencia agrandada por la sobreprotección del propio estado. Lo que nos preocupa en gran manera es la posibilidad de que una vez más, por seguir negando las verdaderas causas de este flagelo, se elaboren diagnósticos irreales o parciales que conduzcan a despilfarrar el enorme esfuerzo humano que se impondrá a los uniformados y el dinero público que se afectará.

En los últimos 15 años fueron muchos los planes delineados por supuestos expertos en seguridad. Salvo casos aislados de algún municipio y por tiempo acotado, en general todos fracasaron. La razón es simple: nunca les interesó verdaderamente el abordaje de este asunto de manera seria, como una cuestión de estado.

Como era de esperar luego del revés sufrido el 11 de agosto ppdo. y ahora que se avecinan las elecciones legislativas, a algunos dirigentes les invade la preocupación por la seguridad de los contribuyentes. Y es notable, y preocupante, comprobar a partir de la movilización de fuerzas de seguridad extrañas a la provincia y de algunas manifestaciones públicas de funcionarios del más alto nivel, cuanto desconocen del tema y como se alejan cada vez más de la posibilidad de hallar una solución verdadera para sus conciudadanos, a pesar de las mejores intenciones que seguramente los guía.

Desde nuestra Asociación Profesional de Policías de la Provincia de Bs As haremos nuestro aporte, absolutamente sincero. Y sería una verdadera pena que nuestra clase dirigente en general, en especial los hombres de la política, no adviertan la relación directa y determinante que las cuestiones a detallar tienen con el producto final del trabajo policial, que es la seguridad pública.

Estas líneas no pretenden imponerse como la verdad absoluta. Es apenas un intento por interpretar y trasmitir, de manera muy sintética, el sentir de muchos compañeros en actividad y retirados., para ser puestos a su consideración.

No vamos a reiterar ahora el verdadero desastre que significó para la seguridad pública la reforma, y las posteriores reformas de  las reformas, que los distintos gobiernos inspirados por León Arslanián hicieron de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Usted lo sabe perfectamente. Todos sabemos que fue destrucción y caos.

Consecuencia de aquella malformación e indisciplina fueron los hechos gravísimos como la masacre de Ramallo; la muerte de Kostequi y Santillán; el homicidio de un joven platense a bordo de un patrullero; el asesinato del abogado Cristian Vázquez y muchos episodios más, ocurridos desde que se puso en marcha la reforma en diciembre de 1997. Fue el mismo método ineficiente del Dr. Arslanián el promotor de episodios lamentables para una sociedad que se precie de civilizada, cual es procurar la justicia por mano propia, como suelen hacerlo vecinos descontrolados, insatisfechos de seguridad y de justicia; que linchan sospechosos, incendian sus casas o destruyen sus bienes ante la mirada imperturbable de los policías.

Ahora pretenden la creación de Policías Municipales. Por enésima vez reiteramos: Esta dispersión de policías, como es la Policía Municipal no es viable. No deberían adherir a semejante propuesta; simplemente porque no funciona ni funcionará en nuestra realidad argentina. No mientras en nuestro país la asignación de recursos, sean estos humanos, logísticos o presupuestarios –entre otras cosas-, se administre con la lógica de la politiquería barata y mezquina que tienen algunos como estilo de gobernar.

A nosotros también nos gustaría una policía municipal o comunal como en Alemania, si fuéramos un pueblo con la idiosincrasia del pueblo alemán, claro. O como en EE.UU., pero con una población como la norteamericana, con todos los derechos de esos policías y todas las obligaciones del estado para con ellos; además con los sueldos de aquellos servidores que hacen lo mismo que los de acá y con menos riesgo; porque en esos países, el uniformado no arriesga la vida hasta dos o tres veces con el mismo delincuente, en un solo año, como ocurre en nuestra provincia.

Por otra parte, la policía –como las demás organizaciones de nuestra sociedad- no tiene para sus necesidades una generación de hombres y mujeres extra planetarios. Venimos de la sociedad que tenemos, a mi juicio enferma, cuyos hijos no escapan a las influencias producto de los desequilibrios y desajustes sociales, económicos, políticos, éticos y de desarrollo que desde hace ya tantos años perturban nuestro país.

Entonces se me ocurre que sería prioritario empezar un cambio verdadero y sostenido a partir de otra área de la administración como es la educación básica y la educación secundaria; solo así podremos construir una sociedad sana, semillero de ciudadanos y dirigentes decentes. Solo entonces podremos pensar en policías comunales conducidas por dirigentes políticos locales, producto de ese tipo de sociedad, sana, exigente y responsable.

Mientras no se produzca un cambio sustancial en la sociedad toda, la fuerza policial, en nuestra opinión, debe ser una sola, extremadamente disciplinada y con una conducción estratégica centralizada a nivel provincial, como fue históricamente, con un óptimo rendimiento, a pesar de las serias filtraciones de corrupción que presenta –y presentó y presentará siempre-, claramente provocadas desde afuera de la organización. En este punto coincidimos que es urgente producir cambios drásticos, pero contando para ello con los propios miembros de la institución, que son la inmensa mayoría decentes, conocedores además de donde están cada uno de los problemas a solucionar. Luego elaborar una política de seguridad vigorosa y sustentable, extensamente debatida y consensuada también con los integrantes de la fuerza policial, quienes deberán llevarlas a la práctica. Como en los EEUU, se debería procurar siempre el apoyo de la fuerza para sus disposiciones, planes y procedimientos, antes de ponerlos en vigencia, porque imponer al policía procedimientos que no estén dispuestos a aprobar y aceptar, casi siempre da por resultado un fracaso. Partiendo de la premisa que “no existe policía eficiente que cueste poco...” La seguridad es de un alto costo, en todas partes del mundo.

Solamente se requiere voluntad política. El dinero existe. Solamente con la mitad de las pérdidas que registra Aerolíneas Argentinas se podría optimizar la institución policial en su conjunto y llevar a la práctica un plan de seguridad serio y sustentable en el tiempo. A lo que se podría sumar el dinero que las municipalidades están dispuestas a invertir en las propuestas policías municipales, que obviamente habría que descartar.

Una medida eficaz de prevención será atacar fuertemente a la logística del delincuente. El automóvil, el armamento y demás pertrechos, como la droga debe considerarse elementos necesarios para el delito. A tal fin debería legislarse urgentemente, por ejemplo:

“No podrá ser beneficiado con excarcelación, libertad anticipada ni reducción de condena, el convicto que para cometer el delito utilizare un automotor sustraído con el uso de armas, independientemente que haya sido no el autor del mismo”.

“No podrá ser beneficiado con excarcelación, libertad anticipada ni reducción de condena, el preso que al momento de cometer el delito portare o utilizare un arma de guerra, explosivos o pertrechos tipificados como de guerra (chalecos anti bala, blindajes, etc.)”

“No podrá ser beneficiado con excarcelación, libertad anticipada ni reducción de condena, el preso que al momento de cometer el delito hubiese estado, de cualquier manera, bajo los efectos de drogas” (Es sabido que muchos roban para drogarse, pero los delincuentes se drogan para robar, porque ello los hace más decididos, se animan a más y fundamentalmente se ponen más agresivos y más violentos)

“No podrá ser beneficiado con excarcelación, libertad anticipada ni reducción de pena, el condenado que para evitar su detención o lograr impunidad del delito perpetrado, cometiere atentado o resistencia a la autoridad contra integrantes de la fuerza pública, aún sin ocasionarle lesiones”.

También es imprescindible reorganizar la carrera policial. La misma se ha convertido en una competencia desigual, en la que no pocos acomodados y trepadores ascienden inmerecidamente. Los méritos producto del trabajo pasaron a ser secundarios. De esta manera, los buenos policías que son la mayoría, habitualmente sienten despreciado su esfuerzo y buena conducta, como así frustradas sus expectativas legítimas de asensos y progreso, por obra de los alcahuetes amigos del poder, consentidos por funcionarios mediocres a los que poco y nada les interesa, ni la vida de la institución ni la seguridad de los ciudadanos. El esmero por el trabajo, el afán de superación y el culto a la virtud que debe predominar en el personal, entró en un cono de sombras. 

En los discursos públicos se habla en abstracto de la inseguridad; de la profesionalización de los policías; de los medios logísticos; de que tienen que estar bien pagos; de la organización; de la conducción; de echar a los malos; etc. Etc.

Sin embargo anticipamos que la mejor profesionalización que imaginen; los mejores patrulleros y pertrechos; los mejores sueldos; los mejores planes operativos; la mejor política de seguridad que se pueda elaborar; el armamento más sofisticado que se les provea; todo, absolutamente todo servirá para nada  si se sigue ignorando las necesidades de los hombres y mujeres de carne y hueso que componen la fuerza. Es interminable la lista de necesidades e injusticias y abuso de poder contra los ciudadanos policías. Ni hablar de la discriminación salvaje, como por ejemplo frustrarle la carrera a quienes no habían terminado estudios secundarios.

Y a este respecto digo, sin temor a equivocarme, que se podría escribir varios libros sobre la decencia; la solidaridad; la lealtad con la sociedad; el sacrificio; el coraje; la capacidad para el trabajo policial y las acciones heroicas de muchos hombres y mujeres sin estudios secundarios que integraron o integran nuestra policía.

En cambio difícilmente se puedan llenar dos renglones con similares méritos los profesionales civiles que han incorporado a la policía como solución a todos los males.

A propósito, también vale la pena recordar que los peores asesinos; los más corruptos y traidores a la patria, que se sirvieron y se sirven del dinero del estado; que degradaron y degradan la calidad de vida de todos los argentinos, todos tienen estudios secundarios completos y hasta universitarios con currículos que deslumbran. Y no son policías, dicho esto con legítimo orgullo.

Los miembros de las policías de la provincia de Buenos Aires no tienen más nada que demostrar acerca de la lealtad con el compromiso asumido y la buena predisposición para el trabajo en beneficio de sus conciudadanos, como de la tolerancia demostrada ante la injusticia. Han hecho y hacen diariamente méritos suficientes para merecer el respeto de vecinos y dirigentes, como así la atención de sus necesidades por parte de las autoridades.

Las fuerzas policiales son esencialmente de la democracia. Es imposible profesar vocación policial sin vocación democrática. La policía es a la democracia y al estado de derecho como la rama al árbol. Velar por la vida, honra, bienes, derechos y garantías de los ciudadanos; contribuir al mantenimiento del orden público y la paz social, a riesgo de la propia vida es estar comprometido con la democracia, como pocos. Y como nadie, la policía es quién aporta sangre y dolor como contribución al sostenimiento del estado de derecho y la democracia, sin solemnes juramentos ni discursos grandilocuentes.

En el mundo actual, la fuerza policial es un elemento fundamental del estado. Decía el Dr. Gregorio Marañón, médico ensayista español hace más de medio siglo, que la eficacia global de un país se puede medir por la eficacia de su policía. Es más importante que el ejército, porque hay países que pueden vivir sin ejército, y ninguno puede vivir sin policía. Es más importante que las organizaciones legislativas y económicas, puesto que todas ellas pueden suspenderse durante un cierto tiempo, sin que el país sufra gravemente, a condición de que su policía se conserve intacta y políticamente aséptica.

Los trabajadores policías de la provincia de Buenos Aires tenemos una larga historia de padecimientos por violaciones de derechos civiles y laborales. Todos los gobiernos, en mayor o menor medida, han abusado del poder de distintas maneras. Dictaduras y democracias pareciera que han coincidido en la utilización inapropiada de la centenaria institución policial. De ella y de sus integrantes se han servido para sus chanchullos no pocos políticos y más de un general. Y muchos policías, de distintas formas, hemos colaborado, sea por acción o por omisión. Es hora de poner fin también a ello si es que pretendemos una policía íntegramente sana.

Hemos puesto nuestra cuota de sacrificio para la recuperación de la democracia; y quienes están hoy en actividad ponen todo el esfuerzo que humanamente es posible para su sostenimiento, junto al resto de los ciudadanos. Por lo tanto reivindicamos el lugar que nos corresponde en la gran mesa que la democracia ofrece a todos los sectores de la sociedad y de la que hoy somos injusta e ilegalmente discriminados.

La Asociación Profesional de Policías de la Provincia de Buenos Aires –APROPOBA- que agrupa a todo el universo policial, en actividad, retirados, jubilados y pensionados, reclamamos y vamos a continuar reclamando la personería gremial, para sumarnos a la gran tarea de reconstruir el sistema de seguridad pública; contribuyendo con información, ideas y proyectos tendientes a dar un servicio eficiente a la comunidad; a la vez velando por los intereses, derechos y garantías constitucionales y laborales de mujeres y hombres trabajadores de la policía de la provincia. Sin obediencia pasiva, para que no vuelvan a producirse las arbitrariedades y ultrajes que se vienen reiterando hasta hoy.

Decía José Ingenieros:”…la obediencia pasiva es domesticidad sin crítica y sin control, signo de sumisión; el cumplimento del deber implica entereza y valentía, cumpliéndolo mejor quien se sienta capaz  de imponer sus derechos…”

APROPOBA entiende que siempre hubo y habrá reformas indispensables que hacer en la Institución, pero que debe hacerse con los policías y no en contra de ellos. Que la optimización del servicio de seguridad no se logró ni se logrará con la enormes y muy costosa reforma estructural de la fuerza. Mucho menos maltratando a quienes expone sus vidas para llevar a la práctica los planes. La solución está al alcance de la mano. Es tiempo propicio para revertir el experimento nefasto de Duhalde-Sola-Arslanián y ponerse a trabajar en serio.

En cambio, si desde los sectores por demás conocidos de nuestra clase política se insiste en seguir haciendo leña de este árbol caído; o si se pretende continuar mirando la realidad solo con ojos electoralistas; haciendo seguridad contra la policía en vez de con la policía. Si se persiste en ocupar las energías del estado y de otras organizaciones, como la prensa, solamente para hablar de los malos policías, que lo hay, dejando a los buenos librados a su suerte, como carne para los buitres. Si la seguridad sigue construyéndose desde escritorios con brillantes técnicos universitarios, dueños de una oratoria envidiable, pero que nunca hablaron con un delincuente, ni secaron jamás las lágrimas de una mujer recién violada o no compartieron las largas noches con la familia de un secuestrado. Si siguen elaborando operativos a toda luz estériles, que solo sirven para malgastar dinero y cansar al personal; entonces la delincuencia seguirá ganando en las calles y se extenderá  hasta en los pueblos más apacibles, como ya lo han hecho en las ciudades del interior y en el Gran Buenos Aires. Y se repetirán las puebladas con gente enardecida reclamando en el lugar equivocado, y seguirán cambiando jefes policiales inútilmente, y se verán obligados a seguir mintiendo, hasta que la realidad se imponga por sí sola y arrase con todos.

Dios ilumine a señor Ministro para que con su designación llegue también un poco de sentido común, para el tratamiento de esta cuestión de la seguridad y algo más de democracia republicana para que a los trabajadores policías también le sean respetados sus derechos y garantías constitucionales. Que usted pueda reconstruir la institución dañada y la necesaria buena relación policía-comunidad.

10 de septiembre de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (r a)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

_______________________________________________________________________________________

 

NUEVO MINISTRO DE SEGURIDAD, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

NUEVO MINISTRO DE SEGURIDAD: UNA LUZ DE ESPERANZA!!!

 

Hace una horas apenas, terminamos de enterarnos por los medios de la reestructuración del Ministerio de Seguridad y la designación como nuevo Ministro al actual Intendente de Ezeiza Sr. ALEJANDRO GRANADOS…

De la mima manera y con la misma honestidad que hemos sido críticos en materia de seguridad con el gobernador Daniel Scioli, hoy debemos decir que la flamante designación es una luz de esperanza, que con el correr de los días venideros podremos comprobar  si fue o no una falsa expectativa. Mi opinión está fundada en mi propia experiencia en tiempos que tuve la oportunidad de conocer al Sr. Granados.

Mi último destino antes de mi retiro fue la Comisaría Ezeiza 2da (Tristán Suárez). Desde aquellos tiempos, el Intendente supo compenetrarse de las necesidades y problemática policial puertas adentro de la Comisaría, ponerse codo a codo “CON” los policías –no contra los policías- y juntos ponerle el pecho a los problemas.  Un hombre siempre dispuesto a acudir en ayuda ante necesidades de logística y también en casos de necesidades del personal. Su trato fue amigable con los uniformados, sin menoscabo de su autoridad y sin dejar de ser exigente con el trabajo. El resultado de aquellos tiempos fue que el partido de Ezeiza lucía un índice delictivo menor a todos los partidos que comprendían la antigua Unidad Regional Almirante Brown.

Si el Sr. ALEJANDRO GRANADOS no ha cambiado mucho, sospecho que un nuevo tiempo se va a inaugurar en materia de seguridad. Creo que tendremos un Ministro al que los policías podrán acudir a plantear ideas, propuestas de trabajo y también sus necesidades, y ser escuchados.

Ojalá que en poco tiempo tengamos que aplaudir efusivamente esta designación.

06 de septiembre de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

_______________________________________________________________

 

La seguridad en la provincia de Buenos Aires - CARLOS MASSACANE

 

LA SEGURIDAD EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

Cuadro de situación: En llamas!!!

 

Probable evolución: Agravándose irremediablemente!!!

 

Medidas políticas tomadas: Desdoblamiento de los Ministerios de Justicia y Seguridad.

 

Resultados: Más troncos al fuego!!!

 

Agote, 06/09/2013.

                                                                                 

Carlos Roberto Massacane

Srio. Adj. APROPOBA

 ________________________________________________________________________________

 

ENTRE LA DESESPERACIÓN Y EL RIDÍCULO, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

ENTRE LA DESESPERACIÓN  Y EL RIDÍCULO…

 

Quienes son lectores habituales de nuestra página, entre los que se cuentan las autoridades del gobierno, de quienes sabemos que diariamente echan una ojeada y toman nota de lo que aparece en APROPOBA, no podrán negar  de nuestras advertencias en cuanto a la creciente inseguridad; de las denuncias públicas que hemos hecho de situaciones que tienen que ver con las condiciones laborales de los policías, como con los elementos logísticos y equipamiento imprescindible para la difícil misión de hacer cumplir la Ley, en fin, de nuestras prédicas que durante los últimos doce años hemos propalado desde nuestra Asociación Profesional con la leal y sana intención de hacer aportes para la solución.

En el transcurso del actual gobierno provincial hemos advertido algunas acciones para llevar a la práctica cambios o modificaciones propuestas por APROPOBA, lamentablemente siempre incompletas  o mal instrumentadas como ya es conocido por todos. Los gobernantes constantemente dieron la sensación de que era más importante y prioritario sostener la ideología de unos poco encumbrados que optimizar la seguridad pública, a pesar que el costo de ese sostenimiento fuera condenar a la muerte, por abandono, a miles de ciudadanos, civiles y uniformados. Aún con la sociedad desesperada en las calles, clamando por políticas de seguridad; aún con las familias llorando por las vidas perdidas o implorando por miedo a perderla, nuestros gobernantes prefirieron priorizar la ideología de los Bonafini y Schoklender que se quedaron con los sueños compartidos de la gente, y de los Verbitsky, que asesinaron a miles de argentinos y hoy se presentan como custodios de los derechos humanos de unos pocos…

Desgraciadamente, con gran pesar y bronca, debemos decir que nunca hicieron nada serio para cambiar la cruda realidad. Estuvieron todo el tiempo como obsesionados y encarnizados en lo que pareció ser el único objetivo: maltratar a los policías, negarles derechos, acotarles atribuciones, retirarles el armamento para su defensa, hambrearlos con sueldos miserables, desatender sus necesidades humanas, hasta hacer añicos sus vocaciones. Esa legión de mujeres y hombres, humildes todos, que eran poseedores de una vocación increíble, casi inexplicable, para desempeñar con osadía y entusiasmo tan difícil como riesgosa tarea social, parte de ellos se están convirtiendo  obligadamente en un ejército de burócratas  ministeriales  a los que solo les preocupa acumular días en sus legajos para una segura jubilación o retiro. “Hacer la plancha” y “mirar para otro lado” parece ser la consigna general que trasuntan las leyes y disposiciones que viene emitiendo el poder, desde los tiempos de otro de los responsables de esta tragedia, el ex gobernador Felipe Solá.

¿Qué otra cosa sino puede pensar un policía, al que el propio gobierno le retira parte del armamento, no le provee balas, no recibe suficiente entrenamiento en tiro, lo desprotege jurídicamente, no recibe atención adecuada si es herido, no le pagan en tales casos lo que le corresponde, en sus adicionales gana menos que una empleada doméstica, y su sueldo es la mitad que un camarada de la Policía Metropolitana, no tiene descanso, y si se equivoca va preso, o al cementerio..?

Otra parte de los uniformados, a pesar de todo, aún siguen con un esfuerzo sobrehumano, en inferioridad de condiciones, tratando de cumplir lo mejor  posible, aunque nadie, ni del poder, ni de la prensa ni de la sociedad les reconoce su labor. Un tercer sector de los uniformados, en cantidad que ronda un tercio del total de la fuerza, se encuentra desafectado con licencia médica psiquiátrica, dato que el gobierno se empeña en ocultar. No es casualidad tampoco el éxodo de buenos policías de la provincia hacia la Policía Metropolitana, donde son mejor remunerados y fundamentalmente mejor tratados.

Tuvo que llegar el día 11 de agosto, fecha en que el pueblo harto de mentiras y promesas incumplidas se puso de pie, ejerció su soberanía de manera impiadosa y perentoria. Los poderosos que durante muchos años desoyeron el clamor de la gente, los arrogantes que siempre subestimaron los reclamos y advertencias de los profesionales de la seguridad, los que se consideraban infalibles, entraron en pánico al conocerse el resultado de las urnas. En estampida, como ganado asustado, salieron a la calle a reconocer públicamente las falencias de la gestión, tanto tiempo negadas, entre ellas obviamente la inseguridad. Los invadió la desesperación ante la posibilidad cierta de perder el poder, poniéndolos en evidencia que para ellos esta amenaza es mucho más grave, más importante, que la seguridad y la vida del resto de la ciudadanía.

Además de inescrupulosos demuestran ser ridículos, dan vergüenza…!

Después de haber desguazado y vaciado a la fuerza policial del primer estado argentino abandonado a la población al albedrío de una delincuencia criminal agrandada y cada vez más violenta por la sobreprotección del propio Estado, cuando están a punto de ahogarse sepultados por los votos, como últimos manotazos pretenden inundar las calles con personal de Gendarmería y Prefectura, en un operativo mentiroso, efectista y transitorio, tan breve como el tiempo que resta hasta las elecciones legislativas. Nos quieren hacer creer que esta es la solución. Juntaron a miles de gendarmes traídos hasta desde los lugares más remotos del país y serán reemplazados por tropas del Ejército. Desarraigados de sus pueblos y familias, los hacinarán en albergues transitorios, mal dormidos y mal alimentados, gastarán 268 millones de pesos en un parche que aguantará pocos meses. Un esfuerzo humano estéril y un gasto inútil, a menos que semejante movilización tenga otros fines no confesados.

Otros, dispuestos a seguir metiendo la mano en el presupuesto sin miramientos, reflotan el sueño de no pocos intendentes de tener una policía propia, servil a su partido político y manejada obviamente por sus punteros, como ya se ha podido advertir en algunas policías comunales del interior bonaerense, donde el personal subalterno prefiere llevarse bien con los funcionarios municipales, con quienes pueden intercambiar algún que otro favor, antes que con sus superiores responsables del servicio.

Se resisten a reconocer las causas de la inseguridad ya endémica en nuestra provincia. No es que no lo sepan. Deliberadamente elaboran diagnósticos falsos y han gastado enormes sumas de dinero público en campañas, con operaciones de prensa incluidas, para desarmar moralmente a la fuerza policial y convencer a la población de sus mentiras. Desde nuestra Asociación Profesional ya lo hemos denunciado hasta el hartazgo y por lo tanto no lo vamos a repetir ahora.

Un solo dato de la realidad vamos a reiterar: La caída de los niveles de seguridad en nuestra provincia se inició a partir del año 1998, coincidente con las mal llamadas “reformas” de la Policía y las reformas del procedimiento penal. Ello significó un quiebre del que la provincia nunca se pudo recuperar. .

Lo paradójico y grotesco es que ahora, nuestros gobernantes, para que les saquen las papas del fuego recurren a fuerzas que conservan sus disciplinadas, eficientes y tradicionales estructuras militarizadas, como lo era nuestra Policía antes de ser desguazada, precisamente con el pretexto de que era una institución de estructura vertical, militarizada… 

Septiembre 5 de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

___________________________________________________________________________________

 

La verdad y la mentira de la democracia, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

La verdad y la mentira en esta democracia

 

La verdad duele cuando se la utiliza para avalar una mentira. Y aquí se la ha manipulado para consolidar  la defraudación, que en nombre de la política hiciera uso esta jauría de incapaces, que nos viene engañando desde hace  10 años.

Dice el diario La Nación- (domingo 21/07/2013)-,”Cada 40 horas matan a una persona  en la ciudad y el conurbano para robarle”. Esta situación de total entrega a la violencia desmadrada, de que es víctima la sociedad toda, es producto de lo que supieron conseguir en esta “década ganada”.

Esta “década ganada” nos deja como producto, la falta de capacidad de quienes teniendo la obligación de tomar las decisiones políticas, ajustadas a derecho, jamás lo hicieron. En razón de privilegiar sus espurios intereses, y así conseguir el favor de  votantes esclavos de planes de punteros políticos, procesados, penados y enfermos de todos males e incapaces de todo valor moral y ético.

Estos  desatinados dirigentes tendrán el desprecio y cargarán de por vida la cruz de tanta desnutrición de miles de niños, de la ignorancia y la miseria de  muchos jóvenes que viven sin la mínima posibilidad de la inserción social, de la que tanto ellos hablan.

Cargarán con la culpa de haber hecho trizas las Instituciones de la Nación, de las vocaciones, de las esperanzas de millones de hombres y mujeres de esta Patria amada por su PUEBLO y robada por un centenar de extraviados.

En fin…, nos queda  Octubre. A pensar el voto con responsabilidad y patriotismo, por nosotros, por nuestros hijos y por los que vienen.

Desde el lugar de siempre.

14/08/2013.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

______________________________________________________________________________________

 

Que lo parió con las PASO! - Opinión de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

¡Que lo parió con las PASO!

 

Afirmado en mi banqueta de totora, palanqueo el cimarrón y me dispongo a observar la paleta de colores –imposible de reproducir-, que me regala Febo, en cada amanecer, aquí en Agote.

Y mientras pasa el tiempo, patrón de todas las verdades, pienso en el pueblo que con su voto le vuelve a dar un cheque de confianza a los hombres políticos, que ejercen con pasión su vocación.

Y es en el análisis simple donde saltan sin pretextos los nombres de los que saben honrar la vida con sus palabras y sus hechos. Ejemplo de lo que aquí digo y me hago cargo; GUILLERMO BRITOS, aumentó su caudal de confianza en Chivilcoy, obteniendo una muy buena elección.

No le fue tan bien al señor De Narváez en la Provincia. Sera por eso de que “los tientos se cortan por lo más delgado”, cuando de palabras a cumplir se trata.

O tal vez debería releer la editorial de APROPOBA de fecha 28 de julio pasado. La confianza y la libertad son dos valores, que una vez perdidos no tienen regreso.

Los pueblos tienen memoria.

Desde el lugar de siempre.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

(*) Editorial Apropoba - PORQUE SI Y PORQUE NO (28-07-13)

_______________________________________________________________________________

 

LOS PUERTOS Y LA DROGA, por el Crio. Gral. (ra) NORBERTO LOPEZ CAMELO

 

Los puertos y la droga

(El Ojo Digital 10 de Julio de 2013 - NARCOTRAFICO: NORBERTO LOPEZ CAMELO)

      

Que la Argentina es plataforma de salida de drogas hacia el exterior, no es ninguna novedad. El informe anual de la United Nations Office on Drugs and Crime -UNODC, dependiente de Naciones Unidas- califica al país como tercer "exportador" de cocaína en Latinoamérica, después de Brasil y Colombia. Desde el reciente "hallazgo" en una planta de cargamento de langostinos en Puerto Madryn (procedente de Mar del Plata), donde se disimulaban 110 kilos de la preciada sustancia blanca lista para salir a España, se reavivan viejos fantasmas.

El envío de  drogas a través de los puertos del  país no es, decíamos, nada novedoso; se trata de una metodología que viene siendo empleada desde hace muchos años, pero que parece escapar a todo control.

El puerto de Mar del Plata, por ejemplo, carece del calado suficiente como para que operen barcos de ultramar, pero algunas plantas de procesamiento, envasado, congelado o transporte de pescado, se han visto envueltas en resonantes casos de tráfico de estupefacientes hacia el exterior.  

Las terminales portuarias y su entorno siempre han atraído la atención del narcotráfico, dada la vulnerabilidad que hace a los controles, la utilización del pescado como soporte de la introducción de cocaína en los cargamentos, y -en ocasiones- como vía de salida en el caso de puertos profundos.

Antecedentes de tráfico en el Puerto de Mar del Plata

Operación Anchoas. A mediados del año 1987, ciudadanos argentinos y españoles enviaron 50 kg de cocaína en latas de anchoas desde el Puerto de Mar del Plata al Puerto de Filadelfia. Bajo el mismo "modus operandi", el esquema se repitió a principios de 1988, con 200 kg más. Finalmente, el 7 de setiembre de ese año, arribaba un cargamento de 1.117 kg de cocaína en el barco Democracy, propiedad es esa misma banda de narcotraficantes, pero las autoridades estadounidenses ya lo estaban esperando, interceptaron la carga y efectuaron detenciones.

Operación Langostino. En julio de 1988, fue interceptado un cargamento de langostinos en la localidad de Avellaneda; el contenido dio como resultado un total de 585 kg de cocaína originarios de plantas de Mar del Plata, y su destino final era Estados Unidos. La mercancía había sido desplazada por vía terrestre hacia el Gran Buenos Aires. La banda se componía de ciudadanos argentinos y de un ciudadano colombiano.

Operación Pez Blanco. En junio de 2005, 520 kg de cocaína disimulados en merluza fueron secuestrados en el Puerto de Amberes, Bélgica, en tránsito hacia Hungría. La carga había sido preparada en el Puerto de Mar del Plata, habiendo partido desde allí, y despachadas por dos firmas portuarias: Plancton y Ardapez, ésta última siendo la responsable del permiso de exportación correspondiente. En el caso, fueron imputados un delegado gremial y dos empresarios pesqueros.

Operación Merluza Blanca. En dos procedimientos del año 2006, se dio con el paradero de 203 kg de cocaína, en un depósito fiscal de Villa Lugano -tenía a Valencia, España por destino-; 330 kg se hallaron en el Puerto de Buenos Aires. La sustancia había sido camuflada como parte de un envío de merluza. Tres ciudadanos marplatenses fueron imputados por la justicia como responsables.

Los fantasmas se reavivan

El 10 de junio pasado, en dependencias de la planta 'Poseidón' de Puerto Madryn, fueron encontrados 'por casualidad' 110 kg de cocaína en un cargamento de langostinos procedente de Mar del Plata, y que había sido transportado en camión. El destino -nuevamente- era España. Al día de la fecha, no se conocen detenidos por el caso, aunque el comentario es que existiría una orden de detención contra dos empresarios españoles, que habrían sido los responsables de despachar el pescado.

Tampoco representará novedad apuntar que las medidas de control a implementarse para las mercaderías en la Argentina, brillan por su ausencia. La carencia de controles conduce a una impunidad absoluta, en donde cualquier material puede ser movilizado fuera de nuestras fronteras. Si no es debido a una investigación concreta o por obra de la casualidad, lo que está para salir, sale; sin más. Un vehículo puede ingresar a cualquier puerto y abandonar el perímetro con su carga; con toda probabilidad, nadie preguntará al conductor qué lleva. Aún cuando se sepa de la presencia de Aduana y SENASA.

El caso de Puerto Madryn nos invita a presenciar una confusa trama: la planta de "Poseidón" ha resultado ser propiedad de un ex estibador quien, además, posee otras firmas pesqueras. Muchos todavía se preguntan cuál es el origen del dinero que convirtió a este hombre en un empresario.

La Auditoría General de la Nación acaba de hacer público los graves inconvenientes en los puertos de Buenos Aires, Campana y San Lorenzo. Del relevamiento surge que ninguna de las terminales cuenta con escáneres cuyo software permita diferenciar entre elementos orgánicos de inorgánicos. Es decir, que los dispositivos no son aptos para detectar cocaína. Mientras tant,o el pescado sigue siendo el socio ideal para mimetizar droga y trasladarla al exterior. En los puertos, todos conocen la metodología, pero los controles siguen siendo burlados.

En julio de 2012, el ex Canciller Rafel Bielsa, en su carácter de Presidente de la Comisión Interamericana contra el Abuso de Drogas (CICAD, órgano de OEA) inauguró en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una reunión hemisférica de expertos en narcotráfico marítimo. Al momento, los resultados de aquel encuentro son imposibles de encontrar, aunque los lectores recordarán que, a poco de asumir Su Santidad Francisco I, Bielsa renunció a SEDRONAR, y esta subsecretaría todavía se encuentra acéfala.

La anomia que se ha apoderado de nosotros continúa sumergiéndonos en el desconcierto y garantizando "menores riesgos" a narcos propios y extraños, para sus operaciones físicas y financieras. El pronóstico lo dice muy claro: "Mal tiempo y tormentas". Pero -como siempre- la política está distraída y no parece escuchar.

* El autor es ex superintendente de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas (Provincia de Buenos Aires, desde diciembre 2007 hasta diciembre 2009). Comisario General (RA)

_____________________________________________________________________________________

 

La Argentina, tercero entre los países de los que más sale cocaína

Comentario del Crio. Gral. (ra) NORBERTO LOPEZ CAMELO, sobre un artículo aparecido en La Nación de la fecha

 

La Argentina, tercero entre los países de los que sale más cocaína. La Nación 27/JUN2013

 

Se conoció parte del contenido del informe 2013 de la ONU sobre drogas en su reunión de Viena. Viene a consideración algunos aspectos que a veces pasan desapercibidos para el ciudadano común.

"El avance del narcotráfico en la Argentina quedó ratificado ayer en el informe anual de las Naciones Unidas sobre drogas, que ubicó al país como el tercer puerto proveedor mundial de cocaína, detrás de Brasil y Colombia..."

"...El análisis de las incautaciones durante 2011 muestra también una alerta de la ONU sobre la falta de información oficial por parte de la Argentina respecto de los secuestros de drogas..."

"... La Argentina no provee datos: Mientras eso ocurre, en la oficina de las Naciones Unidas que analiza el escenario mundial de drogas se dejó consignada la falta de datos argentinos..."

"...En esas tablas de comparación entre naciones se señaló la ausencia de información oficial para 2011, por lo que se tomaron en cuenta cifras parciales para establecer el secuestro de 4,4 toneladas. En 2010 sucedió una similar falta de datos completos, que llevó a la ONU a sostener que en ese año los decomisos llegaron a 7237 kilogramos. Diferente fue la situación en 2009, cuando el gobierno nacional envió a la ONU la información sobre la captura de 12.643 kilogramos de cocaína. Fue el año récord. Se dejó luego de colaborar con el informe anual internacional..."

"...Por entonces la Casa Rosada manifestaba su molestia por las publicaciones periodísticas sobre el constante aumento en los secuestros de droga en la Argentina. La evaluación oficial marcó que, lejos de ser un hecho a destacar, una mayor captura de cocaína apuntaba a un incremento del tránsito. La primera medida fue prohibir a las fuerzas de seguridad la difusión de sus estadísticas. A partir de ese momento, el periodismo se apoyó en los datos que la ONU revelaba anualmente tras recibir la información argentina. Y se cerró también esa fuente de información pública..."

Diario La Nación 27/6/13

Con este comentario quiero destacar la actuación de las fuerzas de seguridad, en especial a la de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, por su enorme aporte a las incautaciones de drogas que hicieron que el año 2009 fuera "record" para nuestro país pese a la falta de políticas de Estado en este sentido, y así lo reconociera el informe de la ONU.

27-06-13.

 

Norberto López Camelo

Crio. Gral. (RA)

Ex Sup. de Inv. del Tráfico de Drogas Ilícitas

____________________________________________________________________________________

 

LA VERGUENZA DE RODILLAS, nota del Crio. Gral. (ra) NORBERTO LOPEZ CAMELO

 

LA VERGÜENZA DE RODILLAS

 

La violencia, en sus más variadas manifestaciones se ha instalado en la sociedad de tal forma que, no sólo no parece tener solución a corto plazo, dando toda la impresión que nos estamos acostumbrando a vivir con ella.

Decir que hay zonas liberadas, soslayando una vez más la responsabilidad en las policías, no es más que una paradoja de quinta, cuando todo nuestro país parece liberado al delito, al influjo de un pseudo garantismo que nos deja indefensos y nos condena a salir todos los días de nuestras casas en alerta máxima.

La noticia apareció casi perdida. El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Necochea declaró “Inconstitucional” la condena a prisión perpetua. Y rechazó esa pena para los tres acusados de asesinato, porque es “cruel, inhumana y degradante”, como si la muerte del joven Máximo Matías Rodriguez Ajargo en manos de esos tres delincuentes, no hubiese sido “cruel, inhumana y degradante”.

No pude menos que recordar el libro “Ausencia Perpetua”, escrito por Diana Cohen Agrest, quien fundamentaba su pedido de pena “perpetua” para quien mató a Ezequiel Agrest, porque “perpetua” iba a ser la ausencia de su hijo.

Esta corriente jurídico progresista, representada esta vez por el TOC 1 de Necochea, vuelve a exhibir un discurso que encubre la arbitraria aplicación de las leyes, para ausencia de castigo a los delitos más graves. Al decir de un prestigioso Fiscal de La Plata que está en las antípodas de estos criterios, al preguntársele sobre el “abolicionismo”, respondió: “Nefasta ideología que nubla la mente de ciertos juristas y transforma al criminal en víctima".

Parece que se ha perdido el rumbo del Derecho y es imperioso que la propia Justicia lo encuentre porque esta historia no es solo de la familia del jóven Rodriguez Ajargo o de la familia Agrest, sino  de miles de enlutados que lloran a los miles de silenciados, condenados a una “ausencia perpetua” por manos asesinas y por sentencias impunes, a contramano del valor de la dignidad humana.

El universo del delito y su progresista sistema de reproche penal, es una perversa inmensidad hecha de ausencia. Las víctimas no están casi en ninguna parte y la capacidad de avergonzarse parece hoy derrotada.

Señores jueces del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Necochea, se ven ustedes como seres reales, pero quizá sean sus propios y engañosos espejismos.

         21-06-13.     

 

Norberto López Camelo

Crio. Gral. (RA)

_______________________________________________________________________________________

 

Muerte del hincha: Otra cara de la tragedia, nota del Crio. Inspector (ra) EDUARDO MOLTEDO

 

Muerte del hincha: Otra cara de la tragedia

 

No haré ningún juicio de valor con respecto al hecho ocurrido en el estadio de La Plata, donde falleció un simpatizante del club Lanús. La responsabilidad penal es personal e intransferible y el Código de Procedimiento Penal marca el camino a seguir ante la comisión de un delito. Sólo transcribiré un párrafo del editorial que suscribió el comisatrio inspector Miguel Reynoso, el secretario general de Apropoba, que es el sindicato del cual los policías de la provincia de Buenos Aires estamos esperando su reconocimiento desde el año 2001 en que se inició el respectivo trámite administrativo. De sus dichos se desprende la responsabilidad tanto del ministro de Seguridad, Roberto Casal, como de las máximas autoridades policiales, que poco hacen en bien de su personal., pero que ocurrido el evento, se limpian sus “partes” con las jerarquías más bajas, que son las que siempre ponen el pecho a las balas y que como pecado grave siempre se recurre a imputarles “la manga de una pizza”. Dijo Reynoso:

“El ministro Casal tambien deberia saber que los tres compañeros que ahora se encuentran detenidos pertenecen al destacamento de infanteria Mar del Plata, donde para cubrir esos servicios se afectó a la totalidad del personal masculino, quedando la guardia al cuidado de las mujeres. Por lo tanto muchos venian ya de 24 horas de servicio y otro de horas Cores -recargo de servicio- o adicional; que partieron a las doce de la noche del sábado en un micro contratado, por supuesto con toda la carga del equipo correspondiente y arribaron a Avellaneda a la madrugada siendo apostados frente a la municipalidad de esa ciudad a las 9:00 del domingo al parecer por temor a algun ataque. En ese puesto permanecieron hasta las 3:00 de la madrugada del lunes, en que fueron retirados, servicio que se cubrió con un pago adicional de $190 por 16 horas de plantón, de los cuales algún avivado les descontó cien pesos por un sandwich transparente. Desde alli fueron transportados al cuartel central de La Plata donde pudieron descansar algunas hora y bañarse con agua fría para entrar al servicio de la cancha platense a las 13:00 del lunes, pudiendo regresar a Mar del Plata los que no quedaron presos en la mañana del martes para entrar nuevamente en servicio”.

En mi calidad de policía retirado aportaría una idea revolucionaria. a éste personal, cuyas condiciones laborales, lindan con el sistema de esclavitud de siglos pasados, les colocaria un plumero en el ano para que mientras realizan todas las tareas que el escrito menciona, limpien la mugre de las calles. Y si quieren conocer los permenores de la vida del trabajador policial, pueden ingresar a www.apropoba.com.ar, página de acceso público.

16-06-13.

 

Eduardo Moltedo, Comisario inspector (RA) vecino de Lanús

(publicado en www.ladefensadigital.com.ar)

_____________________________________________________________________

 

Y LA BOSTA SIGUE SUBIENDO... Nota de JESUS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

Y LA BOSTA SIGUE SUBIENDO…

 

Un hecho muy grave se ha registrado en el transcurso del último fin de semana, que se suman a los miles registrados en los últimos diez años, o un poco más. La muerte lamentable de un “barrabrava” en pleno accionar violento contra la fuerza del orden, con un policía injustamente detenido. Un episodio más que corrobora el estado de crisis terminal en que se encuentra la seguridad en todo el país, aunque con mayor resonancia en la ciudad autónoma de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense.

Sería tedioso repetir lo que ya todo el mundo sabe y dice. Que estamos padeciendo las consecuencias de más de una década siniestra, en la que la dirigencia política gobernante, apoyados en muchos casos por el arco opositor, por cuestiones puramente ideológicas, se dedicó a demoler eficientemente todo el sistema de seguridad pública en el país, con epicentro en la provincia de Buenos Aires donde las consecuencias son realmente dantescas. Desde APROPOBA lo hemos dicho hasta el cansancio. La fuerza policial ha sido desguazada y sus miembros maltratados hasta hoy, con sus atribuciones acotadas a tal extremo que la capacidad operativa de la fuerza para ejercer la prevención del delito es prácticamente nula, o mínima.

El incidente en el estadio Único de La Plata es una síntesis del panorama. Desborde de delincuencia y violencia-impunidad-policías indefensos. Los denominados barrabravas son una modalidad de delincuencia. No son otra cosa que una banda asociada ilícitamente para cometer variedad de delitos, que van desde la extorsión a jugadores, árbitros y dirigentes, amenazas, lesiones entre distintos bandos, atentados reiterados a la autoridad y muchas veces lesiones a esa autoridad, daños de todo tipo, a estadios, comercios y automóviles de las adyacencias, consumo y tráfico de drogas que se vende en las tribunas y entre los mismos “barras”. No es novedad que en la mayoría de los casos gozan de la protección de los directivos de clubes y a veces hasta de los dirigentes políticos locales y de otros niveles superiores. De tal manera que los policías son, realmente, el jamón del sándwich. La prensa futbolera cuida su imagen, pero todo policía que “padece” y quienes  “padecimos” destinos con estadio de futbol en la jurisdicción sabemos la verdad: que los periodistas en los estadios son condescendientes con los clubes, cuyos dirigentes los colman de atenciones. Que cuando se producen desmanes graves siempre le cargan las tintas al accionar policial para que la AFA no sancione al Club ni a sus dirigentes. Y que además le temen a los “barras”.

En este contexto, estas bandas llamadas “barrabravas”, agrandados por la segura impunidad que gozan, durante los noventa minutos del partido insultan y agreden todo el tiempo, con proyectiles y hasta con saliva, a los uniformados. Es habitual que un grupo de inadaptados de pronto “arrinconen” a un policía o a algún grupo de policías, los agredan, los insulten, lo escupan, y lo sometan a todo tipo de escarnio. Para que se defienda de tales ataques, para que no se deje golpear ni matar, el Estado Provincial le ha entregado a los policías municiones anti tumultos, “postas de goma” como se dice comúnmente, porque se ha determinado científicamente que esa munición no es letal. Mientras no se dispare a la cara, no mata. Nunca mató.

En este caso, el policía estaba en legal y legítimo ejercicio de su función, procurando repeler y contener el ataque de un grupo de estas bandas de forajidos, acorralado y en inferioridad numérica, utilizó para ello el arma y municiones que le proveyó el Ministro de Seguridad como apta para estos casos; como pudo disparó –o tal vez se le escapó el tiro- sin apuntar a la cara del agresor, quién a pesar de ello y contra todo calculo fallece.

Preguntas: ¿Qué responsabilidad se le puede achacar al uniformado? ¿Qué se esperaba que haga el policía en esas circunstancias? ¿Qué se deje linchar, apalear o matar?

Sin embargo ese policía, que había sido traído desde Mar del Plata para ese servicio, que había viajado toda la noche, que estaba sin dormir, mal alimentado y por una paga miserable, por haber actuado como correspondía en tal lugar y circunstancia, termina siendo el chivo expiatorio de ese mar de bosta que el gobierno tiene por sistema de seguridad, y que cada día sube un poco más. Los hipócritas  metieron preso al uniformado. Ni el Ministro Casal, que tuvo un desempeño deplorable merecedor del mayor repudio, ni el Fiscal interviniente, y a esta altura ni el Juez de Garantías tienen una pizca de vergüenza. Si ese sufrido policía no recupera rápidamente la libertad y es sobreseído como corresponde, auguramos un difícil futuro para los torneos de fútbol. Bregaremos para que ningún policía cubra en adelante los malditos servicios de cancha.

El servicio de Policía Adicional es voluntario. Lo dice expresamente la misma ley. Por lo tanto sugerimos a todos nuestros camaradas a no prestarse más al juego perverso de la dirigencia futbolística, de la dirigencia política, ni de la prensa hipócrita. Tampoco hacérsela fácil a ciertos jefes policiales pusilánimes y trepadores, incapaces por debilidad moral de alzar la voz en defensa de sus subalternos; los mismos que sin titubear firman o avalan ordenes arbitrarias que mortifican innecesariamente a los subalternos, como es el caso del personal de Infantería Mar del Plata, que se los hizo viajar 800 kilómetros en colectivo, se los tuvo de parada en la Municipalidad de Avellaneda, y luego sin dormir, sin asearse y mal alimentados, se los llevó al estadio de fútbol en La Plata, donde todos los fines de semana la bosta nos sube hasta la nariz, para que todos los resentidos sociales que van a la cancha a descarguen sus broncas. Y para que estas bandas de delincuentes llamados “barrabravas”, justifiquen su existencia causando desmanes que terminan en batallas campales contra los uniformados.

13 de junio de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com

_____________________________________________________________________________________

 

Sobre los hechos en el estadio de fútbol de La Plata

Opinión del Asesor legal de APROPOBA, Crio. Insp. (ra) Dr. JUAN MANUEL FERRA

 

Señor Secretario General Dn Miguel Angel Reynoso:

 

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en mi condición de Asesor Legal de APROPOBA, con la finalidad de llevar a su conocimiento que en la jornada de ayer el suscripto fue consultado por personal policial en relación a los desgraciados hechos sucedidos en el Estadio Unico de la Ciudad de La Plata, que terminaron con el fallecimiento de una persona y la detención de tres efectivos policiales. El requerimiento efectuado transitó por detalles sustanciales de como sucedieron los hechos, informándose que el personal policial detenido debió actuar en sentido de último recurso al haber quedado acorralados contra una pared frente a una multitud totalmente descontrolada que, previamente había logrado desmembrar el grupo de infantería que cumplía funciones de prevención y contención de quienes se manifestaban como simpatizantes del Club Atlético Lanús. Esta inferioridad numérica habría sido determinante del avance hordístico que ponía en riesgo cierto la integridad física del personal policial.

Es por lo expuesto que corresponderá, primordialmente la autoridad del Departamento Judicial La Plata, y en segundo orden a la Auditoría de Asuntos Internos, saber acreditar y evaluar correctamente lo ocurrido, y con toda seguridad se demostrará la concurrencia de ciertos extremos que harán entendible el desempeño de los agentes de seguridad. En esta ocasión ha recaido la primaria responsabilidad en efectivos de 30 años de antiguedad con sobrados conocimientos profesionales para situaciones como la expuesta, y alguna reacción de ellos debe haber tenido suficiente motivación. Esta cuestión deberá manejarse con sumo cuidado por parte de las autoridades antes mencionadas, toda vez que redundará en incrementar la falta de estímulo del personal que se viene observando en la vía pública y puede llegar a resistir la convocatoria a cubrir servicios en los estadios de fútbol.

Lo saludo con mi consideración más distinguida.

12-06-13.

 

Dr. Juan Manuel Ferrá

Comisario Inspector (RA)

Asesor Legal

_______________________________________________________________________________

 

EL ASUNTO SERVICIOS SOCIALES DE LA POLICÍA DE LA PCIA. DE BUENOS AIRES, nota de JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

EL ASUNTO SERVICIOS SOCIALES DE LA POLICÍA DE LA PCIA. DE BS. AS.

 

GENERALIDADES:

Se debe dividir la cuestión bajo análisis en dos capítulos. El primero de ellos (Capítulo I) dedicado a la atención ordinaria de la salud del policía y su grupo familiar a través del IOMA y de Servicios Sociales; y el segundo (Capítulo II) directamente relacionado con la atención del personal herido en o por acto de servicio, o en el más extremo de los casos, de los deudos de los caídos, independientemente de su situación o estado de revista.

CAPITULO I:

El IOMA tiene a su cargo la atención de la salud de la totalidad de los empleados en la Provincia de Buenos Aires con afiliación obligatoria, entre ellos todos los miembros de las Policía de la provincia de Buenos Aires, extensiva a su grupo familiar directo y a aquellos que por razones especiales o particulares tenga a su cargo.

A su favor puede decirse que las prestaciones -si bien podrían mejorarse-, existen cubriendo prácticamente todas las necesidades y el afiliado accede a ellas luego de cumplimentar los trámites de rigor, que por cierto nunca son pocos.

En su contra hay que hablar de la excesiva burocracia que mortifica innecesariamente al afiliado y en muchos casos a familiares que deben asumir las tramitaciones. La calidad de la atención en las Delegaciones –no en todas- deja mucho que desear y se observa un importante déficit tanto en el conocimiento de los empleados como en la necesaria buena predisposición que se debe tener hacia el público afiliado. (“Anda a IOMA con un problema y salís con dos…” se escucha decir habitualmente al personal).

En otros tiempos, el Vocal representante de la Policía en el IOMA, desde su oficina, destrababa muchas cuestiones y agilizaba trámites en beneficio directo del afiliado. Debería retomarse esta vieja y beneficiosa práctica.

La función de Co-seguro que cumple Servicios Sociales cubre aquellas prestaciones que IOMA no hace o lo hace parcialmente y con alguna mezquindad en los porcentajes. Además mantiene la arcaica y discriminatoria disposición de no incluir en sus prestaciones a las concubinas convivientes del afiliado (que sí reconoce el IOMA), pese a la solicitud que colectivamente se le hiciera en Noviembre de 2009, desde el Centro de Oficiales Retirados.

No obstante la lista de beneficios es importante pero aún insuficiente. En lo que a atención ambulatoria se refiere y también para el caso de internaciones programadas el sistema funciona dentro de una cierta normalidad. En cambio no es lo mismo cuando de emergencias se trata. El primer obstáculo, dependiendo del diagnóstico del paciente, es conseguir la derivación a un centro apropiado para tratarlo. En sábados, domingos y feriados, la situación se torna todavía más compleja, sumándosele que en muchos hospitales públicos no existen los equipos de diagnóstico necesarios para atender casos graves. Las instancias involucradas en una derivación, que no son otras que el establecimiento asistencial y sus profesionales, muchas veces no pueden lograrla. Tampoco quienes desde “afuera”, con la mejor buena voluntad, intentan aportar su grano de arena a la solución. Todo se reduce a la influencia de algún funcionario político, con algo de poder y buenos contactos que logre destrabar situaciones de emergencia.

Se debería trabajar urgentemente en la elaboración y puesta en práctica de un Protocolo de Emergencias (PE) para eliminar instancias innecesarias y ponga en contacto al médico derivante del paciente con su par del lugar de recepción. También se debe tener preestablecido un listado de lugares (o un lugar) de la más alta complejidad para brindar una atención integral al policía y su familia, tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como en la ciudad de La Plata.

Por la experiencia práctica recogida entre los más avezados camaradas que se desempeñaron o se desempeñan en el ámbito de la Dirección de Servicios Sociales, se recomienda conformar urgentemente un Fondo de Inmediata Disponibilidad (FID) en cada Delegación de toda la provincia, administrado por sus respectivos Delegados, quien será único responsable de su utilización de acuerdo a normativas, para atender situaciones derivadas de crisis. Por ejemplo abonar remis para el traslado de familiares a la ciudad destino de la derivación del afiliado; o para abonar alojamiento y comida del familiar acompañante; para abonar estudios de alta complejidad ordenados de urgencia donde es habitual que se exija el depósito de alguna suma de dinero; o un traslado en ambulancia interno para ese mismo fin; para pagar gastos de anestesia o la consulta con algún médico especialista no prestador del IOMA, por citar solo algunos de los casos que habitualmente se presentan.

La experiencia indica que una familia policial puesta frente a frente con un problema grave de salud no cuenta con los recursos económicos para poder afrontarla. Los fondos son reunidos en forma espontanea por compañeros y superiores, pero este voluntarismo generoso no alcanza. La ayuda se debe instrumentar en legal forma de modo que haya disponibilidad los 365 días del año. (en este punto vale recordar que los dineros de Servicios Sociales son en un 100% aportes de los afiliados). El dinero del FID debe ser obviamente documentado y rendido a medida que se gaste para ser rápidamente repuesto.

CAPITULO II:

Desde el mes de diciembre del año 1997 que la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART) Provincia tiene bajo su responsabilidad la atención de los heridos y fallecidos en servicio. Esta prestación es por si sola una cuestión muy compleja que presenta varias aristas, pues los beneficiarios de estas prestaciones son trabajadores que, por las características especiales de su profesión, se distinguen de otros trabajadores, y por lo tanto también demandan tratamiento y atenciones distintas. No mejores. Distintas.

Cualquier empleado de la administración pública provincial o municipal puede sufrir un accidente en horario laboral, inclusive la fatalidad de perder la vida, pero nunca tendrá la trascendencia sociopolítica del acontecimiento policial donde un uniformado resulta lesionado al chocar su patrullero en plena persecución, herido a tiros o directamente muerto por acción de la delincuencia. Por otra parte, tanto el afiliado como su familia tienen en claro que las consecuencias devenidas de actos de servicio deben ser reconocidas por la sociedad, por la cual el policía expuso su vida o la sacrificó. Por lo tanto esta clase de afiliados y sus familiares reclaman legítimamente una atención integral, completa, optima e inmejorable.

Actualmente la ART es, para los afiliados y familiares, una mera “voz en el teléfono” que no brinda información casi de nada y menos acerca de prestadores. Y a este respecto, la Aseguradora trabaja con una red cerrada de prestadores que no considera, por ejemplo, distancias ni necesidades de familiares, y a quienes, según la patología del paciente, deriva teniendo en cuenta la parte del cuerpo lesionada.

No existen en su red de prestadores centros que por su mayor prestigio y solidez profesional podrían brindar una atención de máxima calidad al policía herido. Ello es causal de permanente disconformidad en la fuerza y de serios conflictos en casos de gravedad; llegándose al colmo de tener que recurrir a la Justicia, para que la ART derive al afiliado a un lugar especializado, como ocurrió, o a los  buenos oficios de algún político con poder.

La atención por ser integral, mientras dure la relación Trabajador-ART, no permite realizar otras gestiones ni brindar prestaciones por parte de otra obra social. Tanto el IOMA como Servicios Sociales de policía, donde el paciente aportó rigurosamente durante toda su vida laboral, y que históricamente brindaban un servicio mucho mejor que las ART, ahora quedan marginadas. El papel de Servicios Sociales quedó acotado a cursar comunicaciones, contener moralmente a la familia, tramitar los subsidios que pudieran corresponder y ayudar en algún trámite, tratando de hacerle a la familia más llevadera la situación.

El lugar de derivación de los policías heridos es el Hospital de Policía Federal Bartolomé Churruca, pero para su admisión el nosocomio requiere la confirmación escrita de que el efectivo policial sufrió las heridas trabajando, de lo contrario no será recibido. Sobran casos de ejemplos en que el helicóptero este en el lugar, perdiendo un valioso tiempo para la vida del uniformado, mientras derivador y receptor no se ponen de acuerdo si la victima va a ser o no aceptada.

El sistema o convenio con la ART debería rescindirse y volver a la modalidad anterior a 1997. O en su defecto reconfigurarlo, para que se cree una unidad dedicada exclusivamente a la atención que requiere este tipo de trabajadores públicos.

El caso de los policías franco de servicio es todo un tema. En un tiempo no se lo consideraba como “herido trabajando” y quedaba en medio de una laguna legal, lo mismo que el policía retirado que intervenía en un hecho y resultaba lesionado. A la fecha debió haberse modificado algo, pero no se puede asegurar.

Es un reclamo generalizado en la fuerza, que el personal policial, cualquiera sea su situación de revista, de resultar herido en acto de servicio, independientemente de estar franco, de licencia médica, retirado o jubilado, deba ser atendido íntegramente y de manera directa por el Estado provincial, el IOMA y Servicios Sociales de policía, sin intermediarios y menos burocracia.

Y de persistirse con el convenio de las ART, éstas deberían designar interlocutores validos, personas de carne y hueso con poder de resolución en cada Partido de la provincia, para allanar problemas con la rapidez que los casos requieren.

Finalmente el caso de los fallecidos. La ART se hace cargo del sepelio. Para este caso es necesario hacer una aclaración acompañada de una propuesta. Al fallecer el policía en servicio el rol actual de Servicios Sociales es mínimo si se tiene en cuenta las demás instancias que obligatoriamente deben intervenir en estos hechos. Servicios Sociales confecciona el luto, los subsidios, acompaña a la familia y son los que siempre van a estar a su lado cuando pasados los honores fúnebres y el dolor cada cual vuelve a su rutina. Esas otras instancias a las que nos referimos son la Caja de Retiros de Policía, La Dirección de Heridos del Ministerio, La Asesoría Letrada del Ministerio y la ART, cada uno con sus trámites específicos.

La propuesta es la de conformar una Unidad de Crisis (UC) con miembros de cada una de estas reparticiones, los que se deberán constituir en el domicilio de la viuda o deudos, se instalen desde el primer momento en torno a la familia para contener, asesorar adecuadamente y pasado el velatorio hacerse cargo de las respectivas tramitaciones, evitándoles a las familias, generalmente desconocedoras de estas cuestiones, todo el sufrimiento adicional que significa lidiar con la burocracia. Todo en un lugar físico apropiado, cálido y con el debido apoyo profesional. Ese lugar podría ser las Delegaciones de Servicios Sociales y cuyos Jefes deberían ser quienes lideren, coordinen y sean los únicos interlocutores con el exterior (léase autoridades, otros organismos oficiales, familiares, etc.), con el aval y recursos necesarios.

Estamos hartos de ver familiares de policías esperando en los bancos de un hospital, desamparados, sin obtener respuestas. Con voluntarismo no alcanza. Es necesario confeccionar un protocolo estándar para toda la provincia que privilegie la atención de los deudos.

En una reunión de policías disconformes se escucho a un Sargento herido y en tratamiento ambulatorio hace dos años decir: “… yo no soy un maestro al que se le cayó un pizarrón en el pié, ni un empleado administrativo estatal que sufrió un desgarro subiendo escaleras o sufrió un infarto por sedentarismo. Soy un hombre que expuso su vida en beneficio de la comunidad, fui herido a balazos por cumplir con mi compromiso, por lo tanto esa comunidad lo menos que debe hacer es cumplir con el suyo y tratarme bien…”

Al día de hoy se puede afirmar sin exagerar que, de no ser por la excelente predisposición y calidez humana de todo el personal de las Delegaciones de Servicios Sociales de toda la provincia, que mas de una vez con una colecta espontanea entre los que están de guardia, han aliviado la angustia de algún compañero o familiar, los policías y sus familias, luego de entregar lo mejor a su comunidad, terminan siendo unos parias abandonados a su suerte por el propio Estado-patrón y la sociedad indiferente.

10 de junio de 2010.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

_______________________________________________________________________________________________

 

NUEVO ATAQUE A LA POLICÍA DE LA PROVINCIA POR PARTE DEL GOBIERNO NACIONAL…    

 

Una vez más los trabajadores policías de la provincia de Buenos Aires, afrontan una andanada difamatoria por parte del gobierno nacional. Esta vez por intermedio del Secretario de Seguridad Sergio BERNI, quién hace declaraciones públicas, pretendiendo, con inexplicable saña, arrojar sospechas sobre todo el personal policial, con relación a la autoría del repudiable ataque armado, del que fuera víctima el camarada Néstor Roncaglia, Jefe de Drogas Peligrosas de la hermana Policía Federal, a quién desde APROPOBA le hacemos llegar toda nuestra solidaridad, a él y su familia.

Todos sabemos que se trata de un furibundo y concertado ataque indirecto al gobernador de la provincia a quién, según el líder gremialista Hugo Moyano, lo quieren destituir. Un accionar claramente golpista y repudiable.

A decir verdad, estas manifestaciones contra las mujeres y hombres de la fuerza policial deberían inscribirse dentro de la campaña que desde hace años vienen desarrollando los vividores de la política, los sinvergüenzas que buscan poder, y que forman una legión de bocones que repiten como loros cuanta barbaridad le dicta el amo. Deberíamos hacer oídos sordos a otra estupidez más…

Pero resulta que la fuerte indignación que esto ha provocado en toda la fuerza, tanto o  más que al contenido de las difamaciones, se debe al comprobar quien es la fuente emisora de esos dichos. Una persona de dudosa capacidad para el cargo que ocupa, a juzgar por el estado de inseguridad que impera en su jurisdicción.

Este señor Berni ha dicho a la prensa que “…no le tenemos miedo a la ‘maldita policía’ ni a los narcos…el que diga que está saneada (por la policía de la provincia) vive en otro planeta…”

En primer término debo decirle a este buen hombre, que cuando él daba sus primeros pasos por este mundo, o cuando ya más grandecito, se “jugaba la vida” cebando mates a algún superior en el ejército, muchos de los malditos policías que él señala ya pasaban sus días y sus noches en las calles, arriesgando la vida de verdad, procurando contener el avance implacable de la delincuencia en general y en particular de las bandas de narcotraficantes. Y muchos de ellos, cumpliendo con su palabra empeñada, han caído bajo las balas criminales. Y fueron benditos. No malditos.

Malditos son los narcos, los criminales, los violadores, los corruptos, los que se enriquecen ilícitamente con el dinero que es de todos, los que tienen propiedades que jamás podrán justificar con sus ingresos. Esos son los verdaderos malditos y, además, traidores a la patria…

Que el Sr. Berni no le tenga miedo a los narcos es una obviedad. Ya lo sabemos. Ingenuamente, en lo personal, creía que era por su formación militar y por el cargo que ocupa. Pero la verdad es que después de haber visto el programa Periodismo Para Todos de Jorge Lanata, en el que mostró detalladamente ese verdadero festival de “frontera liberada”, termino de desayunarme. ¡Claro, como les va a tener miedo!

¡Cuánta facilidad para acceder libremente al país, con el cargamento que se desee, por los puestos destinados específicamente al control por parte de la Gendarmería dependiente del Sr. Berni...!

Le recordamos al señor Secretario Berni que la policía de la provincia de Buenos Aires, si no es la más, es una de la que más se ha destacado en los últimos años en la lucha contra el narcotráfico. Sea por la cantidad de procedimientos, la cantidad de detenidos o de droga secuestrada; inclusive con personal policial muerto en las acciones. Vincular al voleo a nuestra policía con el accionar del narcotráfico, es un insulto inmerecido; es una bofetada como pago al sacrificio de todos los días. Es una canallada sin par, que merece todo nuestro máximo repudio…

Le recordamos también que toda esa droga, más la secuestrada por las demás fuerzas policiales del país, que suma varias toneladas, ingresaron a Argentina por lugares que son de su exclusivo control. La frontera. Y toda la extensa frontera argentina, como sabemos, es responsabilidad única e indelegable del Ministerio de Seguridad de la Nación, donde trabaja el Sr. Berni. Desde APROPOBA ya hemos anticipado que esto iba a ocurrir; en Julio del año 2007, en una nota editorial titulada “Festival Nacional de la Frontera Liberada”. Obviamente no fuimos tenidos en cuenta, quizás porque todo estaba pensado para que así ocurriese.

El Secretario de Seguridad, si no le gusta que los ciudadanos opinemos, o que opinemos distinto, o pensemos mal, en vez de agredir sin razón a la fuerza policial, solo para sumarse al coro de difamadores, sería bueno que explique a la opinión pública, a los contribuyentes que le pagamos el sueldo, cuál es la verdadera razón de fuerza suficiente que justifica movilizar a miles de gendarmes, para hacer de inspectores de tránsito en las carreteras del interior del país, o reprimir protestas sociales, o hacer inteligencia, abandonando de manera escandalosa y grosera, como lo hemos visto en televisión, la vigilancia y control de nuestras fronteras, a sabiendas que con tal negligente decisión queda el camino libre para el ingreso de todo tipo de contrabando, como efectivamente está sucediendo, y que obviamente puede incluir drogas, armas y otro material que podría ser utilizado en acciones terroristas.

Finalmente pedirle al Secretario de Seguridad de la Nación, que deje trabajar en paz a quienes, a pesar de todo, son los únicos que hacen –no hablan- de verdad por la seguridad de la gente. Los policías, que sin discursos grandilocuentes ni pomposos juramentos, salen diariamente a realizar decentemente su trabajo; y cumplen, como pocos, con la palabra empeñada, aún a riesgo de sus vidas. Como los demuestra la crónica diaria.

La sociedad más que nunca necesita confiar en las instituciones públicas, como la policía. Necesita ir a las Comisarías y encontrar allí respuestas a sus problemas, a veces contención y confiar en la protección del Estado. Flaco favor le hacen a la comunidad desde el poder cuando irresponsablemente se siembra sospecha o desconfianza sobre los funcionarios que son, nada menos, los encargados de hacer cumplir la ley. Flojo estímulo a las mujeres y hombres de uniforme, a quienes todo el tiempo les estamos pidiendo más y más esfuerzo…

06 de Junio de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (r a)

Secretario de Organización de APROPOBA

_____________________________________________________________________________

 

¿QUIENES LO HICIERON?, por JESUS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

¿QUIENES LO HICIERON?

 

SR. SECRETARIO GRAL. MIGUEL REYNOSO:

He leído atentamente las notas del camarada Carlos Massacane, nuestro Secretario Adjunto, titulada “La Entrega” y ahora acabo de leer su editorial denominada ¿Por qué lo hicieron?.

Comparto absolutamente lo expresado en ambos documentos. Entiendo que no queda mucho para decir que ya no se haya dicho para calificar la infame traición de la que fuimos victimas todos los policías, sin distinción de grados, subescalafones o situación de revista, como así las pensionadas y pensionados, todos en definitiva afiliados de la Caja de Retiro, y que oportunamente se nos convocara  para elegir, mediante elecciones, a las nuevas autoridades….

Decía que comparto ambas notas, pero advierto claramente que sus títulos, “La Entrega” y “¿Por qué lo hicieron”?, por sí solos ya sugieren un tercer título complementario a sendos escritos: ¿QUIENES LO HICIERON?

Por lo tanto es que solicito al Sr. Secretario General se publique en la pagina la lista completa de las personas que integran la Comisión Directiva del COR (Sede Central) que no cumplieron con la lealtad debida las obligaciones a las que se comprometieron, que no era otra que defender los derechos e intereses de los socios. Ellos son quienes “lo hicieron”. Seguramente habrá actores por acción y actores por omisión, ellos lo sabrán. Lo cierto es que fuimos traicionados y no tenemos noticias de que nadie haya renunciado o denunciado la maniobra infame que finalmente se concretó en perjuicio de toda la familia policial.

También le ruego publique el listado de personas que componen el Tribunal de Honor del COR, tan expeditivos en otras ocasiones, que son quienes a esta altura deberían, al menos, estar reuniéndose para tomar las medidas que les impone la reglamentación, tanto para los dirigentes del COR como para con otros afiliados que no integran la CD.

A continuación agrego los listados, para conocimiento y consideración de la familia policial.

Comisión Directiva Central del COR

Presidente Crio. General (RA) GONZALEZ, Francisco

Vicepresidente 1º Crio. General (RA) GOÑI Juan José

Vicepresidente 2º Crio. Mayor (RA) RODRIGUEZ Luis José

Secretario Crio. Mayor (RA) ORGOÑEZ, Mateo José

Prosecretario Subcomisario (RA) GUTIERREZ EGUIA, Carlos

Tesorero Comisario (RA) SEREMARCO, Roberto Ernesto

Protesorero Crio. Mayor (RA) PACHECO, Luís María

            Vocales

Vocal Titular 1º Crio. Mayor (RA) SIMON Hugo

Vocal Titular 2º Crio. Inspector (RA) De la Fuente Augusto Cesar

Vocal Titular 3º Crio. Mayor (RA) MAZZEO Hector Salvador

Vocal Titular 4º Comisario (RA) (ing) Jorge ESPINDOLA

Vocal Titular 5º Comisario (RA) PERTIERRA Cesar Francisco

Vocal Suplente 1º Comisario Inspector (RA) CELLA Carlos

Vocal Suplente 2º Subcomisario (RA) PEÑALBA Orlando Rodolfo

Vocal Suplente 3º Subcomisario (RA) PEÑALBA, Orlando Rodolfo

Comisión Revisora de Cuentas

Revisor de Cuentas (Tit.) 1º Crio. Mayor (RA) MICELI, Pedro Francisco

Revisor de Cuentas (Tit.) 2º Crio. Inspector (RA) JUAREZ, Darío Edgardo

Revisor de Cuentas (Tit.) 3º Comisario (RA) TORRES, Ricardo

Revisor de Cuentas (Sup.) 1º Crio. Inspector (RA) MENGHINI, Néstor Guillermo

Revisor de Cuentas (Sup.) 2º Crio. Inspector (RA) PACHAME, Paúl Rubén

Tribunal de Honor…

Presidente Crio. Mayor (RA) MIRASSO Alberto Miguel

Secretario Crio. General (RA) MATEO Miguel Luís

Vocal Comisario (RA) CASTRO Raúl Alfredo

Suplente 1º Comisario (RA) ALVIRA Antonio Félix

Suplente 2º Crio. Inspector (RA) PEREZ, Daniel Carlos

16 de Abril de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

_______________________________________________________________________________

 

Y que esperábamos luego de conocer la norma? por HUGO VACCAREZZA, Sec. de Relaciones Laborales de APROPOBA

 

Camaradas; los lamentos son extemporáneos y la decisión no será modificada por que está fundada en una norma jurídicamente válida a menos que se la ataque recurriendo a la justicia y ésta la declare nula.

Y porque digo que los lamentos son extemporáneos?; por que debimos movilizarnos cuando nos enteramos que el Ministro se arrogaba la facultad, absolutamente discrecional, para designar a las autoridades de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de las Policías de la Provincia de Buenos Aires, independientemente del resultado de las elecciones en la que todos los interesados votamos. No lo hicimos.

Y que quiero decir con esto? que al no ser vinculante la supremacía de los votos, el orden de mención en el acta deviene abstracto, aún con las actas de la elección y su resultado en manos del gobierno, como de hecho ocurrió - y me consta.

Debimos sospechar la manipulación ulterior, pero lo dejamos pasar y no se porque, sobre todo de aquellos calificados preopinantes; es posible una subestimación culposa ante el festejo de algunos por el nuevo formato de apariencia transparente y democrático que nos indujo al error de concepto. El análisis crítico nos hubiera encontrado haciendo un ejercicio simple de lógica: Si el Sr. Ministro se reserva la facultad de designar a cualquiera de los integrantes de las ternas, para que la votación?, hubiera bastado con pedir referencias o no, a las mal llamadas entidades representativas sin necesidad de herir el honor de quienes resultaron triunfadores en una contienda electoral.

No vimos o no quisimos ver la jugada y ahora nos sentimos usados; tarde, nadie puede argumentar su propia torpeza.

Las actitudes de González y Mónaco fueron funcionales a una estrategia política diseñada en los pasillos del Ministerio; ahora, si fueron el fruto de alguna negociación en la que solo ellos obtuvieron rédito, de cualquier tipo, priorizando el interés personal por sobre el general que los esclaviza, se verá en el tiempo que viene y allí si; deberán pagar la traición de la que fuimos víctimas, forzaremos las renuncias que sean necesarias o dejarán sus sillones compelidos de otras formas.

Mientras tanto, autocrítica!!!

15-04-13.

_____________________________________________________________________________

  

LA ENTREGA, Nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

LA ENTREGA

 

Las autoridades del gobierno de la Provincia de Buenos Aires, han legitimado otra maniobra deleznable. Convalidando la designación del nuevo directorio de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de nuestra Policía segun el capricho de los dirigentes de las entidades policiales que habiendo convocado a elecciones posteriormente desconocieron la volutad de sus afiliados.

Estas conductas nos llevan a pensar que algo se está velando y ese algo debe ser muy “groso”. Este desconocimiento a la voluntad de la expresión del resultado de las elecciones, promovido por los presidentes del Circulo Policial, C.O.R., y Círculo de Personal Policial Buenos Aires, según acta de fecha 27-12-12 refrendada en el Ministerio de Justicia y Seguridad,  máximos responsables de las Instituciones que nos representan nos está indicando que una vez más nos veremos perjudicados todos.

Pero también deja en claro la pasividad pusilánime de quienes ostentaron y ostentan las máximas jerarquías. Quienes solo se han pavoneados con los hombros y solapas profusamente adornadas con el dorado de mandos superiores, -que hoy callan-, y que no merecieron por no haberlos lucidos con honor.

Andarán como parias, han defraudado la gloria de quienes nos precedieron. Grandes en su hombría y mayores en la capacidad de producir –sin temores-, políticas que transcendiendo en el tiempo nos protegieron de las desventuras de nuestros años mayores. Cuyo maduro logro fue sin dudas la inteligencia honesta al servicio del camarada.

A excepción de honorables cofrades. Estoy seguro que no levantaran su voz por esto y seguramente veré, a los reptiles de siempre humillarse ante el demonio que los terminará quemando en la hoguera, que ellos ayudaron a encender.

-“Y dejo correr la bola/que algún día ha de parar/ tiene el gaucho que aguantar/ hasta que lo trague el hoyo/ o hasta que venga algún criollo/en esta tierra a mandar”.

Mercedes (B), 12/04/20113.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_________________________________________________________________

 

La experiencia después del error

Por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

La experiencia después del  error

 

Las declaraciones del señor Ministro de Justicia y Seguridad Dr. Casal, dan cuenta de que la situación está totalmente desbordada y los parches ya no sirven. Pero es valiente lo declarado por el Sr. Ministro. No es fácil la tarea que ha venido apechugando este hombre.

Nadie esta excepto de culpas por esta situación. Los legisladores se alimentaron con el discurso falso de que nada servía y se quedaron sin manual para seguir.

Al igual que la Justicia, las autoridades de la provincia se quedaron sin herramientas y sin hombres capaces de implementar y/o aconsejar  políticas de convivencia en una sociedad crispada hasta el hartazgo. Se llegó al presente totalmente sin respuestas y con una cantidad enorme de fallecidos inocentes, en manos de una delincuencia tremendamente despiadada.

El gobierno y los municipios han gastado fortunas en dotar de elementos tecnológicos, pero no alcanzan. Son insuficientes, ¿por qué? Porque falta legislación y formación de fondo en la fuerza policial. También faltan en la justicia -Fiscales-, preparación, experiencia y trato acorde con las fuerza del orden. Estos últimos deberían buscar esa práctica entre los jueces de “carrera” en el Poder Judicial, que otrora fuere el abc de las investigaciones policiales basadas en el trabajo mancomunado y en la información e inteligencia criminal.

En fin…, nadie podrá negar que a este hombre le tocó y toca jugar con la situación más difícil, la de brindar justicia y seguridad, en un panorama político embarazoso. Lo he criticado muchas veces pero en ésta le doy la derecha, Señor Ministro.

No es menos cierto que nosotros se lo advertimos en su momento y le ofrecimos nuestra experiencia y nunca fuimos oídos. Tal vez por aquello de que nada era confiable, pero el tiempo ha pasado y demostramos coherencia y conducta, y en estos períodos esto último, parece cruel.

¡Pero es simplemente  imperdonable!

27 de marzo de 2013.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

________________________________________________________________________

 

Nuestras tragedias, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Nuestras tragedias

 

La peor de las tragedias es aquella  donde el pueblo es la víctima y también el victimario.

Se es víctima por la desidia de quienes tienen la obligación inexcusable de legislar con responsabilidad, sobre la seguridad y el bienestar de los ciudadanos.

Y es victimario el Pueblo de su propio estúpido destino, cuando deja en manos de estos energúmenos, el debito de su suerte. Por acción u omisión.

Por acción, porque cuando es defraudado reclama en los lugares equivocados (destruyendo hospitales, edificios públicos, quemando vehículos. Golpeando e hiriendo a  otros tan victimas como ellos- maestros, médicos, policías, etc.). Y además, permitiendo el ingreso a escena a los violentos que responden a los que los defraudaron.

Por omisión, porque los ciudadanos dejamos ocupar lugares esenciales a estos vándalos, que legislan sólo para sus intereses, que nadan tienen que ver con  las necesidades del ciudadano común. Y no somos capaces de exigir que rindan cuentas de sus responsabilidades, como lo marca la Constitución Nacional y/o Provincial.

Los responsables de todas estas desgracias  son los hombres y mujeres que ocupan lugares de privilegio en las escenas nacional y provincial. Ellos deben  devolvernos la tranquilidad perdida ya que el daño ocasionado está hecho y no tienen reparación posible.

Desde el lugar de siempre, 16 de marzo de 2013.

 

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

______________________________________________________

 

CARTA ABIERTA A LOS VECINOS DE JUNÍN, por JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

CARTA ABIERTA A LOS VECINOS DE LA CIUDAD DE JUNÍN

 

En estas horas, nuevamente, estamos viendo una población enardecida que justicieramente reclama justicia y mejor seguridad. Dos servicios que son básicos en cualquier sociedad civilizada. Dos servicios públicos que desde hace algo más de diez años vienen mostrando ineficiencias por las que la sociedad termina pagando un muy alto costo.

Esta vez es en Junín, por el brutal asesinato de la joven KAREN CAMPOS, una adolescente de 17 años, trabajadora y madre de un niño de corta edad, a cuya familia hacemos llegar nuestra solidaridad y condolencias.

No se puede menos que reconocer el legítimo enojo del vecindario de Junín. Es más, deben saber que el personal policial de esa ciudad, como el de toda la provincia, comparte la misma indignación porque también son víctimas. Su familias están expuestos a los mismos peligros que sus conciudadanos, además por la impotencia que sufren al no poder hacer más de lo que se les permite hacer; también indignados por la cantidad de compañeros y amigos muertos cumpliendo con su compromiso contraído con la comunidad, muchas veces no valorado ni reconocido por la sociedad a la que sirvió.

Podríamos apelar a nuestros archivos en APROPOBA para demostrar a toda la comunidad bonaerense lo acertado de nuestros pronósticos acerca de la inseguridad. Por supuesto nunca fuimos escuchados por el gobierno del Ingeniero Agrónomo Felipe SOLA. Toda su atención estaba puesta en los planes de Arslanián, Saín, Binder, Marta Arriola, Verbitsky, Zaffaroni, las organizaciones de DDHH y otros personajes nefastos, que hoy día siguen queriendo resucitar ese experimento fracasado que costó, y cuesta aún, a los bonaerenses un verdadero baño de sangre. A tal punto que en los últimos días han logrado un fallo de la Corte de la Provincia rechazando las limitaciones que el Ejecutivo provincial ponía a la Ley de Excarcelaciones; es decir, los garantistas lograron que los delincuentes sigan saliendo el libertad como si nada. Sin embargo, los mismos sectores –prensa incluida- que hoy reclama con razón, no dijeron ni media palabra cuando este fallo de la Corte fue anunciado.    

En el año 2003, con motivo del imprudente e imperdonable desguace de la fuerza policial, la campaña de desprestigio y persecución a su personal, anticipamos entre otras cosas lo siguiente:

“…si se insiste en seguir haciendo leña de este árbol caído que no soporta ya ni un solo hachazo más; o si se pretende continuar mirando la realidad solo con ojos políticos; haciendo seguridad contra la policía en vez de con la policía; si se persiste en ocupar las energías del estado y de otras organizaciones, como la prensa, solo en los malos policías, dejando a los buenos librados a su suerte, como carne para los buitres. Si la seguridad sigue construyéndose desde escritorios con brillantes técnicos universitarios, dueños de una oratoria envidiable, pero que nunca hablaron con un preso, ni secaron jamás las lágrimas de una mujer recién violada o no compartieron las largas noches con los padres o hijos de un secuestrado; si siguen elaborando operativos a todas luces estériles, que solo sirven para malgastar dinero y cansar al personal; entonces pronto la delincuencia ganará las calles de los pueblos más apacibles, como la han ganado en los grandes centros, y se repetirán las puebladas con gente enardecida reclamando en el lugar equivocado, y seguirán cambiando Comisarios, y se verán obligados a seguir mintiendo, hasta que la realidad se imponga por sí sola y arrase con todo…”

Tal cual lo anticipáramos se están produciendo puebladas con gente enojada con razón pero reclamando en el sitio equivocado. Decimos en el lugar equivocado porque los hombres y mujeres policías no son los culpables de esta verdadera catástrofe. Si bien es cierto que existen hechos aislados en los que se ha podido demostrar algún acto de corrupción policial o connivencia con delincuentes, de lo cual los buenos policías son los primeros perjudicados, porque es su vida la que está en peligro mucho antes que la de los demás, el descalabro de la inseguridad no es responsabilidad de la institución policial ni de sus miembros. Es una cuestión que corresponde al ámbito de la política.

La comunidad suele tener mala memoria, inclusive de las cuestiones trascendentes como es la seguridad pública. Por eso es bueno recordar desde nuestra Asociación Profesional de Policías de la Provincia de Bs As (APROPOBA) que en más de una vez las autoridades políticas de la provincia –Ministros, Gobernador, Legisladores, Intendentes- para justificar la destrucción de la fuerza policial más importante del país, dijeron que “...La seguridad es muy importante como para que esté en manos de la policía…”, aludiendo aquella famosa frase similar referida a la guerra y a los militares.

Un razonamiento malicioso. No es comparable una guerra, que es un hecho eminentemente político en el que los militares deben ser sus ejecutores, con la Seguridad  ciudadana que es un servicio público interno, cuya estrategia o planes deben ser elaborados por experto en la materia; si se quiere con participación de ciudadanos civiles, políticos o no, pero indefectiblemente por los expertos que son policías, en los que la sociedad invirtió años y mucho dinero para prepararlos. Nadie que esté en su sano juicio se atrevería decir “…que la salud es demasiado importante para que esté en manos de los médicos…”

Sin embargo en nuestra dirigencia existen esas “mentes brillantes” que afirmaron semejantes disparates, con el argumento falaz de que la policía se autogobierna, como si no existiera la democracia ni sus organismos de control.…

Y obraron en consecuencia. Designaron particulares para el manejo de todas las áreas de la policía y para la elaboración de planes de seguridad; a tal fin construyeron todo un andamiaje jurídico compuesto por leyes, reglamentos, resoluciones, etc., que dejaron a los expertos uniformados marginados de toda decisión, sea en la administración de personal como en la estrategia y táctica operativa. Es decir que la actividad policial, desde el año 1998 -hace ya  14 años-, está absolutamente reglada, sin margen  de discrecionalidad para sus efectivos, y es conducida exclusivamente por funcionarios políticos, obviamente civiles.

Justo es reconocer también, que el actual gobierno provincial parece querer recomponer la institución y rearmar moralmente a sus efectivos, aunque es mucho lo que falta por hacer y muchos los palos en la rueda que permanentemente se le pone desde otros niveles del poder, como el reciente rechazo a la reforma de la Ley de excarcelaciones que hiciera referencia anteriormente y otras tantas iniciativas…

Por eso es que afirmamos, que la comunidad enardecida, aún con legítima razón, está reclamando en el lugar equivocado…

Sería mucho más fructífero el reclamo, si los vecinos de toda la provincia exigieran a sus Intendentes Municipales, que son los Jefes Políticos de la comuna, la organización de reuniones populares multitudinarias, en orden, sin agresiones ni insultos, a las que asistan los Señores Diputados de la correspondiente Sección electoral, de todas las agrupaciones políticas, Ministros y miembros del Poder Judicial Provincial y Departamental, porque a ellos les corresponde tomar las medidas políticas y jurídicas, que la fuerza policial necesita como para la emergencia; teniendo presente que las herramientas de trabajo que cuenta la policía hoy para combatir la delincuencia, son las que les dio la misma comunidad que hoy con razón protesta, a través de sus representantes en la Legislatura Provincial. No más. Si no son suficientes o no satisfacen, hay que pedir otras. Pero en el lugar que corresponde.

Es injusto e ingrato que se siga agrediendo e insultando a los únicos que, a pesar de todo, trabajan de verdad y a riesgo de la propia vida por la seguridad. Para lo único que sirven las puebladas frente a las Comisarías es para ser funcional a ese sector de ideólogos que permanentemente acude al gastado argumento de la corrupción policial como causal de la inseguridad, para que las verdaderas raíces de esta tragedia que padecemos los bonaerenses continúen ocultas. Y para desviar la atención seguirán proponiendo como única solución el cambio de Comisarios, como lo hacían con las famosas “purgas” a las que algunos apelaban para calmar los ánimos del pueblo; y a seguir mintiendo…

Como están las cosas hoy, el personal policial está cansado de ser siempre el chivo expiatorio, porque sabemos que mientras la población llora a sus vecinos asesinados, ya hay en estos momentos quienes –como buitres- están fregando sus manos y afilando los dientes para salir a obtener réditos políticos de esta desgracia. Tampoco no nos vamos a quedar callados ante quienes tienen la responsabilidad y el deber de instrumentar medidas adecuadas al momento, para que la fuerza policial con la experiencia y valor de sus hombres y mujeres, pueda dar término a la matanza de vecinos y de policías que se viene registrando desde hace mucho tiempo.

Desde Apropoba exhortamos al personal activo –en este caso de Junín y la zona- a trabajar por el pronto esclarecimiento de estos crímenes. A las autoridades políticas para que asuman las responsabilidades de la hora; y a los vecinos que se esclarezcan mejor sobre la situación, para que griten y exijan en el lugar adecuado, ante quién corresponde. Que dejen de pegarle a los únicos que a pesar de todo, estarán siempre dispuestos a jugarse la vida por ellos.

11 de Marzo de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

___________________________________________________________________________

 

IOMA, nuestra obra social, por CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

IOMA:

“NUESTRA OBRA SOCIAL”

 

En julio de 1956 se promulgó el Decreto Nº 12.739 mediante el cual se fundamentó y dio nacimiento a la Obra Social de la Administración de la Provincia de Buenos Aires, concretándose mediante este acto de gobierno, el antecedente inmediato a la creación del IOMA. A través del mismo se constituyó una comisión "Ad Hoc" para que procediese al estudio y proyecto del régimen funcional-administrativo, de afiliación, beneficios a otorgarse, recursos, reglamentación y otros aspectos de la obra social.

El 20 febrero de 1957 se crea el IOMA (Instituto de Obra Médico Asistencial) por el Decreto- Ley Nº 2452 sancionando en acuerdo de Ministros por la intervención federal de la Provincia de Buenos Aires. En su artículo 27, la norma disponía que "la Suprema Corte de Justicia, la Honorable Legislatura y las Municipalidades podrían adherirse al régimen creado, y en tal circunstancia el personal de sus dependencias tendría los mismos derechos y obligaciones que los estipulados para los integrantes de la Administración General". A partir del 12 de marzo de 1957, según lo dispuso el Decreto-Ley, "todas las instituciones de obras médico asistenciales oficiales existentes pasan a depender del IOMA, que se haría cargo de sus activos y pasivos". La dirección y administración del Instituto estaba ejercida por un director designado por el Poder Ejecutivo a propuesta del Ministerio del área. Este era asistido por un Consejo Asesor integrado por los representantes de los distintos Ministerios, Secretaría General de la Gobernación, Policía y de los otros poderes. Además de aconsejar fundadamente toda cuestión vinculada con el funcionamiento del Instituto, el cuerpo debía vigilar las recaudaciones e inversiones, fiscalizar el cumplimiento de los fines médico-asistenciales y ejercer las demás funciones de asesoramiento. La orientación técnica estaba a cargo del cuerpo profesional del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

Se consideraron afiliados directos y obligatorios a "todo el personal en actividad dependiente de cualquier organismo de la Administración General de la Provincia, los jubilados y pensionados de dicha Administración". Los beneficios alcanzaron al grupo familiar primario. El Instituto se creó para proporcionar los siguientes beneficios: medicina general y especializada en consultorio y domicilio, internaciones en establecimientos asistenciales, servicios auxiliares (análisis de laboratorio, radiografías, masoterapia), asistencia odontológica y provisión de medicamentos.

……..

Bien nacida con todos estos objetivos podría haber sido hoy la obra social de excelencia. Pero…, siempre hay un pero: tomada como un recurso político sucesivamente por todos los gobiernos, superada por estas contingencias, nos encontramos con que se halla en una situación más que infeliz en  su condición de prestar los servicios para lo que fue creada.

Es público y notorio que ya no puede cumplir con su objetivo. Los policías sufren continuamente el abuso de sentirse defraudados al no recibir en tiempo y forma los beneficios por los que pagan –en forma compulsiva-, teniendo que recurrir en la mayoría de las veces a los favores de amigos con contactos en su Directorio y otras veces a la justicia y no siempre los tiempos son los justos y necesarios.

La representación que nuestra Institución tiene, carece de todo peso dentro de ella, más aún ante los hechos de renuncia de un dirigente por presuntos motivos de corrupción. No fuimos informados, qué tiene de cierto o qué no tiene. Además, la representación de una sola persona en el Directorio es menor, ya que el universo de policías –en actividad y retiro- supera ampliamente los 60 ó 65000 afiliados.

CAMARADAS: creo que ha llegado el momento de ir pergeñando –dentro de la Ley y el sentido común-,  de qué manera y aprovechando todo la ingeniería de Servicios Sociales de Policía que tiene montada a través de su red de Delegaciones, hacer de esta nuestra única Obra Social. Volcando en ella nuestros aportes que en la actualidad se nos retiran para  IOMA.

Así  dejaríamos aliviada a la misma para cumplir con los demás gremios y volcaríamos una mejor calidad de prestaciones para nosotros.

Seguramente me dirán” que no se puede”, que “es una Ley y que por ello estamos hasta las muelas”.

Pero recurro una vez más a la inteligencia de los hombres de mucho oficio en esto de las reparaciones históricas y dentro del razonamiento y la realidad de lo comentado. Encuentren la salida que nos lleve a un mejor destino.

Desde el lugar de siempre, 10 marzo de 2013.

                                                                                                             

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_____________________________________________________________

 

8 de marzo - Día Internacional de la Mujer - Por Carlos Massacane, Secretario Adjunto de APROPOBA

               

8 de Marzo Día Internacional de la Mujer

 

MUJER: desafía en su andar la elegancia y fortaleza de la rama de mimbre al viento…, airosa y fuerte!

Compañera del hombre por naturaleza, y hacedora de las grandes  ideas y batallas por derecho propio. ¡Si lo sabrá esta Patria mía!

Mamá Irma, tía Ilda, mis hermanas. Mi mujer que dio marco a mis luchas, a mis ilusiones y por sobre todo me hizo padre de Nahuel, Emanuel y María Gabriela.

Guardo de mis años de policía un recuerdo muy especial para mi querida camarada Silvia Margarita Berton, ya fallecida.

De mi paso por el gran Buenos Aires –San Justo-, la Sra. de Mangiarotti, toda ternura de madre para aquel joven que quería ser vigilante.

De la Departamental Mercedes, Fabiana Speranza, afecto de docente a flor de piel.

A una hija del corazón Patricia Zárate, un agradecimiento muy especial a las señoras de la Deleg. Local de S. S.;  Silvina Evangelina Falcón, Stella Iñiguez, y el elenco  que las acompaña.

Y en todas las que he nombrado a todas las que abrazaron con el alma y la vida la profesión tan especial de ser policías.-

¡¡Dios la bendiga!!

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_______________________________________________________________________                 

  

Violencia de fútbol - Como siempre hay descolocados que no saben que hacer para que se crea que hacen algo

Opinión de Carlos Massacane, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

PURO CHAMUYO

 

EL FAP PIDE A CASAL QUE VAYA A DIPUTADOS A DAR EXPLICACIONES POR LOS ÚLTIMOS CASOS DE VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

LA PLATA, mar 4 (DIB) - El bloque de diputados del FAP presentó un proyecto para el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, concurra a la cámara Baja a dar explicaciones por los últimos hechos de violencia registrados en canchas de fútbol de la provincia, que se cobraron la vida…

Basándome en este copete periodístico, no puedo menos que pensar que la dirigencia política está acorde a la gobernabilidad de nuestra Provincia - Solamente a estos descolgados se les puede ocurrir interpelar al Ministro de Justicia y Seguridad, por el solo hecho de los últimos disturbios violentos en el fútbol.

Me pregunto: la violencia permitida ante la ineficaz capacidad de ocupar con responsabilidad el lugar de legisladores, llevó a la sociedad toda de este Estado Provincial a estar viviendo el azote más cruel del que se tenga memoria a manos de una delincuencia. Protegida por leyes que en nombre de una falsa premisa de los Derechos Humanos, se ha visto envalentonada hasta el hartazgo más sanguinario.

Prueba de lo que estoy diciendo es el reclamo de gran parte del arco político solicitando el veto de la nueva Ley de excarcelaciones, para los que porten armas y tengan antecedentes. De los crímenes que día a día se producen cubriendo de angustia a centenares de hogares bonaerenses nadie dice nada. De la falta de herramientas, salarios, etc… para que quienes tienen la vocación de hacer una sociedad más segura – maestros, policías, médicos, enfermeros, etc., de eso no se acuerdan. Situación que le es de total incumbencia y responsabilidad como representantes del PUEBLO QUE LOS VOTO.

Desde el lugar de siempre 04/03/2013.

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

_________________________________________________________________

 

El salario público, por Carlos Massacane, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

El Salario Público

 

Una vez más vemos como se desprecia la condición del empleado público. El Gobierno que debería ser el cuidador del bien preciado, con maniobras políticas carentes de seriedad, maltratando la carrera? “ya inexistente- la ha pulverizado. Como ejemplo comenzamos con los maestros. Todos los años como calcado de manual los llevan a la común acción del no comienzo de clases.

¡Allí­ quedan atrapados en la opinión de los padres de los educandos!?

La dirigencia gremial desgatada en el convencional recurso de la huelga, llevando a los docentes a un callejón sin salida y con sueldos miserables ante una responsabilidad sin igual como es la de formar a los ciudadanos del mañana.

Así­ podemos llegar a todas las profesiones y/o ocupaciones del hemisferio gobierno?

Nosotros manoseados y en los mismos lodos revolcados, nos cocinamos por cobardes, inseguros e inmaduros. Mientras otros hacen su agosto entre negociados y podredumbre.

Renuncia un dirigente de nuestra obra social (IOMA), por la corrupción existente y todo continuó como si nada pasara. Espero que algún Fiscal de los que integran el Poder Judicial tome cartas en el asunto. Ya que esto tomó estado público a través de la Agencia NOVA (La Plata, 18 de feb/13 (NOVA) de la Ciudad de La Plata.

Y en este caos que es la Policía? todos los activos y retirados- esperamos que nuestro representante en ese lugar nos aclare por lo menos ¿qué es lo qué pasa?

Y volviendo al ¿chamuyo? de los sueldos, somos por lo expuesto más arriba, los felpudos en que se limpian los pies quienes deberían estar peleando con inteligencia la profesionalidad y bienestar de nuestra vocación, para servir con dignidad.

La obsecuencia es un camino sin retorno, recurso de todas las giladas!

Desde el lugar de siempre, 03/03/2013.  

 

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

______________________________________________________________________

 

INFORMARSE Y SOBREVIVIR, Nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

Informarse y sobrevivir

 

Me pregunto cómo carajo hago para informarme y continuar viviendo con fe y esperanza en esta Argentina. Donde todos los días, a toda hora nos bombardean con violencia física, con violencia política, con violencia social, con violencia, violencia, violencia…

Violencia es la que se trasmite desde lo más alto del poder, cuando el señor Vice-presidente, sospechado de conductas reprochables, no se somete a la majestad de la justicia y dispara contra ella, sus miembros y contra la prensa toda. Nos habla de las mafias, de operaciones orquestadas y nos deja en “pelotas”, al dar una conferencia de prensa y al no permitir que se le pregunte, porqué no las denuncia con nombres y apellidos ante los jueces?

En la Provincia, el Sr. Gobernador no da “pié con bola” con la seguridad, es público y notorio, situación que ya se manifiesta en la Cámara de Diputados y Senadores.

Claro ejemplo de hacer lo del avestruz, es el silencio ante la infiltración en las filas policiales de un sujeto con frondosos antecedentes, cortejando a una Oficial Jefe y paseándose sin temores por los despachos más altos. Ultrajando el Uniforme Azul ante el relajo de la conducción y comando de nuestra Institución.

Pero en realidad nada se hace para tranquilidad de los habitantes, a los que se los abandonó totalmente en manos de una delincuencia feroz. Además de filmarlos –a los indefensos ciudadanos- cuando son asaltados, ultrajados, etc., ahora podrán enviar filmaciones y mensajes a los centros de monitoreo. Mientras aquí carecemos de los atributos necesarios para tomar la decisión política de terminar con esta lacra de marginales.

Mientras tanto nuestros mejores hombres y mujeres saltan a otras fuerzas policiales donde son mejor reconocidos.

Violencia es que no se haya aún resuelto y continúe el oscurantismo plagado de obsecuencia política: la normalización de nuestra Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones. 

Pensando que aquí están todos los logros y fracasos de miles y miles de hombres y mujeres, que dan forma y sustento a esta Patria mía. Traicionada mil veces y otras tantas, por quienes deberían haberla conducido a su lugar en el mundo, donde la realización de los sueños fuera posible solo con el esfuerzo solidario de su pueblo.

Mis pueblos…, mis queridos pueblos de la Provincia continúan ausentes de los favores del poder de la política. No hay que ir tan lejos para enterarse que los comedores de los Centros de Producción Total y otros comedores escolares, se hallan sin ser atendidos por sus proveedores por falta de pago.

Los Intendentes hacen malabares para gestionar para sus comunas, ya que apenas les alcanza -lo que reciben por impuestos y aportes de la provincia-, para los sueldos de sus empleados. Además esos aportes están reducidos en la actualidad.

Y esto se agrava cuando esos pueblos no tienen como otros, convecinos que ocupen cargos a nivel nacional y/o provincial.

¿Cómo no van a emigrar los muchachos hacia los grandes centros urbanos y así fortalecen y agrandan las miserias de los vicios? Y así se convierten en la moneda fácil del “voto comprado”. Pues ya existen cantidades de despistados de toda identidad.

Nos encontramos traspasando el umbral del infierno. Estamos a tiempo. Tenemos leyes, un Congreso y dirigentes políticos en pleno ejercicio de los mandatos y deberes de la Constitución Nacional y de las Provinciales. Entonces se preguntarán ¡¿Por qué estamos como estamos?! Porque nos hace falta hacernos oír, somos el PUEBLO, SOMOS LOS MANDANTES DE ESOS SEÑORES, QUE SE AUMENTAN LAS DIETAS EN FORMA EXPONENCIAL -(Se le llama crecimiento exponencial a aquella progresión que aumenta por multiplicación de una cantidad constante llamada razón).

Y que ellos creen que están allí solo para defender lo que instituyen conveniente, para ellos y sus círculos y no para legislar en forma consciente y responsable, para hacer de nuestra Patria un lugar merecedor de ciudadanos comprometidos con las obligaciones y derechos del sistema republicano.

Cuando la vida y su futuro están atados a los caprichos de quienes gobiernan a sus antojos, es culpa inexcusable de los ciudadanos que con su decisión los ubicaron en ese lugar.

Tendrá que tener el pueblo –en las próximas elecciones-, la responsabilidad de cuidar de sus preciados bienes. Tales como la libertad, la educación, la soberanía y por sobre todo la vigilia comprometida de que observe estrictamente el cumplimiento de lo mandado en la Constitución Nacional.

El crisol de un País es su Pueblo. Desarrollado en pleno ejercicio de la libertad y progreso. El futuro de sus hijos depende de este trabajo. Quienes quieran desconocer esta verdad sufrirán los crudos inviernos de las dictaduras encubiertas en sus distintos ropajes.

¿Me explico, che? ¡Hasta la próxima!

Desde el lugar se siempre, 25/02/2013.

                                                                                

Carlos R. Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

___________________________________________________________________

 

¿QUE ESPERAN NUESTROS CAMARADAS EN EL BRONCE?, nota de CARLOS MASSACANE, Secretario Adjunto de APROPOBA

 

¿QUE ESPERAN NUESTROS CAMARADAS EN EL BRONCE?

 

Están esperando una oración, un recuerdo o una simple reverencia del hombre común.

De  aquél a quien cuidó de madrugada, de mañana o de tarde y jamás se enteró. Y, también del camarada que lo preside, vistiendo el azul noche, pisando firme el empedrado, el asfalto o los caminos polvorientos de nuestra provincia. De esta sociedad violentada por una mínima cantidad de “protegidos “.

Ejemplo que no debe olvidarse. Único lugar donde en forma pública - en la Plaza Gral. Don José de San Martín-, los hombres y mujeres de Mar del Plata llevan a cabo una ceremonia de este tipo, todos los años.

Allí el personal retirado (C.O.R., C.P., C.P.P.B.A. y APROPOBA),  junto a la Departamental con toda su Plana Mayor y personal de cuadros, acompañados por autoridades políticas de distintas vertientes y público en general, rinden -todos los 23 de Enero de cada año-, sentido homenaje a los caídos en cumplimiento del deber.

Y he aquí la pregunta: ¿Qué pasa en las otras dependencias cabeceras de nuestra policía? ¿Qué pasa en las delegaciones de nuestras instituciones sociales? Seguramente harán lo mismo que en Mar del Plata, pero si lo hacen debe ser para adentro. Porque no he leído en ningún diario de la provincia noticia alguna.

¿Y en La Plata? Cabecera de nuestra Jefatura (hoy Ministerio de Seguridad). Lugar donde se hallan las sedes centrales de las instituciones sociales que contienen los activos y retirados. ¿Qué ha pasado?

Estas etapas merecen una reflexión; debemos pensar cómo seguimos, qué nos ofrece este tiempo. Es indudable que es un período de cambios, que se dio de forma precipitada. Y, por supuesto dejaron sin respuesta a nuestros “dirigentes”. Se los llevaron puestos y con ellos –(por lo que se ha sabido)- su capacidad gerencial, nuestro histórico pasado y nos complicaron el presente.

Así fue como perdimos la formación, el orgullo y la pertenencia. También en ese avasallamiento perdimos hombres muy valiosos y nadie salió a agitar las banderas. Se quedaron quietitos defendiendo sus comodidades. Ni un solo gesto. !Así estamos hoy!

Camaradas: Desde APROPOBA HEMOS LEVANTADO LA VOZ y debemos reconocer que se nos ha escuchado. Reclamamos como debíamos hacerlo, con seriedad y compromiso. El gobierno y las autoridades políticas corrigieron el yerro, otorgándonos el derecho que se nos había negado.

Y estuvimos todos juntos, como en otros momentos históricos de nuestros reclamos.

Los cuestionamientos y la correspondencia hecha pública, en que los dirigentes desnudaron por primera vez, las “sórdidas maniobras y pobres batallas” por sostenerse en lugares de privilegio. Nos indican; que ya no podemos echarle la culpa a los revanchismos políticos. Nada tienen que ver en este juego. Luego de estas “elecciones democráticas” y de “actas” a la luz de un fósforo, el problema es nuestro!

De nada han servido quienes pavoneándose integraban la conducción de las Instituciones sociales. Ni aún aquellos que ostentaban y componían “tribunales de honor, conductas, mesas de comisarios generales”. La realidad es que hoy seguimos “como nuestros hermanos los Indios… en pelotas!”.

No opinamos en nada – (IOMA, SS, Caja, paritarias)-, pero sí, nos descuentan para todo y en forma prepotente nos quitan abultadas sumas de nuestros sueldos. No conozco, porque si lo fue, no ha sido publicado, que “nuestros dirigentes” hayan hecho gestión alguna por los créditos para la vivienda en favor de nuestros camaradas, ante el Banco Hipotecario Nacional.

El objetivo a alcanzar es ese COMPROMISO; compromiso con la verdad, con la conducta y la coherencia que nos legaron nuestros mayores.

El compromiso lleva consigo una alta carga de responsabilidad para los nuevos líderes que son: motivación, cultura, honestidad y trabajo. Estas premisas no son ajenas a la formación del Oficial de nuestra Policía.

¡Demostrémoslo!!!

Del lugar de siempre, 10/02/2013.

                                                                     

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

__________________________________________________________________

 

ELECCIONES, Nota de LUIS ALBERTO COLANTONI, Pte. Delegación APROPOBA BERNAL

 

ELECCIONES

 

Que los acontecimientos de conocimiento en relación a la reciente elección para la renovación de autoridades de la caja de previsión por el sistema de terna y elevación de propuesta de parte de los órganos representativos a consideración del Sr Gobernador digo que de no ser respetados los derechos implícitos nacidos del principio de la soberanía del pueblo y la forma representativa de gobierno (Arts. 33 y 1 C.N.) el candidato triunfador debe plantear judicialmente la anulación del decreto regulador del procedimiento por inconstitucional en ‘n a que las instituciones de la provincia como la nuestra son regidas por la forma de la democracia semi indirecta (Art 210 CP BA) para poder llegar a gobernar la caja (Art 22 C.N.) y ello se logra a través del acto eleccionario llevado a cabo por el universo de los afiliados con derecho a votar en su carácter de contribuyentes al sostenimiento del sistema previsional para participar en su formación por cuya mayoría de voluntades se legitima la representación que no detentan los reconocidos por el poder ejecutivo provincial como órganos representativos (centro de oficiales y círculos policiales) puesto a estar limitados solo a la representación de sus afiliados que como es sabido son voluntarios y por tal no inclusivo de la totalidad de los agentes, mas permite que quienes tienen doble afiliación puedan ejercer un sufragio calificado con valor de dos, privilegio que atenta contra el voto simple que establece la ley nacional electoral de orden superior al que el gobernador provincial como agente natural se debe subordinar no obstante cualquier disposición en contrario que contenga la normativa local vigente (Art 31 CN y 128 CPBA) y mas allá del fraude electoral que constituyo la propuesta irregular es que frente a la arbitrariedad, las entidades que asumen tener representatividad les cabe la obligación de promover una reforma legislativa, conforme a los mecanismos contemplados para tal eventualidad por la trascendencia que tiene la cuestión para la vida institucional en virtud a tratar de quienes como dueños de los propios destinos, acorde al concepto democracia como estilo de vida en libertad, les cedió el poder administrador de sus bienes, cuando el gobernador en uso del poder reglamentario no lo respeto su voluntad por extralimitar su facultad reducida a observar que los designados, cumplan con la función del estado provincial en materia de seguridad social dentro del ámbito policial y somos los asociados quienes se los tenemos que reclamar como perjudicados por el proceso implementado.

 

Luis Alberto Colantoni,

Capitán-Comisario (RA)

Presidente de Apropoba Delegación Bernal

____________________________________________________________________________

 

ELECCIONES PARA LA CAJA DE RETIROS: “CRÓNICA DE UN FRAUDE ANUNCIADO”, por JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

ELECCIONES PARA LA CAJA DE RETIROS: “CRÓNICA DE UN FRAUDE ANUNCIADO”

 

Este infame proceso de recambio institucional en nuestro ente previsional, bien podría titularse como reza el epígrafe de esta nota: “crónica de un fraude anunciado...”

El primer anticipo de esta infamia se produjo cuando la Filial Mar del Plata del COR abortó la maniobra pergeñada por el COR Central que consistía en usar la fiesta de Aniversario de nuestra entidad, para que el Gobernador haga proselitismo con miras a su reelección, en Mar del Plata, con los fondos nuestros, principalmente de los afiliados marplatenses. Y no fue a cambio de un mejor trato a los policías o para que se saldaran las deudas a los retirados, lo cual podría haber justificado “el favor”. Nada de eso. Según se dijo, era a cambio de un mísero subsidio, que vaya uno a saber donde terminaría!

Luego le descubrimos, publicamos y reprochamos al Presidente de nuestro Centro de Oficiales Retirados aquella famosa acta-acuerdo infame llevada a cabo, casi en la clandestinidad, entre los mismos personajes que ahora confeccionaron el acta de ternas, para prorrogar ilegalmente el mandato de las autoridades de la Caja. El señor González hizo un sinfín de malabares para explicar lo inexplicable; y luego lanzo una campaña para “limpiarse” emitiendo una serie de comunicados periódicos y rimbombantes, que incluían acusaciones que pretendían desacreditar a los demás. Especialmente a APROPOBA, y más puntualmente a su Secretario General Miguel Reynoso.

Se parecía a esos políticos autoritarios e intolerantes que no soportan las críticas, que rechazan las opiniones y que se consideran infalibles. Se sienten como los únicos que tienen la verdad y en toda aparición siempre agreden a alguien, especialmente a los que se le oponen.

La explicación es que estaba muy mal herido. No obstante parece que seguía comprometido, vaya uno a saber por que motivo, en entregar nuestra Caja de Retiros al arbitrio del poder político, con todo lo que ello implica. O por lo menos a ser complaciente con tal despojo…

Tal es así que, y obviamente sin ponerse colorado, al fracasar la componenda del “acta-acuerdo” convalido con su pasividad la resolución ministerial nº 5011 del 15/11/2011, por la cual el gobierno se vio obligado a blanquear su interés en prorrogar (“sin determinar tiempo de la prorroga”) el mandato del Presidente de la Caja Dr. Langone. También lo alertamos…

No tenemos elementos para objetar la eficiencia de las autoridades de la Caja. Pero nunca nos respondieron cual era la necesidad de tal prorroga. No dudamos del Dr. Langone, pero ante el descontento de los afiliados, jamás dio una explicación de porque no renunciaba, lo cual lo coloca, al menos, en un cono de sombra…

Ahora estas elecciones, que a mi juicio son presentadas adrede como un circo, al efecto de “embarrar la cancha”, generar conflictos y luego disparar contra nuestra entidad previsional. Es decir: “el gobierno se vería en la obligación de intervenir la Caja…”  Y si ello ocurriese los Presidentes de las entidades representativas, y sus respectivas comisiones directivas, serán cómplices.

Desde APROPOBA siempre hemos dicho que el proyecto del gobierno desde los tiempos de Arslanián y Solá de quedarse con nuestra Caja, y obviamente nuestros fondos, no había sido abandonada nunca. Que era un aplazamiento hasta un momento más oportuno. También dijimos que, dentro de nuestras posibilidades, APROPOBA sería el mangrullo desde donde vigilaríamos todo el tiempo a nuestros detractores.

Por eso hoy advierto a mis camaradas, que si el gobierno desoye la voluntad de los afiliados expresada en las urnas y nosotros lo permitimos, habremos cedido un gran espacio que rápidamente ocuparán los gobernantes, en su paciente y disimulado trabajo para quedarse con nuestro dinero.

Pero si reaccionáramos de la manera que deberíamos hacerlo, y que seguramente ellos esperan, posiblemente les demos los motivos para un avance más. Entre ambas situaciones creo que hay mucho por hacer.

No me voy a referir a la Presidencia del Círculo de Oficiales ni tampoco al Presidente del Círculo del Personal (ex Suboficiales), porque es sabido que la misión del primero es ocuparse de actividades sociales, turismo, los torneos de bochas, campeonatos de pesca, etc. y  del segundo tampoco porque debieran accionar los Suboficiales. Pero si me voy a referir al Centro de Oficiales cuya misión estatutaria es ocuparse “…Del estudio, defensa y protección de los intereses y derechos profesionales, previsionales y sociales de los retirados y pensionados, bregando además por la permanente exaltación de los valores éticos que acompañan al adecuado ejercicio de la profesión policial (Art. 1ª apartado “b” del Estatuto), entre otras obligaciones estatutaria, por cierto muy lejos de ser logradas por la actual Presidencia…

No dejemos de recordar que dos camaradas de La Plata que no sabemos muy bien para que lado patean no dudaron en denunciar al Presidente de la Filial Mar del Plata Miguel Reynoso, ante el Tribunal de Ética de la institución por el solo hecho de reiterar sus reclamos a la presidencia central del llamado a elecciones ante el vencimiento del mandato de las autoridades de la caja, y que la misma Comisión Central, vergonzosamente, le dio curso en lugar de ponerse a hacer lo que debía.

Me pregunto a esta altura, por ejemplo, si no hay ya meritos suficientes para que los Señores Presidentes de Filiales del COR se auto-convoquen  y pidan la renuncia a toda la Comisión Directiva Central, por haber sido, al menos, negligente en el desempeño de sus obligaciones. ¿Acaso la presidencia actual del COR no ha demostrado, además, ser complaciente con el poder causando con ello perjuicios a sus representados?

Por otra parte... ¿Nadie tiene pensado reunirse con Carlos Langone y pedirle explicaciones?

Existe la posibilidad aún que el Ministerio, ante la reacción de los afiliados, decida ceder y reconocer al ganador de las elecciones como al nuevo Presidente de nuestra Caja. Ojala así ocurra, aunque tengamos que soportar el graznido de los gansos, queriendo hacernos pasar por apresurados o mentirosos…

Lo grave y lamentable, sería que el fraude termine de consumarse y después tengamos que llorar sobre la leche derramada, peregrinando los pasillos tribunalicios mendigando un poco de justicia, que obviamente nunca nos llegará.

13 de enero 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de APROPOBA

jescanav@hotmail.com  

__________________________________________________________

 

“LOS PUEBLOS QUE IGNORAN  SU HISTORIA ESTÁN CONDENADOS A REPETIR SUS ERRORES”

 

VIVA LA POLICÍA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Y SUS CIENTO NOVENTA Y UN AÑOS DE HISTORIA

"LOS PUEBLOS QUE IGNORAN SU HISTORIA ESTÁN CONDENADOS A REPETIR SUS ERRORES"

 

A propósito de estas “pequeñeces”, pregunté entre el universo de retirados si alguno de ellos había sido invitado a los distintos actos con que las Departamentales y/u otras Dependencias Policiales desarrollaron, relacionados con los festejos del día 13 o 24 de Diciembre. Mi sorpresa no fue mayor al comprobar cómo estos jóvenes jerarcas ignoran a quienes fueron sus antecesores.

Estos olvidos que no son accidentales, sino que son producto de una política institucional (con minúscula), están soportados en forma adrede para destruir en la mayor indiferencia los legados que otrora conformaron el valor y el honor de pertenecer.

Destruida la pertenencia, queda el  “campo arrasado” y los buitres hacen sus festines sobre los restos de esta Fuerza que nace con la historia misma de la Patria.

Sepan estos conductores “simulados” sin pasado, sin presente, que no harán novelas, tampoco tendrán anécdotas para contar porque ya son hombres de la nada. Mirarán su historia desde “el cristal de un charquito”.

Ante la noticia periodística de que el gobierno de la provincia continuará abriendo “sucursales de Pitman”, en donde se formarán los futuros policías, tirando por la borda la formación profesional y unificada que debe tener una profesión de alto riesgo para la sociedad como es la de un Agente del Orden, solo me queda por pensar que quienes han ostentado las mayores jerarquías en los últimos tiempos y las visten hoy, han sido incompetentes del uniforme azul.

         Hace apenas unos días, otra noticia nos informa qué descuidado está el personal policial. Un oficial del escalafón general sufre un infarto en plena labor (en un enfrentamiento), ese hombre era el padre de un policía fallecido en servicio.

Me pregunto ¿se habían tomado los recaudos suficientes por los responsables de la salud de los efectivos sobre este hombre? Ya que la experiencia que había vivido era extrema ¿Cómo pudo seguir sin control médico? –si es que existe en la repartición un organismo que cuide y vigile la problemática de salud laboral-, una persona  puede llegar al descontrol por falta de atención cuando ha pasado estas situaciones límites.

Y se preocupan por policías municipales, observatorios de seguridad, patrullas civiles, etc., etc.... Observen como les  va a los países como México por ejemplo, dónde lo muertos se cuentan por docenas todos los amaneceres – acá también-. ¡Señores no deliren más! Tomen la decisión política de terminar con el delito.

En cuanto a nosotros, los policías todos, nos cabe la inexcusable obligación de crear una Obra Social que nos preste el servicio médico de excelencia que nos merecemos. Debemos dejar de depender de IOMA. Primero porque su cobertura se halla continuamente cuestionada por cuestiones de administración financiera ajenas a nuestra voluntad. Pagamos religiosamente mes a mes y en forma compulsiva.

Este es el gran desafío: posesionarnos del cuidado de nuestra salud en una profesión de alto riesgo continuo.

Nuestras entidades representativas: Las mismas acaban de demostrar que cuando no se hallan a su frente verdaderos dirigentes, no sirve para el fin que fueron creadas. Se desprestigian y quedan expuestas a los caprichos y desventuras de sus “regentes”, las masas societarias.

Creo haberles dicho hace tiempo que venían por todo! Lo están haciendo. Encuentran en quienes ebrios de poder, nos traicionan y nos entregan como a corderos.

Es responsabilidad nuestras quitarnos de una vez y para siempre estas circunstancias que lo único que han hecho es crearnos falsas dependencias. Hacernos creer que debíamos estar separados por condiciones sociales falaces y arcaicas, solo entendibles y aceptadas por personajes inferiores.

Perdonen si los empachos con mi experiencia de vida. Pero me gusta que a los pichones le crezcan los espuelones.

Luchen por sus derechos respetando a los demás. Los hijos no crecen solo, se forman por sus tutores.

Mercedes, 10 de enero de 2013.

                                                                                               

Carlos Roberto Massacane

Subofl. Ppal. (rav)

____________________________________________________________

 

LA TERNA..., por JESÚS SCANAVINO, Secretario de Organización de APROPOBA

 

LA TERNA PARA LA CAJA: UN ASUNTO QUE REVUELVE LAS TRIPAS…!!!

 

“El cansancio moral que a uno lo invade como consecuencia de gritar a los cuatro vientos, todo el tiempo, las injusticias y el destrato a que nos someten las autoridades, sin que se les mueva un pelo, ni a los funcionarios responsables de nuestras peripecias, ni a la mayoría de los camaradas, sean en actividad o retirados y/o pensionados, hace que uno considere, con sinceridad, si realmente vale la pena restarle horas al merecido descanso junto a la familia, a la que demasiado tiempo ya le quitó en tiempos de actividad.”

Palabras de un distinguido camarada y amigo, que con todo pesar asumí como una verdad y las hice propias….

Si después de todo parecería que la mayoría está conforme con los sueldos miserables que cobran por arriesgar la vida todos los días; con IOMA que cada vez es más deficiente; con Servicios Sociales administrado por el Estado y no sus dueños los afiliados; con los juicios que nunca pagan y cuando pagan les quitan la mitad; y con las condiciones paupérrimas en que los uniformados desempeñan su labor…

Y lo que colma hasta el hartazgo, es ver como en estos años y hasta estos días que corren, una legión de chantas y buscavidas, y algún que otro pavote con algún diplomita bajo el brazo o un cargo político garroneado de manera vil, hacen a gusto y placer cualquier barbaridad en materia de seguridad haciéndole creer al pueblo que están ocupándose seriamente de cuidarles la vida. Mienten aprovechando la impunidad que les otorga esta democracia berreta que nos están obligando a soportar, por acción o por omisión, ciertos dirigentes y funcionarios domesticados, como cerdos de corral, que se prestan a cualquier porquería en perjuicio de sus camaradas, compatriotas y del país, con tal de no ser excluidos del comedero oficial… 

Hay que seguir dándoles de comer, cuando más generosas las raciones mejor. Y esperar. Pronto se atragantaran y los veremos terminar retorciéndose ahogados en su propia podredumbre, en el fondo de una celda penitenciaria; porque esta vez si que las van a tener que pagar…

Pero lo que acaba de ocurrir, en el ámbito de nuestra fuerza, en relación a las ternas para elegir las nuevas autoridades de nuestra Caja de Retiros, es algo que revuelve las tripas. Enoja al más manso de los mortales. Sacude la modorra de los cansados. El procedimiento seguido para llegar a este punto se ajusta a la normativa impuesta por la conducción política del Ministerio de Seguridad, se podrá afirmar con razón. Pero me pregunto:

¿Cómo pudimos, y podemos, ser tan pusilánimes y obsecuentes para aceptar mansamente tanta desconsideración y falta de respeto?

¿Cómo se puede ser presidente de una entidad representativa y avalar semejante afrenta a sus representados?

Los afiliados de la Caja de Retiros hemos sido convocados a elecciones para elegir candidatos para el gobierno y administración de nuestra entidad previsional. Los candidatos han hecho sus campañas y una lista fue la ganadora por mayoría de votos. Y esa lista deberá ser la que asuma a la brevedad. No otra. No debemos permitir que sea otra.

Pienso que todos deberíamos autoconvocarnos en La Plata para exigir al Ministro que se respete la voluntad de los afiliados expresada en las urnas. Y además exigir al actual ocupante ilegitimo de la Presidencia, que abandone inmediatamente el cargo que ya no le corresponde. No estoy cuestionando los nombres ni la gestión de del actual Directorio de la Caja, que a mi juicio fue impecable. Lo que se trata es de respetar la ley preexistente y la opinión de los afiliados que para ello fuimos convocados a votar.

¿O acaso fue una parodia del poder con la complicidad de alguna de nuestras entidades?

Si este engendro se consolida, no nos extrañemos cuando vengan por más….

9 de enero de 2013.

 

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (RA)

Secretario de Organización de APROPOBA

______________________________________________________________________________________________________

AVISO LEGAL:
Los contenidos de las notas y artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores,

lo que no implica que coincidan o no con la opinión del Sitio o su Editor

______________________________________________________________________________________________________

 

>>VOLVER a INICIO

 

VER ARCHIVO OPINIÓN