VOLVER A LEGISLACION

Decreto 1.766/05   (Agregada reforma Dcto. 2.197/05)         

 

Visto la necesidad de contar con el estatuto que regule las relaciones laborales del Personal de Apoyo a la Policías de la Provincia de Buenos Aires, de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de las Policías y del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, y 

CONSIDERANDO:

Que la ley 13.201 en su artículo 66, 2º párrafo, establece que el personal que no fuera reubicado conforme dicho plexo normativo, continuará rigiéndose por el Decreto Ley 9.550/80 y su Decreto Reglamentario, hasta tanto una norma específica determine su situación laboral, estatutaria y escalafonaria;

Que el Poder Ejecutivo ha remitido a la Honorable Legislatura proyecto de ley tendiente a establecer el Estatuto del Personal de Apoyo a las Policías de la Provincia de Buenos Aires (Mensaje Nº 1.378 de fecha 10 de Junio de 2005, expediente A 18/05-06);

Que dicho proyecto ha tomado estado parlamentario en la Honorable Cámara de Senadores con fecha 15 de Junio del corriente año, sin que haya sido sancionado aún; 

Que existen diversas relaciones jurídicas laborales en el ámbito del Ministerio de Seguridad, circunstancia que hace imperioso contar con la norma que brinde un encuadre legal a las mismas; 

Que, en orden a ello, el proyecto de ley que fuera elevado para su tratamiento a la Honorable Legislatura contempla en su texto el Escalafón del Personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias;

Que la falta de sanción del aludido proyecto de ley provoca un vacío normativo que pone en riesgo las políticas implementadas para el sector en materia de recursos humanos;

Que la seguridad jurídica es un elemento vital para la efectiva prestación de un servicio de administración regular y eficiente, de modo que su efectiva provisión no sólo configura un genuino deber del Estado, sino que además resulta un dispositivo imprescindible a efectos de atender las derivaciones legales de los eventuales reclamos que de esas relaciones laborales pudieren surgir; 

Que el dictado de normas de necesidad y urgencia, cuando medien circunstancias que así lo justifiquen, ha sido objeto de reiterado ejercicio en la práctica institucional argentina, invocándose, en referencia a ello, que “...el ejercicio de funciones legislativas por el Poder Ejecutivo cuando la necesidad se hace presente y la urgencia lo justifica, cuenta con el respaldo de la mejor doctrina constitucional” (Conf. Bielsa Rafael “Derecho Administrativo”, t. 1 pág. 309; Villegas Basavilbaso, Benjamín, “Derecho Administrativo”, t. 1, pág. 285 ss.) y también la Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha admitido el dictado de actos de tal naturaleza (Fallos 11:405, 23:257); 

Que ha tomado la intervención de su competencia Asesoría General de Gobierno;

Por ello,

EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

DECRETA

ARTICULO 1°.- Apruébase el Estatuto del Personal de Apoyo a las Policías de la Provincia de Buenos Aires, de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de las Policías y del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, cuyo texto forma parte integrante como Anexo I del presente acto administrativo.

ARTICULO 2°.- Póngase en conocimiento de la Honorable Legislatura el presente Decreto de Necesidad y Urgencia.

ARTICULO 3°.- El presente Decreto será refrendado por el señor Ministro Secretario en el Departamento de Seguridad.

ARTICULO 4°.- Regístrese, comuníquese, publíquese, dése al Boletín Oficial y pase al Ministerio de Seguridad. Cumplido archívese. 

Ing. FELIPE SOLÁ GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Dr. LEON CARLOS Arslanián Ministro de Seguridad Provincia de Buenos Aires                   

       

DECRETO N° 1766.

ANEXO 1

ESTATUTO DEL PERSONAL DE APOYO A

LAS POLICÍAS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

CAPÍTULO I

ÁMBITO DE APLICACIÓN

 

ARTÍCULO 1º.- El presente Decreto establece la composición, competencias, funciones, derechos y obligaciones, régimen disciplinario y demás aspectos del personal de apoyo a las Policías, de la Caja de Retiro, Jubilaciones y Pensiones de las Policías y del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

 

ARTÍCULO 2º.- El personal comprendido en el presente Decreto, desarrollará sus tareas conforme al escalafón y agrupamiento de revista, con el objeto que el personal que desempeñe de modo habitual y permanente las competencias previstas en la Ley 12.155 (T.O. por Decreto 3.206/04) pueda dar eficaz cumplimiento a su misión.

 

ARTÍCULO 3º.- El personal comprendido en el presente Decreto gozará de estado policial limitado, entendiéndose por tal la situación jurídica que resulta del conjunto de deberes, derechos y prohibiciones establecidos por el presente Decreto y su reglamentación.

El estado policial limitado, impide el desempeño de funciones esencialmente policiales y el uso de los atributos inherentes a ellas, que son las que corresponden al personal encuadrado en la Ley 13.201 y Ley 13.202 y sus respectivos decretos reglamentarios.

 

ARTÍCULO 4º.- El personal comprendido en el presente Decreto, efectuará sus aportes previsionales de conformidad con el régimen de la Ley 13.236 de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de las Policías de la Provincia de Buenos Aires, salvo los casos expresamente excluidos y mantendrán su condición de afiliados al sistema de prestaciones de Servicios Sociales.

 

CAPÍTULO II

ESTABILIDAD

 

ARTÍCULO 5º.- El personal comprendido en el presente Decreto goza de estabilidad, entendiéndose por tal el derecho a conservar el empleo y el nivel escalafonario alcanzado.

La estabilidad se adquirirá transcurridos doce (12) meses de efectiva prestación de servicios y una vez que hubiere aprobado las evaluaciones de rendimiento y aptitud que determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 6º.- La estabilidad en el empleo, adquirida en la forma prevista en el artículo precedente, se perderá por cesantía o exoneración, previo sumario administrativo, o condena penal que importe la privación de libertad o la inhabilitación para ejercer el cargo, o cuando se hubiere dispuesto la baja del agente o su retiro obligatorio por alguna de las causales previstas en este Decreto.

 

CAPÍTULO III

DERECHOS, DEBERES Y PROHIBICIONES

 

ARTÍCULO 7º.- El personal gozará de los siguientes derechos:

a)  Al desarrollo de la carrera en igualdad de oportuni­dades.

b)  A ejercer una función acorde con su grado y/o nivel escalafonario y especialidad.

c)   A la percepción del haber mensual, compensaciones e indemnizaciones vigentes, o que se determinen para cada grado, nivel escalafonario, cargo o función, en las condiciones que determine el presente Decreto y su reglamentación.

d)  A la asistencia médica y psicológica, y a la provisión de los medi­camentos necesarios, hasta la total cu­ración de las lesiones o enfermedades adquiridas como con­secuencia del servicio.

e)  A la presentación de recursos administrativos o judi­ciales en defensa de sus derechos.

f)    A la provisión de insumos y  elementos de trabajo.

g)  Al régimen de promoción y capacitación permanente.

h)  A requerir que se adopten las medidas de higiene y seguridad laboral que protejan al trabajador de los riesgos propios de cada tarea.

i)    Al ejercicio de las facultades disciplinarias conforme lo establezca el presente Decreto y su reglamentación.

j)    Al uso de la licencia anual y de las que correspondieren por enfermedad o de carácter extraordinario, previstas en la reglamentación.

k)  A los cambios de agrupamiento y destino para adquirir nuevas experiencias y conocimientos tendientes al perfeccionamiento profesional.

l)    A la percepción del haber de retiro y/o jubilación y la pensión para sus beneficiarios, con arreglo a las disposiciones legales pertinentes.

 

ARTÍCULO 8º.- El personal tendrá los siguientes deberes:

a)  Desempeñar su función de acuerdo con las leyes y re­glamentaciones vigentes.

b)  Desempeñar los cargos y las comisiones de servicio ordenadas por autoridad competente con arreglo a las ins­trucciones recibidas.

c)   Guardar secreto, aún después del retiro, de todo asunto que se relacione con el servicio, que por su natura­leza o en virtud de disposiciones especiales impongan esa conducta, salvo requerimiento judicial.

d)  Cumplir con el régimen disciplinario previsto en el presente Decreto y su reglamentación.

e)  Presentar y actualizar anualmente la declaración ju­rada de sus bienes y las modificaciones que se produzcan en su situación patrimonial y en la de su cónyuge.

f)    Cuidar y mantener en buen estado de uso y aprovecha­miento los bienes provistos para el desempeño de su función.

g)  Declarar y mantener actualizado su domicilio ante el área de Recursos Humanos, el que subsistirá para todos los efectos legales mientras no se denuncie otro nue­vo.

h)  Someterse a la realización de estudios psicofísicos toda vez que sea requerido.

i)    Asistir a las actividades de actualización, capacitación y formación que establezca la autoridad de aplicación.

j)    Conocer los preceptos establecidos en el Código de Conducta Ética para los Funcionarios Encargados de hacer cumplir la Ley, aprobado por la Resolución 34/169 de la Organización de las Naciones Unidas, cuyo texto se agrega como Anexo 1. a) y forma parte integrante del presente Decreto, como así también toda otra norma que de similar o superior jerarquía se dicte sobre la materia. Los textos completos de estos instrumentos deberán estar disponibles en todas las dependencias de la jurisdicción.

k)  Prestar servicios en forma regular y permanente, con toda su capacidad, dedicación, contracción al trabajo y diligencia, conducentes al mejor desempeño y eficiencia de las Policías de la Provincia de Buenos Aires.

l)    Obedecer las órdenes de su superior jerárquico cuando éstas se refieran al servicio, propias a su agrupamiento y respondan a las determinaciones del presente Decreto y su reglamentación.

m)Mantener una disposición permanente en la prestación del servicio.

n)  A negarse a cumplir órdenes de servicio que impliquen el desarrollo de tareas distintas a las naturales de su competencia y que sean propias de las Policías de la Provincia de Buenos Aires.

  

ARTÍCULO 9º.- El personal tendrá las siguientes prohibiciones:

a)  Arrogarse atribuciones que no le correspondan de conformidad a la normativa vigente.

b)  Poseer, directa o indirectamente, la calidad de proveedor o contratis­ta habitual u ocasional de la Administración Pública pro­vincial o dependiente, asociado o representante de alguno de ellos.

c)   Patrocinar trámites y gestiones administrativas o judiciales referentes a asuntos de terceros que se encuen­tren o no oficialmente a su cargo, vinculados con la Institución y la Administración Pública.

d)  Desempeñar otros cargos, funciones o empleos en la Administración Pública nacional, provincial o municipal, excepto el ejercicio de la docencia.

e)  Afiliarse a asociaciones gremiales y/o sindicales, participar en su organización o formar parte de ellas.

 

CAPÍTULO IV

INGRESO

 

ARTÍCULO 10°.- Son requisitos para el ingreso:

a)  Ser argentino nativo, naturalizado o por opción.

b)  Tener 18 años cumplidos.

c)   Poseer condiciones intachables de moralidad y buenas costumbres.

d)  Contar con el nivel de formación que demande la res­pectiva reglamentación para cada una de las espe­cialidades o funciones a desempeñar.

e)  Responder a las aptitudes psicofísicas que requiera la autoridad de aplicación.

f)    Suscribir un acta acuerdo de compromiso a fin de garantizar la prestación de servicios por un término no inferior al que fije la reglamentación.

  

ARTÍCULO 11.- El ingreso se hará siempre por el grado previsto para cada agrupamiento, tal como obra detallado en el Anexo 1. b) que forma parte de el presente Decreto, debiendo cumplir los requisitos establecidos por el presente Decreto y su reglamentación. 

La selección la realizará la autoridad de aplicación en la forma que determine la reglamentación, garantizando la igualdad de oportunidades y la transparencia del proceso selectivo para quienes deseen acceder a los cargos públicos.

  

ARTÍCULO 12.- Excepcionalmente cuando razones objetivas lo justifiquen, se podrá ingresar en forma directa en los grados, niveles escalafonarios o cargos intermedios siempre que se acrediten antecedentes destacados para ello y se demuestre poseer un relevante nivel de excelencia en los conocimientos específicos que hacen a la carrera a la que se aspira acceder.

En dichos supuestos, en forma previa al ingreso se deberá aprobar un examen de aptitud en la forma y con los requisitos que establezca la reglamentación.

  

ARTÍCULO 13.- No podrán ingresar:

a)  Quienes hubiesen sido exonerados o declarados cesan­tes de la Administración Pública nacional, provincial o municipal.

b)  Quienes tengan proceso penal pendiente o hayan sido condenados en causa penal a pena privativa de la libertad por delito doloso.

c)   Asimismo aquellos que se encuentren en las condiciones previstas en el párrafo anterior por delito culposo que, por las circunstancias del hecho, gravedad de la causa, negligencia en que hubieren incurrido o reincidencia, sean conceptuados por la autoridad de aplicación como antecedentes desfavorables para el ingreso.

d)  El fallido o concursado civilmente, mientras no obtenga la rehabilitación judicial.

e)  El que esté inhabilitado para ingresar a la Administración Pública.

 

CAPÍTULO V

REINGRESO

 

ARTÍCULO 14.- El personal que hubiere obtenido su baja vo­luntaria podrá reingresar a la institución en las condicio­nes que determine la reglamentación.

 

CAPÍTULO  VI

 SITUACIÓN DE REVISTA

 

ARTÍCULO 15.- El personal comprendido en el presente Decreto podrá revistar en alguna de las siguientes situaciones:

 

a)       Servicio activo.

b)       Disponibilidad.

c)        Desafectación del servicio.

d)       Inactividad.

e)       Retiro.

 

ARTÍCULO 16.- Revistará en servicio activo el personal que, sin encontrarse en los demás supuestos previstos en el artículo anterior, mantiene el pleno ejercicio de los derechos y deberes establecidos en el presente Decreto.

 

ARTÍCULO 17.- Revistará en disponibilidad el personal que permanezca en espera de destino o padezca enfermedad o le­siones imputables al servicio o ajenas al mismo.

 

ARTÍCULO 18.- El personal en situación de disponibilidad continuará percibiendo la remuneración correspondiente a su grado durante el lapso que fije la reglamentación.

 

ARTÍCULO 19.- La desafectación del servicio será dispuesta:

a)       Para el personal imputado de delito no excarcelable, mientras dure la detención.

b)       Para el personal sometido a sumario por hechos que pudieren derivar en sanción expulsiva o cuando su permanencia en el servicio activo verosímilmente pudiere aparejar perjuicio para la Institución.

 

ARTÍCULO 20.- La desafectación del servicio, en caso de sumario administrativo no podrá ser superior a sesenta (60) días. Excepcionalmente y por única vez, cuando las circunstancias del caso debidamente fundadas lo requieran, la desafectación podrá ser prorrogada por sesenta  (60) días.

 

ARTÍCULO 21.- Revistará en inactividad el personal que se encuentre en uso de licencia sin goce de haberes, cualquie­ra fuere su causa y aquel que hubiere agotado la licencia que tuviere por motivo las enfermedades o lesiones ajenas al servicio que demanden largo tratamiento. La reglamentación determinará el lapso máximo de este tipo de licencia.

 

ARTÍCULO 22.- Revistará en situación de retiro el personal que, habiendo cumplido los requisitos que establece el régimen previsional respectivo, se encuentre en alguna de las situaciones previstas en el Capítulo XVI del presente. 

 

CAPÍTULO  VII

ESCALAFÓN DEL PERSONAL DE APOYO A LAS POLICÍAS

 

“ARTÍCULO 23.- Determínase para el Personal de Apoyo a las Policías de la Provincia, un Escalafón compuesto por ocho (8) grados jerárquicos y cuatro agrupamientos, cada uno de ellos con distintos niveles de ingreso, desarrollo de carrera y grado máximo de promoción, conforme a las pautas y criterios formativos acorde a las funciones a desempeñar, tal como obra detallado en el Anexo 1.b) que forma parte del presente Decreto”. (reformado por Dcto. 2.197/05)

 

ARTÍCULO 23.- Determínese para el Personal de Apoyo a las Policías de la Provincia, un Escalafón compuesto por once (11) grados jerárquicos y cuatro agrupamientos, cada uno de ellos con distintos niveles de ingreso, desarrollo de carrera y grado máximo de promoción, conforme a las pautas y criterios formativos acorde a las funciones a desempeñar, tal como obra detallado en el Anexo 1. b) que forma parte del presente Decreto.

 

ARTÍCULO 24.- Sobre la base de los principios de capacitación permanente, igualdad de oportunidades e igualdad de trato por género o capacidades diferentes,  aptitud para el grado a cubrir y evaluación previa a cada promoción, el personal de apoyo podrá desarrollar su carrera en alguno de los siguientes agrupamientos del escalafón:

a)       Profesional: Comprende al personal con título de nivel superior universitario, debidamente matriculado, cuando ésta lo habilita para el ejercicio de la profesión, y por ende el desempeño de las funciones enumeradas para el agrupamiento profesional en el nomenclador de cargos para el personal profesional de la Administración Pública provincial.

El agrupamiento profesional incluye los integrantes del Servicio Religioso, quienes revistarán de la siguiente forma: El Capellán General con el grado 11 – Comisionado Profesional-; el Capellán Mayor con el grado 10 –Inspector Profesional- y los demás Capellanes con hasta el grado 9 – Capitán Profesional-, de conformidad al detalle establecido que como Anexo 1. b) que forma parte del presente Decreto y su reglamentación.  

El límite máximo de edad para el ingreso de los Capellanes del Servicio Religioso será de hasta cuarenta y cinco (45) años.

 

b)       Técnico: Comprende al personal con certificación de estudios de carácter técnico y/o acreditación de saberes teórico-prácticos, adecuados para el desempeño de las funciones enumeradas en el nomenclador de cargos para el personal técnico de la Administración Pública provincial.

El agrupamiento técnico incluye los integrantes de la Banda de Música, en la forma que determine la reglamentación.

 

c)        Administrativo: Comprende al personal con ciclo polimodal completo, de formación media o equivalente, que realice tareas de elaboración, ordenamiento, organización, control y supervisión de información, en distintas diversificaciones, importancia y responsabilidad, necesaria para el funcionamiento de las Policías de la Provincia, ello de acuerdo al nomenclador de cargos para el personal administrativo de la Administración Pública provincial.

 

d)       Servicios Generales: Comprende al personal que cuente con estudios, conocimientos, saberes, habilidades o experiencias suficientes para el desempeño de un oficio, artesanía o tarea, enumeradas en el nomenclador de cargos para el personal de servicio y personal obrero de la Administración Pública provincial.

 

El personal que revistiere en un agrupamiento podrá pasar a otro, siempre que reúna los requisitos exigidos para ello y cumpla con las condiciones de aptitud y evaluación mencionadas, en la forma que determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 25.- El personal se identificará con el grado jerárquico, conforme al desarrollo que obra como Anexo 1. b) del presente Decreto, identificando a continuación el agrupamiento de revista.

 

CAPÍTULO VIII

PLANTEL DOCENTE

 

ARTÍCULO 26.- El personal docente de los Institutos de formación y capacitación que habilite la autoridad de aplicación, podrá desempeñarse como docente titular, suplente o interino, conforme a las previsiones presupuestarias.

La cobertura de cargos docentes titulares se realizará por concurso de antecedentes y oposición, en la forma y plazos que determine la reglamentación.

La cobertura de suplencias como los interinatos se producirá mediante designación de la autoridad de aplicación y se regirá por las pautas del contrato de locación de servicios docentes, por asignación de hora cátedra, que al efecto se suscriba, en la forma que determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 27.- Al personal docente titular, suplente o interino, le corresponden los derechos, deberes y prohibiciones establecidos en el presente Decreto, con excepción de lo previsto en los incisos a), b), g), i), k) y l) del artículo 7º; incisos b) y d) del artículo 8º e inciso d) del artículo 9º.

 

ARTÍCULO 28.- Cuando el personal docente fuere afiliado o beneficiario del régimen previsional de la Caja de Retiro Jubilaciones y Pensiones de las Policías de la Provincia, los aportes de ley por sus servicios como docente se acrecentarán de conformidad a las previsiones de la Ley 13.236.

Cuando el personal docente no fuere afiliado, ni beneficiario del régimen previsional de la Caja de Retiro, Jubilaciones y Pensiones de las Policías de la Provincia, aportará al Instituto de Previsión Social, de conformidad a lo previsto por el Decreto Ley 9.650/80.

 

ARTÍCULO 29.- El personal no docente de los Institutos de Formación y Capacitación que habilite la autoridad de aplicación, integrará el Escalafón del Personal de Apoyo a las Policías.

 

CAPÍTULO IX

ESCALAFÓN DEL PERSONAL DEL

SISTEMA DE ATENCIÓN TELEFÓNICA DE EMERGENCIAS

 

ALCANCE

 

ARTÍCULO 30.- El presente Capítulo aprueba el Escalafón del Personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, tal como obra detallado en el Anexo 1. c) que forma parte del presente Decreto.

 

ARTÍCULO 31.- Al personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, le corresponde los derechos, deberes, obligaciones y prohibiciones establecidos en el presente Decreto, salvo en lo que expresamente sea modificado por este capítulo.

 

DISPOSICIONES GENERALES

INGRESO

 

ARTÍCULO 32.- El ingreso del personal será acorde a los lineamientos que en materia de selección, evaluación y capacitación determine la autoridad de aplicación.

 

ARTÍCULO 33.- Son requisitos para el ingreso los establecidos en el Capítulo IV “Ingreso” del presente Decreto y su reglamentación, con las siguientes particularidades:

a)  Tener veinticinco (25) años cumplidos.

b)  Aprobar el proceso de formación y capacitación que establezca la autoridad de aplicación.

c)   Suscribir un acta acuerdo de compromiso de disponibilidad, por el plazo mínimo de dos (2) años, para ser incorporado cuando hubiere aprobado el proceso de formación y capacitación.

La autoridad de aplicación deberá llevar un registro, por orden de mérito, para la cobertura inmediata de las vacantes que se produzcan en el Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, con los ciudadanos que hayan cumplido con los requisitos establecidos en los incisos precedentes, en la forma que determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 34.- Los ciudadanos convocados al proceso de formación y capacitación que determine la autoridad de aplicación, percibirán un monto mensual en concepto de beca, conforme lo determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 35.- El personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, se desempeñará en un escalafón de tres grados, con sus correspondientes clases, para el cumplimiento de las actividades de atención al usuario, supervisión, supervisión especializada, coordinación y control del sistema, conforme se  detalla en el Anexo 1. c) que forma parte del presente Decreto.

 

ARTÍCULO 36.- Al personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, podrá asignársele interinamente, las funciones y responsabilidades de un cargo superior en la escala jerárquica, abonándosele mensualmente la diferencia salarial que exista con dicho cargo superior y los aditamentos que pudiera corresponder en cada caso.

 

ARTÍCULO 37.- Al personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, le corresponden los derechos, deberes y prohibiciones establecidos por el presente Estatuto, a excepción de los derechos previstos en el inciso k) del artículo 7º y los deberes previstos en el inciso b) del artículo 8º. 

 

ARTÍCULO 38.- La reglamentación deberá determinar el procedimiento de evaluación de desempeño permanente e integral, cualitativa y cuantitativamente, con una calificación cada seis (6) meses del personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias.

 

ARTÍCULO 39.- Sin perjuicio de lo previsto en el Capítulo XVII del presente Decreto, podrá disponerse la baja del personal cuando existieren dos (2) calificaciones insuficientes consecutivas o tres (3) calificaciones insuficientes alternadas en un período de veinticuatro (24) meses.

 

ARTÍCULO  40.- La Retribución, Compensación e Indemnización del personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, se determinará conforme a los principios que surgen del presente Decreto y lo que en particular determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 41.- El personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, tendrá un régimen horario de treinta (30) horas semanales de trabajo efectivo y diez (10) horas semanales de formación y capacitación, conforme a la programación que establezca la autoridad de aplicación y acorde a la modalidad continua de prestación del servicios: todos los días y horas del año calendario.  

 

ARTÍCULO 42.- Al personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias, le será aplicable el Régimen Disciplinario, de Retiro y Baja establecido en el presente Decreto, con las particularidades que determine la reglamentación, conforme a su especialidad.

 

CAPÍTULO X

SUPERIORIDAD

 

ARTÍCULO 43.- Superioridad es la situación que tiene un agente respecto de otro y que determina, respectivamente, la atribución de ordenar y el deber de obedecer las órdenes legales que se le impartan.

 

ARTÍCULO 44.- La superioridad puede estar determinada por la misión, el cargo o el grado.

 

ARTÍCULO 45.- La superioridad por grado es la que deri­va del hecho de poseer un grado jerárquico más elevado, entre el personal comprendido en el presente Decreto.

 

ARTÍCULO 46.- La superioridad por cargo es la que se deriva del lugar que pueda ocupar un agente en las áreas o dependencias de apoyo definidas en las estructuras organizativas, con prescindencia de los grados.

 

ARTÍCULO 47.- La superioridad por misión es la que tiene un agente respecto de otro, con prescindencia de sus cargos y grados, en función de una misión concreta y determinada en la que el superior les asignó sus respectivas responsabili­dades y atribuciones de mando.

 

CAPÍTULO XI

FORMACIÓN Y CAPACITACION

 

ARTÍCULO 48.- La formación y capacitación permanente del personal comprendido en el presente Decreto, tenderá a la profesionalización mediante el desarrollo de contenidos y compe­tencias propias de cada grado, nivel escalafonario, cargo o función.

 

ARTÍCULO 49.- La autoridad de aplicación, conforme al principio de igualdad de oportunidades y descentralización operativa, promoverá la ejecución de programas de capacitación y formación en todo el ámbito del territorio provincial.

 

CAPÍTULO XII

EVALUACIÓN DE DESEMPEÑO Y

PROMOCIÓN

 

ARTÍCULO 50.- Se evalua­rá y calificará al personal por lo menos una vez al año, en base a los resultados de sus objetivos, cumplimiento de funciones, desarrollo de competencias y capacitación adquirida, conforme a los procedimientos de evaluación y calificación que determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 51.- La promoción al grado inmediato superior de la carrera, conforme al desarrollo que obra como Anexo 1. b) del presente Decreto, por agrupamiento, estará condicionada a los siguientes requisitos:

a)  Disponibilidad de vacantes en el grado al que se aspira.

b)  Haber aprobado los cursos que determine la reglamen­tación o las disposiciones complementarias.

c)   Acreditación de conocimientos y aptitudes requeridos para el desempeño del grado a cubrir, en la forma que determine la reglamentación.

d)  Haber sido evaluado conforme a las previsiones del presente capítulo y de acuerdo la reglamentación.

 

ARTÍCULO 52.- La prioridad para la promoción entre dos o más agentes a un mismo grado superior, está dada por los parámetros que se indican a continuación y en el siguiente orden:

a)  Mayor puntaje por acreditación de conocimientos exigidos para el desempeño de las funciones que corresponden al grado a cubrir.

b)  Mejor calificación en la evaluación de desempeño.

c)   Mayor antigüedad en el grado. 

 

ARTÍCULO 53.- En ningún caso se requerirá la permanencia de un tiempo mínimo en el grado para poder ascender al grado inmediato superior. 

 

CAPÍTULO XIII

LICENCIAS Y PERMISOS

 

ARTÍCULO 54.- El personal tendrá derecho a las siguientes licencias y permisos:

a)  Licencia Anual.

b)  Licencias extraordinarias:

1.  Matrimonio.

2.  Enfermedad.

3.  Lesiones en servicio o imputables al mismo.

4.  Maternidad.

5.  Duelo.

6.  Nacimiento o adopción.

7.  Asistencia a familiares enfermos.

8.      Donación de órganos, piel o sangre.

9.      Actividades culturales y deportivas.

10.  Preparación y capacitación científica, profesional o técnica.

11.  Para ocupar un cargo electivo o de mayor jerarquía sin estabilidad.

 

c)        Permisos:

 

1.      Alimentación y cuidado del hijo.

2.      Preexamen, exámenes e integración de mesa examinadora.

3.      Razones particulares o compensación de servicios.

 

La reglamentación determinará los períodos y requisitos para el otorgamiento de la licencia anual ordinaria y la autoridad facultada a concederla.

Asimismo establecerá los requisitos para el uso de cada licencia extraordinaria o permisos, las limitaciones o prohibiciones que pesarán sobre el agente durante el goce de los mismos y el lapso durante el cual -en cada tipo de licencia- se podrán percibir haberes.

 

CAPÍTULO XIV

RETRIBUCIONES, COMPENSACIONES E INDEMNIZACIONES

 

ARTÍCULO 55.- La remuneración deberá compensar la responsa­bilidad inherente al grado, cargo o nivel escalafonario correspondiente, al desempeño de la función, la ma­yor atribución de competencias y el rendimiento efectivo en la tarea asignada, para lo cual la reglamentación podrá establecer un segmento de remuneración fijo y otro variable, que deberá diferenciarse del personal de las Policías de la Provincia de Buenos Aires. 

 

ARTÍCULO 56.- La remuneración del personal comprenderá los siguientes conceptos:

1- Sueldo Básico: es el que se determine para cada grado.

2- Suplementos

 

a) Por cargo: es un adicional no permanente que retribuye el efectivo desempeño de determinado cargo en la estructura organizativa  con relación al nivel de  responsabilidad o complejidad.

b) Por antigüedad: éste habrá de computarse conforme lo determine la reglamentación.

 

Los mencionados suplementos serán abonados mensualmente al personal con derecho a los mismos conforme a lo determinado por este Decreto y su reglamentación.

 

ARTÍCULO 57.- El personal tendrá derecho a ser compensado como consecuencia de los gastos en que incurra por órdenes de servicio y que no estén contemplados en los rubros re­tributivos.

 

ARTÍCULO 58.- El Poder Ejecutivo determinará el monto de los sueldos, suplementos, viáticos, becas, horas extraordi­narias y compensaciones, cuidando de mantener proporcionalidad con los lineamientos salariales que se dispongan para el personal de las Policías de la Provincia, Leyes 13.201 y 13.202. En orden a ello, cuando se otorgue una mejora salarial al personal de las Policías, deberá recomponerse proporcionalmente al personal comprendido en el presente Decreto, en la forma que determine la reglamentación.

 

ARTÍCULO 59.-  El Poder Ejecutivo adecuará la instrumentación al régimen de la Ley 24.557 del personal comprendido en el presente.

 

CAPÍTULO XV

REGIMEN DISCIPLINARIO

 

ARTÍCULO 60.- El personal comprendido en el presente quedará sometido al ré­gimen disciplinario establecido por este Decreto y su reglamen­tación, sin perjuicio de las penas que le pudieren corres­ponder si el hecho constituyere delito.

 

ARTÍCULO 61.- Por las faltas cometidas, tanto en el servi­cio como fuera de él, corresponderá la aplicación de las siguientes sanciones:

Apercibimiento.

Suspensión sin goce de haberes.

Cesantía.

Exoneración.

Separación de Retiro.

 

ARTÍCULO 62.- El apercibimiento consiste en un llamado de atención documentado por escrito y registrado en el legajo personal del efectivo. Se formulará siempre en términos correctos, tendiente a hacerlo recapacitar respecto de su conducta.

 

ARTÍCULO 63.- La suspensión sin goce de haberes consiste en la privación temporal de los derechos inherentes al empleo o grado, con la pérdida del sueldo y de todo otro emolumento por el tiempo de la sanción. No implica la interrupción de la dependencia laboral, por lo que el suspendido, queda sujeto a las Leyes y reglamentaciones aplicables. El tiempo de la sanción no se computará para la antigüedad en el servicio, pudiendo darse por cumplida en cuanto al tiempo para su reintegro al servicio activo, con la desafectación del servicio que hubiere sufrido el causante. Será aplicable a todo el personal, con la sola excepción de los retirados.

 

ARTÍCULO 64.- La cesantía y la exoneración importan la separación, pérdida del empleo y los demás derechos inherentes al mismo. 

 

ARTÍCULO 65.-  La separación de retiro es aplicable al personal retirado y apareja la exclusión de la situación de revista respectiva, con pérdida definitiva de los derechos correspondientes.

 

ARTÍCULO 66.- El Poder Ejecutivo determinará las conductas que constituyen falta simple, leve o grave y las sanciones que para cada una de ellas corresponda, así como las atenuantes y agravantes. 

 

ARTÍCULO 67.- Se considerarán falta simple los hechos que infrinjan normas vinculadas al aseo personal, al orden, indumentaria, conservación de materiales de trabajo, corrección en el trato con el público. 

 

ARTÍCULO 68.- Se considerarán faltas leves las vinculadas con las normas que determinen faltas de puntualidad, inasistencias injustificadas, declaraciones públicas estando bajo sumario sobre los hechos que motivaron el mismo,  reclamos o recursos infundados, utilización de influencias para definir destinos laborales, falta de respeto a la superioridad. 

 

ARTÍCULO 69.- Se considerarán faltas graves las inherentes a conductas que involucren al personal en hechos de corrupción, abandono del servicio, actos que impliquen la violación de derechos humanos, uso abusivo de su status profesional, incumplimiento de  órdenes de servicios. 

 

ARTÍCULO 70.- Las sanciones de suspensión mayor de diez (10) días, la cesantía y la exoneración, como así la separación de retiro sólo podrán ser aplicadas previo sumario administrativo. La reglamentación fijará el procedimiento sumarial y deter­minará la autoridad facultada para aplicar cada una de las sanciones previstas en el presente Capítulo.

 

ARTÍCULO 71.- El apercibimiento y la suspensión serán recurribles ante la autoridad que determine la reglamentación, la que fijará asimismo el plazo para interponer el recurso y su procedimiento. La cesantía y la exoneración serán susceptibles de los recursos que se establezcan por vía reglamentaria, sin perjuicio de la impug­nación por acción judicial. 

 

ARTÍCULO 72.- El Poder Ejecutivo determinará las formas, plazos y condiciones en que se extinguirá la potestad disciplinaria, en orden a las siguientes causales:

 

a)  Fallecimiento del imputado.

b)  Desvinculación del agente, excepto que la sanción que correspondiera pueda modificar la causal de cese.

c)   Prescripción: Cuando el hecho importare responsabilidad penal y disciplinaria, la prescripción de la acción se regirá por las disposiciones del Código Penal. Cuando importare responsabilidad disciplinaria únicamente, la acción prescribirá a los dos (2) años de cometida o conocida la comisión de la falta.

 

ARTÍCULO 73.- El personal de las Policías de la Provincia de Buenos Aires, encuadrado en las leyes 13.201 y 13.202, tendrá facultades disciplinarias respecto del personal de revista en el Escalafón de Apoyo a las Policías, siempre y cuando ostente un grado superior.

El Personal de Apoyo a la Policías de la Provincia, sólo podrá ejercer facultades disciplinarias respecto del personal que revistiere en su mismo agrupamiento, y sobre el cual ejerza la superioridad.

Exceptúense de lo expuesto precedentemente los casos de personal que aunque pertenezca a otro agrupamiento se encuentre en una relación funcional de dependencia, respecto de quien ejerza la facultad disciplinaria.

 

ARTÍCULO 74.- Déjese establecido que tanto el personal de las Policías de la Provincia, como el Personal de Apoyo a las Policías, carecen de facultades disciplinarias respecto del personal del Sistema de Atención Telefónica de Emergencias. 

 

CAPÍTULO XVI

RETIRO

 

ARTÍCULO 75.- Podrá disponerse el retiro obligatorio del agente que se encuentre en condiciones de percibir el máxi­mo del haber jubilatorio previsto para su grado, conforme lo establece la Ley 13.236, de Retiros Jubilaciones y Pensiones, o alcance la edad de sesenta y cinco (65) años.

Se dispondrá el retiro obligatorio del perso­nal que no hallándose en situación de obtener la jubilación o el retiro, no pudiere continuar prestando servicios por razones de salud  física o psíquica, ocurrida en servicio o imputables al mismo, o si no hubiere resultado en tal circunstancia cuando contare con veinticinco (25) años de servicio efectivo.

 

ARTÍCULO 76.- El retiro voluntario se otorgará al personal siempre que registre veinticinco (25) años de cumplimiento efectivo de servicio y su haber previsional será el que se fije por la Ley 13.236, de Retiros, Jubilaciones y Pensiones. 

 

ARTÍCULO 77.- El retiro será activo hasta que el agente cumpla la edad de setenta (70) años, y pasará a ser absolu­to a partir de ese momento.

El personal en retiro activo podrá ser convocado a prestar servicios en las condiciones y oportunidades que establezca la reglamentación.

 

ARTÍCULO 78.- El personal en retiro tendrá los derechos y deberes que a continuación se establecen:

a)  Conservar las atribuciones del grado con que pasa a retiro.

b)  A la percepción de un haber previsional y demás compensaciones que se determinen para el personal en actividad, respetando el principio de movilidad.

c)   Utilizar los servicios de asistencia social que se presten al personal en actividad.

d)  Denunciar y aportar informes sobre todo delito que haya llegado a su conocimiento.

e)  Guardar y recibir, con relación al personal policial y otros funcionarios, el respeto y la consideración que la disciplina impone al personal en actividad.

 

CAPÍTULO XVII

BAJA

 

ARTÍCULO 79.- La baja importa la exclusión definitiva del agente de los cuadros del escalafón y la consecuente pérdida de su estado poli­cial limitado, sin perjuicio de los derechos previsionales que le pudieren corresponder. La baja podrá ser voluntaria u obli­gatoria.

 

ARTÍCULO 80.- La baja voluntaria podrá ser solicitada por razones particulares y sólo impedirá su otorgamiento alguno de los siguientes hechos:

a)  Razones de servicio debidamente fundadas y dispuestas por la autoridad de aplicación, por un plazo no mayor de tres (3) meses.

b)  Encontrarse cumpliendo sanción disciplinaria.

 

ARTÍCULO 81.- En los casos en que el agente se encontrare con sumario pendiente, la baja por razones particulares le podrá ser concedida, supeditada a  los efectos y resultas del sumario.

 

ARTÍCULO 82.- La baja obligatoria será dispuesta en los siguientes casos:

a) Fallecimiento.

b) Cesantía o exoneración, cualquiera fuese la antigüe­dad del agente y sin perjuicio de los derechos previsiona­les que le correspondan legalmente.

c) Enfermedad o lesión no imputable al servi­cio, luego de agotadas las licencias para el tratamiento de la salud, cuando no pudiere acogerse a los beneficios previsionales.

d) Cuando en los exámenes psicofísicos periódicos sur­giera una disminución grave de las aptitudes profesionales y personales que le impidan el normal ejercicio de la fun­ción que le compete, y no pudiere ser asignado a otro destino ni acogerse a los beneficios previsionales.

e) Cuando el promedio de las calificaciones durante dos (2) años consecutivos no supere el puntaje que determine la reglamentación, sin perjuicio de los recaudos a tomar para reconvertir la situación del agente con la primer calificación insuficiente.

 

CAPÍTULO XVIII

REENCASILLAMIENTO DE PERSONAL DE LAS POLICÍAS

CON LESIONES O ENFERMEDAD INCAPACITANTE PARA SU FUNCIÓN

 

ARTÍCULO 83.- El personal de las Policías de la Provincia de Buenos Aires, que como consecuencia de lesiones o enfermedades permanentes, se encontrare inhabilitado para desempeñar las funciones propias de cada policía, pero pese a su capacidad disminuida, pueda desempeñarse en las funciones del presente Estatuto, siempre que no contare con los años de servicio que ameriten su pase a retiro, podrá ser reencasillado en el presente Decreto por el tiempo necesario, en las tareas propias del agrupamiento que su capacidad le permita.

Si como consecuencia de la reubicación ha que hubiere lugar surgiera una disminución de los haberes, la diferencia se continuará liquidando en concepto de “diferencia por readecuación laboral” conforme lo determine la reglamentación.

 

CAPÍTULO XIX

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

ARTÍCULO 84.- El personal que al momento de entrar en vigencia el presente Decreto revistare en el escalafón Servicios Generales del agrupamiento Servicios del Decreto Ley 9550/80 (T.O. Decreto nº 1068/95), será reencasillado en el agrupamiento Servicios Generales del Estatuto para el Personal de Apoyo que se crea por esta Ley conforme los criterios de reconversión expuestos en el Anexo 1. d) del presente Decreto.

 

ARTÍCULO 85.- El personal que al momento de entrar en vigencia el presente Decreto revistare en el escalafón Profesional, Administrativo o Técnico del agrupamiento Servicios del Decreto Ley 9550/80 (T. O. Decreto 1.068/95), será reencasillado en el agrupamiento Profesional, Administrativo o Técnico del estatuto para el personal de apoyo a las Policías, conforme su especialidad y de acuerdo a los criterios de reconversión expuestos en el Anexo 1. e) del presente Decreto.

 

ARTÍCULO 86.- Facúltese al señor Ministro Secretario en el Departamento de Seguridad a efectuar la reconversión de los recursos humanos que por la naturaleza de su función, deban revistar en el presente Decreto.

 

ARTÍCULO 87.- El personal que al momento de entrar en vi­gencia el presente Decreto revistare como Correo en el agrupamiento Personal Civil del Decreto-Ley 9550/80 y su Decreto reglamentario, podrá optar por ser incorporado al presente Estatuto en la medida que sus conoci­mientos y experiencia debidamente acreditados y evaluados así lo justifiquen, o al régimen de la Ley 10.430.        

 

ARTÍCULO 88.- Si como consecuencia de la reubicación escalafonaria, en el nuevo escalafón, se produjera una disminución de los haberes, deberá continuar liquidándose la diferencia generada, en concepto de “diferencia por reencasillamiento”.

Los posteriores incrementos de remuneración que correspondan al agente por promoción o por cualquier otra causa en cualquiera de los conceptos que integran su remuneración, serán tomados del suplemento mencionado hasta la extinción del mismo.

 

ARTÍCULO 89.- Los agentes que al momento de cesar en el servicio activo estuvieren percibiendo una retribución mayor a la que corresponda a su grado de conformidad a lo previsto en el artículo precedente, para la determinación del haber de retiro, jubilación o pensión, se computará lo que efectivamente percibía a la fecha del cese. En cuanto a la movili­dad del haber de retiro, jubilación o pensión de estos agentes, sólo se operará cuando la remuneración del cargo en el cual revistaban al momento del cese supere la efecti­vamente percibida por ellos en esa oportunidad.

 

ARTÍCULO 90.- Facúltese al señor Ministro Secretario en el Departamento de Seguridad a dictar las normas complementarias, interpretativas y aclarato­rias que sean necesarias a los efectos de resolver las si­tuaciones particulares que se presenten como consecuencia del reencasillamiento del personal, con motivo de la entrada en vigencia del presente Decreto. Antes de dictar dichas normas deberá requerir la opinión no vinculante del directorio de la Caja de Jubila­ciones y Pensiones de las Policías de la Provincia de Bue­nos Aires.

 

ARTÍCULO  91.- El presente Decreto deberá ser reglamentado en un plazo de sesenta (60) días a partir de su publicación en el Boletín Oficial.

 

ARTÍCULO 92.- Hasta tanto se de cumplimiento a lo previsto en el artículo precedente, será de aplicación supletoria el Decreto 3.326/04 -reglamentario de la Ley 13.201- y sus modificatorias, en la medida que no resulte incompatible con los principios rectores del presente Decreto.

 

ARTÍCULO  93.- Deróguese el Decreto Ley 9.550/80 (T. O. por Decreto 1.068/95) y modificatorias y su reglamentación aprobada por Decreto 1.675/80 normas modificatorias y complementarias.

 

ANEXO 1.b

 

ESCALAFÓN DEL PERSONAL DE APOYO DE LAS POLICÍAS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

GRADO

DENOMINACIÓN

AGRUPAMIENTO

PROFESIONAL

TÉCNICO

ADMINISTRATIVO

SERVICIOS GENERALES

8

Comisionado

I

I

I

 

7

Inspector

II

II

II

 

6

Capitán

III

III

III

 

5

Teniente Primero

IV

IV

IV

I

4

Teniente

V

V

V

II

3

Subteniente

Ingresante

VI

VI

III

2

Sargento

 

Ingresante

Ingresante

IV

1

Oficial

 

 

 

Ingresante

 

ANEXO 1.b

 

ESCALAFÓN DEL PERSONAL DE APOYO DE LAS POLICÍAS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

GRADO

DENOMINACIÓN

AGRUPAMIENTO

PROFECIONAL

TÉCNICO

ADMINISTRATIVO

SERVICIOS GENERALES

11

Comisionado

I

I

I

 

10

Inspector

II

II

II

 

9

Capitán

III

III

III

 

8

Teniente Primero

IV

IV

IV

 

7

Teniente

V

V

V

I

6

Subteniente

Ingresante

VI

VI

II

5

Sargento

 

Ingresante

VII

III

4

Oficial

 

 

Ingresante

IV

3

Auxiliar 1°

 

 

 

V

2

Auxiliar 2°

 

 

 

VI

1

Auxiliar 3°

 

 

 

Ingresante

 

 

ANEXO 1.c

 

ESCALAFÓN DEL PERSONAL DEL SIETEMA DE ATENCIÓN TELEFÓNICA DE EMERGENCIAS

 

GRADO

DENOMINACIÓN

CLASE

 

3

Jefe de Sala

 

2

Supervisor

I

II

III

1

Operador Telefónico

I

II

III

IV

V

 

 

ANEXO 1.d

 

REENCASILLAMIENTO DEL PERSONAL DEL ESCALAFÓN SERVICIOS GENERALES

(DECRETO LEY 9550/80) EN EL

AGRUPAMIENTO SERVICIOS GENERALES DEL NUEVO ESCALAFÓN

 

Escalafón Servicios Generales

Decreto Ley 9550/1980

Agrupamiento Servicios

Generales Nuevo Escalafón

Suboficial Mayor

Teniente

Suboficial Principal

Subteniente

Sargento Ayudante

Sargento 1°

Sargento

Sargento

Cabo 1°

Oficial

Cabo______________________________

Agente

 

ANEXO 1.d

 

REENCASILLAMIENTO DEL PERSONAL DEL ESCALAFÓN SERVICIOS GENERALES (DECRETO LEY 9550/80) EN EL AGRUPAMIENTO SERVICIOS GENERALES DEL NUEVO ESCALAFÓN

 

Escalafón Servicios Generales

Decreto Ley 9550/1980

Agrupamiento Servicios

Generales Nuevo Escalafón

Suboficial Mayor

Teniente

Suboficial Principal

Subteniente

Sargento Ayudante

Sargento 1°

Sargento

Sargento

Oficial

Cabo 1°

Auxiliar 1°

Cabo

Auxiliar 2°

Agente

Auxiliar 3°

ANEXO 1.e

 

REENCASILLAMIENTO DEL PERSONAL DEL ESCALAFÓN PROFESIONAL, ADMINISTRATIVO Y TÉCNICO DEL AGRUPAMIENTO SERVICIOS (DECRETO LEY 9550/80) EN EL NUEVO ESCALAFÓN

 

Escalafón Profesional,

Administrativo y Técnico

Decreto Ley 9550/1980

Nuevo Escalafón

Comisario Mayor

Comisionado

Comisario Inspector

Inspector

Comisario

Capitán

Subcomisario

Oficial Principal

Teniente Primero

Oficial Inspector

Oficial Subinspector

Teniente

Oficial Ayudante

 

 

Publicado en el Boletín Oficial el día 23 de agosto de 2005.-

VOLVER A LEGISLACION